MLB; Combo de noticias: Ahora los Dodgers pueden respirar, con un ojo en la postemporada. Y MUCHO +

14/9/17
11:52 PM

 

 

 

SAN FRANCISCO – Los Dodgers no estaban conscientes de que habían asegurado su boleto a la postemporada el martes por la noche, pero sí sabían que la victoria por 5-3 sobre los Gigantes acabó con una mala racha de 11 derrotas consecutivas.

El miércoles, la joya de Yu Darvish ayudó a Los Angeles a ganar su segundo partido seguido luego del enorme bache.

“Mientras más derrotas tengas se hace más difícil ganar juegos, así que estoy contento de que pudimos ganar”, mencionó el lanzador ganador del martes, Clayton Kershaw.

Con una ventaja sobre Arizona de 10 juegos, el número mágico de los Dodgers para ganar la División Oeste de la Liga Nacional es de ocho. Luego de ir en picada al perder 16 de 17 partidos, los azules aún cuentan con ventaja de local para la postemporada con 16 partidos todavía por disputarse.

Los Dodgers están buscando su quinto título divisional consecutivo, al igual que su primera Serie Mundial desde 1988. Hace apenas tres semanas, los Dodgers estaban teniendo una de las temporadas más dominantes en la historia, con la portada de la revista “Sports Illustrated” preguntándose si eran el mejor equipo de todos los tiempos.

“Cuando tienes un inicio como el de nosotros, los equipos te tienen en la mira, las personas se preparan y salen a vencerte”, mencionó el manager de los Dodgers, Dave Roberts. “Ahora, con estas victorias, podemos respirar y reajustar. Ves a algunos muchachos disfrutando una victoria más de lo que normalmente se celebra. Eso es bueno.

Si se mantienen con el mejor récord, los Dodgers abrirán la postemporada contra el ganador del Juego de Comodín del Viejo Circuito. Actualmente, los rivales divisionales D-backs y Rockies están en posición para disputar dicho encuentro. Los Dodgers tienen récord de 8-11 contra Arizona este año y 7-10 ante los Rockies (con tres juegos aún por disputarse en Denver).

Los Nacionales de Washington ya aseguraron el Este de la Liga Nacional y los Cachorros de Chicago encabezan la Central. Podría repetirse el mismo escenario del año pasado para los Dodgers en los playoffs, quienes derrotaron a Washington en la Serie Divisional, pero perdieron ante Chicago en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Los Dodgers todavía están en proceso de ordenar su rotación abridora para la postemporada – Kershaw, Darvish, Alex Wood y Rich Hill encabezan la lista – al igual determinar quién ocupará el jardín izquierdo y cuánto tiempo podrían jugar Curtis Granderson, el boricua Kike Hernández, Joc Pederson y Andre Ethier. El primera base mexicano Adrián González está apostando por algún papel, luego de perderse gran parte de la campaña por lesiones en la espalda.

Los Indios activan al relevista zurdo Andrew Miller

CLEVELAND – Los Indios activaron al relevista Andrew Miller de la lista de incapacitados.

El zurdo se ha recuperado de una tendinitis en la rodilla izquierda, dolencia que lo limitó a apenas tres presentaciones en agosto ninguna en este mes.

En 48 juegos por los Indios en el 2017, Miller lleva efectividad de 1.65 con 79 ponches y 17 bases por bolas en 54.2 entradas.

—————————————

Se ve cada vez más a jugadores de posición subiéndose al montículo

Se ve cada vez más a jugadores de posición subiéndose al montículo

Cuando a Buck Showalter le contaron que el receptor suplente Rob Brantly había lanzado la novena entrada por los Medias Blancas hace unos días, el manager de los Orioles puso cara de desconcierto.

“¿Un jugador de posición lanzando en septiembre?”, preguntó Showalter, quien no podía creer que algo así hubiese ocurrido en el mes en el cual se expanden los rosters.

Sí, le dijeron a Showalter. De hecho, ha pasado tres veces este mes. El Día del Trabajo, el cubano Leonys Martín hizo su debut con los Cachorros en el montículo y no en los jardines. Y el jueves pasado, Brantly trabajó esa última entrada durante la paliza que les propinaron los Indios a los Medias Blancas. El sábado, finalmente, el tercera base de los Astros J.D. Davies vino a lanzar al final del primero de una doble tanda para que el manager A.J. Hinch tuviese su bullpen fresco para el segundo duelo.

“Un jugador de posición lanzando en septiembre”, repitió un sorprendido Showalter.

Pues sí, por estos días hay peloteros de posición lanzando todo el tiempo.

Bueno, está bien, decir eso es una exageración. Pero para los estándares históricos, la tasa del use de bateadores como pitchers es algo que nunca habíamos visto en las Grandes Ligas.

La actuación de Davis durante el fin de semana pasado fue la 35ta vez esta temporada en la que un jugador de posición lanza en el 2017, y la primera vez que ese número pasa de 30.

Obviamente, los jugadores de posición vienen a lanzar en palizas. Todos esos juegos en los que han venido a trabajar esta temporada han sido decididos por cinco carreras o más. Y los datos nos aseguran que no se trata de una aberración simplemente porque haya habido más partidos de un solo lado este año.

Lo que tenemos aquí es una tendencia muy clara y de alguna manera, asombrosa. Hace 11 años, en el 2006, ni un jugador de posición lanzó. En el 2005, hubo apenas uno.

“Siento que con la forma en la que los equipos están construidos ahora, los relevos son más especializados y los muchachos se utilizan más por ciertas razones”, dijo el segundo receptor de los Mellizos, Chris Giménez. “Los abridores ya no van ocho, ni nueve innings. Son cinco episodios y después viene el bullpen a encargarse del resto del juego. Cuando haces eso muchas veces, llega un momento en el que tienes que darles un descanso a esos pitchers. Pienso que es más fácil poner a lanzar al receptor suplente o a un infielder, un jardinero”.

Giménez sabe de lo que habla. Él personalmente es responsable de seis de las 35 actuaciones de jugadores de posición en el morrito este año (otros cinco lo han hecho más de una vez). Es, de hecho, la mayor cantidad en una temporada en los últimos 50 años.

Extrañamente, eso ha convertido a Giménez en una pieza muy valiosa para el manager de los Mellizos Paul Molitor, pues en Minnesota este año cada inning ha sido valioso en la dura pelea por la postemporada.

“Yo no estoy tratando de hacerme propaganda con esto”, dijo Giménez. “Pero si alguien puede hacer algo así, para que le puedas dar un descanso a tus relevistas, puede ser beneficioso para un equipo. Quizás al relevista si lo uses cuatro días seguidos en vez de tres, se te lesiona y lo pierdes por el resto de la temporada”.

No hace falta decir que los juegos dependen más y más del relevo, pero sólo para poner un par de números en la conversación, este año los abridores promedian tan sólo 5.56 entradas por salida. El año pasado se marcó un récord con 5.64. Hace 10 años, promediaban 5.79. Hace 20 ese número era de 5.99.

Entonces, esos innings perdidos tienen que salir de alguna parte. Si un equipo no tiene una rotación llena de caballos que acumulen muchas entradas o un bullpen repleto de pitchers con muchas opciones para ser enviados a las menores, es muy fácil fatigar a tu cuerpo monticular, especialmente si tu roster tiene lo normal de 13 jugadores de posición y 12 lanzadores.

“Los equipos no están tratando de tener a ocho relevistas en el bullpen”, dijo el manager de los Indios, Terry Francona. “A mí me encanta eso (ocho relevistas), pero Chris (Antonetti) y muchos gerentes dicen que no vale la pena, así que te vas con siete. Y si te dan una paliza, ¿a quién le importa si pierdes por 12 o por 13?”.

Más posible es la idea de que los managers de esta época entienden mejor de probabilidades y saben cuándo es hora de olvidarse de un juego.

“Algunas veces tienes que sobrevivir para poder pelear al día siguiente, pero es difícil saber cuándo llega ese momento”, dijo Showalter.

Los managers no le entregan la pelota a un jugador de posición para mantener un partido cerrado, por supuesto, pero en 19 de esos 35 casos en los que han lanzado este año no han permitido carrera. Sin embargo, lo relevante de verdad en todos esos casos es el espacio que llenan jugadores como Giménez en una época en la que cuidar tu pitcheo es tan importante.

“Yo le había dicho a Molitor que tenía que lanzar todos los juegos que pudiese antes de que se expandiesen los rosters en septiembre”, dijo Giménez.

Pues resulta que ni siquiera eso ha podido disminuir la inundación de bateadores subiéndose el montículo.

————————————

Félix Hernández se reintegra a la rotación de los Marineros

 

El as venezolano Félix Hernández fue activado y estuvo programado para abrir por los Marineros en el cierre de la serie de Seattle contra los Rangers.

Hernández ha estado fuera de acción dos veces esta temporada, debido a molestias en el hombro de lanzar. Su última apertura fue ante Texas el 31 de julio, cuando concedió cuatro carreras en 5 1/3 episodios.

El derecho no tuvo una asignación de rehabilitación. Por eso los únicos bateadores que enfrentó desde que pasó a la lista de incapacitados fueron en dos entradas de 35 pitcheos en un partido simulado el viernes pasado ante algunos de sus compañeros.

El piloto de Seattle, Scott Servais, espera limitar a Hernández a 50 lanzamientos y tendrá habrá relevo largo, posiblemente del mexicano Yovani Gallardo o Andrew Albers.

Jay Bruce ha sido una figura clave en la racha de los Indios

Jay Bruce ha sido una figura clave en la racha de los Indios

CLEVELAND — Cuando los Atléticos ganaron su 20mo partido consecutivo el 4 de septiembre del 2002, fue el cuadrangular de Scott Hatteberg en el Coliseo que le dio a Oakland la racha más larga en la historia de la Liga Americana. En la victoria de los Indios 5-3 sobre los Tigres el miércoles en el Progressive Field, fue el jonrón de tres carreras de Jay Bruce en el cierre de la primera entrada que ayudó a la Tribu a romper el récord de los Atléticos al extender su seguidilla a 21 partidos.

Después del encuentro, Bruce y Hattaberg — quienes fueron compañeros en los Entrenamientos de Primavera con los Rojos del 2006 al 2008 — intercambiaron mensajes de texto la noche del martes después de que Cleveland empató la marca de los Atléticos del 2002.

“Sólo dije, ‘¿quién se lo llegó a imaginar?'”, contó Bruce. “Él me deseó suerte y dijo que ganáramos otro juego y un anillo”.

Detroit tomó la ventaja tempranera en el primer capítulo cuando el antesalista dominicano Jeimer Candelario pegó un doblete productor contra el abridor Mike Clevinger. Marcó apenas la segunda ocasión en sus últimos 21 compromisos que los Indios no prendieron la pizarra primero en un juego. Pero aquella desventaja no duró tanto, luego de que el bambinazo de Bruce le diera la ventaja definitiva a la Tribu.

“Diría que en estos momentos era de esperarse”, señaló Clevinger acerca del momento en que Cleveland tomó la ventaja. “Fue importante, especialmente después del — no diría decepcionante primer inning — pero no realicé los pitcheos que quería. Y luego el jonrón de Bruce me dio tranquilidad”.

El vuelacercas de Bruce fue el quinto desde que se integró a los Indios el 9 de agosto por medio de un canje con los Mets y su 34to en la campaña, igualando su marca personal.

“Pienso que traigo algo positivo a este equipo”, declaró Bruce. “Este equipo me ha dado algo positivo también. La situación te motiva un poco más. No son todos los días que puedes pegar tantos hits o empujar tantas carreras. La verdad, sólo quieres hacer lo que puedas para ayudar a estos muchachos a ganar”.

Según Statcast™, el bambinazo de Bruce caminó 380 pies de distancia y tuvo una velocidad de salida de 99.6 millas por hora.

“Bruce trae un bate que puede impulsar carreras detrás de [los dominicanos] Edwin Encarnación y Carlos Santana“, indicó el manager de Cleveland, Terry Francona. “Si el oponente comete un error, Bruce sabe qué hacer”.

El jonrón de Bruce y la remolcada de Encarnación en el tercer capítulo continuaron el factor común en la racha: La Tribu ha sobre-anotado a sus rivales 68-13 en las primeras tres entradas en sus últimos 21 partidos. Cleveland sólo ha estado abajo en el marcador en cuatro de los 189 episodios completos en su cadena de triunfos.

La carrera tempranera de los Felinos el miércoles marcó la primera vez que tuvieron la ventaja sobre los Indios en cualquier momento desde el 9 de julio, cuando el abridor Michael Fulmer guio a Detroit a una victoria por 5-3 sobre Cleveland. Además, el doble productor de Candelario les dio la primera carrera de los Tigres en la serie de tres encuentros.

Aunque Bruce no estaba con los Indios cuando ganaron 14 seguidos en el 2016, el guardabosque ha sido pieza clave en el conjunto desde que llegó. El veterano ha encajado muy bien en la Tribu, con el club consiguiendo foja de 30-5 desde su primer partido en el uniforme de Cleveland el 10 de agosto. En 27 juegos con los Indios, Bruce ha bateado .253 con cinco vuelacercas, cinco dobles y 18 impulsadas.

“Son pocas las veces que llega la oportunidad de estar en un equipo como éste”, manifestó Bruce. “Me siento muy, muy afortunado de estar en esta situación.

“Solamente quiero ser parte de algo más grande que una sola persona. Creo que todos en el clubhouse piensan lo mismo. Entonces, ha sido muy fácil la transición y los muchachos me han recibido con los brazos abiertos. Parece que hubiera estado aquí todo el año”.

Los Medias Rojas activaron al abridor David Price

Los Medias Rojas volverán a contar con David Price justo a tiempo para la recta final. Según el dirigente de Boston, John Farrell, el zurdo tirará como relevo largo por el resto de la temporada regular.

El club activó a Price el jueves, más de siete semanas después de que el zurdo pasó a la lista de incapacitados debido a una inflamación en el codo de lanzar.

Esta fue la segunda estadía en la lista de lesionados para Price, quien ha realizado apenas 11 presentaciones en su segunda campaña con los Patirrojos. Price lleva foja de 5-3 con 3.82 de efectividad en el 2017.

Price firmó un pacto de siete años y US$217 millones con los Medias Rojas antes de la temporada del 2016, el mayor contrato para un lanzador en la historia de Grandes Ligas.

——————————–

Juan Carlos Ramírez tratará de evitar una cirugía en el codo derecho

ANAHEIM — El lanzador nicaragüense de los Angelinos, Juan Carlos Ramírez, reveló que tiene un desgarre en un ligamento del codo derecho y que ha recibido una inyección de sus propias células madre. Éste fue el mismo tratamiento que el otro abridor de Los Angeles-Anaheim, Garrett Richard, recibió para evitar la operación Tommy John el año pasado.

Ramírez pasó a la lista de incapacitados de 60 días a comienzos de este mes, debido a lo que el club calificó como un tirón en el codo de lanzar, pero el derecho luego informó que un análisis de resonancia magnética reveló el desgarre.

“Fue menos grave que el de Richard”, explicó Ramírez. “Por eso optamos por la inyección. Fue serio el desgarre, pero no tanto. La inyección ayudará a que el ligamento sane”.

Ramírez recibió la inyección el 24 de agosto y dijo que esperará seis semanas antes de volver a consultar con el especialista. Una cirugía Tommy John todavía no ha sido presentada como una alternativa y el diestro espera que pueda volver a tirar en noviembre.

Tomado de : LasMayores.com

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.