Chelsea 1-1 Barcelona
Milagro. Al Barcelona le salvaron los postes en el Bridge, por dos veces rebotados a sendos disparos envenenados de un Willian que le acabó, a la tercera, dando ventaja al Chelsea, al que no le preocupó absolutamente nada que el dominio, falseado, fuera del equipo español, que sin embargo apenas creó peligro.

Conte sorprendió con su alineación y, también, con su esquema, que se le atragantó a un Barça agobiado y sin frescura, que superó el 70 por ciento de posesión, pero no igualó hasta que Christensen hizo un soberano ridículo en la salida de balón, regalándolo a Iniesta para que el manchego asistiera a Messi.

Leo acabó con la maldición del Chelsea y el Barça se llevó un empate casi milagroso de Stamford Bridge, convirtiéndose en favorito de cara a la vuelta… Aunque sin estridencias.

Bayern Múnich 5-0 Besiktas
Sentencia. El Bayern jugará, con casi toda certeza, los cuartos de final después de someter a un desafortunado Besiktas, que acabó encajando una manita después de un excelente inicio de partido que cortó de cuajo la expulsión de Vidal.

Al borde del descanso, con suerte, marcó Müller el 1-0 y tras el 2-0 de Coman el campeón turco se desintegró ante la avalancha germana, que acabó alcanzando la manita que convierte el partido de vuelta en poco menos que un amistoso, considerándose la clasificación del Bayern, que abraza los cuartos de final por séptima temporada consecutiva.

Shakhtar Donetsk 2-1 Roma
Remontada. La Roma se marchó al descanso con una ventaja idílica gracias al gol de Cengiz Under y acabó el partido derrumbada con la remontada de un Shakhtar que pasó de entregado a dominador, después de una irregular primera parte a la que siguió una remontada conducida por la ambición.

Under avanzó al equipo italiano remachando una genial asistencia de Edin Dzeko en la parte final del primer tiempo. Pero la reacción de Paulo Fonseca en el descanso, dando entrada a Ivan Ordec, estiró a un Shakhtar que le fue ganando terreno a la Roma, hasta la igualada, rápida, de Ferreyra y la remontada sentenciada por Fred, que convertirá el partido de vuelta en una auténtica prueba de fuego para una Roma que no alcanza los cuartos de final de la Champions desde la temporada 2007-08.

Sevilla 0-0 Manchester United
Desafío. El Sevilla acudirá a Old Trafford con la ilusión intacta después de mostrar que el Manchester United es equipo perfectamente a su alcance. De hecho, a los Diablos Rojos les mantuvo en pie un soberbio De Gea en el Sánchez Pizjuán, atajándolo todo y, entre ello, un remate a bocajarro de Muriel al límite del descanso que fue, simplemente, milagroso.

Mourinho poco menos que plantó un autocar frente a su portero y la apuesta le salió bien, llevándose un empate que era el objetivo, a la vista de cómo se desarrolló el partido.

El equipo de Montella lo intentó de todas las maneras, mostrándose superior a un rival que solamente dio señales de vida en ataque a partir de la entrada de Martial y Rashford y al que se le anuló, bien, un gol que le habría regalado una victoria absolutamente injusta. La sentencia, en Old Trafford.