MADRID — Real Madrid sale en busca del gol que dé la razón a Zinedine Zidane. La temporada de la ‘Casa Blanca’ se ha desviado del guión. Ese que por ahí de agosto proyectaba el comienzo de una era dorada con el mito francés tras conquistar siete títulos.

La Champions League que por ahora luce como la vía para salvar su temporada, empieza por convertirse en un terreno peligroso porque previo a la penúltima jornada de la fase de grupos, los merengues no tienen amarrada la clasificación a octavos de final.

Zidane y sus hombres se aferran al discurso acerca que el equipo “no está tan mal”. Así harán frente al APOEL, equipo que no gana un solo partido europeo en cinco años.

“Somos el Real Madrid y siempre nos van a pedir más, pero es bueno. Creo que lo estamos haciendo bien”, insistió por enésima vez Zidane en rueda de prensa celebrada en Nicosia previa al último entrenamiento de los merengues.

Más complicado resulta que haga oídos sordos a las crecientes críticas por la falta de gol, con Karim Benzema y
incapaces de ver puerta en los últimos cuatro partidos de Liga.

La reciente visita al Wanda fue la gota que derramó el vaso: Benzema no disparó una sola vez al arco. Lo mismo ocurrió con las figuras emergentes Isco y Marco Asensio, que hasta ahora habían maquillado el problema.

Cristiano, por su parte, apenas probó dos veces al arquero rival. Pero al DT francés se le agotan los argumentos para defender a sus delanteros.

“(Benzema) es el primero que quiere dar más y sabe que puede dar más”, ha tenido que reconocer, después de pasarse semanas repitiendo que lo importante “es que Karim se asocie con los demás” y sobre todo con Cristiano.

De algún modo tranquiliza a los merengues que el portugués, seco en Liga, al menos esté cumpliendo con la cuota esperada de un jugador de su calibre en Europa.

No ha faltado a la cita con el gol en una sola jornada de Champions y suma seis goles en el torneo de mayor renombre.

Sin Gareth Bale en el horizonte debido a una lesión más, o el lesionado Sergio Ramos, Real Madrid tendrá que encomendarse de nuevo al ‘7’ para salir adelante en la única competición en que aún se mantienen con opciones.

El APOEL, que comenzó a levantar tras un inicio de campaña para el olvido, lo pondrá difícil.

Gracias a los dos empates 1-1 con el Borussia Dortmund, los chipriotas tienen un panorama bastante esperanzador para continuar en la Europa League.

“Tenemos que ser realistas”, señaló el técnico del Nicosia, Giorgios Donis. “Vamos a luchar igual que lo hemos hecho contra el Borussia Dortmund y el Tottenham. Pero personalmente estoy más interesado en el otro partido para saber si tenemos opciones en la Europa League”.