Barça-Atlético: Otra final en el Camp Nou. El Atlético de Madrid, ‘cliente distinguido’ de Messi + Los árbitros le restan puntos al Barça

3/03/18
9:14 pm

 

 

BARCELONA — El Barcelona ha descubierto, de pronto, las orejas al lobo y la visita del Atlético de Madrid (6 victorias ligueras consecutivas y 25 puntos sumados de los últimos 27 en disputa) ha pasado de ser considerado el partido definitivo para cerrar la Liga a convertirse en una final sin vuelta atrás.

Simeone nunca le ganó al Barça en el Camp Nou… Pero el recuerdo de la Liga que conquistó en el estadio, en 2014, acude a la mente de todo un barcelonismo que espera este encuentro con un terror de momento mudo pero que no se puede negar ni ocultar. “A la que pierdes muchos partidos, estás más cerca de ganar el primero” solventó en su día Ernesto Valverde a cuenta de estadísticas siempre favorables al equipo azulgrana. Y lo que ocurrió en Las Palmas puede, otra vez, temerse con el Atlético.

Ocho derrotas y cuatro empates ligueros acumula el Cholo como entrenador colchonero en el estadio azulgrana… Ocho derrotas en ocho encuentros sumaba Paco Jémez. Y de la misma forma que Las Palmas le arrancó un empate insospechado puede suponerse que este Atlético de Griezmann y Diego Costa está en disposición de asaltar el templo barcelonista.

El mensaje optimista, desde el Camp Nou, incide en que el Barça es el único club de la Liga que aspira a conquistar el triplete. Y también, que acumula 32 jornadas sin conocer la derrota. Y que ha ganado 20 de los 26 encuentros del torneo, lo que significa un 77 por ciento. Nadie se acerca a sus números y, por ello, desde el vestuario se incide en darle el crédito que merece al equipo… Y a la vez en poner sintonía a la temporada liguera del Atlético.

APOYO… CATALÁN

El Atleti pasó sus problemas hace tiempo y el empate en el Metropolitano frente al Girona, el 20 de enero, fue su último tropiezo, que en aquel momento se entendió definitivo. El 20 de enero, en la jornada 20, el Barça sumaba 54 puntos por 43 del Atlético y ciertos entendidos se posicionaban en sus apuestas, dando por hecho que el equipo de Valverde ganaría la Liga… ¡En invierno!

“Queda mucho por pelear” se desmarcó siempre el entrenador del Barcelona, atendiendo a la dificultad de una temporada que aún le guardaba esas sorpresas al Barça. Y que le tiene ahora con la máxima preocupación.

Lo curioso de la clasificación estriba en otra lectura, simple pero cierta, que da a entender que sin el apoyo de los clubs catalanes quizá no sería hoy líder el Barça. El Atlético comenzó la Liga empatando en Girona e inicio la segunda vuelta empatando, otra vez, ante el equipo de Machín. Y su única derrota se produjo el 22 de diciembre en Cornellá frente al Espanyol.

Siete puntos se dejó contra rivales catalanes el equipo del Cholo y cinco puntos de ventaja mantiene el Barça ante este partido cumbre. Así, de pronto, puede explicarse una porción de esta extraña Liga que tiene al Real Madrid perdido en el olvido.


 

Atlético de Madrid, ‘cliente distinguido’ de Messi

 

BARCELONA — Leo Messi puede sumar este domingo su gol número 600 como futbolista profesional y buscará esa marca enfrentado a uno de los rivales más castigados por su voracidad: 27 goles le ha marcado el argentino al equipo colchonero, el segundo en la lista de víctimas solamente por debajo del Sevilla.

El barcelonismo, en momentos de duda, pone su confianza, toda, en Leo Messi y aunque no siempre puede convertirse en el salvador del equipo sí acostumbra a ser el jugador fundamental. Lo es para Valverde como lo fue para Luis Enrique. Y para Martino (aunque menos) y para Vilanova. Y para Guardiola… Eterno crack, en el ‘10’ están puestas otra vez todas las esperanzas del Camp Nou.

No es para menos a la vista de los números. Ha jugado 35 partidos contra el Atlético y le ha marcado 27 goles. En Liga suma 22 goles en 23 encuentros y en el Camp Nou totaliza 14 goles en 11 duelos ligueros, 15 dianas en 17 partidos oficiales.

Esa estadística podría ser aún mejor si se echa la mirada atrás, al mes de mayo de 2014 y se recuerda esa última jornada de la temporada 2013-14, cuando el Atlético conquistó el título en el Camp Nou gracias a un empate… que se demostró después debió ser victoria local tras anularse un gol legal a Lionel. “La llegada del VAR es una buena noticia” reveló Valverde este sábado. Evitará, al menos, errores como ese.

Messi no para y eso lo demuestra que lleve disputados 40 de los 43 partidos oficiales del Barça. Solamente se perdió la eliminatoria de Copa ante el Murcia y el partido de ida del mismo torneo ante el Celta. Nada más. Y en este año 2018 suma 15 de los 16 encuentros oficiales disputados, sumando 1.261 minutos de los 1.440 de juego y marcando 12 goles.

Números de crack, números de un jugador que se entiende tan indispensable como se reconoce en el vestuario y fuera de él. Y que este domingo se reencuentra con una de sus víctimas predilectas… Con el objetivo único de seguir en racha, aumentar la cifra de goles, llegar a esos 600 y catapultar al Barça hacia la Liga.

Porque nadie duda que este domingo el Barça-Atlético puede ser una final de Liga por adelantado. Y en un escenario así Leo Messi es el nombre mayúsculo.


 

Los árbitros le restan puntos al Barcelona

 

>BARCELONA — El arbitraje suele convertirse en una excusa colateral alrededor del Camp Nou cuando los resultados pasan de la excelencia a la preocupación y el empate en Las Palmas ha devuelto al plano un asunto que hace meses parecía desterrado en el Barcelona. Mateu Lahoz se entiende como el principal responsable de un tropiezo que transforma la visita del Atlético en una suerte de final y los medios próximos al Barça no han dejado escapar la ocasión de fijar su objetivo en el arbitraje.

Seis puntos después, menos, se desentierran viejos fantasmas y partidos que para algunos hoy convertirían el Barça-Atlético en poco menos que un trámite porque se cuentan hasta 10 puntos perdidos por culpa de errores arbitrales.

Un penalti no sancionado en el Metropolitano, un gol no concedido (el más claro de todos los bramidos) a Messi en Mestalla, un gol mal anulado ante el Celta en el Camp Nou, otro penalti no señalado contra el Getafe en el estadio y, por fin, un penalti mal señalado en Las Palmas, además del perdón en la expulsión al portero local. Todo eso se cuenta para demostrar que al equipo de Valverde se le está negando, como se dice comúnmente, el pan y la sal.

Y este domingo es el turno de Gil Manzano, otro árbitro al que ya se señala desde ese entorno azulgrana, recordándose que fue el responsable de que Neymar no pudiera jugar el Clásico y que Sergi Roberto y Luis Suárez se quedasen fuera de la final de Copa. Curiosamente fue el colegiado que dirigió el Barça-Atlético de Copa, previo a la final.

El entorno barcelonista anda agitado observando el entorno del juego y señalando sin disimulo maltratos arbitrales para argumentar que en poco más de un mes la ventaja en la clasificación haya pasado de 11 a 5 puntos sin darle ningún tipo de atención a los empates frente a Espanyol y Getafe.

Tampoco se pone demasiado el acento en la poca, hasta hoy, trascendencia de Coutinho en los resultados o en sus curiosas suplencias, tal como en las escasas rotaciones de Ernesto Valverde, quien no ha dudado, de momento, en mantener una base específica con los cracks indiscutibles en el plano.

Llega el Atlético al Camp Nou y se encienden las alarmas y los temores. Extrañamente, sin embargo, desde el Barça, desde su entorno, todas las miradas se fijan en los arbitrajes. Será un domingo morboso…

 

Tomado de: ESPN

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.