MLB; Serie Mundial Desde la óptica de ESPN: Preguntas: ¿Podrán los energéticos Astros vencer a los Dodgers? Y MUCHO +

23/10/17
00:10 AM

 

 

 

¿Podrá José Altuve celebrar un par de jonrones de octubre en la Serie Mundial? Ronald Martinez/Getty Images

Durante una parte de la temporada, especialmente a finales de junio y principios de julio, los Dodgers de Los Angeles y los Astros de Houston se alternaban diariamente el mejor record en el deporte y el ser llamado el mejor equipo en el béisbol. El primer día luego del receso del Juego de Estrellas, los Astros tenían marca de 61-29 y los Dodgers 62-29, dos equipos que parecían destinados a algo especial. Ambas novenas, en especial los Dodgers, tuvieron sus problemas a lo largo del camino, pero ambos lograron enderezar la ruta y ahora los tenemos a ambos, con 100 victorias, en la Serie Mundial. Uno de ellos no gana desde 1988; el otro no ha ganado nunca. Nos esperan grandes emociones.

La Serie Mundial comienza el martes en la noche. Aquí les tenemos cinco preguntas.

¿Qué podemos esperar de José Altuve y la ofensiva de los Astros?

Fue, sin lugar a dudas, la mejor en el béisbol este año en todos los aspectos: mayor cantidad de carreras anotadas, mayor OPS, mayor promedio de bateo, porcentaje de slugging, porcentaje de embasamiento, más outs productivos, etc. Pero en los primeros cinco juegos en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, esa ofensiva fue completamente anulada por los Yankees, quienes permitieron apenas nueve carreras. El Yankee Stadium tuvo algo que ver con eso, pero una vez los Astros volvieron a casa comenzaron a dejar de buscar pitcheos fuera de la zona y comenzaron a batear nuevamente.

Debe haber algo de preocupación por la actuación por debajo de lo esperado en cuanto a ofensiva de algunos de los jugadores de los Astros en la SCLA, pero cuando ellos necesitaron un hit grande, en ocasiones era José Altuve el que lo conseguía. Tiene cinco jonrones en la postemporada, tres en la Serie Divisional de la LA ante los Medias Rojas, y entonces uno en los Juegos 6 y 7 de la SCLA. Será fascinante ver lo que la ofensiva de Houston pueda hacer ante el pitcheo de Los Angeles.

¿Qué podemos esperar de Justin Turner?

Él fue un utility, alguien que fue puesto en asignación por los Mets. Entonces cambió la mecánica de su swing, y ahora es el tercer bate en un equipo de los Dodgers que llegó a su primera Serie Mundial desde 1988. En la carrera de Turner en postemporada, lleva de 20-14 con corredores en posición de anotar, la mejor marca en la historia de los playoffs. Su OPS en postemporada es de 1.113, justo detrás de Babe Ruth y Lou Gehrig. El cuadrangular de Turner para dejar tendido al rival en el Juego 2 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional fue apenas el segundo en la historia de los Dodgers, y el primero desde el que conectó Kirk Gibson en 1988.

Turner deberá recibir más ayuda en la alineación con el esperado regreso del torpedero Corey Seager, quien se perdió la SCLN por una lesión de espalda. El desarrollo de Yasiel Puig, especialmente con su paciencia en el plato, le da más opciones de combinaciones a los Dodgers y es otra arma consistente. Puig tuvo partidos de más de un hit desde cuatro puntos diferentes en la alineación, y podría convertirse en el primer jugador en tener uno en cinco puestos.

En Justin Verlander, ¿qué es lo que estamos viendo?

Estamos viendo el resurgir de uno de los mejores lanzadores del deporte, y quizás un futuro miembro del Salón de la Fama. Una vez su velocidad se fue hace varios años, algunos creían que estaba acabado como un gran lanzador y como lanzador de poder, pero está de vuelta. Desde que fue adquirido por los Astros minutos antes de la fecha límite de elegibilidad para la postemporada del 1 de septiembre, Verlander ha lanzado (incluyendo la postemporada) para 8-0 con efectividad de 1.39, y 59 ponches en 51⅔ entradas. En sus pasadas 10 aperturas en postemporada, tiene porcentaje de carreras limpias de 1.77. Salvó la temporada de los Astros con siete brillantes entradas en el Juego 6 de la SCLA, aumentando su racha de entradas en blanco en juegos de eliminación a 24, igualando el record de Grandes Ligas con Madison Bumgarner.

Se espera que Verlander abra el Juego 2 de la Serie Mundial con descanso completo. Dallas Keuchel aparenta estar de vuelta de sus problemas de cuello y hombro que le aquejaron en esta temporada, y se espera que sea el abridor del Juego 1. Charlie Morton, quien lanzó cinco entradas en blanco en el decisivo Juego 7, y Lance McCullers serán el tercer y cuarto abridor, respectivamente. McCullers fue tremendo en su apertura en la SCLA y fue una sensacional máquina de lanzar curvas en su relevo de cuatro entradas en el Juego 7. Esa rotación es sólida, pero es mejor que lo siga siendo, porque el bullpen de los Astros – más allá del cerrador Ken Giles (y entonces McCullers en el Juego 7) — ha sido inconsistente en la postemporada.

¿Cuán bueno es el bullpen de los Dodgers?

Los Dodgers tuvieron la menor efectividad en un bullpen en la temporada regular; en la postemporada ha sido fabuloso: 0.94 ERA, dos boletos y 32 ponches en 28⅔ entradas. En la SCLN, los Cachorros se fueron en un momento determinado de 29-0 ante los relevistas de los Dodgers, la mayor racha de turnos en blanco por un bullpen en la historia de la postemporada. El bullpen de los Dodgers llega a la Serie Mundial con una racha de 23 entradas sin permitir anotaciones. Brandon Morrow ha sido tremendo en el relevo intermedio, al igual que el abridor Kenta Maeda, quien le da a los Dodgers otra arma ante bateadores derechos. El mejor relevista en esta postemporada, y cuidado sino en toda la campaña, lo ha sido el cerrador de los Dodgers Kenley Jansen, cuya recta cortada es imbateable.

¿Cuál equipo tiene el mayor momentum?

Los Dodgers están jugando como el equipo que llegó a tener marca de 50-10 en un punto de la temporada, lo que les llevó a estar 55 juegos por encima de los .500. El colosal colapso que le siguió – 11 derrotas en fila, y 16 en 17 juegos – eventualmente les ayudó a enfocarse en la meta que tenían por delante. Ningún equipo ha ganado una Serie Mundial tras perder 11 juegos en fila (los Yankees que fueron campeones en 1953 perdieron nueve consecutivos) o 16 de 17, pero estos aciagos días han quedado atrás para L.A. Los Dodgers están jugando en un nivel diferente ahora, con más y más señales de que está ocurriendo algo excepcional, siendo la hazaña más reciente la noche sin precedentes de Enrique Hernández en la historia de la postemporada: tres jonrones y siete remolcadas en el decisivo Juego 5 de la SCLN ante los Cachorros.

Mientras tanto, los Astros se recuperaron de un déficit 3-2 para ganar el banderín. Su impulso viene de varios factores, entre ellos el nunca haber ganado una Serie Mundial. Además juegan para una comunidad que fue gravemente afectada por el huracán Harvey, seguido de inundaciones mortales. Ellos además juegan en defensa de los nuevos métodos en el deporte, basados en las métricas avanzadas, aunque su elemento más fuerte es el elemento humano, la alegría con la que juegan el juego.

Los Dodgers son la versión de los Astros en la Liga Nacional cuando se trata de las métricas avanzadas. También ellos se están divirtiendo mucho, al ganar siete de ocho juegos en octubre. Esta serie es un lance de moneda al aire, pero los Dodgers tienen ventaja de localía, y ellos jugaron para 57-24 en el Dodger Stadium.

Predicción: Dodgers en siete.


 

Dodgers esperan que sus fans se vuelvan locos

  • Rigo Cervantez | ESPN Digital

El manager de los Dodgers, Dave Roberts, confesó que todavía no ha sentido la pasión que despierta en la ciudad de Los Ángeles la presencia del equipo azul en la Serie Mundial 2017, un ambiente que él espera vaya en ascenso, como la temperatura ambiental, a partir de este lunes, para llegar a su punto de ebullición el martes, cuando se celebra la primera cita del Clásico de Otoño, en Chávez Ravine, con los Cachorros de Chicago.

“Yo espero ver a más de 50 mil aficionados, de pie, que se vuelvan locos, apoyándonos. Esa es una de las razones por las que hemos jugado bien en casa en este año, porque contamos con magníficos seguidores y a los peloteros les agrada de sobremanera jugar en casa”, aseguró Roberts, este domingo, antes de una sesión de entrenamiento del equipo, en sus instalaciones de Chávez Ravine.

“El objetivo final, nuestro único propósito, es ganar, no solo llegar a la Serie Mundial. Los Ángeles es un ciudad con historia y esta organización es verdaderamente histórica y nuestros jugadores lo entienden así, lo mismo que nuestra afición, es por ello que nosotros estamos comprometidos a salir a ganar cuatro juegos más”, señaló el dirigente.

Roberts, al mismo tiempo, aseguró que enfrentaban un gran oponente, en los Astros de Houston.

“Un equipo bien dirigido y que cuenta con dos grandes lanzadores abridores”.

Mientras tanto, el timonel reveló que existe plena confianza en que su parador en corto, Corey Seager, pueda retornar a la titularidad, luego de superar una lesión muscular en la espalda, que lo marginó de la Serie de Campeonato frente a los Cachorros de Chicago.

“Él nos dijo, después de la práctica del sábado, que se sentía tan bien como no se había sentido en mucho tiempo”, indicó Roberts.

“Tenemos mucha confianza de que estará listo para jugar. Y no estamos pensando en utilizarlo como bateador emergente, lo necesitamos jugando en el campo corto y como segundo bate en la alineación”, explicó.

A Seager se le vio, durante el entrenamiento, realizar jugadas defensivas, atajando roletazos y lanzando la bola a primera, junto a Charlie Culberson y Enrique Hernández, antes de empuñar el bate, para la práctica de bateo.

Roberts, por otra parte, confirmó la misma rotación de abridores que ha venido utilizado en la postemporada:

“Después de Kershaw, Rich Hill lanzará el miércoles y Yu Darvish se hará cargo del tercer juego”, adelantó.

Por lo que respecta a las altas temperaturas que se pronostican para la región, en esta semana, el conductor de la nave azul, considera que eso no será un factor en la Serie Mundial.

“Nuestro lanzador abridor este martes, no creo que esté preocupado por la temperatura”, dijo, aludiendo a Clayton Kershaw.

Y al referirse al zurdo lanzador texano, se le preguntó si es la conquista de una serie mundial, la pieza que le falta a la carrera de Kershaw.

“Yo creo que esa es una buena pregunta para Kersh, pero, conociéndolo tan bien, estoy seguro que él piensa eso, que necesita ganar una serie mundial, para el equipo, el único que ha conocido, porque se trata de un jugador que no es ególatra, que siempre antepone el interés del grupo, pero él sabe que también podría ponerle esa pieza que le falta a su rompecabezas”.

—————

 

Temporada de ensueño de Dodgers podría tornarse en pesadilla contra Astros

¿Pueden Clayton Kershaw y los Dodgers frenar la ofensiva de alto poder de los Astros? Nam Y. Huh/AP Photo

LOS ANGELES – Hace un par de meses el colega Sam Miller dio algunos consejos útiles acerca de qué emparejamiento en la Serie Mundial le gustaría en caso de que su equipo favorito se quedará marginado de la competencia por el título. Estés o no de acuerdo con Miller, su duelo soñado se ha cumplido: Dodgers de Los Ángeles contra los Astros de Houston.

Bien, claramente los fanáticos de los Dodgers querían que sus chicos de azul llegaran a la Serie, pero ¿el hecho de colocar en la otra esquina del “ring” a los Astros es un sueño o una pesadilla?

Más específicamente, lo que entusiasmó a Miller fue la idea de que el pitcheo de los Dodgers, históricamente fuerte, iba en contra de una alineación de Astros igual de sólida. Bueno, como tienden a funcionar las actuaciones fuera de control, las cifras se han atenuado un tanto desde entonces, con ambos clubes pasando por períodos problemáticos, plagados de lesiones antes de volver a poner todo en relativo orden en octubre.

En general, el emparejamiento soñado está intacto, una de las paradojas filosóficas clásicas del objeto inamovible frente a la fuerza irresistible, una contradicción referida en chino como el máodùn. Entonces, a pesar de todas las carreras que los Dodgers impidieron esta temporada, ¿están en problemas ahora que tienen que enfrentar una ofensiva tan excepcionalmente prolífica?

Vamos a ver cómo se han jugado este tipo de enfrentamientos en la historia de la Serie Mundial, pero primero consideremos cuán único es este Clásico de Otoño al calcular un “Índice Maodun”.

(Oye, desenterramos la palabra, podríamos ponerla a funcionar).

Necesitamos para esta tarea métricas ajustadas para la liga y el estadio, así que vamos con los datos de fangraphs.com. Para producción ofensiva, usaremos wRC +, una medida de cuántas carreras crea un equipo por encima o por debajo del promedio. El WRC + de los Astros fue 121 durante la temporada regular, lo que significa que fueron 21 por ciento mejores que el promedio. Eso coloca a Houston en el percentil 99.8 de los equipos en todos los tiempos. Para decirlo de otra manera, solo el 0,2 por ciento de las unidades ofensivas han sido más prolíficas. Así es como funcionan las clasificaciones percentiles y así de buena ha sido la ofensiva de Houston.

Para la prevención de carreras, vamos a ir con dos medidas: una para lanzar (ERA-), y otra para defensa (la calificación de DEF en Fangraphs). Ambas medidas funcionan de manera similar al WRC + en que el rendimiento del equipo se basa en una comparación con los promedios de la liga. En este caso, también utilicé clasificaciones percentiles históricas y las promedié para obtener una clasificación para prevención de carrera en equipo. Los Dodgers encabezaron las Grandes Ligas en esta medida de prevención de carreras y tenían una calificación percentil histórica de 91.2.

Traducido, la prevención de carreras de los Dodgers esta temporada se ubica entre el 10 por ciento superior al resto de los equipos en todos los tiempos. Lo mismo ocurre con la producción de carreras de los Astros. Ahora, se reúnen en la Serie Mundial. Esto marcará solo la quinta vez en la historia del béisbol que ha sucedido. Los otros años: 1943, 1970, 1995 y 1999.

Ahora, si suma los rangos percentiles respectivos de la ofensiva de Houston y la defensa de L.A., se obtiene 190.0. Llamaremos a esto nuestro “Índice de Maodun”. Estos son los seis principales índices de Maodun en la historia de la Serie Mundial:

Tabla de clasificación de todos los tiempos en Índice Maodun

1. 1999, Yankees vs. Bravos, 192.4
2. 2017, Dodgers vs. Astros, 191.0
3. 1995, Braves vs. Indios, 188.9
4. 1943, Yankees vs. Cardenales, 188.8
5. 1977, Yankees vs. Dodgers, 185.8
6. 1970, Orioles vs. Rojos, 184.8

A partir de ahora, nos referiremos a las ofensivas de élite como equipos Fuerza (como una fuerza imparable). Y Los grandes equipos de pitcheo y defensa serán los equipos Objeto.

En 1999, ganaron los Yankees, un equipo Fuerza. En 1995, fueron los Bravos: un equipo Objeto. En 1943 y 1977, vimos ganar a los equipos Fuerza de los Yankees. En 1970, el campeón Orioles fue un equipo Objeto. Entonces eso es tres Fuerzas y dos Objetos, en tanto el resultado de este año está pendiente.

Claramente, esta pequeña muestra no es concluyente, pero al menos tenemos una idea de cuán única y fascinante será la Serie Mundial de este año.

Ahora, aflojemos los estándares y busquemos todas las instancias en las que un equipo del top 80 percentil de Fuerza jugó con un equipo del top 80 percentil de Objeto. Esto ha sucedido 37 veces en la historia de la Serie Mundial. Bueno, casi. En tres ocasiones, los oponentes se han clasificado en el percentil 80 o mejor tanto en la producción de anotadas como en la prevención de carreras: 1935, 1942 y 1943. Por definición, eso significa que un equipo Fuerza ganó y perdió la Serie, y viceversa. Vamos a ignorar esos años, dejándonos con una muestra de 34 temporadas.

Esta vez, los equipos Fuerza emergen con un poco de ventaja, ganando 19 de 34 de esos emparejamientos. No es abrumador, pero es una ventaja. Así es como se descompone por década:

1900s: Objeto 3, Fuerza 0
1910s: Fuerza 3, Objeto 1
1920s: Fuerza 1, Objeto 0
1930s: Fuerza 2, Objeto 1
1940s: Fuerza 2, Objeto 1
1950s: Fuerza 4, Objeto 2
1960s: Objeto 2, Fuerza 0
1970s: Fuerza 3, Objeto 1
1980s: Objeto 1, Fuerza 0
1990s: Fuerza 2, Objeto 1
2000s: Fuerza 2, Objeto 2
2010s: ninguno (hasta ahora)

Los Astros y los Dodgers harán el primer emparejamiento de “Índice Maodun” desde que los Filis derrotaron a los Rays en 2008.

Mientras que los equipos Fuerza tienen una ventaja global en la historia de la Serie Mundial, tal vez los Dodgers puedan consolarse con el hecho de que los últimos dos enfrentamientos se hayan dirigido a equipos Objeto: los Filis en 2008 y los Marlins sobre los Yankees en 2003.

Otra fuente de consuelo: la última vez que los Dodgers jugaron en el Clásico de Otoño fue en 1988. Ese fue un enfrentamiento del “Índice Maodun” contra los poderosos Atléticos de Oakland y L.A. -un equipo Objeto- ganó la serie.

Cuando Orel Hershiser y los Dodgers ganaron la Serie Mundial en 1988, fueron un equipo “Objeto”. AP Photo/Lennox McLendon

Por desgracia, también está esto: los Dodgers han aparecido en ocho enfrentamientos de “Índice Maodun”, y en todos ellos han sido el equipo Objeto. Ellos han ganado solo dos de esas Series, en 1955 y 1988.

Lo dejaremos en sus manos si desea tomar estos hallazgos y volar a Las Vegas. Antes de hacerlo, probablemente debería saber que este tipo de cosas no son predictivas. Las muestras son demasiado pequeñas, especialmente dado el margen relativamente estrecho que tienen los equipos Fuerza.

Además, cuando la fuerza irresistible se encuentra con un objeto inamovible, lo que realmente debería suceder es que el universo debería dividirse en dos o Zeus debería convertirnos a todos en piedra. En cambio, en el béisbol, las ofensivas históricamente de élite han tendido a ser mejores que las unidades de pitcheo y defensa elitistas. Eso ha sido especialmente así en la historia de los Dodgers.

Pero, ¿el hecho de que Joe Gordon maltrató a Whit Wyatt en 1941 realmente influye en este duelo? Probablemente no.

Lo que podemos decir es que los grandes equipos ofensivos vencerán a los grandes equipos de lanzadores, a menos que no lo hagan. También podemos decir que, hasta el momento, en esta postemporada, la ofensiva de los Astros ha lucido apabullante a veces, mientras que los lanzadores y defensa de los Dodgers se han mantenido a la altura de su forma de temporada regular.

Al final, al menos todos podemos estar de acuerdo en que, independientemente de si este es el enfrentamiento que quisiste ver, cuando se trata del mayor contraste en estilos de equipo y puntos fuertes, no podríamos haberlo hecho mejor que los Dodgers frente a los Astros.

—————————

 

Mike Brito va por su cuarto anillo de campeón

  • Rigo Cervantez | ESPN Digital

El legendario buscador de talento de los Dodgers, el cubano Mike Brito, famoso por haber descubierto al zurdo sonorense Fernando Valenzuela, a Julio Urías, y a Yasiel Puig, entre otros destacados peloteros de las Grandes Ligas, vivirá, durante la Serie Mundial entre las novenas de Los Ángeles y de Houston, su cuarto Clásico de Otoño, con la institución que naciera en Brooklyn, Nueva York.

¿Cómo recuerdas la más reciente, la de 1988?

“Ha sido una de las mejores series mundiales que han jugado los Dodgers”, dijo un hombre que ha vivido tres experiencias similares, en 1978, 1981 y la de1988.

“Esta es mi cuarta Serie Mundial”, dijo, orgullosamente, el buscador de talento, luciendo cuatro anillos en sus dedos, por la tercia de títulos en el Clásico de Otoño y uno más que le entregaron en San Diego, California, como el Buscador de Talento del Año, durante la temporada de 2014.

Atléticos de Oakland contaban con un equipo muy poderoso, en su bateo y un cuerpo de lanzadores extraordinario”, recuerda Brito, quien durante la Serie Mundial de 1988, estuvo colocado, como acostumbraba, en la primera fila de asientos, detrás de home plate, con su famosa pistola de radar, para medir la velocidad de cada lanzamiento.

¿A qué velocidad venía la bola que Dennis Eckersley puso en el plato, para que Kirk Gibson conectara su histórico cuadrangular, en el primer duelo de la serie frente a los Atléticos?

“Fue un slider, que se le quedó, pegado, en el home plate, en zona de strike. La pelota venía a 83 millas por hora”.

¿Y la Serie Mundial de 1981, cómo la recuerdas?

“Esa fue aún mejor, porque lanzó Valenzuela. Fue mi segundo anillo con los Dodgers. Me gustó mucho, porque le ganamos a los Yanquis de Nueva York, que contaban con un equipo muy poderoso.

“Pero lo más importante, fue que ganó Fernando en un juego determinante, el tercero, cuando los Yankees de Nueva York ya nos tenían abajo, dos victorias por cero y una derrota más nos hubiese puesto al borde la eliminación”, repasa Mike Brito.

“Fernando lanzó un juegazo, completo, y fue la primera de cuatro victorias al hilo sobre los Yankees, para ganar una Serie Mundial que fue fantástica, también”.

Manny Mota y su quinta Serie Mundial

Otro hombre que hace parte de la organización con sede en las Lomas de Chávez Ravine, el dominicano Manny Mota, también ha vivido esa experiencia, de haber ganado la máxima justa en la pelota de Grandes Ligas.

“Me ha tocado intervenir en cinco Series Mundiales, todas con los Dodgers”, apunta Manny.

¿Cómo recuerda usted la de 1988, frente a Oakland?

“Ese fue el año y la serie de Kirk Gibson, con su gran batazo de cuadrangular. Tuve la suerte de verlo y de vivirlo a plenitud, porque yo era el coach de primera base y fue de verdad un momento muy emocionante.

“La experiencia de jugar en una Serie Mundial, es lo máximo. Porque todo pelotero sueña con llegar a disputarla. Y cuando se gana, es mucho mejor. Ese es el sueño dorado de todo jugador, de ser miembro de un equipo campeón y es algo de lo que yo me siento muy orgullo, de haber tenido el honor de haber sido parte de un equipo campeón”, dijo Manny Mota.

 

Tomado de : ESPN.COM

 

1 comentario

    • Osvaldo Oliva Díaz on 24 octubre, 2017 at 2:59 pm
    • Responder

    Si alguien sabe del correo de tele rebelde para haber si nos hacen caso

Deja un comentario

Your email address will not be published.