Aficionados y Fanáticos al Rey de los Deportes: Hace poco más de un año, el 10 de Febrero del 2017, falleció el dueño de los Tigres de Detroit, Mike Ilitch, quien en sus últimos años de vida, había puesto todo su empeño (y mucho de su dinero), para tratar de ver campeones a sus felinos antes de morir.

Lamentablemente, aunque estuvo cerca, nunca pudo conseguir su objetivo y tras su deceso, el equipo comenzó a desmantelarse para reducir al máximo la nómina, sin importar que eso redujera también sus posibilidades de ser protagonistas.

En plena temporada, los jugadores más importantes abandonaron Detroit, un éxodo que incluyó a Justin Verlander, J. D. Martinez, Justin Upton y Justin Wilson, a quienes se sumó Ian Kinsler una vez que ya había terminado la temporada.

Los únicos sobrevivientes con contratos pesados en el equipo, Miguel Cabrera y Víctor Martínez, se mantienen con la organización, pero envueltos en rumores, por las mismas nuevas políticas de los dirigentes en relación a bajar los costos en la nómina.

Pero más allá de todos esos problemas, la edición 2018 de los Tigres nos ofrecerá la posibilidad de ver a un equipo con sabor latino en el terreno de juego, algo que no es novedad en la “Ciudad del Automóvil”. Si el venezolano V-Mart deja atrás sus problemas de salud, y ojalá que así sea, se mantendrá como el bateador designado, y en esa alineación le podrían acompañar los cubanos Leonys Martín y José Iglesias (en su último año de contrato), el también venezolano Dixon Machado, que parece el candidato número uno para quedarse con el puesto dejado por Kinsler en 2B, Jeimer Candelario y por supuesto Miguel Cabrera, que viene del peor año de su carrera en cuanto a números, en una temporada con lesiones que seguramente habrá sido solo una excepción, pues estará de regreso dejados atrás los problemas físicos.

Ron Gardenhire entra al relevo como timonel por Brad Ausmus. El nuevo dirigente demostró en 13 años en Minnesota, que tiene la capacidad de llevar lejos a equipos de bajo presupuesto. Con los Twins, consiguió 6 títulos divisionales en ese lapso y ahora tiene ante si otro de esos retos que le sientan bien.

Dos años después de haber sido el Novato del Año en la Liga Americana, Michael Fulmer tendrá ahora que cargar con la responsabilidad de liderar la rotación de abridores del equipo. La salida de Justin Verlander hacia Houston el año pasado, ha dejado un staff de abridores con muchas interrogantes y que seguramente será el problema principal a resolver por Gardenhire en su primera campaña al frente del equipo.

Los tiempos de éxito parecen ser historia en Detroit, pero al menos estos Tigres del 2018 tendrán un gran sabor latino, y el regreso de una de las super estrellas del béisbol de esta época.

¡No hay nada mejor!