Isco seguirá siendo del Real Madrid hasta el 2022, al menos ese parece el mansaje del club, quien amplió su contrato hasta este año, y le puso un blindaje, que parece impagable: 700 millones de euros de cláusula por si alguien quiere comprarlo.

Isco, de 25 años, se unió al Real Madrid proveniente del Málaga en 2013 y fue protagonista del club durante la ausencia de Gareth Bale debido a una lesión durante la pasada temporada en la Liga de Campeones y los títulos de La Liga. El internacional español, cuya juego estelar continuó después del regreso de Bale al final de la temporada y en la nueva campaña tanto para el club como para la selección, ha dado al entrenador Zinedine Zidane un dilema de elección, con muchos fieles del Bernabeu pidiendo que Isco sea titular por delante del exdelantero del Tottenham.

El presidente del club, Florentino Pérez ya había anticipado la renovación en entrevista con la Cadena Ser: “Isco llegó aquí cuando era muy joven y todo lo que ha hecho es mejorar. Actualmente está jugando como esperábamos. Vamos a anunciar su renovación de contrato en los próximos días, una renovación que está cerrada”.