MADRID — Zinedine Zidane ha confirmado este lunes que el Real Madrid tendrá un verano movido. El técnico ha reconocido que el club buscará “hacer cambios” en el plantel de cara a la próxima campaña, razón por la que, como ha repetido varias veces, han decidido no acudir al mercado invernal.

“En junio todos los jugadores pueden venir a Madrid. La estrategia del club es cambiar algo; en junio sí. La idea del club y la mía, que estamos juntos en esto, era de no cambiar muchas cosas (esta temporada) y nada más”, señaló el técnico merengue en rueda de prensa celebrada este martes tras el último entrenamiento del cuadro merengue.

Pese a que su futuro depende en gran medida de lo que el equipo merengue pueda conseguir en Champions League y Copa del Rey, el técnico ha recalcado que club y cuerpo técnico trabajarán “juntos” en la planeación y ha vuelto a desmentir los rumores que apuntan a un roce entre el técnico y la directiva después de que trascendiera en la capital española que Zinedine Zidane habría bloqueado la llegada de Kepa Arrizabalaga este mes.

“Me molesta cuando escucho comentarios para decir que al final he ganado yo. Mi preocupación diaria son mis jugadores, lo que hago con los jugadores del Real Madrid. El resto no me ocupa y no quiero hablar de los jugadores que no son del Madrid. El otro día hago un comentario de un jugador (Neymar) y ya está; ‘lo quiero aquí’. Pero ya saben cómo es”, señaló.

Esto después de que Arrizabalaga firmara su renovación con el Athletic de Bilbao hasta 2025, con una cláusula cifrada en 80 millones de euros, de acuerdo con la prensa vasca.

El jugador, cuyo contrato expiraba en junio y por tanto pudo llegar a la institución sin costo, figuraba como uno de los principales objetivos de la directiva encabezada por Florentino Pérez para reforzar al equipo merengue, algo que habría dejado en una situación delicada a Keylor Navas y al segundo portero, Kiko Casilla.

La renovación lo deja, de momento, fuera del alcance del cuadro merengue, incluso para el próximo verano. El precio que tendría que pagar el Real Madrid es cuatro veces mayor a los 20 millones que habría pagado de ficharlo en enero – cifra que ya duplica los 10 millones que en 2014 pagaron por Keylor Navas, el arquero más caro en la historia de la institución.

La decisión de Kepa de firmar su renovación después de varios meses, según la prensa vasca, nació precisamente de las reiteradas negativas públicas del entrenador francés a abrirle la puerta este inverno, así como su férrea defensa a sus arqueros.

“Yo voy a estar con mis jugadores. Ellos son lo más importante; si ellos entrenan bien, estamos positivos y vamos a hacer cosas positivas. Voy a proteger a mi plantilla solo porque son mis jugadores. Luego no tengo nada contra Kepa ni ningún jugador. Nunca contra alguien”, dijo al respecto Zinedine Zidane.