Serie del Caribe: Otra vez los Alazanes de Granma se quedan a las puertas de la final

8/02/18
00:56  am

Actualizado por última vez a las 07:21 am del 8 de febrero.

 

Box-Score

Descargar imagen aquí:

Tomado de: ESPN

NOTA: Dar click en Descargar imagen aquí y en la nueva pestaña que se abrirá, dar otro click encima de la imagen y la podrás apreciar con máxima calidad.


 

Cuba pierde ante República Dominicana y dice un adiós definitivo

Por fastidioso que resulte decirlo, el guion para los Alazanes de Granma en esta Serie del Caribe de beisbol se mostró fiel de punta a cabo a la actuación que ellos tuvieron en la edición del pasado año igualmente en territorio mexicano. En las dos ocasiones comenzaron victoriosos en sus dos primeros compromisos, luego fueron derrotados y terminaron la fase de todos contra todos con victoria. Después, por el pase a la final, las luces se apagaron con sendos reveses: en 2017 contra las Águilas de Mexicali por 0-1 y hace pocos minutos por 4-7 frente a las dominicanas Águilas Cibaeñas, para quedar eliminados una vez más.

Por los quisqueyanos, el pinareño Yunesky Maya tuvo sobre sus hombros la responsabilidad de trabajar en uno de los juegos más difíciles de su vida sin siquiera haber lanzado la primera bola. Ante la presión y todo el flujo mediático que generó su nombramiento para iniciar ante los cubanos, publicó en su cuenta de twitter: “Trabajo es trabajo, ser profesional no te quita el sentimiento de tu tierra, hoy defenderé mi segunda patria con la frente en alto: República Dominicana”. Y con esa cláusula salió a la grama del Estadio Panamericano en busca del complejo triunfo ante su país de origen.

Sin embargo, el pinareño, con vivencias en otras ediciones de este evento y sin experiencia contra sus coterráneos, no pudo lograr el propósito que le fue asignado. Después de salir ileso en el mismo primer inning, en el que no le anotaron tras embasarse los dos bateadores iniciales, solamente pudo retirar a un contrario en el capítulo siguiente para materializar una efímera actuación de 1.1 entradas, con cuatro indiscutibles, tres carreras limpias, un boleto y un ponche a Yurisbel Gracial.

Y su rival en la lomita, el granmense Lázaro Blanco, tuvo nuevamente otra faena bien destacada, que deslució un poco en la sexta entrada, después de dos outs, cuando recibió un jonrón de dos carreras —evidentemente por exceso de trabajo—, para así plasmar un desempeño de 5.2 episodios, con par de limpias, tres boletos y cinco ponches y 106 lanzamientos. Muy meritorio fue el plus que puso en el acto inicial, cuando con las bases llenas ponchó a tres bateadores en fila.

Después de Blanco, comenzó un pequeño desfile de lanzadores iniciado por el artemiseño Miguel Lahera —un out y dos limpias—, el pinareño Raidel Martínez —no sacó out, permitió un imparable y una limpia—, luego el villaclareño Alain Sánchez —1.2 innings, dos hits y par de limpias— y el zurdo matancero Yoanni Yera —1.1 innings, un incogible, un boleto y dos ponches.

Por la artillería cubana destacaron el jardinero izquierdo y sexto bate Frederich Cepeda —de 3-3 y autor de un bambinazo— y los granmenses Roel Santos y Carlos Benítez y el matancero Yurisbel Gracial, con dos inatrapables cada uno. Ahora no queda más que esperar —algo que se ha convertido en un hábito en el beisbol cubano desde hace casi una década— hasta el año que viene, cuando la ciudad venezolana de Barquisimeto reciba la próxima edición.  (RCD) (Foto tomada de Twitter, Serie del Caribe @SDC Jalisco2016)

 

Tomado de: Cronodeportesonline


 

Dominicana derrota a Cuba y enfrentará a Puerto Rico en la final de la SC

Associated Press

GUADALAJARA, México — Puerto Rico y la República Dominicana se levantaron de la lona el miércoles para vencer a Venezuela y Cuba, respectivamente, y se clasificaron a la final de Serie del Caribe.

Anthony García disparó un grand slam, Jesmuel Valentín aprovechó un error para anotar la carrera del triunfo y los campeones puertorriqueños vencieron 6-5 a los venezolanos, clasificándose a la final de la Serie del Caribe por segundo año consecutivo.

Anthony se fue de 3-2 con las cuatro producidas. Valentín produjo otra carrera y después aprovechó un error del cátcher Tomás Telis para anotar la carrera decisiva.

Sección: Serie del Caribe 2018

Los Criollos de Caguas, que se coronaron el año pasado, también en suelo mexicano, buscan darle a su país el primer bicampeonato desde 1992-93.

Puerto Rico también va en pos del 16to título de su historia. Sólo los dominicanos tienen más con 19.

Venezuela (2-3) se quedó en la orilla de su primera final de la edición de 2009.

Abajo 4-0 para abrir la sexta, el ataque boricua le pegó tres hits en fila a Daryl Thompson, quien había admitido un hit hasta ese momento, para llenar la casa. Néstor Molina relevó al lanzador estadounidense y García lo recibió con un batazo por el central que empató la pizarra 4-4.

Los Caribes de Anzoátegui retomaron la delantera en la séptima con sencillo productor de Telis. Pero Valentín empató el encuentro con sencillo por el jardín derecho en la octava y después aprovechó un error del receptor para timbrar con la carrera del triunfo.

En el partido nocturno, los Alazanes de Granma cubanos lograron una ventaja de 3-0, pero las Águilas Cibaeñas vinieron desde atrás para imponerse 7-4.

Los cubanos se adelantaron en la segunda entrada con carreras producidas por Frederich Cepeda, Carlos Benítez y Raúl González.

Ronny Rodríguez pegó un cuadrangular de dos carreras en la sexta para recortar la ventaja y Edwin Espinal empalmó un sencillo que produjo dos de las tres carreras que le dieron la ventaja a los dominicanos. Una entrada más tarde, Gustavo Núñez y Junior Lake impulsaron las anotaciones que amarraron el triunfo.

Cepeda pegó un vuelacercas en la parte baja de la octava para la última carrera de los cubanos.

República Dominicana, que en esta serie rompió una racha de 11 triunfos en el campeonato, no se colaba a una final desde 2014, cuando perdió ante los Naranjeros de Hermosillo. Su última corona la ganaron los Leones de Escogido jugando como locales en el 2012.

Cuba volvió a quedarse en semifinales por segundo torneo en fila.

Tomado de: LasMayores.com


Sí hay quinto malo

Los Alazanes de Carlos Martí estuvieron con el control del choque durante cinco entradas, en las cuales gozaban de una ventaja de 3-0 sin embargo no pudieron materializar su pase a la final

Autor: Oscar Sánchez Serra, Enviado especial | subdirector@granma.cu

8 de febrero de 2018 02:02:23

Frederich Cepeda bateó a sus anchas, pero el pitcheo no respondió para mantener la ventaja inicial. foto: Ismael Batista, enviado especial

Guadalajara.–Tampoco pudo Granma llegar a la final de la Serie del Caribe al caer, por segundo año consecutivo, en la instancia semifinal en un cerrado duelo, esta vez frente a Águilas Cibaeñas, de República Dominicana.

Los Alazanes de Carlos Martí estuvieron con el control del choque durante cinco entradas, en las cuales gozaban de una ventaja de 3-0. Pero en el viraje del choque por los dominicanos, hay varios matices que hicieron que el traje del triunfo granmense se deshilachara.

Uno de ellos es que dejó hombres en bases en cinco innings, en tres de ellos los corredores estaban en posición anotadora, y en el quinto los ángulos repletos. Aquí, con el juego 3-0 y un out había que evitar a toda costa la doble jugada a la defensa.

En esa circunstancia el turno le correspondía a Frank Camilo Morejón, héroe del choque anterior, pero con menos probabilidades de impedir el dobleplay salvador para el oponente. Emergentes les sobran a este equipo, además con la ventaja de contar con otro receptor de clase defensiva, como Yulexis la Rosa. En este estadio, una ventaja de 3-0 es prácticamente mínima, siempre hay que buscar hacer carreras por cualquier vía, en aras de despejar amenazas rivales.

Debió ser el episodio clave, el mejor porque atenazaba al adversario, pero fue lo peor que le sucedió a los Alazanes.

No anotar en ese capítulo fue decisivo en el revés de la Mayor de las Antillas. Como también lo fue la anemia ofensiva con hombres en bases por la que pasó Yurisbel Gracial en el turno de tercer bate, en el que es obligatorio producir. Vino en tres ocasiones con compañeros en circulación, en dos con hombres para remolcar y ni los trajo ni los adelantó.

Muchos pensarán ahora que en el sexto inning con 94 lanzamientos, Blanco ya estaba al borde del colapso. Pero en defensa de la decisión de mantenerlo apuntaría el buen tratamiento táctico que le venía dando a su faena. Aunque comparto que el trabajo era ya excesivo; el jonrón que le pega el juego 3-2 fue con el envío 101.

El resto del análisis es más sencillo, el primer relevo, el de contención con Miguel Lahera, no funcionó y después el equipo que mejor defendió en todo el campeonato fue incapaz de resolver una situación clásica de sacrificio en la séptima entrada y llegó el empate a tres. La remontada, la exigencia sobre el relevo con bases llenas sin out y la elevación de la autoestima dominicana, terminaron por desinflar al equipo de Carlos Martí.

Estos torneos son así, en un juego de pelota te va la vida y se requiere de mucha precisión. De todas maneras el ser el conjunto más destacado en la ronda preliminar, le dio la posibilidad a los Alazanes de mejorar un escaño. En la anterior Serie del Caribe finalizaron en cuarto lugar y ahora llegaron a la tercera posición.

Frederich Cepeda había dado triple en el segundo episodio para remolcar a Guillermo Avilés y él mismo anotó en jugada continuada por error en tiro a la antesala. Raúl González lo remolcó y se redondeó el paquete granmense de ese acto.

Párrafo aparte para quienes dicen que Cepeda no tenía nada que hacer en este equipo, en una justa como la Serie del Caribe. El espirituano es, en estas circunstancias, como esos hombres que el dramaturgo alemán Bertolt Bretch llamó imprescindibles. En el juego de la verdad no le sacaron out, bateó de 3-3, anotó dos y empujó la misma cantidad.

Ah, la jugada de robo de base en el noveno, sin out con tres abajo, en este nivel, es una locura, pero la aplaudo. Ceo que era la mejor manera de caer: combatiendo.

Anotación por entradas

Estadio Panamericano C H E
DOM 000 002 320 7 10 4
CUB 003 000 000 4 10 1
G: Ramón Ramírez (1-0). P: Miguel Lahera (0-1). Js. Josh Judy (2). Jrs: Ronny Rodríguez y Frederich Cepeda.

Tomado de: Granma


Out 27: Y las Águilas cazaron Alazanes

Yefri Pérez fue una amenaza constante en las bases. Foto: @SDCJalisco2018.

Guadalajara.- A las puertas otra vez de la final de una Serie del Caribe quedaron los Alazanes de Granma, al ceder 7-4 contra las Águilas Cibaeñas, de Dominicana, que supieron remontar un marcador adverso a partir de aprovechar todos las bondades que les dio nuestro pitcheo relevista, indefenso e inefectivo en extremo.

La segunda semifinal de la jornada presentó un duelo entre cubanos desde la lomita: Lázaro Blanco vs. Yunieski Maya, en el cual salió mejor parado el granmense, pues en 5.2 tercios solo permitió dos carreras limpias, mientras el pinareño (lanzando por los quisqueyanos) apenas duró 1.1 con tres carreras permitidas, facturadas por triple de Frederich Cepeda, doble de Carlos Benítez y hit remolcador de Raúl González.

Sin embargo, el partido cambió de rumbo desde el sexto inning, cuando tras el jonrón de Ronny Rodríguez con Junior Lake en base, el ánimo de los merengueros subió al punto de explotar a Miguel Lahera y Raidel Martínez en el séptimo con un racimo de tres que comenzó a pesar en los hombros, en el cual fueron determinantes un error en tiro de Martínez y cañonazo de oro de Edwin Espinal.

Como si no les bastara, en octavo clavaron las dos rayas de la sentencia en la pizarra después de dos outs. Apelaron a la velocidad en función de la ofensiva con par de robos de bases y dos metrallazos de los coleros de la alineación: Héctor Gómez y Juan Carlos Pérez.

Para levantar otra vez reverencia y salvar la honrilla, Cepeda desapareció la esférica por el izquierdo en el octavo, pero de ahogar las esperanzas completas se encargaron los últimos relevistas dominicanos: Wifrin Obispo y Josh Judy, así como un inexplicable robo de base de Roel Santos abriendo el noveno episodio.

Concluyó así la segunda actuación de los Alazanes de Granma en el certamen, con similar balance de tres éxitos y par de fracasos al pasado año, con la diferencia que ahora terminaron terceros y no cuartos. No obstante, las lecciones de lo sucedido vuelven a ser similares a las que vimos, escribimos y sentimos hace 12 meses.

Por su parte Las Águilas Cibaeñas clasificaron a su oncena final de Serie del Caribe en busca de su sexto título, para el cual tendrán que vencer a los Criollos de Caguas, de Puerto Rico, conjunto que aspira a ser el tercero en 60 años que repite un cetro, y su manager Luis Matos el segundo que lo festeja detrás del cubano Napoleón Reyes, que lo festejó en 1957-1958 con los Tigres de Marianao.

Moralejas del partido:

-La carta abridora del partido por Cuba, Lázaro Blanco cumplió su papel y tenía una recta poderosa y una slider dominante. Dio un escón de ponche estimulante en el primer capítulo con bases llenas y solo se fue de pitcheo tras el cuadrangular de Ronny Rodríguez en el sexto. ¿Bien sacado? Correcto, solo que luego nadie pudo imitarlo.

-Jugada importante y que lleva miles de interpretaciones para decidir o no el partido la del quinto ininng con bases llenas y en el cajón de bateo Frank Camilo Morejón. Es cierto que había estado muy bien el día anterior, pero tres carreras en un estadio como este no es ventaja y muchos pensábamos en un emergente que elevara al menos a los jardines. Recordemos que estaban los tres hombres más lentos del equipo en base y que el lanzador había regalado tres boletos. ¿Por qué no dejarlo lanzar y exprimirlo en el conteo?

– Si Alaín Sánchez debió ser traído antes o después que Lahera puede tener mil explicaciones sensatas, pero Raidel desde el séptimo tenía pocas opciones de que terminara bien, incluso aunque no hubiera cometido un error en un toque de bola que parecía más del primera base que del serpentinero.

– El más grande respeto para Frederich Cepeda, el pelotero cubano con más estabilidad, oportunidad y respeto en home en cuanto partido cumbre internacional archiva su hoja de servicio. De 3-3, con par de remolcadas, triple, hit y jonrón, eran suficientes aportes a la escuadra, solo que él solo no puede ganar un desafío y mucho menos un campeonato.

-¿Robo de base de Roel Santos en el noveno? Hay que entender que la espontaneidad tiene un límite en momentos tensos. Sin embargo, más allá de haber sido puesto out en segunda, el partido no se perdió por ese mal corrido, explicado por él con vergüenza, pues solo intentaba levantar el alma de una formación necesitada de jugadas de este tipo.

– En el juego tres bases robadas a nuestros receptores y en todo el evento nueve. ¿Son verdaderamente tan malos Frank Camilo Morejón y Yolexis La Rosa? Nadie lo considera así. El cuidado de los corredores por parte de nuestros pítcheres fue de espanto en toda la justa y al menos la mitad de las veces el estafador feliz anotó.

– Debemos aprender de las tácticas buenas del contrario. Excelente manejo de sus relevos tras explotar Maya, así como cambios importantes en la alineación respecto al primer enfrentamiento con Cuba. A veces es difícil pensar que con cuatro errores un equipo merece ganar, pero los quisqueyanos se burlaron de eso varias veces.

-Carlos Martí fue consecuente hasta el final con su filosofía de juego: alineación estable, pocos emergentes y una rotación de pitcheo encartonada en preservar lanzadores para guardar a los mejores para el cruce y una hipotética final. ¿Sobraron finalmente jugadores de posición o faltaron lanzadores?

– Muchas cosas quedan para análisis posteriores. Cuba se llevó las palmas de la afición, un bronce que sabe más a impotencia que a gloria y una última imagen en la que a la hora de jugar al batazo no estuvo el líder de otros tiempos. Y en el béisbol moderno los protagonistas no nacen ya con titulares, sino que lo hacen a puros batazos. Y eso nos faltó ahora.

Posdata:

Para la próxima edición debemos articular, de una vez y por todas, la experiencia de cinco Series del Caribe, en las cuales salimos para muchos especialistas con etiqueta de favorito para puestos cimeros en el podio y terminamos alejados con una última demostración lejana de las reales posibilidades. Volveremos sobre el tema.

Alineaciones abridoras

Águilas Cibaeñas (Dominicana)
Abiatal Uvelino (ss), Gustavo Núñez (2b), Junior Lake (lf), Edwin Espinal (1b), Christian Bethancourt ( ) Ronny Rodríguez ( ), Carlos Paulino (c), Héctor Gómez ( ), Juan Carlos Pérez ( ), Yunieski Maya (p)

Alazanes de Granma (Cuba)
Roel Santos (cf), Yordan Manduley (ss), Yurisbel Gracial (rf), Alfredo Despaigne (bd), Guillermo Avilés (1b), Frederich Cepeda (lf), Carlos Benítez (2b), Frank Camilo Morejón (c), Raúl González (3b) y Lázaro Blanco (p)

Tomado de: Cubadebate

 

 

23 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Increíble con el juegazo que Lázaro estaba lanzando por casi 6 entradas y después el relevo no pudo aguantar. Peor la ofensiva, en el juego bueno se pierde siendo inoportuna. Una vez más Cuba luce como el mejor en la clasificatoria y después se desinflan, la misma historia del la SC del año pasado. Existe la sensación de que se puede, que se puede ganar el torneo, no se ven súper rivales ni mucho menos los equipos, excepto en la mente, en eso si nos ganan y por mucho, nuestros jugadores cometen muchos errores infantiles, al final los cubanos de las últimas generaciones no aprende a ganar el juego bueno, el que no se puede perder. Otra vez nos quedamos con las ganas. Será para otra ocasión…… Saludos.
    PD: Hay que quitarse el sombrero ante Cepeda, una y otra vez saca la cara. Tremendo gallo de pelea. Honor a quien honor merece.

    1. ya lo había dicho en mi ultimo comentario sobre este tema, habían lucido bien pero había que ganar el bueno y eso casi nunca pasa, solo Urquiola con sus Vegueros han logrado hacer el mejor papel, esta vez muchos pensaron que había para mas, pero no fue así.
      Blanco lanzo bien hasta home rum que pego el juego, lo demás un desastre, Cepeda de LUJO, un peloterazo a cualquier nivel.
      Saludos.

      1. Ese maldito juego “bueno” cuando aprenderán a ganarlo??..Saludos.

          • elSeñor de los Cielos en 8 febrero, 2018 a las 9:27 am
          • Responder

          Jamás, jamás ya aprendimos a flaquear siempre en el juego bueno, el importante y decisivo.

          1. Penoso en verdad..hasta cuando??

          • osmany en 8 febrero, 2018 a las 11:18 am
          • Responder

          hAY dAIMIR ES QUE PARA GANAR EL JUEGO BUENO HACEN FALTA MUCHAS COSAS , DESDE TENER UN EQUIPO BEN CONFORMADO, SOBRE TODO CON BUENOS PICHERT, HASTA SABER CUANDO SE SACA A UN PICHERT, UN EMERGENTE, CUANDO SE TOCA LA BOLA, , SE HACE UN BATEO Y CORRIDO, UN ROBO DE BASES, CUANDO SE HACE UNA JUGADA SUICIDA PARA EL HOME CON TOQUE DE BOLA, USTEDES SE IMAGINAN AYER CON BASES LLENAS Y GANADO POR 3 UN SUICIDA… SACANDO DE EMERGENTE A CESPEDES .. O AL MENOS UN FLY A LOS JARDINES CON UN CEDEÑO, O AYALA, O TRAER A bAÑOS DESPUES DEL 5to, NO POR LO QUE PASÓ SINO PORQUE TENÍA 100 LANZAMIENTOS Y 3 MILLAS DE MENOS, PERO NO APRENDEMOS ESO COMO EN CUBA CUANDO BLANCO ESTA ASI ES NUEVE CEROS AL SEGURO NOS CREEMOS QUE VA A AHACER LO MISMO.. TRAER AL CERRADOR EN EL 7, Y DESPUÉS A LAHERA Y YERA CUANDO DEBIÓ SER LO OPUESTO PORQUE ES LO QUE TENÍAMOS, USTED SE IMAGINA QUE ADEMÁS DE ESOS TRES HUBIERA TENIDO A vLADIMIR GARCIA, ERLYS CASANOVA, DACHEL DUQUESNE, ALEXANDER RORIGUEZ, MISAEL VILLA, LIBAN MOINELLO, FREDDY ASIEL ALVARES, YARIEL RODRIGUEZ YOTROS QUE QUIZAS SE ME QUEDEN , DONDE HAY JUVENTUD EN UNOS , EXPERIENCIA ENOTROS, VELOCIDAD , CONTROL ETC…. AHHHHH DISCULPEN EL OLVIDO… EL BARBERO QUE EN UN INNING, SOBRE TODO INICIENDO DOMINA A CUALQUIERA , PORQUE ESA ES OTRA QUIEREN QUE LOS RELEVOS TIREN 3 O 4 INNING, CUANDO EN EL BEISBOL MODERNO NI LOS INTERMEDIOS LOS DEJAN PASAR DOS VECES POR LA ALINEACIÓN A NO SER QUE LA VENTAJA SEA CONSIDERABLE., SACMOS LOS CERRADORES CUANDO EL RANCHO ESTÁ ARDIENDO, COMO DICE RAIDEL QUE ELPREFIERE ABRIR INNING, PERO EL PROFE ES EL QUE SABE……. SON MUCHAS COSAS AMIGO DAIMIR PARA PODER SALIR DE ESTE BACHE DEL QUE TODOS QUEREMOS SALIR Y LA CULPA DE LA CALIDAD DE LA SERIE CUBANA Y DE LOS PELOTEROS NO ES PORQUE DEMOSTRADO EN ESTA SERIE QUE NINGÚN EQUIPO ESTABA POR ENCIMA DEL NUESTRO, PERO ESO HAY QUE DEMOSTRARLO …

          1. De acuerdo mi amigo, pero el mayor problema a mi entender esta en la mente, está en créeselo que si pueden, este mismo equipo Cuba con errores en su conformación, dirección desacertada y paternalistas muchas veces, etc, si podía ganar el famoso juego bueno ante rivales, pero eso es algo que no está en el gen de los atletas de hoy en día, se han acostumbrado a perder ese juego, no se concentran y por eso el resultado es nefasto en los últimos años. Saludos.

      2. Amigo que me disculpen los Granmenses se la comio el manager……….Dejaron erroneamente a mi entender algunos jugadores y otros no jugaron asi de sencillo……que desepcion, angustia, cuando vi perder al equipo de mi patria sabiendo queestaban ganando y dejaron tantos hombres en base, vaya le temblo la mano con la ofenciva y le vino el favoritismo idem el Clasico……

      • duniesky en 9 febrero, 2018 a las 12:05 pm
      • Responder

      Buenas tardes coincido plenamente con su comentario hermano, el nivel de este equipo está al nivel de la serie del caribe (siempre y cuando no coincidan en tiempo y espacio los peloteros de MLB de esas naciones participantes, porque ahí si la cosa cambia, porque los nuestros no los podemos emplear por las veleidades de… los marcianos, esos mismos que hace cosas ¨raras¨ con la plataforma) por eso siempre va a ganar y perder, ganar desde hace dos años para acá en la clasificatoria (algo que por lo menos es un avance, insuficiente es verdad, pero avance al fin) e irremediablemente perder el bueno (los cruces) con la honrosa excepción del Pinar – Cuba de Urquiola. Nada que últimamente en las series del caribe jugamos como nunca y perdimos como siempre; llega el momento en que se torna hasta aburrido saber lo que va a pasar ¿Hasta cuando? Nadie lo sabe porque sencillamente no pasa nada. Saludos y un abrazo

    • Marcial Segura Beltran en 8 febrero, 2018 a las 6:33 am
    • Responder

    Esta vez parecía que si, pero la historia se repite una y otra vez, ese juego bueno, el que hay que ganar, el que nunca gana VM 32, tambien volvió a ser asignatura pendiente por Martí y esta versión de los Alazanes por segundo año consecutivo en la SC. Anoche volví a extrañar a José Ángel…en Cuba, en momentos de aprieto, cuando las exigencias aumentan, ningún otro muestra el aplomo del barbero.
    Sobraron jugadores de posición, cuando tocó el turno a Frank Camilo con las bases llenas, pensé en la posibilidad de un emergente, ( independientemente de que el máscara capitalino tuvo destaque ofensivo la víspera), y el inofensivo rolling que terminó en doble play, me trajo un mal presagio, y recordé a Beto Perdomo, comentarista venezolano cuando decía: ¨ al que no hace, le hacen…¨ Desperdiciamos esa y otras oportunidades, y resultó fatal.
    Independientemente a los 2 hits, Gracial se muestra poco seguro y confiable a la hora buena, le falta los C…, (Coraje, Corazón y Carisma) de Cépeda, que ratificó su gran clase, cual verdadero gallo de pelea…Hicieron lo suyo Manduley, Raulito, Avilés, que tiene potencial para más…y además de Cepeda brillaron Roel y Benitez.
    Y en mi opinión, consideré innecesario arriesgar a Despaigne…
    A seguir esperando…

    • JOSE en 8 febrero, 2018 a las 7:25 am
    • Responder

    Saludos Reynel y Daimir, Lázaro Blanco en realidad se creció en la competencia, es un tipo guapo y competitivo, yo la verdad pensé que esta vez no podía por la acumulación de competencia que tiene, pero después de ti quien será, no existen los milagros, el bullpen desde que se conformó sabíamos que no estaba bien integrado, lo criticamos acá, algunos me dicen hipercrítico yo la verdad no lo creo pero entre eso y ser conformista me quedo con lo 1ro, como dice Daimir el nivel de esta serie del caribe nada del otro mundo, Dominicana gano el bueno pero no lucio mejor que Cuba, 12 errores (horrores), México su bullpen muy mal, creo que Caguas se lleva el gato al agua de nuevo, es el equipo que luce mejor, y bien dirigido, pues yo me pregunto qué diríamos acá si ayer Martí coloca a lanzar un pitcher de Dominicana??, el único que no sabía que Maya no podía con Cuba es el manager de DOM.
    Adicionalmente decir, 1ro fue un error llevar a Despaigne y peor ponerlo a jugar, 2do Gracial no es tercer bate ni en MAT, excelente tur para Torriente, Yulian, y 3ro varios lanzadores que señalamos acá literalmente no sacaron outs, sin embargo acá quedaron Erlis, José Ángel, Villa mejores que esos sin dudas, aunque Martí le haya dicho a ESPN que no llevo más por no había más, en serio Martí, vivimos en siglo 21, todo se sabe en esta vida.

    1. Hola José, de acuerdo en todo como lo dijo, es la pura realidad. Saludos.

    • Chikungunya en 8 febrero, 2018 a las 7:32 am
    • Responder

    Se repite la historia una vez más, los dominicanos nos escogieron para el cruce y ellos sabían por qué, al final se demostró que se necesitan pitchers de calidad, el pitcheo relevo una vez más hace aguas y si se llevan tantos jugadores de cuadro para los cambios en un momento oportuno del juego entonces por qué no se hacen los mismos. Para qué están los emergentes, por qué Frank Camilo debe batear con bases llenas teniendo a otros en el banco, Yulexis la Rosa es el otro catcher, al final siempre pasa lo mismo, se llevan 28 peloteros y solo juegan los mismos. La otra cosa, debemos dejar a un lado el pasionismo, si Despaigne no está en condiciones de jugar por los problemas que tiene y que se sabe que no está en forma por lo conocido por todos para que lo llevamos, él podrá tener muchas ganas pero la dirección debe tener eso en cuenta y poner al que mejor forma deportiva tenga. Lamentablemente, tanto nadar para morir ahogados en la orilla.

    • Valenzuela en 8 febrero, 2018 a las 8:25 am
    • Responder

    Se perdió el que no se podía perder, así de sencillo, pero es que es la misma película de todos los torneos fundamentales en los que hace varios años Cuba participa, los que dirigen el equipo allá y los que los dirigen desde acá siempre están inmerso nada más en la fase de grupo, por supuesto que es fundamental la clasificación, sin ella no hay mañana, pero cuando ya están clasificados es como si ya hubieran cumplido su objetivo con titulares en la prensa nacional incluidos, no hemos acostumbrado a ese ´´buen papel´´ de llegar hasta semis y nada más , al final es aplausos y felicitaciones por el ´´ deber cumplido´´, les falta a los peloteros cubanos ese empuje que nos caracterizaba antaño, Cuba desde mi punto de vista estaba a la misma altura o un escalón aunque pequeño más arriba de esos otros equipos, a la misma altura desde el punto de vista físico, porque desde el punto de vista sicológico son muy inferiores los cubanos : ganan los sin presión, dan juegos por perdidos, guardan armas que luego no pueden utilizar porque se quedan sin el mañana, Baños es un ejemplo, lo sacaron con tres capítulos ¿ para utilizarlo cuando?, para preservar en una semifinal una ventaja si tengo que traer a Baños, la cocina o al comedor lo traigo, la ofensiva anda por el mismo camino, con la excepción de ese llamado Cepeda que incluso se cuestionó su inclusión, Gracial en sus primeros tres turnos encontró cinco corredores en circulación y allí se quedaron, al ´´mejor ´´receptor de Cuba lo dejaban con la pelota en la mano y con el bate igual, Despaigne está preocupando hasta a los japoneses, nada, que soñamos con el mañana y a toletazos limpios nos despiertan el hoy.

    • Renier Stivenson en 8 febrero, 2018 a las 9:10 am
    • Responder

    Todos queremos ganar y si es en la pelota, bueno acostumbrados a los equipos viejos que ganaban casi todo, hay que ganar jajaja nada de eso. En torneos cortos como estos cualquiera gana o pierde un juego, la realidad es que por mucho a nuestro beisbol le falta picheo y mucho. Imaginen que despues de permitir dos un abridor que llegó hasta el capitulo 6 es relevado y los que vienen no permiten nada, final 3-2. Que distinto todos felices.
    Picher en cuba por arriba de 95 millas se pueden contar con los dedos.
    Picher inteligente al lanzar ??? Bien pocos.
    Así ni con el caballo del Zorro… Saludos

    • elSeñor de los Cielos en 8 febrero, 2018 a las 9:23 am
    • Responder

    Nos quedamos con las ganas de probar lo bueno el equipo repitió la dosis que en los últimos años nos ha estado acostumbrando, la derrota y las malas jugadas a la hora buena y por ende estamos atados a no poder saborear la victoria.Falló el equipo cuando no podía hacerlo.

    • Adalberto Rumbaut Hernandez en 8 febrero, 2018 a las 9:58 am
    • Responder

    De nuevo nos quedamos sin poder clasificar para la Final, las razones por la cual Cuba no clasifico ya se ha comentado bastante con análisis muy objetivos. Ahora bien, a mi entender la dirección del equipo Cuba fue muy conservadora como siempre y no realizo los cambios necesarios para mantener la ventaja de 3 – 0 que teníamos y jugo como casi siempre al Batazo. Si Carlos Martí prefirió llevar jugadores de cuadro que lanzadores, entonces como es posible que dejara batear a Frank Camilo Morejón con las bases llenas y un solo out y no lo sustituyera por un emergente de los varios que tenía, además discrepo con el cuándo dice que Frank Camilo es el mejor receptor de Cuba teniendo a Yulexis la Rosa en el Banco y que es uno de los mejores que tenemos hoy. Por otra parte, con todo el respeto que se merece el Caballo de los Caballo y que se entregó por completo a la causa de los Alazanes, si no estás en forma y con la importancia de este juego Usted donde no se puede improvisar, eres sustituido por otro que este en mejor forma y lo mismo para Glacial que aunque dio 2 imparables, no impulso a nadie cuando tenía que hacerlo. Otra vez se demuestra que Cuba no sabe robar las bases y ellos si se robaron todas las que quisieron a pesar de tener Cuba al “MEJOR” receptor. Nada que tendremos que esperar a la próxima serie del Caribe y confiar que la mentalidad de nuestros directores con justificar todas sus derrotas cambie. Porque peloteros con calidad es lo que se sobra en este País. Saludos. Rumbaut

    • nene en 8 febrero, 2018 a las 10:24 am
    • Responder

    como me recuerda la victoria de urquiola hay que quitarse el sombrero que sigan los locutores que granama el mejor papel hermano el que gana el titulo es el mejor ademas ali no se dan lugares el primero y ya por eso vuelvan arecoger al rey de la direccion el mejor jaja urquiola quieran o no se los dejo de tarea

    • tiro al blanco en 8 febrero, 2018 a las 11:24 am
    • Responder

    Saludos:
    En este torneo de poca calidad por cierto, los alazanes podían haber ganado este juego contra Dominicana, es verdad que fuera del agua se nada bien, entiendo que la causa principal de la derrota fue por la dirección, se cometieron errores a la hora de confeccionar el equipo, como muchos jugadores de cuadro, dejaron lanzadores que nunca se podían haber quedado.
    Pero se logra ir a semifinales, como dije antes y perdonen la redundancia es un torneo de muy poca calidad en todos los equipos, en el juego de semifinal se cometen errores de dirección y el primero es cambiar la alineación principalmente para colocar a un pelotero lesionado que ha sido muy buen bateador en Cuba y en Japón pero que está al 70% y señores sin ofender es el caballo de los caballos pero con el traje del cuba y principalmente en series del Caribe podíamos nombrarlo el potrico para no decirle otra cosa.
    Pero si la alineación requería algún cambio creo que debería haber sido sentar a Gracial y poner al 3base de ciego como tercero.
    En el beisbol hay un dicho que dice las carreras que dejas de hacer te la hacen más tarde, señores para que llevan peloteros si no confían en ellos ni tan siquiera para sustituir a un mal bateador como Fran Camilo.
    En resumen muchos hombres en posición anotadora dejados por Despaine y Frank Camilo.
    Quien ha visto a un tercer bate en un principio de juego con dos hombres en base intentando tocar la bola, frente a un lanzador que está dando muestras de poco dominio.
    Pero no se puede coger lucha en la pelota en Cuba pasa lo mismo que con el pan de la bodega

    • Ernie en 8 febrero, 2018 a las 12:30 pm
    • Responder

    Como sucede siempre, mientras estuvo ganando juegos, las decisiones poco ortodoxas de Carlos Martí (o cualquier manager) fueron toleradas por la mayoría de los entendidos y aficionados, pero ahora que la buena suerte le dio la espalda, salen a la luz varios de los desaciertos puntuales del manager y la consabida coletilla de la crisis del beisbol cubano. Es inevitable regresar al punto en que el Profe Carlos, Campeón de Cuba, prescindió de José Ángel García (el mismo que hubiera evitado que Raydel Martínez cargara con todo el trabajo de cerrar partidos), llenó su nómina de jugadores de cuadro (los mismos en quienes no confió en el juego final para traer carreras con las bases llenas) y cumplió, como buen samaritano, con incluir en el roster a los tres alazanes que sabía no utilizaría. Por otra parte, la estrategia (ya es todo una escuela) de usar abridores en función de relevistas y de alargar la cantidad de outs a sacar por los relevistas especializados fracasó una vez más. En el capítulo de las “corazonadas” tenemos el confundir al Lahera de hoy con el de hace 3 años, la fe inquebrantable en Despaigne, intocable de cuarto bate, a pesar de estar en pésima forma (lógico por demás). No quería dejar de mencionar la forma abrupta en que terminó la transmisión, parece que Aurelio Prieto Alemán tuvo problemas con el micrófono o Carlos Martí no estaba para cuestionamientos, en fin no sé porque, pues, el mismo ha dicho que lo importante es que los muchachos salgan sin presión al terreno, a divertirse.

    • Squeeze Play en 8 febrero, 2018 a las 12:58 pm
    • Responder

    La alineación tuvo 3 puntos de ruptura: 3er, 4to y 8vo bates. Estos puntos de ruptura no permitieron más carreras porque o se ponchaban o bateaban para dobleplay en momentos claves. De eso no se dio cuenta la dirección del equipo y nunca hizo los cambios necesarios. Blanco inmenso, dejó el juego ganando 3×2 pero de nuevo falla la dirección, luego del jonrón ahí debió entrar Yera buscando contraste de picheo o hasta el mismo Alaín o Baños, nunca Lahera o Raidel porque a rectas de +90 millas no iban a dominar a los dominicanos en 3 innings. Demasiados errores tácticos-estratégicos y contradicciones y en definitiva la suerte es solo eso, suerte, y no siempre te sonríe. Saludos.

  2. Una vez más una mala actuación y dirección a la hora del partido de la verdad, lo que todavía me asombra y me indigna muchas veces, e incluso hasta lo discuto y con rabia es cuando muchas personas hablan mal del Caballo de los caballos el verdadero Cepeda, grande Cepeda una y otra vez saca la cara como siempre, pero viene Marti y se le ocurre ponerlo de 6to al bate por favor así no se puede ganar y que decir que el GRAN 4to bate de cuba le quito el nombre al Yuli, ahora es Despaigne doble pley, 0 jit en la serie del caribe y entonces de que estamos hablando.

    • el lector matancero en 8 febrero, 2018 a las 6:14 pm
    • Responder

    Es una falta de respeto en cualquier torneo que Cuba vaya hay que llevar al mejor cerrados el único en Cuba JOSE ANGEL GARCIA, que incompetencia hasta cuando seguirán juagando béisbol del principios del siglo XX, y un poco más y acaban con la salud de Despaigne, ojo cojeando y en mala forma deportiva lo ponían. Injusticias han habido muchas pero con JOSE ANGEL GARCIA es todos los días.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.