ANAHEIM — El estelar intermedista de los Astros de Houston José Altuve reconoció que gracias a su experiencia y profesionalismo, puede mantener un nivel de juego que tiene a los Astros a las puertas de la postemporada, mientras Houston era azotada por el huracán Harvey, al tiempo que las noticias que llegan cada día de su natal Venezuela, no son las mejores.

”Para eso somos profesionales, para saber manejar esas emociones y gracias a Dios, que todo está saliendo bien”, aseguró a ESPN Digital el jueves por la noche el pelotero candidato al JMV de la Liga Americana, luego de la victoria 5-2 que los Astros lograran frente a los Angelinos en Anaheim.

La novena texana se llevó la serie de tres desafíos, 2 triunfos a uno, dejando su número mágico en 3, para amarrar la División Oeste en la Liga Americana.

El triunfo fue para Brad Peacock (11-2, efectividad de 2.98), mientras que la derrota quedó en los registros de Ricky Nolasco (6-14, efectividad de 5.11).

”Estamos muy cerca de asegurar nuestra división y por ello, cada victoria es muy importante, sin embargo, nosotros tratamos de jugar de la misma manera que lo venimos haciendo, frente a cada rival”, agregó Altuve, quien en sus cuatro turnos logró enbasarse en dos ocasiones y se encargó de anotar la cuarta carrera de su equipo.

Ahora, la tropa comandada por A.J. Hinch, regresa a casa, para iniciar una estadía en la que sostendrán tres tandas de tres duelos cada una, frente a los Marineros de Seattle, Medias Blancas de Chicago y los propios Angelinos.

Un tramo, en el que, casi es seguro, de que podrán descorchar la champaña en casa.

”Al final del día, no importa dónde lo logremos, pero tenemos la suerte que se nos presenta la oportunidad de hacerlo en casa y de esa forma poder darle ese regalo a la fanaticada”, dice el pelotero venezolano.

¿Cómo valoras tus logros individuales, un promedio de bateo de .346, un centenar de carreras anotadas, 76 empujadas, 190 hits, 38 dobles, 23 vuelacercas y 31 estafas, frente a las ambiciones colectivas del equipo?

”Yo considero que todo lo que cada pelotero logra individualmente, sirve para ayudar al equipo y yo estoy muy contento de volver a tener un buen año, porque el equipo también está saboreando una gran temporada y considero que tenemos un futuro brillante por delante”.

Muy cerca de Altuve estuvo su compatriota, el guardabosques izquierdo Marwin González, quien tuvo a su cargo el peso de la ofensiva en esta jornada. Se fue de 4-2, con una carrera anotada y dos empujadas.

Anotó la primera de Houston, que tomaba ventaja de 2-0, en el segundo episodio y cuando los Angelinos amenazaban, pues habían recortado la distancia a una sola carrera, conectó un batazo de dos esquinas que impulsó otras dos anotaciones.

”Fue una gran noche para nosotros y la clave, considero que fue nuestro lanzador abridor, quien tiró un gran juego, hizo algo espectacular, porque cuando ellos nos hicieron una carrera y se acercaron, él nos mantuvo en el juego”.

Pero usted luego disparó ese doble, generador de otras dos carreras.

”Sí, nosotros necesitábamos la tranquilidad y llegó con esas dos carreras, ya que por suerte, logré ese batazo”.

Ahora, ustedes tienen la posibilidad de amarrar la división, ante su afición.

”Así es, ya estamos bien cerca y esperamos lograrlo esta semana, para celebrarlo en casa”.