Serie del Caribe: Combo de noticias: Omar López reconoce el efecto del largo retraso en el viaje de Caribes a México. Y MUCHO +

2/02/18
7:40 pm

LasMayores.com

GUADALAJARA – Los Caribes de Anzoátegui, representantes de Venezuela en la Serie del Caribe Jalisco 2018, tuvieron toda una odisea el jueves para llegar de su país a México de cara a su primer choque del torneo el viernes por la tarde contra los Alazanes de Granma (Cuba).

Después de ver a sus pupilos caer por 6-4 ante el equipo cubano en la apertura del Clásico Caribeño en el Estadio Charros de Jalisco, el manager de los Caribes, Omar López, no quiso poner como excusa el cansancio causado por las complicaciones del viaje, que tuvo un retraso de unas 15 horas entre las dos escalas rumbo a Guadalajara.

Pero el capataz también reconoció que la situación pudo haber afectado al equipo.

“Es que nosotros tuvimos un día bien complicado, con más de 24 horas tratando de llegar a México”, dijo López.

La tropa venezolana empezó el partido con Daryl Thompson permitiendo dos rayas ante la ofensiva cubana. Los Caribes lograron empatar el juego a partir del cuarto inning y, pese al ataque de 12 hits y seis carreras del Granma, amenazaron con empatar y hasta tomar la ventaja en el noveno episodio, dejando las bases llenas al caer el tercer out del último capítulo.

“Siempre mantenemos el enfoque, pero no fue fácil lo que vivimos ayer”, comentó López. “El enfoque estaba. Lo que pasa es que estábamos tratando con el alma de levantarnos física y mentalmente, después de una jornada tan larga.

“Pienso que el descanso de esta tarde y en la noche nos va a dar una mejor visión para (el sábado)”.

 ——
——–

Freddy García sigue como carta de triunfo para Venezuela, a sus 41 años

LasMayores.com
4:03 PM ET

GUADALAJARA – A sus 41 años, Freddy García se mantiene en buena forma física, tiene suficiente en el brazo no se le ha olvidado cómo lanzar.

Con esas condiciones, el derecho venezolano salió del retiro para participar en la zafra invernal 2017-18 de su país, lanzando primero por sus Tigres de Aragua y luego reforzando a los Caribes de Anzoátegui en la postemporada.

Fue un regreso triunfal, ya que el veterano tuvo 4-0, efectividad de 2.33 y 33 ponches en 11 juegos (ocho aperturas) por los Tigres en la campaña regular. Entre la semifinal y la final por Caribes, García permitió cuatro limpias en un total de 14.1 entradas, incluyendo 6.1 ceros en el partido decisivo que le dio la corona a Caribes sobre Cardenales de Lara en la gran final de la LVBP.

“Creo que es la capacidad que tengo para hacerlo y me siento bastante bien”, dijo García en el marco de la Serie del Caribe Jalisco 2018 sobre la motivación de seguir lanzando en este momento de su vida. “De repente, no tengo la velocidad que tenía hace unos años atrás, pero tengo la emoción, la capacidad para competir en este tipo de competencias, o en la Liga Venezolana, la Liga Mexicana, en cualquier sitio”.

Efectivamente, García ha sido una especie de “trotamundos” en el béisbol en los últimos años, lanzando no sólo en Grandes Ligas y Venezuela, sino también en la Liga Mexicana de Béisbol y Taiwán. Hace dos años, cuando el caraqueño tiró por los Tigres en la Serie del Caribe 2016, se pensaba que era el retiro definitivo del autor de 156 victorias en las Mayores, superado entre los lanzadores venezolanos sólo por Félix Hernández. Sin embargo, a García se le vio ese mismo año dando la cara por los Sultanes de Monterrey en México. Y por supuesto, ahora el veterano es una carta de triunfo del manager Omar López con los Caribes en Guadalajara, programado para abrir el segundo choque del equipo de Anzoátegui el sábado contra las Águilas Cibaeñas (República Dominicana).

“Es de las emociones más grandes, porque ya puede ser mi última; ya no creo que juegue más”, afirmó García, quien fue parte íntegra de una rotación de los Medias Blancas que ayudó al equipo a ganar la Serie Mundial del 2005. “Entonces, de verdad, a hacer lo mejor de mi parte, del equipo. El equipo vino completo. Nos reforzamos con pitchers y creo que ésa es una ventaja que tenemos”.

Dice García que se acerca el retiro tras esta Serie del Caribe. Pero cuando se trata del sagaz veterano, nunca se sabe.

“Siempre he tenido buena capacidad para pitchar, gracias a Dios”, expresó. “Dios me dio esa habilidad y de estar sano, todas esas cosas. Ya lo demás, lo he logrado yo. Siempre he sabido pitchar”.


 

Directiva del Escogido agradece a Moisés Alou tras su retiro como gerente general

Prensa Escogido

SANTO DOMINGO – Moisés Alou comunicó este viernes que se retira de la Gerencia General del Escogido Baseball Club, luego de nueve años al frente de la misma. Ante su anunció, la directiva escarlata le agradeció por haber contribuido a que los Leones a establecieran una cultura ganadora.

“Solo nos queda darle gracias por todo lo que hizo para el equipo. Su entrega por esta causa ha sido incuestionable y su legado quedará por siempre en el sentimiento de los escogidistas”, declaró José Miguel Bonetti, vicepresidente ejecutivo de los Leones.

Alou fue parte vital en la conformación de cuatro equipos campeones del Escogido (2009-10, 2011-12, 2012-13 y 2015-16). Llegó al conjunto en el 2009, inmediatamente después de que las familias Bonetti, Najri y Vicini se unieran para adquirir la franquicia.

A su llegada los melenudos, Moisés estableció un código de disciplina, ética e integridad hacia la camiseta escarlata, contribuyendo así a una mayor identificación y entrega de los jugadores con los objetivos ganadores del club.

Bonetti indicó que Alou siempre permanecerá dentro de la familia escarlata. “Siempre y cuando no nos bloquee del ‘whatsapp’, sus ideas y opiniones serán parte de las decisiones que tomemos”, dijo el ejecutivo.

A través del programa “Grandes en los Deportes”, que se transmite por Escándalo 102.5 FM, fue que Moisés dio a conocer públicamente la noticia.

Inmediatamente, el Escogido confirmó que José Gómez Frías, de 28 años de edad, sustituye a Alou como Gerente General.

Gómez está con los rojos desde la estación 2011-12, cuando comenzó asesor estadístico. Al año siguiente fue promovido a asistente del gerente general. Pausó en el torneo 2013-14 para fungir como Director de Operaciones de los Leones del Caracas en Venezuela, y retornó al Escogido en la temporada 2014-15 como Director de Operaciones, cargo que desempeñó hasta el final del recién concluido torneo otoño-invernal. “Desde que lo conocí hace siete años sabía que este momento llegaría. Su pasión, conocimiento y entrega al Escogido no solo son cualidades de sobra para el puesto, sino que se ha ganado la confianza de toda la directiva”, manifestó Bonetti.

“Nosotros le agradecemos a Moisés por todo, pero desde hoy el Escogido Baseball Club no mira hacia atrás y trabaja para ganar el venidero campeonato”, agregó.

De su lado, Gómez agradeció la oportunidad diciendo: “asumimos este reto como un soldado de la institución que me ha dado los mejores momentos de mi vida”.


Edgar González está orgulloso de Guadalajara y México como sede de la SC

 

LasMayores.com

GUADALAJARA — Edgar González está bien activo en el béisbol mexicano. Fue manager de la selección de dicho país en el Clásico Mundial de Béisbol 2017, además de haber dirigido a las Águilas de Mexicali y a los Charros de Jalisco en la Liga del Pacífico en temporadas recientes.

Ahora, como Vicepresidente Deportivo de los Charros, es parte íntegra del Comité Organizador de la Serie del Caribe 2018 que se disputará en el Estadio Charros de Jalisco del 2 al 8 de febrero en esta ciudad.

Sección especial: Serie del Caribe 2018

“Estamos preparándonos con todo”, dijo González el jueves en la sede de los Charros, que recibirá el Clásico Caribeño por primera vez en su historia. “Siento que Guadalajara es el perfecto lugar y las preparaciones van muy bien. Como ven, vamos a tener personajes muy grandes y va a ser una Serie del Caribe muy emocionante”.

En un principio y de acuerdo con la rotación tradicional de sedes entre Puerto Rico, la República Dominicana, México y Venezuela, al país sudamericano le tocaba montar el evento este año, precisamente en Barquisimeto, casa de los Cardenales de Lara. Sin embargo, debido a las circunstancias económicas y políticas en las que se encuentra Venezuela desde hace un tiempo, el evento tuvo que celebrarse en otro lugar. La Confederación del Caribe aprobó a Guadalajara como anfitrión de la edición del 2018, lo cual significa que México ha fungido como sede del torneo en dos años consecutivos.

González, ex jugador de Grandes Ligas y del béisbol de Japón, elogia las condiciones de México para recibir el Clásico Caribeño, destacando la cifra de 131,312 aficionados que pagaron por ver las incidencias del torneo del 2017 en Culiacán. Afirma el hermano del actual ligamayorista Adrián González que para presenciar el certamen de este año en Guadalajara, el 23% de los aficionados llegará desde los Estados Unidos y que el 49% visitará esta localidad desde otras partes de México para ver la Serie.

“Es un evento que viene la gente de todas partes del mundo”, dijo González, de 39 años de edad. “Lo bonito de México es que la gente se emociona por sus deportes. Lo vemos en el box, lo vemos en el fútbol soccer, llenan los estadios en los Estados Unidos. Y lo vemos en este evento”.

El sólido apoyo de los fanáticos mexicanos tanto en la Liga del Pacífico como la Serie del Caribe ha coincidido con una dramática mejoría de equipos de dicho país en el Clásico Caribeño. De 1970 al 2001, representaciones mexicanas ganaron apenas tres títulos del torneo. Pero desde el 2002, los del “Tricolor” han conquistado seis campeonatos. Y desde que se implementó el formato de una ronda semifinal y final en el 2013, escuadras mexicanas han disputado la gran final en cada uno de los cinco torneos, alzando el trofeo de campeón en tres ocasiones.

“El béisbol sigue creciendo en México”, dijo González, quien organiza esta edición de la Serie junto al también ejecutivo de los Charros, el puertorriqueño Candy Maldonado, exaltado al Pabellón de la Fama del evento como jugador en el 2011. “Puedes darte cuenta de que la afición es muy grande, por los estadios, porque cuando los ves, los ves llenos, a diferencia de otras Series del Caribe en otros lugares”.


Los Caribes de Anzoátegui quieren darle una alegría a Venezuela

LasMayores.com

El equipo que arrasó en Venezuela con los tres mejores clubes de la ronda eliminatoria, la novena que ganó sus últimos ocho juegos en la fase regular y 12 de los 16 que disputó en los playoffs, se autodefine con una palabra que no se corresponde con la reputación que le acompaña, la misma fama que en el boxeo persigue a los pesos pesados.

Sección especial: Serie del Caribe 2018

“La humildad”, asegura Omar López. “No tengo ninguna duda. Lo que nos define es la generosidad de todos, desde los peloteros hasta el personal de oficina”.

López es el joven manager de los Caribes de Anzoátegui, la divisa que en enero ganó su tercera corona en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional y que busca su primer título en la Serie del Caribe, a donde viajó prácticamente con el mismo roster que dirigió para vencer apuestas y rivales formidables en su país.

Los indígenas dominaron la temporada 2017-2018 del beisbol invernal a fuerza de batazos. Terminaron entre los dos primeros de su circuito en jonrones, dobletes, extrabases, almohadillas alcanzadas, promedio de embasado, slugging y OPS. Y luego, en enero, literalmente aplastaron a los Navegantes del Magallanes en el primer playoff y a los Leones del Caracas en la semifinal.

Parte de esa maquinaria está formada por toleteros que participaron de la pasada zafra de las Grandes Ligas. Tomás Telis, receptor suplente de los Marlins de Miami, es el principal catcher de la tribu. Rafael Ortega, invitado al Spring Training por los peces floridanos, es el jardinero central y primer bate. Alexi Amarista, recién firmado por los Tigres de Detroit, defiende la segunda base. Luis Sardiñas, que acaba de sumarse a los Orioles de Baltimore, es el campocorto.

Junto a ellos alinea un grupo de cañoneros con experiencia previa en la MLB, forjados luego en varios circuitos, como Luis Jiménez, Niuman Romero y René Reyes, y dos ligamenoristas con características especiales: el inicialista Balbino Fuenmayor, uno de los más conspicuos jonroneros en la tropa oriental, y Willians Astudillo, careta y patrullero, el hombre más difícil de ponchar en la LVBP, con un abanicado por cada 50 turnos.

Ese es el corazón de una escuadra temida por sus músculos y sus conexiones de largo metraje, aunque López sorprenda a sus interlocutores con una autodefinición que se salta los prejuicios.

“Es porque aquí hay muy bajos egos”, asevera el técnico. “Y eso se contagia”.

Los aborígenes tratarán de mantener la inspiración para conquistar un trofeo que es una deuda de Venezuela. Ningún representante del país suramericano ha ganado el Clásico de Febrero desde 2009, cuando los Tigres de Aragua reinaron en Mexicali. La espera se acerca a la década, aunque López piensa que las condiciones de esta cita en particular pudieran ayudar a los suyos.

“Debería haber muchos extrabases”, admite el timonel, que conoce el estadio Charros de Guadalajara por haber sido coach en el último Clásico Mundial de Beisbol. “En el Clásico eso fue una locura en ese estadio. Se batea muchísimo. Y es complicado, porque se juega en grama artificial y la pelota va más rápido”.

En el parque Chico Carrasquel, su hogar en Puerto La Cruz, la bola también vuela fuera de campo con reiterada frecuencia y la grama es artificial. A López eso le gusta.

También espera ser agresivo. Después de todo, en los dos extremos de su lineup hay jugadores que corren bien: Ortega, Romero, Amarista y Sardiñas.

“Si los juegos me lo permiten, por supuesto que será así”, adelanta. “Debemos ser agresivos para ganar dos o tres juegos de los primeros cuatro, y así meternos en la semifinal. Necesitamos producir carreras, ante equipos que no conocemos”.

Su rotación de abridores está compuesta por los veteranos Daryl Thompson, Freddy García (quien hasta 2017 era el venezolano con más victorias en las Grandes Ligas, ya con 40 años de edad), Néstor Molina (Pitcher de Año en la Liga Mexicana de Beisbol, meses atrás) y Carlos Teller, un nicaragüense llegado a última hora, en diciembre, y que en seis presentaciones, en las que cubrió 23.1 innings, apenas permitió una carrera a sus rivales.

El orden del cuarteto será ese, adelantó López, que muy posiblemente tendrá disponible a Teller en las primeras de cambio, como eventual relevista, tal como hizo en la final en la LVBP. El plan, si todo marcha bien, es que Thompson abra la semifinal y García el encuentro decisivo, que pudiera ser el juego de su despedida del beisbol activo, pues ha hablado de colgar los spikes después de esta experiencia.

“Si Dios me da la oportunidad, tendré la dicha de ver a Freddy retirarse de la mejor manera posible”, sonríe el manager.

El cuerpo de relevistas ahora es comandado por el dominicano Ricardo Gómez como cerrador, pues Nick Struck era reserva de la Liga Mexicana del Pacífico y no podía seguir con los Caribes. Otros 10 apagafuegos le acompañan, con los zurdos Liarvis Breto, Ricardo Hernández y los derechos Mayckol Guaipe, Carlos Navas y ahora Felipe Paulino como setups.

López confía en esa base, que formó el corazón de su divisa en la conquista ante los Cardenales de Lara, el club más ganador de la liga venezolana, sorprendido en la final por el grupo de guerreros que ahora batallará en Guadalajara.

El piloto busca su tercera diadema en apenas tres meses. En noviembre, comenzando la mejor racha de su carrera, se tituló en la Arizona Fall League, antes de celebrar con los indígenas.

“Sería maravilloso completar ese ciclo”, admite.

Pero su motivación va más allá de un logro personal.

“Venezuela atraviesa momentos difíciles y ese es mi mensaje ahora a los peloteros”, dice, en un giro que le lleva a hablar de la crisis social y política que sufre la nación suramericana. “Tenemos la oportunidad de darle una alegría al país. No sabemos qué puede venir, ahora que terminó el beisbol. Muchos de los trabajadores de los estadios quedarán sin trabajo. No sabemos ni siquiera cómo van a sustentar a sus familias, en medio de lo que vivimos. Por eso, estoy pidiendo un gran enfoque a mis jugadores. Cuento con ellos, porque tenemos un chance de darle un momento de felicidad a los venezolanos”.

Este es el roster de la tribu:

Lanzadores abridores
Daryl Thompson
Freddy García (tomado de los Tigres de Aragua)
Néstor Molina (tomado de los Cardenales de Lara)
Carlos Teller

Relevistas 
Jean Toledo
Yeiper Castillo
Mayckol Guaipe
Liarvis Breto
Ricardo Hernández
Víctor Capellán
Carlos Navas (tomado de los Bravos de Margarita)
Yender Cáramo
César Jiménez (tomado de los Cardenales de Lara)
Felipe Paulino (tomado de los Cardenales de Lara)
Ricardo Gómez (tomado de los Cardenales de Lara)

Receptores
Willians Astudillo
Tomás Telis

Inicialistas
Balbino Fuenmayor
Luis Jimenez

Infielders
César Valera
Luis Hernández
Niuman Romero
Alexi Amarista
Luis Sardiñas (tomado de los Tiburones de La Guaira)

Jardineros
Rafael Ortega
Juan Hernandez
René Reyes
Luis Domoromo

 

Tomado de: LasMayores.com

 

 

1 comentario

    • Javier Nd en 3 febrero, 2018 a las 6:18 pm
    • Responder

    Se dan cuenta que el equipo de Venezuela llevo 15 lanzadores, 23 receptores, 2 inicialistas, 5 Infielders y 4 jardineros y más nadie a mamar de la vaca y no ahcer nada, aprendan los de la Comision nacional

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.