MADRID — El técnico del Real Madrid Zinedine Zidane dijo “confiar” en que su equipo aún tiene la mira puesta en la Liga. O en “terminar lo más alto posible”, dados los 19 puntos de distancia que lo separan de la cima a escasas 15 jornadas de que concluya el torneo.

Así quiso disipar las dudas en torno a la motivación de sus jugadores para medirse al Levante éste sábado en el primero de los dos partidos ligueros que el conjunto merengue disputará antes de que llegue el choque más esperado en el Santiago Bernabéu. La ida de octavos de final de Champions League frente al PSG.

“Es sencillo. Si nosotros pensamos que tú vas a jugar así contra PSG, nos equivocamos, los jugadores saben que tenemos que recuperar confianza y lo que estamos haciendo. Seguir en esta línea. Hay dos partidos de Liga que metimos once goles.

“Si hacemos las cosas bien, vamos a tener muchas posibilidades de ganar el partido. Si no jugamos como queremos, es más complicado. Nos equivocamos si pensamos únicamente en el partido de Champions. Tenemos que terminar la Liga lo más alto posible y de todos modos, tenemos que pensar que la Liga no está sentenciada”, señaló Zinedine Zidane en rueda de prensa tras el último entrenamiento del cuadro merengue este viernes.

Pero en Madrid los focos están puestos en la Champions League y hasta sus jugadores se han hecho a la idea que la única manera en que pueden salvar la campaña será proclamándose campeones de Europa otra vez – no hace ni dos semanas que, tras ser eliminados por el Leganés en cuartos de final de la Copa del Rey, su capitán Sergio Ramos admitió que se juegan “la última carta” que les queda frente al conjunto parisino.

A dos semanas de que se dispute el encuentro, la expectación se ha convertido en el día a día del conjunto merengue – un tema de conversación continuo hasta en las prácticas.

“Sí lo hablaron (en el entrenamiento del viernes). Pero lo más importante es pensar en el partido de mañana (sábado); es el siguiente y es el que nos interesa. Luego es lógico que se hagan comentarios durante un entrenamiento. Nosotros estamos pensando en el partido de mañana, que es el que nos toca”, insistió Zidane.

La importancia que el técnico da a la Liga va más allá de la ilusión o la necesidad de asegurar el puesto de Champions League cuanto antes, el Real Madrid tiene solo dos partidos por delante, frente a Levante y Real Sociedad, para “mejorar” es los aspectos que más preocupan al técnico en estos momentos, “intensidad” en juego y “resistencia”.

Para ello, Zidane ha preparado una ‘minipretemporada’ similar a la que llevara a cabo las últimas dos temporadas en que el Real Madrid, sin partidos entre semana de Copa de por medio tras quedar eliminado en dieciseisavos de final (2016) y cuartos (2017), tuvo tiempo para preparar la Champions con una ‘minipretemporada’ para potenciar el trabajo físico.

Su primera semana larga tras la eliminación, ha sido “perfecta” de acuerdo con Zinedine Zidane, pues, según destacó, sus hombres han podido “trabajar, pensar, estar en casa con la familia. Una semana así nos viene bien a todos de vez en cuando”.

“Para mí lo más importante, desde ahora no solo PSG, es ganar en intensidad, resistencia, repetir lo que estamos haciendo (en resultados ligueros)”, dijo Zidane, que ante la perspectiva de acabar con las manos vacías si falla en la misión europea, y por tanto, verse fuera del equipo, insistió: aún queda Liga.

“Me da igual lo que va a pasar el año próximo. Estoy aquí para lo que estamos haciendo ahora, preparar la Liga. Tú dices que la Liga está sentenciada, pero yo no lo creo. Lo que vamos a hacer es intentar ganar nuestros partidos y luego jugar la Champions, claro, con la máxima ilusión”, recalcó.