La cita de Birmingham 2018, jornada dos; con los saltos del cubano Echevarría + Juan Miguel, un saltador entre los grandes

2/03/18
9:12 pm

Por el amigo de la peña:
Eddy Luis Nápoles Cardoso

 

 

Durante la segunda jornada del mundial de atletismo bajo techo en Birmingham, el atletismo cubano, se reencontró con las medallas, entre ellas, un título, que no caían en el saco, desde la cita de Doha 2010, logrando además un bronce histórico.

En el salto de longitud entre los hombres, con presencia latina, por los cubanos Juan Miguel Echevarría y Maikel Massó y el uruguayo Emiliano Lasa, trajo la sorpresa para algunos, con el título para el jovencito cubano Echevarría, en gran competencia con los mejores saltadores en la actualidad, como los sudafricanos Luvo Manyonga (campeón mundial de Londres) y Ruswahl Samaai (bronce en Londres) y los estadounidenses Marquis Dendy (titular en Portland) y Jarrion Lawson (plata en Londres); el cubano que inició con 8.19, seguido de 8.28, aceptó el reto que le impusieron Manyonga, primero, con sus 8.33 y 8.44 y luego Dendy, con 8.42 y sacó el extra a lo Iván Pedroso, con un brinco definitorio de 8.46 metros, al que no pudo llegar Manyonga en el sexto intento. Lasa y Massó, quedaron relegados a los puestos 10 y 11, respectivamente.

 

Cubano Juan Miguel Echevarría hace historia y gana el salto largo con solo 19 años

 

En el pentathlon, con la cubana Yorgelis Rodríguez, luchando por una medalla, la prueba fue ganada por la local Katarina Johnson-Thompson, con 4750 puntos,  escoltada por la austriaca Ivona Dadic, con 4700 y la criolla Yorgelis Rodríguez, con récord nacional de 4637 puntos, primera medalla de una atleta cubana en esta especialidad en un evento mundial de mayores. En esta prueba se invirtieron los papeles de la pasada cita al aire libre (Londres), pues Katarina había sido quinta, Dadic, quinta y Yorgelis, cuarta.

En la impulsión de la bala para damas, con presencia de la cubana Yaniuvis López, se impuso la húngara Anita Marton (plata en Portland), con envío de 19.62 metros, escoltada por la jamaicana Danniel Thomas, con 19.22 y la china Lijiao Gong, quien repitió el bronce de Sopot, ahora con 19.08; mientras la cubana López, logró un excelente séptimo lugar, con marca personal de 18.19 metros y volvió a ser finalista.

En la final de 60 metros planos para damas, con varias conocidas, las marfileñas realizaron el 1-2, con Murielle Ahouré, (6.97) y Marie-Josée Ta Lou, con 7.05, seguida por la suiza Mujinga Kambundji, con 7.05, mientras que la reina olímpica, la jamaicana Elaine Thompson, era relegada al cuarto puesto, con 7.08 y la soberana de Londres, la holandesa  Dafne Schippers, era quinta con 7.10 segundos. Primer título que escapa al dominio americano y europeo en esta prueba y va a parar un país africano.

En las semifinales de los 800 metros, entre los hombres, el español Álvaro de Arriba, dominó la serie uno, con 1:45.44, el británico Eliot Giles 1:45.46; en la segunda serie, se impuso Adam Kszczot con 1:47.04, seguido del marroquí Mostafa Samili 1:47.08 y el español Saul Ordoñez, con 1:47.11 minutos.

En los 1500 metros, las mujeres disputaron la ronda semifinal con la presencia de varias de las protagonistas de los 3 mil metros, como la etíope Genzebe Dibaba, la holandesa Sifan Hassan y la inglesa Laura Muir. En el heat uno, clasificaron Dibaba 4:06.25, Muir 4:06.54 y la jamaicana Aisha Praught 4:07.51. En el segundo heat la kenyana Beatrice Chepkoech 4:09.12, la estadounidense Colleen Quingley 4:09.31 y el tercer heat, lo hicieron Hassan, con 4:05.46, la kenyana Winny Chebet, con 4:05.81 y la marroquí Rababe Arafi, con 4:06.12 minutos.

En los 400 metros, entre damas, clasificaron para la final, las estadounidenses Shakima Wimbley, con 51.34 y Courtney Okolo, con 51., la polaca Justyna Swiety, con 52.63, la local Zoey Clark, con 52.63, la jamaicana Tovea Jenkins, con 52.42 segundos.

Entre los hombres, lo hicieron el español Oscar Husillos, con récord nacional de 45.69, el dominicano Luguelín Santos, con 46.31, los estadounidenses Michael Cherry, con 45.73 y Aldrich Bailey, con 46.33, el polaco Pavel Maslak, con 46.32 y el trinitario Deon Lendore, con 46.33, quienes estarán en la final a realizarse mañana.


 

Juan Miguel, un saltador entre los grandes

Por el amigo de la peña:
Eddy Luis Nápoles Cardoso

El saltador de longitud cubano Juan Miguel Echevarría, con su salto de 8.46 metros, no solo conquistó el título mundial bajo techo en la cita que tuvo por sede a Birmingham, Inglaterra, sino que con ese brinco, el bisoño atleta cubano, se coloca detrás del mítico Carl Lewis, con el segundo mejor salto de la historia, en recintos techados, sin haber cumplido aún los 20 años.

Juan Miguel, que nació el 11 de agosto de 1998, ha logrado su brinco de 8.46 metros, con 19 años, 7 meses y 21 días, mientras que el estadounidense Carl Lewis (Birmingham, Alabama, 1° de julio de 1961), saltó 8.49 en Fort Worth, Texas, el 20 de febrero de 1981, con 19 años, 7 meses y 19 días. Lewis saltó en esa propia temporada bajo techo, 8.48, en Detroit, el 13 de marzo y 8.25, en Baton Rouge, el 5 de junio. El otro saltador que continua en el listado, es el ucraniano Vladimir Ochkan (13/01/1968), con 8.32, en Vilnius, el 9 de enero de 1988, a solo cuatro días de arribar a los 20 años.

 

Juan Miguel Echevarria

 

El camagüeyano, que realizó en Birmingham una formidable secuencia de saltos (8.19/8.28/x/8.36/8.46/7.86) para conquistar el título mundial, ya había mostrado previamente sus potencialidades, con 8.34 en Metz, exigiéndole al sudafricano Luvo Manyonga, un brinco de 8.40 para poder imponerse, pero Juan Miguel se desquitó a la hora buena en excelente demostración.

En competencias al aire libre, su mejor salto es de 8.28, logrado el pasado año en Madrid, España, cuando aún era juvenil, con este salto Juan Miguel, se ubica entre los primeros del mundo en la categoría junior, donde el también cubano Maikel Massó, ocupa un lugar privilegiado, con los 8.33 que logró en esa propia ciudad española; Echevarría iguala en el patio al capitalino Luis Alberto Bueno.

La trayectoria deportiva del jovencito agramontino se inicia en 2013, cuando logró salto de 6.36, al año siguiente supera la barrera de los 7.00 metros, con brinco de 7.47, pero en 2015 salta por primera ocasión sobre los 8.00 metros, con 8.05, con 7.98 en la siguiente temporada, para cerrar el pasado año con los antes mencionados, 8.28 metros.

Sin entrar en comparaciones con anteriores paisanos suyos, Juan Miguel Echevarría, por sus condiciones somatotípicas augura ser un fenomenal saltador de longitud, merced a su estatura y largo de las extremidades inferiores, pues con sus 1.84, supera la media cubana (1.79) y está en la órbita de los mejores del mundo, su peso sobre los 70 kilogramos, también es un índice que lo acerca a la élite (78 kg). Nada, que estamos en presencia de un excelente saltador, que se sabe mostrar muy competitivo en el momento ideal.

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • el lector matancero on 12 marzo, 2018 at 4:26 am
    • Responder

    gran medalla y el atletismo cubano no esta malogrado el mundo se desarrolla hace 20 años habñ´ían menos potencias ahora cualquier país invierte en deporte.

    • Chikungunya on 5 marzo, 2018 at 2:12 pm
    • Responder

    Próximamente lo veremos vestir otra casaca, time to time.

  1. tiene que venir un camagueyano para semisalvar el atletismo en cuba, FELICIDADES CAMPEON…… por favor a las autoridades que saben mas que yo, atender a este muchacho que anda sin control y que no pase lo de siempre…
    saludos……
    pd: ya con esto solo es buena actuacion en el mundial en un pais que no tiene casi para entrenar atletismo….

      • El Loko on 5 marzo, 2018 at 9:05 pm
      • Responder

      Concuerdo 100 x 100 con su PD

    • Ramón Garcia on 3 marzo, 2018 at 9:56 am
    • Responder

    Una de las medallas más importantes de los últimos años.
    8,46 no lo salta cualquiera, y menos con 19 años.
    Ojalá no sé malogre.
    Sigo esperando el salto a primeros planos de Mass, lo mismo que Lazarito en el triple.
    No sé qué sucede, pero algunos debutan con saltos promisorios en la adolescencia y se quedan en esa.
    Saludos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.