¿Prohibido el fisicoculturismo en Cuba?

18/01/18
10:50 pm

 

 

 

A cinco días de la competencia y después de seis meses de organización, tuvieron que suspenderla. Sin apoyo de ninguna institución, habían hecho medallas, trofeos y habían conseguido las luces y la escenografía. Atletas de todo el país –Roly calcula que más de 40– quedaron con sus pasajes sacados y casi pierden un año de entrenamiento especial.

“Son indicaciones de arriba”, les dijeron en el teatro para informarles que ya no tendrían la sede acordada muchos días antes. Rolando Hernández Forcelledo, Roly, tuvo entonces que explicarle a los participantes y después, por radio, a las personas que esperaban: no habría Campeonato Nacional de Fisicoculturismo, al menos no en Pinar del Río y no en noviembre.

“Las atletas estaban molestos, porque imagínate que te digan eso después de un año de preparación, de entrenamiento. Lo habíamos anunciado por la radio; el cine lo puso en sus pancartas, y hasta Deportivamente [programa radial] iba a hacer una trasmisión en vivo desde el lugar”, dice.

Pero antes de la negativa en las instalaciones de cultura, hubo un primer contacto con el Instituto Nacional de Deporte, Educación Física y Recreación (Inder). Fue allí realmente donde comenzaron los obstáculos que llevaron a la suspensión. El Inder nunca ha reconocido como oficial a la Asociación Cubana de Fisicoculturismo, a pesar de sus tres décadas de existencia. Pero el campeonato se hizo en otro lugar y otra provincia, porque la idea siempre fue competir.

Breve historia del culturismo en Cuba

Mandy’s Gym es uno de los gimnasios más populares de La Habana y parece que nunca se vacía. Su dueño, Armando Yera Godoy, fue Campeón Nacional de Fisicoculturismo y presidente de la Asociación.

“Yo iba a ir a Pinar [del Río] y se me informó que se había suspendido la competencia”, cuenta.

Armando conoce gran parte de la historia del fisicoculturismo en Cuba. La Asociación, dice, surge en la década de los 80s cuando comenzaron los campeonatos nacionales y provinciales, antes no estaban organizados.

Los certámenes nacionales se realizaron durante estos años en varias provincias, entre estas Pinar del Río, donde se haría la de 2017. Los eventos llegaron incluso hasta importantes teatros y otras instalaciones de la Isla. En las provincias, al menos bajo el mandato de Yera, se hacían asambleas de coordinación.

“En cada lugar hay representación de atletas nuestros, que a pesar del no reconocimiento, se han mantenido con esa pasión. Por eso logramos ese reconocimiento, no solo desde el punto de vista competitivo. Se valoraba, incluso, que los culturistas cubanos podían ganar eventos internacionales. El culturismo creó una nueva imagen en la sociedad, fue capaz de ser llevado a los medios y tener impacto, de promocionar nuestros eventos”.

Según Yera en algún momento hubo cercanía entre el Inder y la Asociación. “En el periodo que dirigí teníamos muy buenas relaciones con la doctora Gladys Bécquer, vicepresidenta del Inder, y el resto del Grupo de Educación Física y Promoción de Salud, que nos atendían directamente. Hicimos competencias incluso en la Casa de la Música, teatro América y teatro Mella…

“Siempre nos dejó claro que no iba a ser un deporte reconocido por ellos, pero nunca llegó al punto de decirnos que no nos dejaban competir. Al contrario, llegamos a acuerdos y a formar parte de esa familia. Después el culturismo perdió el control”, dice Armando.

¿Qué pasó en Pinar del Río?

Hace unos años, Roly reorganizó el campeonato provincial en Pinar del Río. El éxito del primero creció con las siguientes ediciones y ahora el culturismo llena teatros y atrae público allí.

Pero organizar la justa nacional eran palabras mayores. Roly promovió el evento como cada año, encargó las melladas y trofeos a artesanos y decidió mudarse a un cine más grande, el Praga.

“Queríamos hacer algo parecido a un evento Panamericano y esperábamos no menos de 2000 personas. El grupo Palmares nos iba a apoyar también y un cuentapropista que arregla celulares, Trac Móvil, nos iba a dar un regalo”, cuenta.

Sin embargo, pocos días antes recibió una llamada del Inder provincial para una reunión. En esta se interesaron por la competencia, pero también le dijeron que tenían indicaciones superiores sobre no realizar el evento; aunque le dijeron que no podían hacer nada para impedírselo, porque no sería ni en sus instalaciones ni con apoyo del Inder. Pero después, en el Praga le explican que, por órdenes superiores, ya no podrían usar el teatro.

“No tuvimos explicación”, cuenta.

La opción salvadora fue Caimito, en Artemisa, en un teatro más pequeño. Allí se compitió en siete divisiones y un Grand Prix y se repartieron medallas y trofeos.

“Desde 2002 no se hacía un evento en Pinar. Había que haber dialogado para ver cómo se iba a dar. Los atletas pierden dinero con la preparación, porque gastan mucho dinero en función del evento, en el trabajo de dieta, los suplementos que compran. Muchos muchachos perdieron sus pasajes desde Santiago de Cuba”, dice Roly.

La carta y la respuesta del Inder

Roly afirma que la prohibición viene de las altas esferas del Inder. OnCuba tuvo acceso a una fotografía hecha a una carta de la Vicepresidencia de Cultura Física del Inder destinada a los directores provinciales de Deporte. En esta se pide que “se tomen las medidas adecuadas en su territorio para que las mismas no se continúen o se comiencen a desarrollar”, al referirse a las competencias de Fisicoculturismo.

En la carta se habla del desarrollo de “eventos deportivos recreativos no autorizados”, especialmente “aquellos que se encuentran diseñados desde los gimnasios por cuenta propia, actividades que no tienen asignadas”.

La Asociación Nacional de Fisicoculturismo, advierte, “no está reconocida por la Ley 54 de Asociaciones de Cuba, en otras palabras actúa de forma ilegal”.

Después dice, “se necesita que esta información se les haga llegar al Consejo de la Administración para alertarlos sobre este tema e incluso a las direcciones provinciales de Cultura donde hoy se están usando teatros como locación para estos eventos”.

El Inder declinó responder preguntas sobre su relación con el fisicoculturismo.

En diciembre de 2015 OnCuba preguntó a Jorge Luis Barcelán, comisionado nacional de Levantamiento de Pesas, la posible relación de ambas disciplinas, con muchos puntos en común.

“No estamos en desacuerdo con la práctica del fisicoculturismo ni con otras modalidades que se han extendido. Es cierto que usamos medios parecidos para entrenar, como los discos y las barras, pero los sistemas de entrenamiento, los objetivos y la competencia son distintos, por eso no los asesoramos. Incluso, en su caso las divisiones son distintas a las de levantamiento. En el fisicoculturismo se busca la hipertrofia muscular, se preparan para enseñar la belleza del cuerpo, mientras nosotros medimos la cantidad de peso que se levanta, no para mostrar nada.

“No ha existido ningún acercamiento con ellos. El reglamento de la Federación Internacional nuestra no permite entrometerse en este tipo de actividades; además, por las diferencias de métodos y como no tenemos la preparación adecuada para ellos, no lo hacemos. No obstante, si nos piden algún consejo, ayudamos en lo que podamos, pues tenemos buenas relaciones. Yo conozco a muchos. En el caso de los medicamentos es otra cosa. Es probable que ellos usen otros medicamentos diferentes a los nuestros, que en su federación no están prohibidos”, explicó entonces.

“El Inder sabía que estábamos vivos y nos dejaban. Nosotros no gastamos presupuesto de ellos, no hacemos los eventos en sus instalaciones. Con esto le enseñamos nuevas actividades a la juventud, porque los jóvenes que entran al teatro muchos salen con ganas de hacer ejercicio”, dice Roly.

El tema del dopaje es uno de los aspectos negativos que se le señalan al fisicoculturismo. Pero este no es un asunto exclusivo, porque se encuentra también en otros deportes.

“Todo deporte tiene un lado oscuro. Pero bien practicado, con control y transparencia es saludable y contribuye a la sociedad. El culturismo da a los jóvenes un tiempo libre para emplearlo de manera sana y favorece el desarrollo de las capacidades deportivas para otras disciplinas, incluso del alto rendimiento. Pero el Inder con toda su razón exige porque es el organismo del deporte cubano”, afirma Armando Yera.

“Sí existe el dopaje, pero de eso podrían ocuparse dos entidades fundamentales para este tipo de problemas que son Medicina Deportiva y el Inder. Podrían hacer con nosotros trabajos de profilaxis. Sí se está haciendo cosas buenas, vamos a ver las malas, las que hay que cambiar. Pero hay que comunicarse con la Asociación. Esto no está desorganizado porque quien no lleve un certificado de que compitió en el provincial no compite en los nacionales”, afirma Roly.

Pero la sombra de los anabólicos en el fisicocultismo profesional no parece colaborar con su aceptación entre las autoridades de la Isla, porque entre aficionados es muy popular. Existe una Federación Internacional de Fisicoculturismo y Fitnees que pretende y ha logrado insertar el deporte en eventos mútiples internacionales, como el caso de los Asian Beach Games.

Para esto cambio sus métodos y comenzó a aplicar controles antidopajes. Se anuncia como “signatario de la Agencia Mundial Antidopaje” y realiza pruebas en sus eventos internacionales contra las sustancias prohibidas. Tiene registradas 182 federaciones nacionales en su página. Y la Asociación cubana, aunque no sea reconocida en la Isla, sí está incluida en esa lista.

 

Tomado de: Oncubamagazine

 

 

 

9 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • El lector matancero en 19 enero, 2018 a las 12:22 am
    • Responder

    El problema del fisicoculturismo es que menos del 5% lo practican como es sin utilizar sustancias prohibidas como esteroides, creatina, hasta insulina, o sea, el verdadero fisicoculturismo se basa en ejercicios, dieta adecuada y descanso adecuado, y la mayoría de las personas no hacen esto sino que se inyectan esteroides, hasta aceite de comer en los músculos, proveniente del Sinthol que es un producto que se usa en europa y USA para dar brillo a los músculos y muchos atletas o fiisicoculturistas en otros países se lo inyectan, aquí lo hacen con aceite de comer con grandes transtornos a la salud como: abcesos en los músculos, necrosis, infecciones generalizadas, etc, y los esteroides inyectables dan transtornos cardíacos. Pero a lo mejor la solución es lo que dice Barcelán que se deben crear condiciones para detectar el dopaje y de esa forma desarrollar una competencia limpia y saludable.

      • AMAURY en 6 abril, 2018 a las 1:52 pm
      • Responder

      Amigo lector matancero, tengo 44 años y he entrenado mis músculos, ligamentos, articulaciones y mente, por al menos 30 de ellos, al principio sin conocimiento (por falta de cultura difusión), luego un poco más y después estudié el tema más profundamente. Hasta el momento tengo una salud excelente, nunca he usado ni usaré ningún tipo de suplemento y mucho menos esteroides anabólicos, que como usted dice son dañinos en extremo. Entreno al menos dos o tres veces por semana en un Gimnasio de un amigo, donde asisten al menos 15 jóvenes más, soy como el guía de entrenamiento y consejero para ellos, por así decirlo, ni uno solo toma esteroides y los que se han visto motivados o interesados a hacerlo los he convencido de su daño y de que las ganancias mediante la disciplina y la permanencia les darán verdaderos resultados tanto de salud como de imagen física, y de ese modo he logrado conciencia del tema y los muchachos tienen buenísimos resultados. Según mi criterio personal (respetando el suyo), creo que ciertamente debía apoyarse más esta disciplina, crear más cultura, difundir conocimientos; con los controles y regulaciones propios de nuestro amado país, somos una insignia de honor en todo el mundo en cuanto a la pureza de nuestros atletas y aso también puede aplicarse al fisicoculturismo, ¿por qué no? Es una realidad (innegable) que muchos cubanos escogimos este deporte para nuestro ocio y salud; lo veo como una fuente de preparación para el desarrollo de nuestra sociedad y no solo en el deporte y la salud, sino también en el MININT, las FAR, etc. pienso que los cubanos que optamos por esta forma deportiva merecemos atención, apoyo, consideración y respeto en este sentido…Saludos y bendiciones.

    • Allan de Centro Habana en 19 enero, 2018 a las 1:36 am
    • Responder

    Toda actividad deportiva tiene derecho a desarrollarse, y mas cuando cumple una labor social, si un individuo decide practicarla o no es su eleccion, en el taeckwondo te enseñan a tirar patadas y en el boxeo estas estan prohibidas, asi que el uso o no de anabolicos depende de el deporte a practicar,no veo nada de malo ni en el fisiculturismo ni en el boxeo femenino ni en ningun deporte siempre y cuando en el sea competir y medir sus actitudes frente a otro ser humano,ya las afectaciones son riesgo personal, en el beisbol un batazo te puede matar, en los deportes motores un accidente, y por eso solo vamos a jugar ajedres, no lo creo, sigan adelante y perseveren que al final los reconoceran.Les deceo toda la suerte del mundo a los culturistas de mi pais.

      • El lector matancero en 19 enero, 2018 a las 7:54 am
      • Responder

      No es en Cuba, el Fisicoculturismo no es un deporte olímpico por esa razón, o sea cuando el 95% usa sustancias que hacen daño al organismo es una actividad que no puede progresar, ya te digo las repercusiones a la salud son gigantescas y es muy fácil que duigas que es decisión propìa pero los jovenes se dejan llevan por esto y por desconocimiento pueden poner en riesgo su salud, y no pongas el boxeo de ejemplo porque en nuestro país no es profesional, se protege al boxeador, y en el béisbol se protegen con cascos, pero como proteges a los jóvenes de llas sustancias que se utilizan para el Fisicoculturismo. Muchas veces los padres no saben que sustancias utilizan sus hijos y se dan cuenta cuando estos estñ´án graves por problemas importantes de salud, los Fisicoculturistas a nivel mundial tienen operaciones de corazón, han tenido infartos, isquemias, y tienden a deteriorar la salud de la población algo en contra del deporte para la salud. O sea es un problema mundial, no es cubano, lee en Toque de Cuba el artículo Hombres deAceite.

      1. Amigo lector matancero. Disculpa que haga catarsis contigo porque muchas de las respuestas de este tema tienen k ver con lo mismo, pero bueno, tocaste 1 punto en el cual, ademas de estar en desacuerdo contigo, me siento en la necesidad de opinar. Sin mucha muela te digo que realizo 4 veces en semana entrenamientos con pesas desde hace al menos 10 años, a un nivel bastante alto. Jamas he participado en una competencia de fisiculturismo, lo que hago es netamente para mi, o sea, puramente forma fisica y salud. Jamas he tocado un esteroide, quizas porque nunca he sentido ni la necesidad ni he tenido la obligacion de hacerlo. Pero, y este es el punto, hablas de problemas de salud en las personas que usan esteroides. Te exhorto a que me muestres a lo largo de la historia conocida del uso de esteroides (aprox del 40´ a la fecha, casi 80 años) 20 casos de culturistas o deportistas de otras disciplinas que han sufrido o graves daños a su salud o la muerte. Repito, jamas los he usado, pero no son como te los pintan. O bueno si son como los pintan, terriblemente efectivos! Las demas caracteristicas que mencionas, tienen sus puntos de verdad, pero no más de lo dañino que pueden ser los analgesicos, los antibioticos, etc, cuando se ABUSA de ellos. Exacto, amigo, la palabra de orden es ABUSO. Con los esteroides lo que pasa es que muchas personas por desconocimiento y con total desprecio de su salud se han metido cantidades inhumanas de ellos, pero lo mismo les hubiera pasado si hubieran tomado vitaminas. Exceso, abuso. En lo que si estoy de acuerdo contigo es en que muchos adolescentes sin el consentimiento, e incluso sin el conocimiento, de sus padres hacen mal uso o incluso abusan de sustancias, no solamente esteroides. Lo que pasa es que hay una satanizacion tan grande con este tema que cualquier sustancia que se utilice en un gimnasio automaticamente pasa por esteroides, digase, ciproheptadina, aceites varios (hasta de carro se han inyectado), multivitaminicos, etc. Luchemos contra el desconocimiento y el mal proceder, pero con base, siempre con base. Saludos

  1. Que barbaro realmente hay que leer estas cosas para creerlas que en pleno siglo 21 hallan cosas asi, sin mas ni mas y poca explicacion a un deporte tan gustado en Cuba. No hay palabras para esto, por que sino castigan a los amigos de este exelente sitio……..

    • Carlos Mario en 19 enero, 2018 a las 10:22 am
    • Responder

    Realmente me ha causado gran asombro el saber que el INDER NO RECONOCE LA ASOCIACION, no entiendo nada,es un deporte hermoso y que conste que no hago ni abdominales, pero se que es del disfrute de la gran mayoría y que su aceptación al ser televisado causaría asombro y hasta generaría buenos ingresos ya que constituyen un show digno de verse, no digo show en forma despectiva. Es un deporte serio y de muchísimo sacrificio y el dopaje no tiene por que ser un problema las leyes existen pra todas las federaciones deportivas del país y siempre hemos hecho gala de ello a todos los niveles. Repito me causa un gran asombro, no encuentro nada que justifique este proceder. es vergonzoso que algo así suceda, vergonzoso para el INDER, para las autoridades deportivas y para el país.

    • El Loko en 19 enero, 2018 a las 8:55 pm
    • Responder

    Eso viene desde más arriba, recuerden que el INDER es solo una pieza de ajedrez, es una lástima por los atletas y demás preparativos a los que se se habían sometido los organizadores, son cosas que pasan….en Cuba

    • yusnel en 31 mayo, 2018 a las 12:48 pm
    • Responder

    cuando se habla de derechos humanos es hablar de libertad y el fisiculturismo es un deporte verdaderamente sano , con barreras puestas por el mismo sitema cubano ya que es un deporte que ha ganado miles de personas en el mundo a pesar de las dificultades economicas cubanas el cubano ha logrado ganarse un lugar en el fisiculturismo, no pongan mas obstaculos de los que tienen los cubanoshoy, hagan feliz al pueblo, permitan el fisiculturismo con sus reglamentos del propio inder, asi podran controlar el antidopin, contra mas cierren el fisiculturismo mas fuerte se hace amigos cubanos del inder…..reflexione……..gracias.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.