Industrialicidio

18/01/18
10:26 pm

 

 

 

Parecía que Industriales volvería a pelear por un título de Cuba, luego de años de tropiezos y decepciones. Que de la mano del polémico Víctor Mesa, el color azul podría conquistar la Isla como antaño y alimentar el menguado orgullo de sus fanáticos.

La respuesta de la afición, que abarrotó el Latinoamericano en la semifinal contra Las Tunas, fue un empujón anímico para los Leones, y los melenudos respondieron con un par de victorias que los puso a solo un paso de la final.

La Habana confiaba en sus peloteros, creía. Pero los Leñadores se encargaron de bajar a los capitalinos de la nube. Alevosamente.

El estadio Julio Antonio Mella fue una trampa mortal para los Industriales. Primero con una remontada histórica –la tercera en la semifinal– que heló la sangre azul de los habaneros y puso a delirar a los de Las Tunas.

La victoria del miércoles (6 x 3, tras llegar debajo al octavo inning) cortó las alas a los azules, que llevaban la ventaja psicológica y deportiva luego del jonrón de Eriel Sánchez.

Fue la antesala del derrumbe, un mazazo –o mejor, un hachazo– que astilló el ánimo de los Leones y los hizo caer como un castillo de naipes frente a la exultante confianza de sus rivales.

Rafael Viñales, opacado en todo el play off, volvió a creer en sí mismo después de su jit decisivo. Yosvani Alarcón, maniatado por los pitchers azules, se llamó a capítulo y dejó todo para el séptimo juego.

La suerte estaba echada. Aunque Víctor Mesa y sus Industriales no lo sabían. O tal vez sí.

El tiro de gracia llegó de la peor manera. De la mejor, desde la perspectiva de Las Tunas. Por lechada, por nocaut.

En una movida sorpresa, Pablo Civil le dio la pelota al refuerzo holguinero Luis Ángel Gómez y este le regaló una joya sobre el montículo. El cachorro, que no había tirado en la postemporada, amarró corto a los Leones y dejó claro por qué fue el sublíder de carreras limpias en la serie (2.25), con un WHIP de 1.07.

Cuando los de La Habana dieron muestras de vida, sacó la casta y pintó de ceros la pizarra. Solo cinco indiscutibles y una base por bolas toleró el zurdo, mientras las caras se hacían cada vez más largas en la cueva de Industriales.

Sus compañeros de uniforme fueron la otra cara de la moneda. Crecidos, con la autoestima por el cielo, salieron a comerse vivos a los Leones. Y se los comieron.

Foto: Rey López / Periódico 26.
Foto: Rey López / Periódico 26.

Freddy Asiel Álvarez, abandonado por la suerte en toda la campaña, tampoco se hizo ahora justicia y salió cabizbajo de la lomita. El naranjiazul aguantó a duras penas –errores de su cuadro incluidos– hasta el estacazo de Alarcón abriendo la quinta entrada, que dio ventaja de cinco a los Leñadores.

Con el jonrón del cuarto bate tunero –en noche de gala: de 4-4 con tres empujadas–, se ahogaron las últimas esperanzas azules. El naufragio se consumaba.

Lo que vino después fue la clásica leña del árbol caído. Los Leñadores no pararon de cortar hasta dejar marchitos a los Industriales. Otras tres carreras en el quinto inning y dos más repartidas entre sexto y séptimo –con un triste desfile de lanzadores azules– confirmaron un fuera de combate que hundió en el silencio a la afición capitalina.

Aunque Danel Castro, clave en las victorias previas de Las Tunas, se fue esta vez en blanco, los del hacha marcaron 13 jits, con 3 dobles y par de vuelacercas –el segundo, del renacido Viñales– y aprovecharon las costosas pifias de los Leones.

El veterano Andrés Quiala y el refuerzo camagüeyano Alexander Ayala, desbordado en la semifinal, fueron también protagonistas con el madero.

El hachazo final fue más que simbólico. El veloz Yunieski Larduet ancló en el plato tras un atrevido corring desde segunda base, ante el impotente tiro de un histórico de los Industriales: el inicialista Alexander Mayeta. El Mella se vino abajo.

Ahora los Leñadores irán por el sueño mayor frente a los Alazanes de Granma, los vigentes campeones. El estadio de Las Tunas será, la tarde de este sábado, el escenario inédito del primer duelo entre dos equipos orientales por la corona de Cuba.

Con lo hecho ante los azules, el equipo de Pablo Civil es el favorito sentimental de muchos en la Isla. Ir en busca de su primer gallardete refuerza el vínculo con los aficionados, más allá del Balcón del Oriente.

Enfrente tendrán un hueso bien duro. Un conjunto que ya descabezó gigantes el año pasado y quiere galopar de nuevo a su antojo. Por lo pronto, los Alazanes llegarán descasados a la final, tras liquidar en cinco juegos a los sempiternos aspirantes Cocodrilos de Matanzas.

La porfía promete ser dura.

¿Y los Industriales? Tocados otra vez en su orgullo, no les queda otra que guardar la derrota en el fondo del closet. Tirarla allí donde están ya otras remontadas en contra como las de la Aplanadora santiaguera. Rumiar el dolor y levantar la cabeza porque, al menos, volvieron al cuarteto de avanzada. Y pensar desde ahora en la serie que viene. Con o sin Víctor Mesa.

El inquieto manager, que ya no sabe a qué conjuro o deidad apelar, volvió a quedarse corto y algunas de sus decisiones están en la picota. Como su insistencia con Vladimir García o sus movimientos en el lineup. Pero sería injusto darle todo el crédito por la derrota. Sus Leones, a fin de cuentas, fueron domados a puro hachazo.

Muchos, dentro y fuera de La Habana, querían una final en Latino. Por el morbo y la pasión que despierta. Por el rugido profundo del Coloso del Cerro. Pero el Latino, que preparaba ya su traje de gala, tendrá que esperar otro año para vestirse.

El azul de Industriales está hoy teñido de luto.

 

 

 

 

10 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • El lector matancero en 18 enero, 2018 a las 11:09 pm
    • Responder

    Felicitaciones en Industriales a Malleta, Torriente, frank Camilo Morejón, Samón y a Freddy Assiel alvarez que se mostró como en sus mejores tiempos.

      • Allan de Centro Habana en 19 enero, 2018 a las 1:16 am
      • Responder

      Gracias hermano, solo espero que no sustituyan a victor,que ademas de jugar el play off con un hospital, lo tuvo en el bolcillo y creo lo perdieron los atletas no el, a quien no traer al final si no a Vladimir, ninguno de los que estaba en el banco lo iba a hacer mejor que el, fijate que de hecho nadie lo hizó mejor.El hizo lo fundamental, fue recuperar el setido de la responsabilidad de jugar con los azules, demostrarles a esos muchachos lo que ellos significan para el pueblo capitalino que los apoyó hasta el final y eso creeme años anteriores se habia perdido aqui en la habana.

      • Valenzuela en 19 enero, 2018 a las 5:50 pm
      • Responder

      ¿A más nadie vas a felicitar lector matancero? ¿ no se te olvida el director?

    • Allan de Centro Habana en 19 enero, 2018 a las 1:08 am
    • Responder

    Haciendo una refleccion objetiva de mis azules, creo se acabo una buena temporada, logramos volver de manos del pofe a los Play off que hace rato se nos habian perdido, vimos un equipo jugar como hace años anelabamos llenamos el Latino como hace años no lo haciamos, entonces nosotros los industrialistas tenemos que estar contento de este año porque lo mejor fue que se dejo entrever lo que viene para los proximos, es muy dificil ganar como debutante de un equipo y los que lo han hecho lo hicieron con verdaderos trabucos como pacheco con santiago, urquiola con pinas o medina con industriales, entonces demosle tiempo a VM32, estoy seguro que ganara al fin una seri con los azules si no es la proxima esrá la otra pero de que lo hará lo hará.
    Esta serie nos dejó el mal sabor de que pudimos ganarla 4-0, en todos los partidos estuvimos adelante, en todos nos sentimos de que los teniamos en el bolsillo, nada simplemente fallo lo que siempre se esperó el bullpen, ya esta es una experiencia para VM32,y estoy seguro que un hombre de su entrega y su entereza tomo la leccion, nada aplaudamos a nuestro equipo que hizo muy buen papel,y sigamos colmando ese latinoamericano como estos ultimos dias, y sin dudas la proxima temporada gritaremos INDUSTRIALES CAMPEON.

      • José Armando en 19 enero, 2018 a las 3:11 pm
      • Responder

      El otro año a lo mejor, pero en este es, RUJE LEONA!!!!!

      • Valenzuela en 19 enero, 2018 a las 5:46 pm
      • Responder

      ¡!!!!!!! Compadre, que clase de optimista es usted!!!!!!!!!!, de los buenos de verdad, voy a guardar su comentario para el año que viene, y para el otro , y para el que le sigue, y así hasta que se cumpla su deseo ¿ asi que esto es una experiencia mas para Víctor no? ¿ La 15 no?, claro Allan , seguro que ´´un hombre de su entrega y su entereza tomo la lección´´, ahora se debe dedicar a otros trabajitos o retirarse.

  1. Esta pudiera ser una variante para comenzar a salir de la frustración.

    INFORMACIÓN

    Autoridades de la capital anuncian nuevas acciones para mejorar la calidad y la imagen de los servicios gastronómicos en el territorio. El otrora “Gran Stadium del Cerro”, hoy Latinoamericano, será derrumbado y en sus terrenos será erigida una gran cafetería que llevará por nombre “La Mesa de Víctor” y ofertará como plato principal en su menú Pan con León.

    La unidad será dirigida por un “Civil”, de nombre “Pablo”, que tiene experiencia en desmelenar leones en series de 7 juegos.

    1. Eso te quedo especial jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj.

    • duniesky en 22 enero, 2018 a las 2:12 pm
    • Responder

    Buenas tardes, felicidades a los tuneros y en especial al ¨Leñador Oriental¨ que debe de estar de plácemes, Las Tunas demostró fibra y carácter de un verdadero campeón e hizo suya la frase de ¨todo lo que te den… ¡Cógelo!¨ Industriales fue más de lo mismo, un equipo plagado de estrellas, pero que rara vez funciona precisamente como equipo, con un director hecho para dirigir una etapa clasificatoria, pero hasta ahí… siempre me he tratado de mantener alejado de los comentarios a favor o en contra de VM32 pero esta vez no puedo resistir la tentación, su forma de dirigir en Play Off solo puede ser catalogada de una forma… ¡Peor imposible! Es como si cambiaran a la persona que estuvo dirigiendo al equipo durante los juegos de la clasificatoria, por otro enteramente diferente, la culpa coincido no es enteramente de él, pero precisamente por ser él, la culpa le corresponde casi totalmente a sus tristes decisiones, no es mago, coincido en eso, no batea, ni fildea, ni pitchea, también coincido en eso, pero si dirige o por lo menos lo intenta, y lamentablemente lo hace bastante mal por lo menos en las postrimerías de un campeonato que se pinta solo por su actual coyuntura, para que él logre el ansiado título con el equipo que tenga bajo su manto, pero ahí es donde radica el detalle, no sabe dirigir en series cortas, quiere jugar tanto al seguro que pierde la perspectiva, el horizonte, el razonamiento cuerdo, apela a la improvisación, a la tozudez, se niega a aprender de sus errores y fracasos, lo que lamentablemente no lo lleva bajo ningún concepto a puerto seguro. Industriales tiene una mítica, un nombre, una presión extra para lo que VICTOR demostró no estar preparado, por lo menos no en Play Off, que sigue siendo por mucho su asignatura pendiente en materia de dirección, es cierto que se le lesionaron figuras claves, es cierto que el equipo parecía un hospital, pero también es cierto que no supo llenar adecuadamente las vacantes vacías, no supo sacar a todos en el momento justo (salvo la decisión atrevida pero efectiva de traer a Eriel Sánchez como emergente en el sexto juego y el empleo de los abridores), no supo organizar mejor un bull pen carente de hombres dominantes y sobre-explotó a Vladimir García, por lo que a todas luces en los dos últimos partidos lanzados se le notaba inefectivo y agotado… nada que a perro flaco todo lo que le caen del cielo son pulgas y a VM32 por lo menos en etapa de Play Off este dicho popular le asienta de maravillas, solo que sus pulgas en este último caso eran leñadores disfrazados, que armados con hachas hicieron trizas su bosque plagado de leones convertidos en dóciles gaticos domésticos. ¿Quién sabe? Quizás sea el momento justo para que VM32 se llame a capítulo y acabe de aprender de todos sus errores, creo que esta lección de humildad es la más fuerte de todas, él no se las sabe todas, es algo que debió haber aprendido hace mucho tiempo, experiencias negativas como mánager tiene de sobra y que conste que este comentario procede de un aficionado al equipo INDUSTRIALES

    1. Por fin!!!…ya era hora hermano, mira que se le extraño, me alegra que ya esté mejor de salud, usted aquí es de los imprescindible, así que tiene prohibido volverse a enfermar. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.