Directores ¿Necesariamente tienen que haber sido atletas? (+ Video)

23/11/17
7:30 pm

 

Por el amigo de la peña:
Duniesk R.Vargas

 

La palabra Director está definida  en el diccionario manual de la lengua española como la persona que dirige y dirigir es la acción de enderezar, guiar en un rumbo, gobernar, encaminar, pero la acción de dirigir en materia de beisbol, está llena de otras aristas, que no son recogidas, ni tan siquiera, por esa prestigiosa fuente de consulta.

La palabra director adecuada al mundo del beisbol y en especial al de esta tierra linda en forma de caimán dormido, con su inseparable isla de la juventud, está llena de tantas cosas, de tantas vicisitudes, de tantas necesidades de perfeccionamiento y  aprendizaje, que un libro sería insuficiente, para hacerle honor a esa palabra.

Ser director de un equipo de beisbol, de cualquier categoría en la Cuba de hoy, es complicado; porque en primer lugar no está sujeto a un biotipo pre-establecido, no está sujeto a una regla fija e inamovible, por eso las tendencias que  habitan en las mentes de los encargados de definir a quien le toca dirigir y a quién no, determinado equipo, terminan desembocando muchas veces en un soberbio y trasnochado error, pueden existir aciertos,  pero son los menos, muchísimos menos….

En los últimos años la tendencia  o la ¨regla¨ (como la llamaron en una conversación personal que sostuvieron telefónicamente el amigo Daimir y el entrañable Sené)  ha sido la de poner a dirigir a peloteros que fueron estrellas en nuestro beisbol nacional, como una garantía de que su conocimiento acerca del juego diario y del beisbol en sí, les garantizaría un éxito rotundo como Mánager en nuestro beisbol, por el olfato y el instinto que tienen cuando de jugar beisbol  se refiere, lo que en teoría, aparentemente,  sería correcto, ya que parecería lo más idóneo, pero como toda imperfección, precisamente se quedaría en eso… en parecería…  por eso la vida es mucho más rica, abarcadora y terriblemente mucho más severa de lo que aparenta. Un atleta de una calidad innegable, con un rico caudal deportivo, con una historia envidiable en el mundo del deporte, no es siempre la mejor opción, por lo menos…  no…  mientras no esté preparado para asumir el reto.

 

Víctor Mesa, director de Industriales. ¿El más polémico de los directores cubanos en SN y equipos Cuba, que aun no gana una SN?

 

El arte de dirigir en el beisbol,  cuando lo comparamos con  desarrollar una gran carrera deportiva, con dar grandes batazos, con lanzar innumerables juegos con calidad, nos parecería a todos algo relativamente fácil, pues bien…  ¡CRASO ERROR! Es el que cometeríamos todos si pensáramos así…

Dirigir es mucho más difícil, requiere tiempo, determinación, paciencia, capacidad de prever  lo que va a acontecer, vista panorámica para que no se escapen los detalles, esos detalles que te indican fugazmente el estado físico o espiritual de un atleta y por tanto hacia donde hay que dirigir el trabajo, hacia donde hay que enfocar los esfuerzos, para garantizar un rendimiento pleno de este atleta, esa misma vista panorámica que le permitiría estar al tanto de las deficiencias del contrario para poder aprovecharlas, para poder explotarlas a favor del equipo que dirige. El director tiene que tener la capacidad de saber escuchar, para poder asimilar lo que no conoce, lo que no sabe, tiene que partir de ese principio, tiene que saberse  hasta la saciedad las características personales de cada uno de los atletas que dirige, para precisamente poder dirigirlos. Tiene que actualizarse constantemente para no depender solamente del instinto, para poder combinar ese mismo instinto con las cosas nuevas que aprenda, tiene que saber que puede cambiar, para conocer y poder tener el valor para convivir con lo que de inmediato no puede cambiar,  para valorar la mejor forma en que convive con ello, tiene que ser lo suficientemente sabio para poder identificar las diferencias entre cada una de esas realidades. Un Director de equipo tiene que constituirse en un elemento rector que debe velar por las potencialidades de los atletas, rodeándose de un grupo de trabajo que le permita revisar esa potencialidad, más la  que existe en todo el área que representa el equipo que va a dirigir, para poder darle seguimiento, para verificar su disciplina en el juego, conocer virtudes, defectos, necesidades, e incluso voy más, (aunque esto último a quién le corresponde es a las poderosas comisiones de beisbol de cada territorio y al personal que tienen o deben tener para esto),  ese mismo  equipo de trabajo debe disgregarse por todo el territorio, apreciando, escauteando, buscando talentos, que no se han acercado a las instituciones formales del sistema deportivo, del beisbol en sí, ese mismo equipo de trabajo debería ser motivado a moverse por las bases de los áreas deportivas, que nutren a los equipos rivales, para conocer desde la base,  las debilidades de los contrarios, tanto de los pitchers como de los bateadores, tanto de los mánager, como de los entrenadores.

 

Ariel Pestano director del sub-23 de Villa Clara y del equipo Cuba de la categoría ¿Estaba preparado ya para dirigir?

 

Un buen director de equipo no puede ser esquemático, no puede basar sus decisiones en la tozudez, tiene que ser dinámico, arriesgado pero cuerdo a la vez, no debe opacar a sus atletas, como tampoco debe dejarse opacar por ellos. Un director de equipo para ser efectivo tiene que irse de las fronteras que encierra esa palabra, tiene que llegar más lejos, tiene que convertirse en la familia más allegada de ese atleta, tiene que llegar a ser severo sin dejar de ser  comprensivo, tiene que llegar a ser comprensivo sin dejar de ser severo, que aunque parece lo mismo, realmente no lo es. Tiene que despojarse de los miedos que implican el no quererse buscarse problemas, tiene que asumir los obstáculos como lo que son, una oportunidad de superarse en el día a día. Tiene que ser capaz de incentivar la unión por encima de las individualidades, para que un equipo funcione precisamente como un equipo. Existen otras razones que harían interminable esta reseña, pero las que he mostrado hasta ahora, pudieran servir de base, para demostrar, que la tendencia actual de emplear a atletas de renombre para dirigir equipos provinciales y nacionales, solo por el hecho de su extraordinaria carrera deportiva, como método de aparente estímulo, pudiera estar cayendo en un error de conceptualización y esquematismo, que lejos de ayudar a nuestro beisbol, termina afectándolo estruendosamente…

 

Rey Vicente Anglada exdirector de Industriales ¿Sera la excepción de que se puede ser estrella como jugador y como director?

 

 

Tampoco es ir hacia la otra orilla, esa de no dejar que los atletas de renombre dirijan, no,  esa no es la solución y mucho menos la esencia…  La esencia del fenómeno está dada, en que tienen  que dirigir los que estén más capacitados, los que estén más preparados, los que demuestren más vocación e interés, sin que necesariamente tengan que haber sido atletas con una rica trayectoria deportiva.

 

 

Antonio Pacheco, exdirector de Santiago, desde su debut como manager llevo a Santiago al título ¿suerte o combinación de sus estrategias y los grandes jugadores bajo su mando?

 

Pedro Luis Lazo director de Pinar del Rio ¿Le habrá quedado grande la misión encomendada por las autoridades de la provincia para esta 57 SN?

 

 

Pacheco le da ánimo a Olivera tras error, un ejemplo de lo que debe hacer un buen director en tal situación.

Descargar video aquí:

 

 

 

 

33 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Gracias Duniesky por tomar de ejemplo la charla que tuve hace pocos días con Sené sobre este tema. Particularmente en lo que estoy en contra es que se premie con dirigir a un director porque fue una gran estrella como jugador sin antes haber recibido una preparación para tal rol. Por ejemplo en las Grandes Ligas nadie suelta el bate y los guantes y va a dirigir noooo, eso no sucede, allí hay escuelas de preparación, pero aparte de eso deben pasar me parece un mínimo de 10 años recibiendo una preparación adecuada para ser un director de una franquicia, deben estar en la dirección del equipo cogiendo experiencia bajo el mando de los directores de turnos, así se van preparando y cuando llegan a ser director ya tienen una gran noción de lo que deben hacer. Aquí no sucede así y los ejemplos sobran, por eso en muchos casos se ven malas decisiones, mala preparación de ellos mismo como director en situaciones de tensión o presión. Los hay que han tenido grandes resultados como Anglada y Urquiola que dirigieron muchos años después de haberse retirados y por tanto tenían mas experiencia o los casos de Pacheco y Machado que dirigieron a apenas se retiraron del deporte activo y eso no quiere decir tampoco que sean grandes directores en sus inicios o que llegaron preparados pese a los buenos resultados obtenidos sus equipos, salvo Anglada que si se veía con grandes dominios en la dirección de los equipos que tuvo bajo su manga y fue una estrella igual como jugador, es el mejor ejemplo de la excepción de esta “regla” por así llamarla al igual que Urquiola. Yo por mi parte pondría un límite al estilo MLB, quizás no 10 años, pero al menos le pondría unos 5 años tomando preparación en el cuerpo de dirección de un equipo antes de soltarle el mando completo, es mi humilde opinión. Saludos y buen tema.

      • El pelotero Matancero on 23 noviembre, 2017 at 9:17 pm
      • Responder

      Yo creo que una cosa no tiene que ver con la otra, se puede ser buen director habiendo sido buen jugador o no, depende de la capacidad y la noción que se tenga del juego como un todo, saber de preparación física, saber hacer jugadas, saberse las reglas, creo que Pacheco tenía un gran equipo la aplanadora santiaguera fue campeón 3 veces de jugador y 3 veces de manager cuando iba a campeonatos internacionales amateur cogió 2do no culpa de él, el nivel había empezado a bajar, anglada fue un genio de jugador y manager, un mago algo extraordinario hubiera ganado más campeonatos de seguir, Lazo va bien el equipo no le ha respondido ya aprenderá pero dió el paso alante cuando ya pinar iba en picada y tuvo el valor de asumirlo y es una gran persona, kindelás cogió un Santiago muy joven le sacó bastante es otro que dió un paso adelante cuando hace años que ningún director ha hecho nada en santiago,pero si quieren sacar un equipo del sotano busquen a Víctor mesa el director con mejor promedio de ganados y perdidos y con 10 medallas en 14 años y artífice de los equipos antes sotaneros de Villa clara y Matanzas y ahora de Industriles que mientrás ganaba todo el mundo contento cuando pierde le tiran caballeros valoren a los seres humanos por su obra no por sus pequeños deslices, no ha ganado como nunca ganó Ty Cobb uno de los grandes de MLB y de manager-jugador muy usado en esa época nunca ganó una serie mundial y Carlos Martí ganó su primera serie nacional el año pasado con mas de 40 años dirigiendo y siendo de los mejores. Pero los mejores manager pueden haber sido grandes peloteros como ALFONSO URQUIOLA El profe que fue de equipos Cuba en 2da base y fue grandirector ganando campeonatos casi perdidos. Mejores Manager de lasSeries Nacionales: 1- Ramón Carneado dirigió 4 veces, 2da a la 5ta SNB ganando las 4 100% con Industriales y lo quitaron 2- José Miguel pineda 3- Jorge Fuentes ganó 5 series nacionales y 5 selectivas (10) con gran cantidas de campeonatos internacionales, Roger Machado 3 veces campeón mas unas cuantas medallas más 10 años siendo el equipo más ganador y estable de Cuba Rey vicente anglada y Pacheco 3 veces campeones nacionales. Creo que Los grandes directores-jugadores estrellas handado colorido a nuestro pasatiempo nacional, gracias Vítor Mesa, Lazo, Kindelán, Roger Machado y ahora Pestano, un voto de confianza lo dieron todo como jugadores lo ismo harán como directores.

      1. Evidentemente usted al parecer no entendió nada mi comentario y por favor comente con un solo nick, en pocos minutos has usado como 5, una nick a la vez o ninguno. Saludos.

          • yalo on 25 noviembre, 2017 at 12:13 pm
          • Responder

          Amigo anteriormente le respondí al coterraneo cienfueguero y la escencia de mi respuesta estaba totalmente de acuerdo con el y ahora contigo , buen director puede ser lo mismo el de academia que el que fue un gran pelotero solo que para eso hay que formarse porque no se hace de hoy para mañana lo cual en Cuba se ha vuelto una moda hacerlo, si acaso te dejan dirigir algun campeonato provincial mas o menos y ya a dirigir y al primer nivel , eso, como la mayoría concuerdan, es el error . Saludos.

        • duniesky on 24 noviembre, 2017 at 4:57 pm
        • Responder

        Buenas tardes respeto su comentario, pero permítame expresarle mi opinión… una cosa si tiene que ver con la otra, el atleta cuando culmina su período en activo y decide dedicarse a dirigir, necesita un tiempo, para readecuarse al cambio, para imbuirse de la nueva función que quiere asumir, necesita identificar las herramientas, porque el instinto que posee es el del atleta, no el del director, y tiene que aprender nuevas cosas a la que quizás no le prestó atención, esa es la esencia de todo, aunque por supuesto tal y como usted dice cada regla tiene su excepción, Anglada, Urquiola; Pacheco en menor grado que los dos primeros, el mismo Roger Machado algo por debajo de los tres primeros, pero exactamente son excepciones de la regla y nuestras autoridades deportivas han confundido a la excepción con la regla y a la regla con la excepción, por el aquello de que si con uno funciona ¿Por qué con los demás no? Pues sabe qué, eso es un soberano error de concepto, hay que tener en cuenta para eso lo mismo que usted plantea ¨… la capacidad y la noción que se tenga del juego como un todo, saber de preparación física, saber hacer jugadas, saberse las reglas¨, así como las demás cosas que se plantearon en el artículo, porque lo que funciona o funcionó durante la etapa de atleta, podría funcionar muy mal durante la etapa de director… le pongo un ejemplo con características similares para que me comprenda, el capitán del Titanic, tenía una innumerable cantidad de años de experiencia como capitán de barco, de barcos mucho más pequeños que el Titanic y sin embargo esa misma experiencia, conspiró en su contra, porque su experiencia estaba limitada a las condiciones de los demás barcos y creyó que a la velocidad a la que iba le permitiría virar a tiempo, ante la presencia de cualquier iceberg u otro escollo marítimo ¿Cuál fue el resultado? Pues que el barco era demasiado grande y no pudo virar a tiempo, razones que provocaron esto la experiencia acumulada en una función no te avalan para desarrollar otra función sin haber dominado a tiempo esa nueva función, a eso creo que se refiere Daimir, aunque siempre deben observarse las excepciones. De todas formas esa solo es mi opinión, me corresponde defender la mía sin dejar de respetar la suya. Por esas razones me siento agradecido por su opinión. Saludos

      • El Lector matancero on 23 noviembre, 2017 at 9:36 pm
      • Responder

      Los gandes jugadores cubanos pueden ser buenos directore o no es cuestión de conocer el ABC de béisbol y eso va en la persona y su capacidad y no de si fue jugador o no , Víctor mesa cuando jugaba dirigiá desde una silla, Roger Machado, Urqiola, Rey Vicente Anglada, Pacheco como en el futbol han sido jugadores y ténicos grandes, Zidedin Zidane, Frank Beckenbawer, Pep Guardola osea se puede ser grande en ambas tareas o no hay ejemplo de ambos casos o sea no es una regla.

        • duniesky on 24 noviembre, 2017 at 5:01 pm
        • Responder

        Buenas tardes, creo, aunque pudiera equivocarme, que esa es exactamente la esencia del artículo, el cual solo plantea, que lo que no debe establecerse como regla es el hecho de que el mánager tenga que haber sido un atleta de resultados, porque si no se ha percatado esa es la tendencia de la comisión nacional y de la federación nacional, que en los últimos tiempos no ha traído buenos dividendos, ha habido excepciones, es verdad, pero son los menos. agradecido por su comentario. Un saludo.

      • Yadier on 23 noviembre, 2017 at 9:47 pm
      • Responder

      Es mi primer comentario y estoy de acuerdo con lo planteado en el trabajo y con el Adminstrador del Blog, en nuestro país se ha cometido ese gran error de poner a dirigir sin tener experiencia, ni capacidad para hacerlo y ejemplo lo tenemos, un director como se dice en el material debe ser y dar ejemplo y me parece que en muchos casos dejan mucho que desear. Un saludos a la Peña por la gran labor que hacen de mantener informado a los amantes del deporte en nuestro querido país. Saludos desde Ciego de Ávila

      1. Gracias amigo por su primer comentario y por la opinión que tiene de nuestra peña y su web. Saludos para todos los avileños, tierra que quiero mucho.

        • duniesky on 24 noviembre, 2017 at 5:03 pm
        • Responder

        Buenas tardes, agardecido por su comentario, tiene toda la razón y anímese y comente cada vez que quiera, que en esta página todos somos necesarios y todos aprendemos de todos. Un saludo.

      • duniesky on 24 noviembre, 2017 at 1:23 pm
      • Responder

      Gracias a usted Daimir, porque nuevamente y de manera sencilla, fue dando en el clavo con cada imagen, más el detalle del video, sabe… hasta lo hace parecer fácil, aún cuando sé que es complicado, lo cual habla muy bien de usted. Coincido plenamente con su criterio que me parece más que acertado. Un saludo.

      1. De nada amigo, realmente hoy se me hace fácil la edición por la experiencia adquirida, lo que sí es muy trabajoso y consume tiempo, esa es la parte difícil. Pero como siempre digo el merito es para los autores, así que las gracias a ti. Saludos.

    • RAGA on 23 noviembre, 2017 at 10:18 pm
    • Responder

    raga

    coincido contigo daimir

    • Chikungunya on 24 noviembre, 2017 at 8:46 am
    • Responder

    Dirigir, en cualquier ámbito de la vida, es un arte y no todos nacen con esa virtud. Mirando las fotos donde aparecen los representantes de Industriales que diferencia entre la forma de ser de Victor y de Anglada, la gritería vs la ecuanimidad, claro eso va también con el carácter de las personas aunque creo en lo personal que Victor se extralimita, como pelotero era bien agresivo, Anglada lo fué también pero a la hora de hacer las cosas completamente diferentes. No necesariamente para dirigir en la pelota se necesita como aval haber sido jugador, ejemplos hay de sobra y el primero que me viene a la mente es Servio Borges quien ha sido el manager más ganador de los equipos Cuba, dirigió desde 1969 hasta 1982 ganándolo todo, desde aquel mundial de quisqueya pasando por campeonatos del mundo, centroamericanos, panamericanos, copas intercontinentales hasta perder increíblemente los centroamericanos de la habana 82 sumando a ello las derrotas de Edmonton 81 (en extrainning) y los juegos olimpicos de Sydney 2000. Recuerdo la selectiva del 90 cuando lo llamaron desde la capital para que dirigiera Ciudad Habana y lo primero que hizo fué sacar del equipo a Lázaro Vargas (tercer bate habitual de los industriales), Juan Bravo (catcher y lider bateador de la región occidental en la anterior SN) y Lázaro de la Torre (principal abridor de entonces), todos ellos guías de aquella revuelta que formaron en santiago de cuba al perder frente a las avispas en los play offs cuando ya el trofeo había sido pintado de azul, los industriales se quedaron con el rojo. Ahora, en el mundo del fútbol y deporte en general se saca una licencia para dirigir, no se coge a cualquiera y terminada su vida como jugador activo se pone a dirigir. Acá en nuestra isla bella se pone a cualquiera a dirigir pelota sin haber pasado un curso previo ni tener licencia para hacerlo. Debemos aprender de una vez y por todas, Pacheco, Urquiola son excepciones, grandes como jugadores y grandes como directores.

      • duniesky on 24 noviembre, 2017 at 4:36 pm
      • Responder

      Buenas tardes, debemos aprender de una vez y por todas, usted lo ha definido todo genialmente en solo una pequeña y extraordinaria frase, muchas gracias por su comentario. Saludos.

    • Cienfueguero on 24 noviembre, 2017 at 10:05 am
    • Responder

    Creo que para ser un buen director de cualquier deporte hay que sentir el deporte, luego enterderlo(me refieroa las situaciones que se puedan dar dentro del mismo), luego estudiarlo, pasar por varias responsabilidades dentro de un cuerpo tecnico y aprender sus particularidades y entonces luego dirigir eso toma varios años de aprendizaje creo que los que han sido estrellas como deportistas y se retiran y son directores acto seguido y ganan titulos eso no lo hace buenos directores, ahora pongo el ejemplo de Anglada fue una estrella como jugador y como director pero paso años tambien estudiando el mismo antes de dirigir es mi opinion al respecto

      • duniesky on 24 noviembre, 2017 at 4:34 pm
      • Responder

      Buenas tardes, es su opinión como usted bien dice, pero es una opinión necesaria y con fundamento objetivo, muy apreciada por cierto, muchísimas gracias por opinar. Saludos.

      • yalo on 25 noviembre, 2017 at 11:57 am
      • Responder

      Un saludo coterraneo , pero creo que mi comentario seria bastante repetitivo con respecto al suyo , para mi dirigir lo puede hacer simplemente el que esté capacitado, y en nuestro país buscando espectaculo por algún lado hemos caido en el apuro y la desesperacion , no se puede poner en dudas , el autor del articulo no lo hizo en ningún momento , que Lazo, Pestano , Kindelan ,etc pudieran llegar a ser grandes técnicos, o cualquier otra gran figura del beisbol que se lo proponga, pero, para eso se necesita tiempo por todas las cualidades ya expresadas que debe tener un maneger ,es muy difícil que un estudiante recien salido de la universidad , pueda ser director de una escuela , de una empresa o de la propia universidad ,por muy inteligente , habilidoso o capacitado que sea , primero se necesita experiencia , chocar con la realidad práctica, empezar por aplicar lo que sabes de forma paulatina y eso es lo que no sucede en Cuba con los manegers que fueron figuras , casi siempre salen directo de un lado para otro (de jugador a director) y como lo antes mencionado no es lo mismo pues aun siendo un gran jugador , inteligente , conocedor de las reglas ,de las maldades del juego , ser respetado y admirado por tus compañeros , faltan cosas que solo pueden aprenderse en el camino de la direccion quizas a niveles inferiores , con responsabilidades distintas , ganando maestria y metodologia para dirigir y enseñar a la vez que aunque tienen muchas cosas en común no es lo mismo y solo así en su momento unos antes, otros después , otros nunca es que pueden dirigir y hacerlo bien . En cambio el director de academia es diferente , ese desde que comienza a estudiar se prepara para eso , para dirigir y enseñar , conocer cada una de las aristas del juego y del director en si y aun así jamás sale de una escuela , academia o área deportiva directo a dirigir al máximo nivel, lo cual es todo lo contrario en esas estrellas, que por serlo, se cae en ese crazo error como alternativa para poner un parche en un hueco que lo que lleva es cambiar toda la superficie , disculpen la metafora jaja , creo que esa es la escencia del problema pues quien es mejor como director si el que fue un buen jugador o uno de academia, como todo en la vida, es relativo , lo que si es absoluto es que la experiencia de los que fueron grandes figuras es imprescindible, aunque no necesariamente como directores un saludo .

    • Marvely on 24 noviembre, 2017 at 11:05 am
    • Responder

    Para dirigir no se puede improvisar, no basta con ser bueno o destacarte en algo, y lo digo en cualquier esfera, hay que tener herramientas, métodos y mucho estilo para lograr objetivos y resultado.

      • duniesky on 24 noviembre, 2017 at 4:31 pm
      • Responder

      Buenas tardes, usted tiene toda la razón, hay que tener herramientas, métodos y mucho estilo para lograr los objetivos que une se trace, teniendo eso, entonces es que se puede pensar en improvisar, como un método de aligerar la carga, como un método de no esquematizarnos en un limite ¨cuadrado¨, pero si se intenta improvisar sin tener una base sólida, generalmente el fracaso toca a las puertas. muy objetivo su comentario y muchas gracias.

    • Valenzuela on 24 noviembre, 2017 at 11:22 am
    • Responder

    Casi nunca se cumple la máxima de que un buen atleta deba ser un buen director, son excepciones como las que se han mencionado aquí, y se complica en Cuba mucho más cuando también los nominamos como directivos a las altas esferas deportivas, ejemplos sobran y ya es moda de buenos atletas retirados siendo directores y directivos, mesclados como una ensalada mixta, no se tienen que imaginar el resultado, lo estamos viviendo, nos olvidamos también que ese cargo lleva un apellido: el de técnico, y eso encierra muchas cosas, desde conocimiento, humildad hasta sabiduría, algo así bien mostrado como el ejemplo de Pacheco con Olivera, en la vida cotidiana nos encontramos con ejemplos de trabajadores que durante años han desarrollado su labor a la perfección, pero llegada la hora del retiro no saben trasmitir sus conocimientos, muy buenos en la práctica pero con deficiencias en la teoría, eso sucede con nuestros atletas recién retirados elevado a la categoría de Directores Técnicos ¿ Por qué sucede esto ?, sencillamente porque carecemos de una escuela especializada en su preparación, donde la ética sea unas de la materias principales, una escuela en toda la extensión de la palabra y con un periodo de tiempo razonable, también en la realidad vemos otra arista del mismo problema, ponemos un atleta recién retirado, o peor , sin retirarse aún, como director y en ese primer año con un equipo de ínfima calidad no obtiene resultado y enseguida lo desaparecemos del aire, Reutilio Hurtado y otros más son ejemplo de lo que digo, ni tan siquiera tienen tiempos de ´´pasar´´ esa escuela impuesta para ´´rectificar´´, de un fondo de botella no se puede sacar un rubí. Excelente reflexión Dunieski, sería ideal que los directores hayan sido atletas, pero una cosa es con guitarra y otra con violin.Saludos

      • duniesky on 24 noviembre, 2017 at 4:27 pm
      • Responder

      Buenas tardes, Valenzuela excelente reflexión la suya, aquí en esta página yo aprendo todos los días algo nuevo, me retroalimento de lo que cada uno de nosotros decimos, me encantó la definición que hizo al afirmar que ¨de un fondo de botella no se puede casar un rubí¨, le reitero las gracias por su excelente comentario y coincido con cada una de las cosas que refleja. Saludos y respeto.

        • duniesky on 27 noviembre, 2017 at 4:08 pm
        • Responder

        Por cierto quise decir sacar en vez de casar, parece que el teclado me jugó una mala pasada, la frase de Valenzuela fue ¨de un fondo de botella no se puede sacar un rubí¨, perdone Valenzuela por ¨tergiversar¨ su frase, realmente fue sin querer, es que esa frase me gustó tanto y se atiene tanto a la realidad, que ni me fijé en lo que estaba escribiendo. Un saludo.

  2. Eso de dirijir o ser lider, en mi opinion es algo con lo que se nace o se lleva toda la vida(una estrella); No se. Lo que si se, que no todos lo llevan y a palo no se hacen, como dice el dicho no esperes mango del aguacate…..

      • duniesky on 24 noviembre, 2017 at 4:19 pm
      • Responder

      Buenas tardes, Jocosa manera de definir una realidad, gracias por su comentario. Un saludo

    • Pedro on 24 noviembre, 2017 at 11:47 am
    • Responder

    Realmente este tema es muy interesante . Tiene razon Daimir en su ilustracion sobre como es en la MLB , Jorge me explico el caso de Francona que lo tuvieron como 8 años en una escuela para prepararlo y en varias categorias despues . Sin dudas que para dirigir hay que estudiar , formarse , prepararse , la matriz de amenazas , debilidades y fortalezas , hay que conocer eso , saber pedagogia .
    Recuerdo que Urquiola le hizo a los jugadores de pinar examen teorico y psicometrico , y los hay , obviamente no puedo nombrarlos , que tienen que agradecerle a el lo que hoy son o fueron . Bueno Urquiola fue muy inteligente como jugador , dirigio 4 o 5 años la liga de desarrollo , la gano , viajo al exterior , se preparo , despues vino a la serie nacional y todos sabemos lo que hizo , es una persona muy anhelada por los pinareños que nos gusta este deporte , de una intuicion sin igual para este deporte . Servio y Jorge soñaron pero no fueron atletas , sin embargo estudiaron y lograron resultados dirigiendo , aplicando metodologia y pedagogia .
    Cuba no tiene escuelas o academias ni para arbitros , asunto pendiente de desarrollar en el deporte nacional .
    La realidad es que ahora tenemos grandes estrellas dirigiendo y esta demostrado que no pueden , quieren pero no pueden , es la gran verdad sobre el tema.

      • duniesky on 24 noviembre, 2017 at 4:22 pm
      • Responder

      Buenas tardes, usted tiene toda la razón, le gradezco los datos que brindó sobre Francona y sobre Urquiola, porque por lo menos este servidor, no conocía esos detalles. Un saludo.

    • osmany on 24 noviembre, 2017 at 12:21 pm
    • Responder

    Ese es un grandisimo error que estamos cometiendo los cubanos , en esoecial periodistas y comentaristas impulsados por las opiniones de varias estrellas del beisbol cubano que afirman rotundamente, como Victor, que para poder dirigir en la pelota tienes que haber sido pelotero,ERROR, dirigir es un arte que suma además de conocimientos del deporte , muchos otros que no voy a enumerar, tiene que ser ejemplo, tiene que inspirar respeto, tiene que tener nivel educacional y cultural y tiene que tener un sin fin de cosas que haber sido pelotero solo te da el conocimiento de lo elemental del beisbol a el modo de ver de lo que fué cada pelotero, que a veces es dificil de quitar.. EN TODOS LOS LUGARES DEL MUNDO PARA SER ENTRENADOR DE CUALQUIER DEPORTE TIENES QUE ESTUDIAR Y SACAR EL CARNET O LICENCIA PARA ENTRENADOR LO CUAL NO ES FÁCIL Y NO SON MUCHOS, EN % HABLANDO, DE LOS GRANDES DEPORTISTAS QUE LO LOGRAN, MUCHOS ASPIRAN PERO NO TODOS LO LOGRAN, Y MIENTRAS SIGAMOS ASI PENSANDO QUE CON SOLO SER PELOTERO ESTRELLA VAS A SER DIRECTOR, ESTAMOS MUY MAL, MUCHOS DE LOS QUE HAN DIRIGIDO EN LOS ÚLTIMOS AÑOS HAN FRACASADO Y SIGUEN FRACASANDO Y AÚN ALGUNOS HAN TENIDO RESULTADOS DEPORTIVOS PERO TODOS SABEN QUE COMO DIRECTORES NO SIRVEN Y LO ALABAMOS PORQUE HAY ALGO QUE SI TENEMOS LOS CUBANOS, NO TENEMOS EL VALOR DE DECIR LAS COSAS CUNADO CORRESPONDE Y A QUIEN CORRESPONDE, Y DEJAMOS TODO AL TIEMPO….

      • duniesky on 24 noviembre, 2017 at 5:05 pm
      • Responder

      Buenas tardes, exactamente Osmani, dirigir es un arte, para el que algunos no parecen estar preparados todavía, gracias por su comentario. Un saludo.

    • Rafa on 24 noviembre, 2017 at 3:38 pm
    • Responder

    El problema es que dirigir en cualquier faceta de la vida es un arte, y más allá de los conocimientos de la actividad se necesita carisma, empatía, liderazgo, gestión y muchas otras cualidades.
    El mejor trabajador de un centro laboral no tiene porque ser buen dirigente.
    Y eso mismo pasa en el deporte, hay casos como Anglada y Urquiola, que brillaron como managers y peloteros, pero la generalidad no tiene porque ser así, y como comenta Daimir y otros, esa dirección lleva una preparación de años, no puede ser a dedo de hoy para mañana, aunque aquí nada de esto debe asombrarnos.

      • duniesky on 27 noviembre, 2017 at 4:02 pm
      • Responder

      Buenas tardes, coincido plenamente con su criterio por lo abarcador del mismo, gracias por su comentario. Un saludo

    • YALO on 25 noviembre, 2017 at 12:46 pm
    • Responder

    Nada que decir, mas de lo mismo y todos saben cual es mi modesto criterio y no quiero que se pierda lo que he ido ganando en amigos en esta peña jejeje , na era un chiste , pero aunque soy seguidor del profe y no creo que toda la culpa ni mucho menos de lo que esté pasando con los azules sea de el ,y el año pasado de quien era y el anterior , aunque si me he ido convenciendo y coincido con el amigo Alexander (siempre naranja) en esto, el sería mucho mejor como técnico nada mas, que como director pero mantengo mi criterio , tranquilo mas nada que decir ni a favor ni en contra sino todo lo contrario jiji , un saludo.

    • juan bermudez on 27 noviembre, 2017 at 2:50 pm
    • Responder

    Saludos a todos los foristas, en mi modesta opinión creo que por más que yo estudie y me prepare, nunca sabré más de las interioridades de un deporte que alguien que lo haya practicado con buenos resultados. Zidane es grande porque sabe qué es el futbol, Guardiola y otro millón de ejemplos es más de lo mismo. Se puede ser un gran director sin haber sido grande, pero necesitarás mucho más tiempo. Lazo promete ser grande, estoy seguro que lo logrará. Urquiola de no haber jugado pelota hubiese demorado más. La gran polémica continúa siendo VM32, y hay que reconocer que tiene resultados. Resultados no es solo ganar una serie, resultados es ganar más de lo que se pierde. Si algún día vuelve el justo sistema de antaño, solo ganarán los que mejor provecho saquen a sus nóminas. Los Play Off son espectaculares, pero son injustos. El que ganó 80 puede perder en siete o cinco juegos con el que ganó 60. Me quedo con los directores que ya sudaron en el estadio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.