Igualdad en nuestra cultura entre dos de sus grandes

29/11/2017

9:25 AM

Por el amigo de la peña Yaloski (El Yalo)

Aunque adoro escribir no es algo que se me dé muy bien y como mismo para dar un buen batazo o interpretar una gran canción, para escribir hay que tener talento, claro como todo en la vida. Desde que me acerqué a este maravilloso sitio siempre pensé en dos cosas fundamentales, la primera como llegar a ser miembro oficial de él y segunda qué podía hacer para aportar a la causa y la lucha incansable de cada uno de los que aman el béisbol para que siga siendo parte inseparable de nuestro pueblo y de nuestra cultura, además de darle el lugar al pelotero cubano más seguido, reconocido y para muchos (la mayoría de los estudiosos) más completo, el gran Don Martin Dihigo. Como buen cubano soy seguidor del béisbol, amante de la música cubana y admirador del baile.

Quizás muchos me tilden de loco, otros de sensato y los más reacios lajeros hasta de traidor pues para nadie es un secreto que mi humilde municipio alcanza su mayor grandeza por ser la tierra donde nació el Bárbaro del Ritmo, Benny Moré. Creo sin temor a equivocarme que estoy haciendo alusión a dos de los más grandes representantes de la cultura y las tradiciones cubanas en el siglo veinte (algunos como yo piensen quizás que en toda su historia). El objetivo de este trabajo, no es caer en una simple comparación de dos grandes personalidades que se destacaron en expresiones diferentes de la cultura cubana, pues en Cuba el béisbol no es solo tradición o deporte es también cultura, compararlos sería muy difícil pues Don Martin no cantó nunca en los mejores escenarios ni mucho menos el Benny fildeo una pelota, dio un batazo, o ponchó a un rival en los estadios (escenarios) más importantes de Cuba y el mundo de su época.

El propósito es demostrar que como mismo hoy es idolatrado, seguido, admirado y reconocido en Cuba y el mundo Benny Moré, así debería ser con Martín Dihigo, siendo más triste que El Maestro es mucho pero muchísimo más reconocido en el mundo que en su propia patria, en la que nació, vivió, le entregó todo y pasó sus últimos días, teniéndolo hoy muchas veces en el olvido. Pero lo que sí es muy fácil demostrar es que ambos tuvieron aunque en lados diferentes igual de grandeza, algunos pensamos que la balanza puede inclinarse más a un lado que al otro, pero eso ahora no es lo principal sino lograr que como ya tienen en la historia, para los cubanos tengan el lugar que les corresponde a AMBOS en el pedestal de los grandes.

El Benny cantó y triunfó en escenarios disímiles siendo reconocido por su sonoridad, calidad de su voz, habilidades para dirigir orquestas y sobre todo su carisma. Aprendió la música de forma empírica y su talento natural lo llevó al lado de grandes figuras de Cuba y el mundo (Miguel Matamoros, Arturo Núñez, Mariano Macerón, Ángel Flores, Pérez Prado, Miguel Aceves Mejías, Pedro Vargas) convirtiéndose en uno de los músicos y cantantes cubanos mas importantes de la historia, se destacó por interpretar el mambo, cha cha cha, el son entre otros géneros musicales.

Su fama estuvo presente en varios países de América como México (aquí tuvo una gran coincidencia con Don Martin pues al igual que él fue fuera de Cuba donde mas brilló), Venezuela, Estados Unidos, Panamá y Colombia, poniendo la música y la cultura cubana bien en alto. Su talento fue natural, integral y abarcador. Jamás renunció a su pueblo Santa Isabel de las Lajas, donde hoy reposan sus restos mortales siendo su tumba patrimonio de nuestra cultura y lugar visitado por grandes figuras de la cultura de Cuba y el extranjero, además es idolatrado y venerado por la inmensa mayoría de los mejores músicos cubanos celebrándose en su honor importantes festivales nacionales e internacionales, no solo en su pueblo natal sino también en Cienfuegos y La Habana convirtiendo las fechas de su nacimiento y muerte en motivos de recordación de ese grande en todo el país, tampoco renunció jamás a su Patria, todo esto lo convirtió en el Bárbaro del Ritmo, EL Sonero Mayor.

Martin Dihigo jugó en los más grandes escenarios de Cuba y el mundo, excepto en MLB donde le fue prohibido por el color de su piel, mérito doblemente mayor pues sin haber podido jugar el mejor béisbol del mundo, por su probada calidad en las Ligas Negras, pasó a formar parte de un lugar en el trono de los inmortales del Salón de la Fama de Cooperstown lo que demuestra aun más su grandeza. Su nombre se inscribe con gloria en la Liga Cubana de Béisbol donde al igual que en toda su carrera se destaca por jugar todas las posiciones, lanzar y ser un gran director de equipos. En la Liga Mexicana también tiene su espacio y al igual que el Benny aquí realiza muchas de las mas grandes hazañas de su carrera, juega en Venezuela, República Dominicana y también en Puerto Rico, destacándose en todos estos lugares jugando también todas las posiciones, lanzando y dirigiendo equipos, lo cual hace que además de en Estados Unidos forme parte de cuatro salones de la fama más, en su natal Cuba, México, Venezuela y República Dominicana.

En el caso del Maestro, al igual que el Benny que tocaba varios instrumentos y dirigía orquesta, jugaba todas las posiciones, lanzaba y dirigía pero además conocía todas las maldades del béisbol convirtiéndose por tanto en el pelotero mas completo cubano de todos los tiempos al punto de ser reconocido por grandes figuras, incluso del béisbol de Grandes Ligas, como el vicepresidente de Los Dodgers Al Campanis o jugadores de MLB como Satche Paige, John Mc Graw, Buck Leonard los cuales plantearon que en su momento el mejor pelotero de todos los tiempos blanco o negro, aunque muchos dijeran que eran Ruth, Cobb o Di Maggio, para ellos era Martin. Esto nos demuestra, como para poder hacer un poco más cercana la comparación, que Martin Dihigo era en la pelota como el mejor músico cubano de todos los tiempos, el mejor cantante y el mejor director de orquesta algo que estuvo reservado para el inmortal, no así para el Benny (aunque sea de los mejores no es el mejor), reconociendo que es tan difícil en Cuba, por nuestras tradiciones y por nuestra cultura que es muy rica y única, escoger quien fue el mejor músico o cantante como quien fue el mejor pelotero, debemos aceptar que si es así la balanza se inclina para Don Martin Dihigo.

No se a ciencias ciertas si este trabajo cumple o cumplirá su objetivo, no es más que el de RECONOCER, ADMIRAR y NO OLVIDAR jamás a las figuras de nuestra cultura que pusieron bien en alto el nombre de nuestra hermosa isla. Pero sobre todo demostrar que ese grande de nuestro béisbol, por lo tanto, de nuestra cultura, que fue Dihigo no puede seguir en el olvido para muchos, sus ideas de lo que es la pelota, su ejemplo fuera y dentro del terreno, su grandeza como pelotero, su talento, su historia y sus logros nacional e internacionalmente tienen que llegar a todos, ser admirado por todos, recordar con fiestas (desde el punto de vista deportivo) las fechas de su nacimiento o muerte, las peregrinaciones hasta la maltrecha tumba donde reposan sus restos (debemos luchar para al igual que la del Bárbaro del Ritmo sea algún día Monumento Nacional) debe ser más masiva con más divulgación, ese debe ser un lugar donde las más grandes figuras de nuestra pelota y nuestro deporte en general vengan a rendir tributo como se hace con el Benny, muchas más instalaciones deportivas deben llevar su nombre, al igual que premios y festivales del Béisbol o torneos, sentir y señalar los lugares que visitó, los que se convirtieron en su rutina cotidiana, hacer que cada uno de los seguidores y defensores del deporte tanto en su querido Cruces, en su natal Matanzas como en toda Cuba conozcan bien a nuestro Maestro en el béisbol, en el deporte, en la cultura, en la CUBANÍA, nuestro Martin Dihigo debe, como el Benny y otros grandes de este gran país, ser referencia, ser estandarte, ser lo que nunca dejará de ser, EL INMORTAL.

 

15 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • jorgito en 29 noviembre, 2017 a las 12:06 pm
    • Responder

    ciertamente yalo es una lastima que en mexico se idolatre al gran martin dihigo y aqui se pueda sentir que aun falta por reconocer al mas grande de unestros peloteros….pero para eso estamos nosotros y un buen numero de personas que granito a granito intentaremos rescatar lo que tiene que ser rescatado…..saludos…

      • YALO en 29 noviembre, 2017 a las 4:47 pm
      • Responder

      Por eso ya dentro de mis sueños esta ser un verdadero MD, eso espero, y formar parte permanente de esta GRAN FAMILIA para que mis fuerzas y mis ganas sean parte indestructible de la de este grupo de soñadores con los pies en la tierra que son cada uno de ustedes y sus seguidores, MIL GRACIAS A LA MARTIN DIHIGO POR EXISTIR Y GUIAR EL CAMINO.

    • Valenzuela en 29 noviembre, 2017 a las 1:34 pm
    • Responder

    Por supuesto que este trabajo si cumple su objetivo El Yalo, ojala se multiplicara, esto forma parte de nuestra lucha por rescatar el beisbol, dos aristas diferentes que nos muestran de forma amena las desigualdades impuestas por nosotros mismos, a Don Martin no se le ha dado en Cuba el lugar que merece, siga escribiendo amigo, si se le da muy bien escribir, es un placer leerlo.Saludos

      • YALO en 29 noviembre, 2017 a las 4:41 pm
      • Responder

      Gracias, por lo que me toca y ojalá que quienes deben aceptar lo que para nosotros está mas que claro, lean este artículo y les llame a la reflexión para lograr como queremos todos igualar a estos dos grandes y dar HONOR A QUIEN HONOR MERECE, claro para eso estamos, para que nuestras palabras y nuestros hechos lleguen hasta los oídos mas torpes y sordos que aunque no quieran entender sepan que hay un pueblo que quiere y entiende, saludos.

    • duniesky en 29 noviembre, 2017 a las 1:55 pm
    • Responder

    Buenas tardes, amigo Yalo, usted plantea que escribir no se le da bien, pero aunque no soy el más idóneo para opinar en ese sentido, le planteo que en mi humilde opinión considero que se desarrolla bastante bien en la escritura, incluso más de lo que usted piensa… Para escribir hay que tener talento, en eso tiene razón… Pero también se requiere pasión, voluntad de defender las cosas en las que se cree, escoger una causa y asumir riesgos inherentes a los temas que se escogen con valentía y dedicación. Escribir requiere una base investigativa sólida desarrollada con esfuerzos propios y si es posible aprovechando las tecnologías existentes, escribir especialmente requiere que aunque se verse sobre algo ya expresado antes, se tenga la facultad de describirlo desde lo más profundo del corazón, para que entonces lo ya dicho, vuelva a ser, total y plenamente nuevo. Su artículo rebosa de unas cuantas de las capacidades que mencioné, es interesante, atrevido, creativo, demuestra conocimiento por su parte de lo que la música cubana y el deporte son, los define como componentes de lo que nuestra cultura es, ese sentido común que denota que es parte indispensable de nuestra cubanía, de nuestra idiosincrasia. Usted escoge dos figuras cumbres, dos figuras esenciales, dos símbolos reales de lo que somos hoy; y no hablo del sistema, no hablo de lo formal, no… Esas dos esencias de cubanía, definen lo que el honor, el talento y la dedicación significan para el cubano común, son esencias reales, palpables, integrantes de un mismo concepto desde diferentes definiciones, por eso coincido, ambos debían estar al mismo nivel, ambos dieron lo mejor de sí desde el papel que les tocó jugar, ambos dieron alegría, ambos dieron distinción. Particularmente creo que ambos debían ser homenajeados con la misma fuerza y apreciación, pues ambos lo dieron todo en bien del público o la afición, ambos derrocharon talento con inigualable pasión. Creo… mejor dicho… AFIRMO que estoy con usted en esta pretensión, debe de haber IGUALDAD, debe dársele al inmortal un reconocimiento idóneo en nuestra tierra, por lo pronto esta página y la MD le brindan homenaje en el día a día y ponen su granito de arena, en función de hacerle justicia, al igual que hacemos cada uno de nosotros los que amamos al beisbol. Otros podrán tener un criterio diferente y se los respeto, pero el mío muy particular, es que me gustó su artículo, me apasionó el contenido y lo que es más importante me instruyó sobre lo que el deporte y la música son. Un saludo

      • YALO en 29 noviembre, 2017 a las 4:31 pm
      • Responder

      Gracias amigo y si algo tiene este trabjo es mucho corazón se lo aseguro , el corazón que siempre he tenido para las cosa que amo y admiro y el corazón que he cultivado gracias a esta grandiosa peña y a todos los amigos peñistas y colaboradores que sin ella quizas jamás me hubiese atrvido hacer muchas cosas que aunque sentia por el deporte no las hacia, una de ellas escribir , gracias una vez mas y un saludo a todos.

        • duniesky en 30 noviembre, 2017 a las 12:06 pm
        • Responder

        Buenos días no tiene que darme las gracias amigo y de que este trabajo que usted ha presentado lo hizo de corazón, no me queda la menor duda, esa es la esencia de mi comentario, usted ha elaborado un artículo consecuente con los temas que defiende y ha sido bastante objetivo al hacerlo, todo aquel que obre así, merece mi respeto, y el hecho de que que haya puesto el corazón en el empeño, le merece no solo mi respeto, sino toda mi admiración. Un saludo

        • duniesky en 1 diciembre, 2017 a las 9:12 am
        • Responder

        Buenos días. Las gracias se las tengo que dar yo amigo, por permitirnos a todos tener acceso a un artículo tan instructivo, que toca temas tan reales, como palpables y que defiende una verdad tan irrebatible. Siga escribiendo de corazón que eso es lo que importa. Un saludo.

    • Ramón García en 29 noviembre, 2017 a las 6:39 pm
    • Responder

    Yalo, no es necesario que digas que este trabajo tiene corazón. Eso brota a través de tus letras hermano. Te felicito de corazón.
    Un abrazo.

    • SIEMPRE NARANJA en 30 noviembre, 2017 a las 9:22 am
    • Responder

    Hola amigo Yalo, lo había sentido en tu voz cuando me expresaste en Cruces, junto a la tumba del Maestro, esta opinión tuya. Lo cierto es que al transcribirlo lo sentí más, logras trasmitir tu punto de vista del tema, punto coincidente con muchos aunque como dices “Quizás muchos me tilden de loco” es posible, pero lo que sí es real es que muchos estarán de acuerdo pues ambas figuras son la representación de los cubanos humildes, sin previa formación ni intelectual ni cultural, sin embargo supieron imponerse en un complejo mundo lleno de injusticias y a golpe de empeño, dedicación, trabajo y corazón.

    Contribuyes de esta manera junto a la MD a hacer justicia y ser consecuente con los que labraron nuestra historia………..

    Saludos……

      • yalo en 30 noviembre, 2017 a las 5:00 pm
      • Responder

      Gracias AMIGO aal igual que a los demás , pero creame su criterio me era necesario como quiera que el único miembro de esta peña que me conoce personalmente es usted y la vida no me dio tiempo para en ese momento conocernos mas , pero me alegra que de alguna forma haya creido en mi y en mis palabras , un abrazo de un amigo.

    • Adalberto Rumbaut Hernandez en 30 noviembre, 2017 a las 9:34 am
    • Responder

    Yalo cuando veo su comentario tengo que reconocer que Usted tiene el amor por la Cultura y el Patrimonio de nuestros Pais a Flor de Piel, se le sale por los poros y es muy honesto de su parte, hoy en día las nuevas generaciones no conocen a esas grandes figuras de la cultura principalmente del Beisbol que dieron lo mejor de sí para poner el nombre de Cuba muy alto. Muchos tuvieron que vencer grandes adversidades y sin ningún tipo de apoyo para poder triunfar e imponer su calidad. Como casi siempre sucede tuvieron que darse a conocer primero en el extranjero para que lo reconocieran en su País, es verdad que la historia demuestra que NADIE ES PROFETA EN SU TIERRA. Pienso que de nosotros y todos los amantes del Patrimonio cultural de nuestro País depende que se pueda rescatar nuestra historia y una muestra de ello es el trabajo que viene realizando la MD. Saludos, Rumbaut

    • carlos en 30 noviembre, 2017 a las 12:49 pm
    • Responder

    AMIGO YALO Y TODOS LOS QUE DE UNA FORMA U OTRA EN ESTA GRANDIOSA PEÑA DEFIENDEN LA TRADICION , LA HISTORIA Y LA UNION ENTRE TODOS NOSOTROS Y ME DISCULPAN SI ME INCORPORO AL GRUPO PERO ACA SE SIENTE UNO EN CASA, ES VER COMO SE AMA CON EL CORAZON Y EL ALMA LAS RAICES QUE DESDE NUESTROS ABORIGENES HASTA AHORA LOS QUE ESTAMOS, HACEMOS Y HAREMOS POR NUESTRA BELLA ISLA CUBA, CUATRO LETRAS QUE CABEN EN LOS PECHOS DE LOS QUE COMO USTED YALO ESTARAN SIEMPRE, FELECIDADES, MD ETERNA PARA SIEMPRE.

    • El pelotero Matancero en 1 diciembre, 2017 a las 1:25 am
    • Responder

    Martin el inmortal y beny moré el irrepetible glorias de la nación cubana.

  1. Bienvenido mi amigo al elenco de escritores de la MD. Muy bueno tu debut y para nada sientas preocupación, porque se te da y muy bien, así que espero que este sea el primer artículo de muchos tuyos por aquí. En cuanto a la esencia del articulo estoy de acuerdo contigo y no porque seamos seguidores de MD, si no porque como bien dices brillo el Inmortal y muchos dentro y fuera de Cuba le atribuyen que fue el mejor pelotero y más completo de su época y hasta algunos dicen que de todos los tiempos en el mundo. Eso es algo inmenso que lo relacionen con los mejores del mundo, el Benny, de los más grandes músicos cubanos, con grandes seguidores, a pesar de su inmensa calidad y estelaridad en la música, pero nunca he escuchado que lo relacionen con los mejores del mundo y mucho menos de la historia. Claro salvando las diferencias en sus profesiones ambos son orgullo cubano y fueron de lo mejor que esta isla ha tenido entre sus hijos. Para mí de lo mejor de lo mejor ambos, pero si preguntas te respondo, así que MD fue mejor jaja. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.