BARCELONA — Si en Italia el Nápoles parece en disposición de discutir el dominio que desde hace seis años mantiene la Juventus, las otras grandes Ligas de Europa parecen ya sentenciadas en pleno mes de enero. Ocurre en Inglaterra, Alemania, Francia y España, donde los líderes gozan de tal ventaja que apenas nadie se atreve a poner en duda su futura condición de campeones.

Ocurre con el Bayern Múnich, Manchester City, Barcelona y PSG, enumerados de más a menos renta pero colocados uno junto al otro en cuanto a poder, en buena lógica, ir restando semanas para celebrar el título. Y, de momento, poder empezar a pensar en el Besiktas, Basilea, Chelsea y Real Madrid, sus rivales en los octavos de final de la Champions League.

La situación es absolutamente novedosa en lo que a coincidir un dominio de tal envergadura en tantos campeonatos de primera clase. Los 16 puntos que disfruta de ventaja en la Bundesliga el Bayern Múnich sobre Bayer Leverkusen, Schalke 04, Leipzig y Borussia Moenchengladbach es la mayor de todas ellas… Y ocurre meses después de que el club bávaro despidiera a Carlo Ancelotti, acabando el mes de septiembre (jornada 7) en segunda posición y 5 puntos por debajo del entonces líder Borussia Dortmund.

Llegó Heynckes, enlazó 8 victorias el Bayern y suma ahora 15 en 16 partidos (solo perdió ante el Borussia Mönchengladbach) que le ofrecen esa ventaja de récord. Hace un año a estas alturas el eterno campeón de la Bundesliga (5 títulos consecutivos) aventajaba en 4 puntos al Leipzig…

El Manchester City aventaja en 12 puntos al United en la Premier League tras la disputa de 24 jornadas. El pasado curso en esta misma jornada el Chelsea de Antonio Conte, a la postre campeón, sumaba 9 puntos más que el Tottenham, distancia superada ahora por el equipo de Pep Guardiola, tercera mejor renta desde que existe la Premier League, solo por debajo de los 15 del Chelsea de Mourinho sobre el Manchester United (63-48) en la temporada 2005-06 y los 13 (56-43) con que aventajaba el propio United de Alex Ferguson al Sunderland, hoy hundido en Segunda División.

El siguiente de la lista es el Barcelona, que bajo el mando de Ernesto Valverde le lleva 11 puntos de ventaja al Atlético de Madrid después de la disputa de 20 jornadas en la Liga española. Es la mejor desde la temporada 2008-09, cuando el Barça de Guardiola sumaba 53 puntos y 41 tenía el Real Madrid…

Aquel 24 de enero de 2009 comenzó la segunda vuelta de una Liga que se contempló sentenciada (como ahora) y, sin embargo, llegó a la jornada 34, el 2 de mayo, con solo 4 puntos de ventaja sobre el Real Madrid, jugándose la sentencia o el sufrimiento en un Clásico que acabó pasando a la historia por el 2-6 con que el equipo azulgrana definió el torneo.

Ahí se entiende el discurso cauto que surge desde el vestuario del Camp Nou, donde Valverde y los suyos mantienen los pies en el suelo por más que el entrenador, después de la exhibición en el Villamarín reconociese que los triunfos en esta segunda vuelta “ya empiezan a tener una mayor importancia”.

Como lo es para el PSG en Francia. En Lyon, este domingo, sufrió la segunda derrota tras disputarse 22 jornadas y rebajó su ventaja sobre el propio ‘OL’ hasta los 8 puntos… Pero se entiende que el equipo de Emery tiene la Liga poco menos que en el bolsillo.

Hace dos temporadas en esta misma jornada 22 el equipo que entonces dirigía Laurent Blanc ya lo tenía absolutamente todo sentenciado, con los 21 puntos que aventajaba al Mónaco (60-31) de un campeonato que ahora vuelve a estar en manos de los parisinos, después de que el pasado curso se llevase el título el Mónaco.