La cita de Birmingham 2018, jornada tres; con los saltos de Sandi Morris

3/03/18
9:20 pm

 

Por el amigo de la peña.
Eddy Luis Nápoles Cardoso

 

 

Durante la tercera jornada, se desarrollaron grandes duelos, como los del salto con pértiga (F), el triple (M), los 1500 metros (F) y los 60 con vallas (F). Se impusieron varias cuotas para el evento, como los 4.95 de la pertiguista Sandi Morris; los 6.37 de Christian Coleman, en 60 metros planos; los 7.70 de Kendra Harrison en 60 con vallas y los 22.31 del neozelandés Tomas Walsh, en la bala.

En el salto con pértiga, con la presencia de varias de las mejores saltadoras del momento, dígase, Ekateríni Stefanídi, Sandi Morris, Eliza McCartney, Anzhelika Sidorova y la cubana Yarisley Silva, el triunfo en una exigente competencia, fue para la estadounidense Sandi Morris, quien tuvo que saltar 4.95 para vencer a la rusa Anzhelika Sidorova, nuevamente segunda (Sopot), ahora con 4.90, mientras que la griega Ekateríni Stefanídi, era tercera, como hace dos años, con 4.80 metros. Del cuarto al séptimo puesto se ubicaron, Liz McCartney (4.75), Katie Nageotte (4.70), Alysha Newman (4.70) y la criolla Silva (4.60), titular en Sopot, que realizó aquí su única competencia del año. Morris, plata en Portland, ya ganadora intentó infructuosamente implantar nuevo récord mundial, con 5.04 metros.

 

Yarisley no pudo en la pértiga.

 

En los 60 metros planos, se espera un inusual duelo, entre Estados Unidos y China, donde Christian Coleman mostró que lo logrado previamente, no era casualidad (dos récords mundiales), ahora resultó ganador con 6.37, escoltado por el chino Bingtian Su, con 6.42 y su paisano Ronnie Baker, con 44  6.52, mientras que el otro chino, Zhenye Xie, era cuarto, como en Portland, con 6.52 segundos.

En los 1500 metros, se repitió la épica carrera de los 3 mil metros, donde la etíope Genzebe Dibaba (4:05.27) demostró ser la mejor mediofondista del mundo actualmente y se impuso de principio a fin, a pesar del empuje de Sifan Hassan (4:07.26), la que pagó caro la sprinteada, siendo superada por Laura Muir (4:06.23), sus escoltas nuevamente en el podio. Este es el tercer título mundial bajo techo para Dibaba.

La final del salto triple, entre los hombres, se desarrolló con presencia de laureados saltadores como, Will Claye, Nelson Evora, Frabricio Donato y otros menos conocidos, pero que auguran llegar a la cima, como el brasileño Almir dos Santos y los cubanos Cristian Nápoles y Andy Díaz. La competencia fue de menos a más, donde el estadounidense Claye (segundo título, había ganado en Estambul) fue ganando centímetros, hasta subirse a la cima del podio, con 17.43, escoltado por el hasta ese momento líder de la temporada, el brasileño Almir dos Santos, con 17.41 y el portugués Nelson Évora, quien añejo como el vino, logró excelente salto de 17.40 metros, el azerí de origen cubano Alexis Copello fue cuarto, con 17.17 metros. Los cubanos Nápoles (16.70) y Díaz (15.37) quedaron relegados a posiciones secundarias.

En 60 con vallas, para damas, las estadounidenses Kendra Harrison y Christina  Manning, lograron el 1-2, Harrison, con 7.70, record para los campeonatos, mientras que Manning, logró 7.79, en tanto la holandesa Nadine Visser, con   7.84, impidió un podio norteño, desplazando a Sharika Nelvis, al cuarto lugar. De esta manera Harrison, que había sido octava en Portland, acapara ambos títulos, al aire libre y bajo techo.

En los 400 metros para damas, Estados Unidos, logró el 1-2, con el triunfo de  Courtney Okolo, con 50.55, seguida de Shakima Wimbley, con 51.47, mientras que la británica Eilidh Doyle, con 51.60, era tercera. Entre los hombres, luego de las descalificaciones del español Oscar Husillo y del dominicano Luguelín Santos, el checo Pavel Maslak logró su tercer título consecutivo, ahora con 45.47, la plata fue para el estadounidense Michael Cherry, con 45.84, mientras que el bronce lo conquistó el trinitario Deon Lendore, con 46.37 segundos.

En la prueba de heptathlon se impuso otro que impone su dominio, tanto al aire libre, como bajo techo, el francés Kevin Mayer, con 6348 puntos, seguido por el canadiense Damian Warner, con 6343 y el estonio Maicel  Uibo, con 6265, mientras que el alemán Kai Kazmirek (6238), era cuarto y el holandés Eelco Sintnicolaas, quinto con (5997).

El polaco Adam Kszczot, segundo en Sopot, en una carrera lenta se impuso en la final de los 800 metros, con 1:47.47, seguido por el español Saúl Ordoñez, con 1:48.01 y el británico Elliot Giles, con 1:48.22 minutos.

Durante la jornada matutina en Birmingham, la triplista venezolana Yulimar Rojas, revalidó el título mundial logrado hace dos años en Portland, con 14.63, escoltada por la jamaicana Kimberly Williams, con 14.48 y la española Ana Peleteiro. Aquí las palmas para el ex-saltador cubano Iván Pedroso, entrenador de Rojas y Peleteiro. En la impulsión de la bala, entre los hombres, el neozelandés Tomas Walsh, revalidó el título, ahora con sus 22.31 y rompió el añejo 22.24, récord de la competencia del alemán Ulf Timmermann, que databa de Indianapolis 1987, añadiendo al título mundial de Londres, este bajo techo, confirmándose además, como el mejor balista de la actualidad.

En la ronda eliminatoria de los 60 con vallas, entre los clasificados a semifinales están, el chipriota Milan Trajkovic (7.56), los franceses Aurel Manga y Pascal Martinó-Lagarde, ambos con (7.62), los estadounidenses Jarret Eaton (7.56) y Aries Merritt (7.61), el cubano Roger Iribarne (7.59), el jamaicano Ronald Levy (7.65), el saudí Ahmad Al-Moualed (7.63), el británico Andrew Pozzi (7.53) y el checo Peter Svoboda (7.68). El peruano Javier McFarlane, resultó eliminado en el heat tres, aunque con marca personal de 8.00 segundos.

Mañana finaliza esta cita mundial bajo techo, con las finales de 800 metros (F), salto de longitud (F), 60 con vallas (M), 1500 metros (M), 3000 metros (M), salto con pértiga (M) y los relevos 4×400, en ambos sexos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.