La huella de Dihigo en la Cuba profunda (III final)

8/11/17
02:38 AM

 

 

 

Por el amigo de la peña:

Oreidis Pimentel Pérez

 

 

 

Como continuidad a las dos entregas precedentes seguiremos hoy tras las pistas del Inmortal en varios lugares del país.

Otra de las antiguas provincias por donde Dihigo pasó, datos que no aparecen en sus biografías, es Oriente.

 

Por Holguín

 

La Ciudad de los Parques fue otro interesante escenario por donde estuvo Dihigo.

A finales de los años 20 era tanta la “brava”, la pugna entre Holguín, Santa Lucía, Gibara, Delicias y Chaparra que los juegos se convirtieron en verdaderas batallas y el afán de ganar provocó que se buscaran lujosos refuerzos.

No era una liga organizada, los desafíos se pactaban como retos dominicales, pero Holguín tenía a un pitcher con experiencia en los Cuban Stars, como Conrado “General” Sagua que al conocer a algunos profesionales fue pieza clave para atraer al cátcher Gervasio Strike González y al jardinero central Alejandro Oms.

Chaparra y Delicias hicieron otro tanto al traer desde Santa Clara a los jugadores negros norteamericanos de los Leopardos, por tanto el capitán del equipo holguinero, Pepe Urbino y Manolo Cueto, entonces director por Oriente, trajeron a Dihigo y se acabó la competencia de refuerzos.

Contra Don Martín no hubo casualidad, las glorietas se abarrotaron y Holguín campo por su respeto. Eso fue en 1928.

 

Por Manatí

 

Entre 1939 y 1940 nuestro ídolo efectuó un partido en el central Manatí. Esta fábrica de propiedad era la quinta más grande de Cuba y la cuarta en propiedad de tierras, contaba con dos aeropuertos, un efectivo sistema de embarque de azúcar y esa gran bonanza hacía que floreciera el fútbol y el béisbol.

En esta última disciplina los manatienses había conseguido en algunas oportunidades de los servicios de profesionales como Huesito Vargas y Alcibíades Palma, pero la llegada de Dihigo probablemente se debió al paso de una selección de estrellas profesionales.

Lo llamativo es que no se enfrentaran a los locales, sino a la selección de Victoria de Las Tunas, quienes contaban con el segunda base “Chino” Hidalgo, los lanzadores derechos “Kiki” Torres, “Manolón” Ramírez y el zurdo Alcino “Cuadrado” Diéguez, futuro semipro del Orbay Cerrato.

Dihigo les lanzó en un estadio con típica glorieta abarrotada hasta las banderas, y los blanqueó en ocho entradas, pero dio paso a otros relevistas que fueron los responsables del resultado final: 2X1 a favor de los tuneros, en 12 innings, decidido por Hidalgo.

 

¿Y el resto de Oriente?

 

Cuando se fracturó la Liga Profesional Cubana, allá por 1947, hubo un equipo llamado Santiago, donde estuvo Dihigo, aunque esto no quiere decir que tuvieran por sede a la capital de Oriente.

No me consta jugase en Santiago de Cuba, pero es absolutamente probable que una personalidad como él alguna vez anduviera por allá.

Un lugar que sí visitó Dihigo fue Bayamo, en 1941, aunque tampoco tengo la seguridad que actuara como jugador, si bien parece intercambió con varios practicantes en el estadio de la Nestlé, La Lechera.

Seguramente fue la concreción de alguna invitación de club o sociedad, hay que seguir investigando.

 

 

Por Las Villas

 

Es evidente que el hecho de militar en los Leopardos de Santa Clara sitúa a Dihigo muchas veces en la capital del centro, en el estadio La Boulanger entre 1935 y 1936. Ese año fue el manager, principal pitcher, jardinero y champion bate del torneo, de 47 juegos, de los cuales su equipo ganó 33.

Llama la atención de que Dihigo fue el mejor bateador, pero que en su lista de batazos solamente figuraran cinco extrabases y todos ellos triples, conectados en enero de 1936: los días 4, 9, 12, 15 y 16.

En su juventud ya había jugado mucha pelota con varias novenas de la zona de Las Villas y el hecho de radicarse en Cruces lo mantuvo vinculado a la zona.

También estuvo por Cienfuegos, en los trotes de la Liga Cubana cuando los Elefantes acogían algunos partidos fuera de La Tropical, específicamente en el Trinidad y Hermanos.

No sé si anduvo por Sancti Spíritus, este es un primer intento por recoger testimonios y notas ausentes los principales currículos publicados sobre el Inmortal.

Ojala aparezcan muchos más datos con la ayuda de los foristas.

 

 

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Gracias Oreidis, excelente trilogía de trabajos suyos reseñando la Huella del Inmortal a su paso por los estadios cubanos. Muchos de estos detalles contados son nuevos para la mayoría de nosotros. Les reitero las gracias y desde ya esperando por próximos trabajos. Saludos.

  2. Muy interesante todo lo narrado por usted en los trabajos que nos ha venido ofreciendo sobre el Maestro, es que de contarlo solamente y sin decir el nombre se puede adivinar que eso es obra de Don Martín por su manera de conducirse en la voida, es que no solamente era un gran atleta, tambien fue una tremenda persona y muy humilde, eso hacía que siempre estuviera del lado de los desposeidos y jugara casi siempre con los que no tenían posibilidades de ganar. Felicidades Oreidis.

    • Valenzuela en 8 noviembre, 2017 a las 10:41 am
    • Responder

    Buen trabajo investigativo Oreidis , verdad que no consta que haya jugado aquí en Santiago , pero de solo verlo con la chamarreta con el nombre de Santiago que aparece en la galería de esta página ya tengo suficiente para sentir orgullo.

      • O. Pimentel en 24 octubre, 2018 a las 5:54 pm
      • Responder

      Amigo Valenzuela: Ese traje de Santiago fue en 1947, cuando se fracturo la Liga Profesional Cubana. Aunque en La Tropical jugo un equipo con el nombre de Santiago (con el símbolo de un gallo), cuyo manager era Lázaro Salazar, no creo que se jugara en el Indómito, no obstante es posible que Dihigo pasara por Santiago de Cuba con los Cuban Stars.

      1. amigo, estamos a la espera de sus crónicas históricas de los equipos de Industriales, Holguín, La Isla y la antigua Habana q creo son los q faltan para completar ese fabuloso trabajo q ha hecho por provincias en cuanto a la historia del Béisbol y sus principales figuras. saludos

    • SIEMPRE NARANJA en 8 noviembre, 2017 a las 10:51 am
    • Responder

    Gracias al amigo Pimentel, que ha dedicado un espacio en su trabajo para dedicárselo al INMORTAL. Podemos apreciar su cabalgata por muchos lugares de nuestra isla llegando hasta lugares insospechados.

    Muy complacidos con por su trabajo y esperamos siga participando junto a nuestra web.

    Saludos……

  3. Seguimos tras las huellas del Maestro con estos excelentes trabajos que recopilan mucho más de su vida
    Gracias !!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.