Dihigo en la filatelia cubana

11/10/17
10:05 pm

 

 

 Por y en colaboración con la peña del amigo:

Los héroes deportivos son tan importantes y venerados como los patriotas. Si el béisbol es pasión de los cubanos es porque forma parte de la evolución de la nacionalidad, por tanto Cuba debiera poseer muchas estampillas sobre ese apasionante fenómeno de bates y strikes, heredado de sus vecinos norteamericanos.

Hay suficientes estampillas temáticas sobre el tema, aunque pocas rinden el debido culto con nombres y apellidos a los grandes jugadores anteriores a la creación de las Series Nacionales.

Por suerte Martín Dihigo es de los pocos agraciados, figura que amerita mucho más, pues aparece en dos estampillas, ambas emitidas mucho después de su fallecimiento.

 

El primero de los sellos postales que rindió homenaje al Inmortal, al Maestro, correspondió a un cuarteto de valores correspondientes a la emisión de 1992 con motivo a la exposición Olymphilex, donde también figuraron Ramón Fonst, Sergio “Pipián” González y Eligio Sardiñas “Kid Chocolate”.

De los antes mencionado solamente Fonst fue atleta olímpico, por tanto es una serie curiosa atendiendo a que el tema fundamental era una exposición con motivo a los juegos estivales de Barcelona.

No obstante, enhorabuena llegaron las estampillas porque nunca antes la filatelia se había acordado de un héroe del béisbol de antaño, de la etapa profesional, tal vez por los prejuicios contra el deporte rentado.

La estampilla de nuestro interés conjugó la reproducción mediante dibujo de una antigua foto del jugador, publicada en algunas revistas como Bohemia y Carteles.

 

Esa instantánea corresponde al momento en que Dihigo se encontraba en el dugout del equipo Habana, durante la década del 40, pero el dibujante no logró obtener un parecido convincente en su boceto, pues exageró la característica prognata de su frente, aumentó calvicie y disminuyó los ojos.

Además cometió muchos anacronismos históricos, pues en los 40 las gorras de los equipos profesionales no se confeccionaban como en los 90, con dos colores en su visera, por tanto la parte inferior de la de Don Martín nunca pudo ser verde, sino roja, color enterizo de la tela del forro del cartón protector.

Tampoco se ajusta la imagen del corredor, el infielder y el árbitro, evidentemente sacados de los años 80, en lo que se vislumbra como un posible juego de un Habana de Series Nacionales, con color marrón, o un equipo Cuba.

La segunda aparición de nuestro Inmortal sí fue fidedigna. Se trata de una hoja filatélica conmemorativa en el año 2004, por el aniversario 130 del Primer juego oficial de béisbol en Cuba, donde de izquierda a derecha, a manera de semicírculo parten las fotos de varias luminarias: Emilio Sabourín, José de la Caridad Méndez, Armando Marsans, Adolfo Luque, Conrado Marrero, Santiago “Changa” Mederos, José Antonio Huelga y en el cuadrante imperforado Martín Dihigo.

Ya en la era digital se tomaron fotos para el diseño de la hoja suvenir, por tanto todos los peloteros salen a todo color o en sepia sin riesgos de errores. Otra vez Dihigo luce la franela de los Leones del Habana.

El único detalle negativo es que ya la historiografía ha rectificado la fecha del 27 de diciembre de 1874 como día del Primer Juego Oficial, pues apareció documentación de otro partido en Cárdenas con fecha anterior y porque el título de oficial no se corresponde a lo acontecido entre el Matanzas y Habana: tan solo es el primer partido del que se tiene noticia con box score en la prensa.

¿Apenas dos sellos para Dihigo?

Sería bueno preguntarse el por qué el mejor peloteros de todos los tiempos en Cuba, en una nación cuyo deporte nacional es precisamente el béisbol, tiene tan pocas emisiones postales y representación, cuando por ejemplo el ballet y Alicia Alonso posee decenas y decenas de piezas de todo tipo.

No se trata de que la gran bailarina no amerite semejante homenaje, sino de que se compensen las temáticas en cuanto a cantidad y valores de universalidad.

Martín Dihigo está en tantos salones de la fama que podrían hacerse emisiones conjuntas con México, Venezuela y hasta con los Estados Unidos en un caso hipotético de buena voluntad tras avatares de histórico antagonismo.

En las pinacotecas están las imágenes de las Ligas Negras, el Veracruz mexicano, el Cienfuegos, Marianao, Habana, Almendares, Cuban Stars y tantos equipos por donde paseó la magia; solo resta que las veleidades de la política postal haga oídos y nos regale algún día más sellos del mejor pelotero.

 

Tomado de: Filatelia desde Cuba

 

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • El lector matancero on 14 enero, 2018 at 7:00 pm
    • Responder

    Creo que Martin Dihigio merece todos los homenajes,recordar que hay un libro con su biografía de Alfredo Lauro Santana Alonso matancero que en otro libro de su autoría (Palmar de Junco. Origenes del béisbol en Cuba) defiende el 27 de diciembre 1874 como el primer juego oficialde Cuba, pero no en Cárdenas ya en el mismo Matanzas en 1867 se había celebrado un juego entre vecinos procedentes de Matanzas y Marineros norteamericanos, juego ganado por Matanzas tal vez el primer juego de tanto que los cubanos le han ganado a USA y el primer partdo internacional de Cuba, todos estos datos avalados en el libro de Alfredo y extraído de la Aurora del Yumurí antiguo periódico matancero donde están reflejados estos juegos con Box Score y con datos dignos de envidia hoy en día, o sea el 99 % de los especialistas ponen al Palmar de Junco como el lugar del primer juego oficial de Cuba, y así esta en la historia. Hay un documental de Martin Dihigo, está esta hermosa peña con su gran página para mí la mejor de deporte en nuestro país con noticias interesantísimas donde te ponen a todos los peloteros cubanos en cualquier parte del mundo, hasta los que dirigen y juegan en España, Brasil, méxico, Italia y por supuesto MLB, liga japonesa y nuestra SNB con su poco nivel pero que seguimos con pasión, al igual que el homenaje que le hicieron el cementerio y la peregrinación en Cruces, y la tarja en el parque junto al banco donde se sentaba y hablaba con los pobladores . Creo que esta Peña y el programa Béisbol de Siempre han logrado rescatar a esta gran figura por supuesto el camino es largo pero ha dado frutos.

  1. Muy bueno el trabajo, creo tambien que solamente en 2 sellos es demasiado poco, creo que en ese aspecto estamos tambien esperando a que lo publiquen en muchos más sellos en el exterior que en cuba y si hay algo importante, lo sucedido hasta hoy se puede cambiar y creo que ya es hora de salvar el honor y hacer honor a quienes lo merecen y creo que entre los deportistas de todos los tiempos de este país Don Martín está entre los 5 primeros, así que se puede cambiar lo hasta ahora hecho y comenzar a pensar en el a la hora de hablar de deportes los filatélicos y el INDER de conjunto.

    • SIEMPRE NARANJA on 13 octubre, 2017 at 3:43 pm
    • Responder

    Que bueno ver cosas como éstas con las que uno siempre aprende. Gracias al amigo Pimentel hemos conocido la existencia de estos sellos. Muchas gracias amigo, personas como usted nos premian con sus aportes.

    Es verdad, no hemos sido lo suficientemente consecuente con nuestros ídolos deportivos a la hora de honrarlos. Muestra es este ejemplo de la filateli .

    Me gustó ver esos bonitos sellos.

    Un saludo

    • Rafa on 13 octubre, 2017 at 1:08 pm
    • Responder

    Oreidis, agradecerte por hacernos conocer de la filatelia en Cuba y nuestro Inmortal, cosa que yo no sabía.
    Y esa comparación que haces no está nada mal, el pueblo cubano es masivamente pelotero, y el ballet (que no tengo nada en contra) lo sigue un sector minoritario de la población. Por tanto no se justica que del ballet y Alicia Alonso hayan decenas de sellos postales, y de nuestro martin Dihigo tan pocos.

  2. Gracias por el aporte al conocimeinto y reconocimiento a esta figura q es un ícono para todos nosotros..

    • Valenzuela on 12 octubre, 2017 at 3:34 pm
    • Responder

    Bien didáctico este tema, realmente desconocía la emisión de estos sellos, lastima también sean tan pocas relacionadas con Dihigo, ojala se cumpla el deseo del autor de que la´´ política´´ postal logre la emisión de sellos postales del hombre que es la la imagen del beisbol cubano : El Inmortal Dihigo.

  3. Muy interesante este tema, ciertamente es poco frecuente ver en los sellos postales figuras deportivas y aunque se emite poco, el que nuestro inmortal tenga dos, le hace de cierta manera honor a su grandeza aunque aun es insuficiente para su inmensidad. El que guarde algún sellito de eso, tiene una joya de mucho valor en sus manos.. Gracias al amigo que nos permitio conocer sobre este detalle que al menos para mi era totalmente desconocido..

  4. Muchísimas gracias Oreidis, súper interesante su post, de hecho me entero gracias al mismo de estos sellos sobre MD. Mucha razón tiene usted en sus interrogantes y en lo inconcebible, que un país donde su deporte nacional sea el beisbol, apenas del que muchos consideramos el mejor pelotero del mismo tiene tan pocas emisiones postales y apenas se le da el valor que tanto merece. Da pena que en México y otras naciones MD sea casi más importante que en su propio país, es algo vergonzoso, por eso nuestra misión entre varias es sacarlo de ese anonimato en el cual lo tienen tirado y nosotros con ayuda de amigos como usted y otros estamos tratando de rescatar y darle el lugar que merece en la historia de nuestro país. Gracias amigo, muchas gracias y espero que este sea el primero de muchos trabajos suyos en colaboración con nuestra web. Saludos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.