MLB; Un discreto 2017 para Kendrys Morales

 

11/12/17
7:25 PM

 

 

El cubano, bateador designado de los Azulejos, terminó el 2017 con 25 dobletes, 28 cuadrangulares, 85 compañeros llevados al plato y 67 anotadas a lo largo de 150 desafíos.

 

Por Juan Páez / @jmanupz
La temporada 2017 de Kendrys Morales en las Grandes Ligas debe ser lo más parecido a una montaña rusa. El último torneo de las Mayores fue su primera campaña con los Azulejos de Toronto, por un contrato de tres años y 33 millones de dólares, y aunque no fue una decepción en lo absoluto, es también cierto que el industrialista no mostró su mejor versión.
————————————————————————————————————————————
En ocasiones lució como el bateador explosivo, el mismo que se estableció hace años en las Mayores. Un ejemplo de eso es cuando conectó un grand slam el 6 de abril ante Blake Snell y los Rays de Tampa Bay, otro cuando tuvo una jornada para el recuerdo, con tres jonrones y siete carreras empujadas en cinco turnos oficiales el 31 de agosto, contra los Orioles de Baltimore.
Pero también en buena parte de la campaña lució como un bateador con leves signos de declive. Incluso en un punto de la ronda regular pasó 16 juegos seguidos sin conectar estacazo de vuelta completa y 12 encuentros al hilo sin siquiera una impulsada.
Pese a lo mencionado, el bateador designado terminó 2017 con 25 dobletes, 28 cuadrangulares, 85 compañeros llevados al plato y 67 anotadas a lo largo de 150 desafíos.
¿Decadencia?
Es cierto que Morales ha participado en al menos 150 juegos en cada uno de los últimos tres años, también es real que sacó, como mínimo, 20 pelotas del parque en cada zafra desde 2015, en el temporadón que tuvo con los Reales de Kansas City, justo cuando ganaron la Serie Mundial.
No es mentira que es uno de los siete peloteros (lista que incluye a su coterráneo José Abreu) que en cada una de las últimas tres campañas ha totalizado 150 duelos, 20 vuelacercas y 85 fabricadas o más. Ese grupo lo integran, además de Morales y “Pito”: Anthony Rizzo, Manny Machado, Paul Goldschmidt, Nelson Cruz y Nolan Arenado, parte de la crema del béisbol.
Lo que definitivamente es completamente verdadero es que, aunque ha sido uno de los peloteros más constantes de la Gran Carpa, esa constancia ya está en sus últimas letras, al menos así parece. Kendrys solo se superó, con respecto al año pasado, en anotadas (por dos, 67 contra 65) y en dobles (por uno, 25 contra 24).
Por lo demás, dio menos extrabases que en 2016 (53 contra 54), menos conexiones de cuatro esquinas (28 contra 30), empujó menos rayitas (85 contra 93) e incluso se ponchó más veces que nunca en su trayectoria en el big show (132). También su línea (AVG/OBP/SLG/OPS) sufrió un declive notable: .263/.327/.468/.795 en 2016 a .250/.308/.445/.753 en 2017.
Pero el ambidiestro aún no está listo para empezar a ver el ocaso de su carrera. Por eso trabaja fuerte en la temporada muerta para tener un mejor rendimiento en la próxima temporada.
“La vida de un pelotero profesional nunca tiene descanso. Uno siempre repasa lo que sucedió en la temporada que finalizó y busca maneras de corregir esos pequeños errores que se van arrastrando y que son difíciles de borrar en plena temporada”, dijo el nacido en Fomento a El Nuevo Herald. Actualmente trabaja con el conocido instructor de bateo Ricardo Sosa.
“Con Sosa vengo a quitarme los malos hábitos que se van pegando al swing. Sosa nos va llevando al momento anterior a que aparecieran esos errores. Uno tiene que aprender que es muy difícil detectar esos problemas por uno mismo. El tema de la coordinación de los movimientos y los brazos es complicado”.
Los Azulejos de Toronto, con un futuro no muy prometedor en el corto plazo, afrontan una reestructuración, quieren, como se dice en el argot beisbolero, ponerse jóvenes nuevamente. No es descabellado pensar que, dependiendo de qué tan bueno sea el desempeño de Morales en 2018, termine la ronda regular en un equipo contendiente, sobre todo porque no es un jugador “caro”. Pero, eso sí, tendrá que batear sin decaer para que los conjuntos vean en él lo que ha sido en los últimos torneos: un consistente slugger nato.

Números de por vida de Kendrys Morales en Grandes Ligas:

Año Edad Eq G PA AB R H 2B 3B HR RBI BB SO BA OBP SLG OPS
2006 23 LAA 57 215 197 21 46 10 1 5 22 17 28 .234 .293 .371 .664
2007 24 LAA 43 126 119 12 35 10 0 4 15 6 21 .294 .333 .479 .812
2008 25 LAA 27 66 61 7 13 2 0 3 8 4 7 .213 .273 .393 .666
2009 26 LAA 152 622 566 86 173 43 2 34 108 46 117 .306 .355 .569 .924
2010 27 LAA 51 211 193 29 56 5 0 11 39 12 31 .290 .346 .487 .833
2012 29 LAA 134 522 484 61 132 26 1 22 73 31 116 .273 .320 .467 .787
2013 30 SEA 156 657 602 64 167 34 0 23 80 49 114 .277 .336 .449 .785
2014 31 TOT 98 401 367 28 80 20 0 8 42 27 68 .218 .274 .338 .612
2014 31 MIN 39 162 154 12 36 11 0 1 18 6 27 .234 .259 .325 .584
2014 31 SEA 59 239 213 16 44 9 0 7 24 21 41 .207 .285 .347 .632
2015 32 KCR 158 639 569 81 165 41 2 22 106 58 103 .290 .362 .485 .847
2016 33 KCR 154 618 558 65 147 24 0 30 93 48 120 .263 .327 .468 .795
2017 34 TOR 150 608 557 67 139 25 0 28 85 43 132 .250 .308 .445 .753
Total: 1180 4685 4273 521 1153 240 6 190 671 341 857 .270 .328 .4

 

 

Tomado de: Swingcompleto

 

2 comentarios

  1. Para nada me gustó este articulo.Realmente no soy de la opinion de que Kendrys haya tenido un discreto 2017, creo que tuvo un BUEN 2017.Ademas en los numeros se puede ver que practicamente su accionar fue casi identico al 2016.Por tener 8 impulsadas menos, 5BB menos y 12 ponches mas en mas de 600 turnos, no creo que de lugar a un comentario como ese.Logico que con el paso de los tiempos deberia tener linea descendente, pero creo que al menos la Temporada recien concluida no es la Base para este comentario.Me recuerda a otro pesimo comentario que tambien se hizo a inicios de la Temporada sobre Pito Abreu en la que se pronosticaba su acelerado declive y miren como fue su DECLIVE.Saludos a todos

    • duniesky en 12 diciembre, 2017 a las 10:14 am
    • Responder

    Buenos días, este es un artículo a analizar y aunque considero que es hasta cierto punto bastante objetivo, no estoy de acuerdo con algún que otro punto que me parece un poquitico superficial y me explico: El autor o los autores manifiestan que ¨… Lo que definitivamente es completamente verdadero es que, aunque ha sido uno de los peloteros más constantes de la Gran Carpa, esa constancia ya está en sus últimas letras, al menos así parece… ¨, aunque en su defensa debo decir que manifiestan que ¨… el ambidiestro aún no está listo para empezar a ver el ocaso de su carrera. Por eso trabaja fuerte en la temporada muerta para tener un mejor rendimiento en la próxima temporada… ¨ ¿Entonces en qué quedamos? Su análisis repito que es bastante objetivo, pero desconocen un simple y pequeñísimo detalle, están hablando de Kendry Morales, están obviando que este atleta ha demostrado una y otra vez de que material está hecho, y que ante cada adversidad resurge cual ave fénix, justo cuando parecía que solo era cenizas, hace rato que Kendry parecía estar en declive, o alguno ha olvidado que cuando volvió de la triste célebre lesión que le obligó a hacer ajustes importantes en su mecánica de bateo y que lo limitó mayormente al puesto de designado, parecía no ser el mismo, descenso que tuvo su punto cúspide en el 2014, año en el que por las veleidades de la ¨oferta calificada¨ y su pobre desempeño parecía que su carrera había tocado fondo, pero precisamente ahí está la magia, parecía… pretérito imperfecto que perfectamente pudiera estarse poniendo de manifiesto en estos momentos… ¿Cuántos peloteros de la gran carpa han logrado regresos del abismo tan singulares? ¿Cuántos? No creo que sean muchos… Kendry ama batear, ama jugar ese bello y extraordinario juego que se llama beisbol, Kendry no es un Kendry cualquiera, es Kendry Morales cubano de pura cepa y aunque si bien es cierto que a pesar de que esta última temporada no fue mala, realmente tampoco fue de las mejores, no se le puede definir como un atleta en declive, porque él todavía da para más, para mucho más, por eso considero que aún le queda gasolina en el tanque y ya él mismo se lanzó la clarinada, se lanzó la alerta de que debe trabajar más duro y tiene total conciencia de esto al afirmar ¨… La vida de un pelotero profesional nunca tiene descanso. Uno siempre repasa lo que sucedió en la temporada que finalizó y busca maneras de corregir esos pequeños errores que se van arrastrando y que son difíciles de borrar en plena temporada…¨ por eso acude a Sosa, por eso recaba su ayuda para ¨… quitarme los malos hábitos que se van pegando al swing. Sosa nos va llevando al momento anterior a que aparecieran esos errores. Uno tiene que aprender que es muy difícil detectar esos problemas por uno mismo. El tema de la coordinación de los movimientos y los brazos es complicado…¨, si he aprendido algo sobre este excepcional pelotero, es que con él nunca debemos darnos por vencido y en mi modesta opinión considero que los primeros momentos del cambio de organización no son siempre los más halagüeños, porque todo en la vida lleva un período de aclimatación (los resultados en la primera temporada con los Kansas, pueden ser considerados una excepción donde jugó un papel decisivo el clima que se vivía en ese momento en el club-house, y al que él le vino como anillo al dedo), los resultados de la temporada que se avecina dirán si tengo o no razón. A pesar de la edad, que no considero tan avanzada, Kendry Morales cuenta con la voluntad suficiente para demostrar que los que no creen en él pudieran estar enormemente equivocados, trabajando en pos de ponerse en forma, de alcanzar la cúspide de su rendimiento, lo cual desde ya empieza a preocupar a los lanzadores contrarios, sea cual sea su abolengo y que conste que todo lo que expreso en este caso (por casi única vez) lo hago con la cabeza y no con el corazón, pero creo fervientemente dada la actitud y los patrones de resultados que ha demostrado este grande de la pelota cubana que el 2018, nos va a traer ¨sorpresas¨ bien agradables con respecto a su rendimiento. Por eso en lo que si coincido plenamente es en la última parte del artículo que versa ¨… No es descabellado pensar que, dependiendo de qué tan bueno sea el desempeño de Morales en 2018, termine la ronda regular en un equipo contendiente, sobre todo porque no es un jugador “caro”… ¨ y me permito agregar extremadamente útil, extremadamente inteligente, que tiende a aunar voluntades y guardarse a la afición en un bolsillo… no es mediático, pero talento le sobra, todo está en que la voluntad, el sacrificio y la entrega salgan a flote. Sosa el nuevo gurú del bateo lo está ayudando, pero la valentía de poner el resto en su empeño depende totalmente de él. No sé ustedes, pero yo estoy loco porque llegue Abril y Kendry demuestre una vez más la verdadera calidad del beisbolista cubano allende los mares, de por qué para nosotros seguirá siendo un beisbolista excepcional. Saludos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.