Una de las tradiciones más arraigadas en Estados Unidos marca que cada último domingo de noviembre, familias y amigos se reúnan para recordar a los peregrinos que en los años 1600 llegaron a Plymouth, Masachusstes y, pese a todas las adversidades del invierno, lograron sobrevivir gracias a la comida, abrigo y cuidados de los indios Wampanoag.

Una vez que hubo buen tiempo y establecidos, los peregrinos prepararon una cena para darle gracias a la tribu por las atenciones y enseñanzas brindadas mediante las cuales echaron raíces en la nueva tierra. A rasgos generales fue así como nació esta tradición que cada año se celebra en territorio estadounidense y Canadá (aunque no en la misma fecha).

Este día, muchas familias participarán de un banquete y con ese motivo preparamos un ‘menú’ con aquellos atletas que nos deleitan con sus goles, clavadas, pases, jugadas, atrapadas; simplemente con verlos en acción, en fin, verdaderos platillos gourmet, manjares de la escena deportiva.

Tom Brady

A sus 40 años, el quarterback de los New England Patriots es ya una leyenda en activo. Ha destrozado cualquier tipo de estadísticas y de sobra está enumerar sus logros o récords, mejor demos gracias por poder verlo cada fin de semana comandando la ofensiva de Bill Belichick y no nos sorprendamos si en febrero lo vemos disputando un Super Bowl más, esta vez tal vez podría ser el último, aunque con él nunca se sabe.

Lionel Messi

Amado por muchos, en ocasiones de manera exagerada, el argentino es simplemente el mejor en su posición (mas no el mejor futbolista, ya que el fútbol ocupa 4 posiciones y no sabemos si el rosarino es buen defensa o portero; eso será imposible de establecer aunque los ‘expertos’ opinen lo contrario y lo cataloguen como el mejor futbolista).

Formado en La Masía, se suele decir que Lionel es de otro planeta; cada fin de semana podemos verlo y no deja de sorprender esa facilidad que tiene para controlar el balón, para pasarlo por donde no es posible y para hacer ver mal a más de un rival. Afortunadamente, a Messi le quedan muchos años para hacer su magia, pero no está de más estar agradecidos por poder verlo.

LeBron James

 

Lo llaman ‘El Rey’ y tras el retiro de Michael Jordan, LeBron James ocupó el trono de su majestad en la NBA… Y no le quedó grande. ‘Da King’ es ya un veterano de las duelas. A sus 32 años lo ha ganado todo, tanto en la liga como a nivel internacional con el U.S. Team. Récords de puntos, bloqueos, asistencias, tapas; no hay un rubro en el basquetbol donde el líder de los Cleveland Cavaliers no aparezca a lado o por encima de leyendas. Su dominio es tal que para esta temporada está entre los nominados al MVP, uno más en su trayectoria.

Stephen Curry

 

Si hay un basquetbolista capaz de encestar la pelota hasta con el pie, ese es Stephen Curry, (lo hizo la semana pasada) no hay duda. El base de los actuales campeones de la NBA, Golden State Warriors es el amo y señor de los triples; probablemente no haya en la liga un jugador como él con la facilidad para encestar desde el rango de tres. The Goden Boy pertenece a esa camada de jugadores que llevan ya varios años dominando la NBA.

 

Rafael Nadal

Tennis – Shanghai Masters tennis tournament – Shanghai, China – 12/10/16. Rafael Nadal of Spain reacts during his match against Viktor Troicki of Serbia. REUTERS/Aly Song

El nacido en Mallorca ocupa actualmente la posición número 1 en e ranking de la ATP. Rafa es ya todo un veterano de las canchas de tenis y un recurrente cada vez que hay un Grand Slam en disputa, de lo cuales ha ganado 16 de manera individual. Pese las lesiones, Nadal parece agarrar una y otra vez un segundo aire; mantiene su potencia en el saque, velocidad para llegar a puntos que parecen imposibles y, sobre todo, hambre de triunfo.

El pasado lunes, su tío, Toni, con quien trabajó durante 27 años y ganó 75 títulos, se despidió con una emotiva carta y dejó de ser su entrenador; sin embargo, eso no impedirá que Rafa siga brindando un tenis que llena a los amantes del llamado deporte blanco.

 

Roger Federer

Del Expreso Suizo hay poco que no se haya dicho. Federer es quizás el tenista más elegante de la última década y si bien en los recientes torneos en los que ha participado no ha conseguido levantar el título, es un agasajo verlo en cualquier superficie.

Con 36 años es muy probable que estemos viéndolo en la recta final de su carrera, pero no por bajo rendimiento, sino porque las lesiones que ha padecido durante su trayectoria comienzan a cobrarle factura. Con 19 campeonatos individuales el originario de Basilea ocupa el segundo lugar en el ranking de la ATP. A Federer le ocurrió lo que a muchos grandes del deporte, nació en la misma época que otro ‘gigante’ como Nadal o Novak Dokovic y eso lo ha ‘obligado’ a compartir su reinado.

 

Serena Williams

 

Más de 300 semanas como número 1 de la WTA, dicen más que mil palabras y los 23 títulos individuales terminan con cualquier polémica que pueda haber sobre si la estadounidense es la tenista más dominante de su genero.

Serena no tiene comparación y son muy pocas las tenistas que pueden presumir haberla derrotado. Su fuerte golpeo, rapidez y precisión la hacen simplemente una máquina a la que probablemente también estemos viendo en sus últimos grandes años, pues recientemente fue mamá y seguramente será Alexis Olympia Ohaninan Jr., quien ocupe su mayor dedicación.

 

Lewis Hamilton

 

El británico obtuvo en el Gran Premio de México su cuarto campeonato del mundo (2008, 2014, 2015 y 2017), esta vez con la Escudería Mercedes AMG Petronas team. Debutante en la máxima categoría en el 2007 con McLaren, Hamilton acumula en su trayectoria 69 victorias y 72 poles; nadie tiene más salidas desde el lugar uno que él, incluso ha superado a leyendas como Ayrton Senna o Michael Schumacher.

 

Mike Trout

El jardinero estadounidense de los Angelinos de Los Angeles es considerado el pelotero más completo y dinámico de la actualidad. Desde su debut en 2012, cuando fue reconocido como Novato del Año de la Liga Americana en un par de años, ha ganado cinco Bates de Plata, participado en 6 Juegos de Estrellas siendo el MVP en dos oportunidades.

Trout es el primer pelotero de la MLB en pegar 30 HRs, robar 45 bases y anotar 125 carreras en una misma campaña. Entre muchas de sus marcas, el nativo de New Jersey se convirtió en el beisbolista más joven en llegar al centenar de HRs y a 100 bases robadas a la edad de 23 años y 253 días.

El 7 de agosto de este año conectó un doble que representó el hit mil de su carrera; el 29 de septiembre, su jonrón 200 y terminó la campaña 2017 con promedio de .306, 33 jonrones, 72 carreas impulsadas, 92 anotadas y 22 bases robadas en 402 turnos al bate.