La victoria no oculta los problemas defensivos del Real Madrid

22/02/18
7:53 pm

 

 

MADRID — El Real Madrid volvió a sacar otra valiosa victoria, un 1-3 sobre Leganés en el partido pendiente de la jornada 16, que le ha permitido rebasar al Valencia para hacerse con la tercera plaza – desde diciembre, el objetivo de la campaña.

Todo gracias a la eficiencia de sus atacantes, que ayudan a maquillar el gran problema del equipo merengue esta temporada: la defensa.

Real Madrid suma ya nueve partidos de Liga consecutivos recibiendo gol – su peor racha desde la campaña 2012-13 en que cerró la campaña con siete partidos al hilo encajando al menos un tanto.

Desde que tomó las riendas del equipo en 2016, Zinedine Zidane ha restado importancia a la debilidad defensiva, pues su equipo acaba resolviendo el problema a base de ´pegada’ y esta vez no ha sido la excepción.

“En los últimos (seis) partidos (de Liga) hicimos 23 goles y hoy hicimos tres más; podemos estar contentos con eso”, destacó Zinedine Zidane tras el encuentro.

Aunque su equipo se vio – nuevamente – obligado a remontar, Zinedine Zidane se contentó con que el empate llegara “después de cinco minutos” y que su equipo se las ingeniara para “controlar el partido y seguir con la buena racha”.

Esa racha positiva alcanza ya para seis partidos de Liga sin perder y, por primera vez en lo que va de 2018, para cuatro victorias al hilo en todas las competiciones.

Pero los pobres números de la defensa preocupan especialmente de cara a la vuelta de los octavos de final de la Champions League frente al PSG.

El equipo de Zinedine Zidane no deja la puerta a cero en la Liga desde el 9 de diciembre, cuando venció por 5-0 al Sevilla en el Santiago Bernabéu. En los poco más de dos meses que han transcurrido desde entonces, ha recibido 16 goles en el torneo doméstico; más de la mitad de los 27 tantos que ha encajado en el torneo en la presente campaña.

En total, el equipo de Zidane suma ocho partidos consecutivos en todas las competiciones recibiendo al menos un gol; 13 tantos encajados en total. No deja la puerta a cero desde el 18 de enero, en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, cuando venció por 0-1 al Leganés.

Solo ha logrado mantener la puerta a cero en siete de 24 partidos de Liga y promedia, en total, 2.4 goles encajados por partido.

Aunque Real Madrid ha recibido menos de la mitad de goles que el equipo más goleado del campeonato español, Deportivo La Coruña, contrasta con el hecho de ser uno de los equipos que menos remates a puerta permite.

La fragilidad en la puerta le ha costado ya dos derrotas, ante Barcelona (0-3) y Villarreal (0-1), ambas como local, y dos empates 2-2 ante Celta y Levante que lo han apartado definitivamente de la lucha por el título, dejándolo a 14 puntos del Barcelona y siete del segundo clasificado Atlético de Madrid.


 

Nueva remontada triunfal del Real Madrid

 

MADRID (Paola Núñez, corresponsal) — Otro equipo, mismas mañas. Real Madrid sacó una victoria por 1-3 sobre Leganés, un partido más donde los merengues vinieron de atrás para una desventaja tempranera y sortear algunos problemas para sumar los tres puntos.

Aunque el equipo con que Zidane hizo frente al encuentro pospuesto de la jornada 16 se parecía más al de segunda línea que naufragó en Copa del Rey, que al titularísimo de Champions League, los problemas en defensa – particularmente a balón parado – que orillan a los merengues a recurrir a la ‘pegada’ para sobrevivir son casi los mismos.

Si acaso hubo una diferencia fue que el Real Madrid se vio remando contracorriente demasiado temprano.

Apenas habían transcurrido cinco minutos cuando Unai Bustinza inauguró su cuenta goleadora para adelantar al Leganés en un tiro de esquina.

En el primer acercamiento de los pepineros, una jugada que no llevaba mayor peligro, el Madrid se metía en problemas solo por la torpeza de sus defensas. Bustinza se avivó para cabecear en un intento de rechazo de Theo Hernández, titular ante la baja de Marcelo.

El lateral francés ya había dejado mucho que desear en la Copa y revivía las pesadillas merengues. Tampoco estuvo fino Kiko Casilla, titular en una de sus escasas oportunidades en Liga en lugar de Keylor Navas, fuera por descanso.

Afortunadamente para Zinedine Zidane, sus hombres reaccionaron con rapidez – sobre todo Marco Asensio y Lucas Vázquez, que a falta de Cristiano Ronaldo, de mini-vacaciones pactadas con el técnico, y Gareth Bale, que por tercera ocasión en los últimos cuatro partidos salió de la banca para disputar los últimos minutos, decidieron echarse al equipo a las espaldas.

Fue precisamente Lucas Vázquez quien se erigió en el gran salvador en esta ocasión.

El gallego se adueñó de su banda y no tardó en poner el 1-1 que tranquilizó al banquillo blanco, en una jugada en que Benzema – que no anota y casi no asiste, pero abre espacios como nadie – dejó claro el por qué resulta invaluable para el entrenador francés.

Benzema había hecho lo más difícil para desbaratar a la defensa antes de que Casemiro le pusiera un peligroso balón para que el ’17’ marcara tras batir a Cuellar en el uno a uno.

Benzema no dejó descansar a la defensa pepinera, rompiendo líneas y creando ocasiones. Fue en uno de esas jugadas orquestadas por el francés en que el Real Madrid dejó prácticamente sentenciado el partido. Benzema, que se movió por la línea como quiso abriendo paso cedió el balón para que Lucas Vázquez le devolviera el favor a Casemiro y éste pusiera el 1-2 a la media hora.

La manera en que el Real Madrid logró darle la vuelta congeló a los pepineros. No fue hasta bien entrada la segunda parte en que Leganés hizo algún intento por remontar y para entonces ya era muy tarde.

Madrid estaba fresco, sobre todo después del ingreso de Gareth Bale por Karim Benzema en la recta final, y había ganado mucho terreno en confianza. Llegaron los errores, esta vez del lado pepinero y el inevitable derribo en el área en los últimos minutos que permitió que Sergio Ramos pusiera el 1-3 definitivo desde los once pasos.

 

Tomado de: ESPN

 

2 comentarios

    • Chikungunya en 23 febrero, 2018 a las 7:55 am
    • Responder

    El Madrid siempre ha tenido problemas en la defensa aunque es bueno aclarar que en esta temporada demasiados para la calidad del equipo pero a poco vamos recuperando nuestra pegada y ya se vá viendo otro equipo sobre la cancha. No hemos mejorado del todo pero vamos camino de eso.

    • Flowers en 23 febrero, 2018 a las 8:56 am
    • Responder

    pues si esta defensa esta de lagrimas y no veo que ZZ haga algo para cambiar esta situacion, no es que se tenga la mejor defensa pero si tratar de tener una en la q no te hagan goles en todos los partidos…SALU2

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.