Out 27: Un tope para aprender y ganar

5/03/10

6:45 am

Out 27: Un tope para aprender y gana

Occidentales-Diablos Rojos en el Latinoamericano este domingo. Foto: José Raúl Rodríguez Robleda.

Esta semana en el estadio Latinoamericano muchos recordaban topes beisboleros que vivimos con gradas llenas en la década de los 80 del siglo pasado. Y salieron a relucir los enfrentamientos contra Estados Unidos (iniciados en 1987), frente al Hiroshima Toyo Carp de Japón y hasta no faltó el recuerdo por el juego contra Orioles de Baltimore en marzo de 1999.

Por supuesto, el que sostienen ahora los conjuntos Occidentales y Orientales ante los Diablos Rojos y los Guerreros de Oaxaca no tienen los mismos niveles de público y expectación que los mencionados, pero cumplen la misma función: aprender, probar jugadores y buscar el triunfo, aunque en esta ocasión se aceptaron los empates en el noveno inning, algo que todavía nos choca pues en Cuba no concebimos la pelota sin un ganador.

Luego del sexto desafío entre los dirigidos por Pablo Civil y Guerreros, lo más llamativo no recae precisamente en los dos abrazos (1-1 y 6-6) y un fracaso (8-0) de Orientales o los dos éxitos (3-0 y 5-1) y un revés (1-6) de los comandados por Víctor Figueroa, sino en las pocas posibilidades técnicas o ensayos de jugadas que hemos visto por parte de estas selecciones de casa, contrario a los visitantes, con continuos cambios en sus alineaciones y probándolo todo, hasta squeeze play.

El toque de bola con Yunieski Larduet en el séptimo inning y dos corredores en base (segundo juego Orientales-Diablos Rojos), la poca utilización del bateo y corrido, las ineficiencias defensivas por no anticiparse a las jugadas son apenas tres sombras en el juego de nuestros conjuntos, que pudieran corregirse en los seis partidos restantes de martes a jueves, tras el descanso previsto para este lunes.

Un intento por el trabajo monticular deseado: abridor- intermedio-cerrador es visible en los equipos anfitriones y ojalá sea para siempre, tal y como lo observamos en los aztecas, que dicho sea de paso, no son formaciones de gran ofensiva, pero tienen un pitcheo bien disciplinado, de excelente comando y muy bajito, propio del béisbol profesional.

Es cierto que los visitantes tienen un objetivo diferente al nuestro en estos enfrentamientos, pero este tipo de roce con jugadores profesionales (algunos han pasado por Grandes Ligas, triple y doble A) siempre es beneficio total para Cuba. Más rostros jóvenes nos hubieran gustado en nuestras escuadras, como también menos desespero de los bateadores en el cajón de bateo, sin embargo, el tope está cumpliendo un objetivo supremo: seguir respirando béisbol cuando más falta nos hace.

Alexander Ayala, el mejor bateador de Occidentales en el tope. Foto: José Raúl Rodríguez Robleda.

(Tomado de Trabajadores)

 

 

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Godual Ávila Garrido on 5 marzo, 2018 at 1:53 pm
    • Responder

    Un ejemplo de por qué andamos tan mal en el béisbol: Las Tunas, actual subcampéon nacional celebra un campeonato provincial de solo 14 juegos, donde quedan eliminados 2 equipos y se enfrentan los restantes 6 en una similar segunda vuelta. Cuántos quedan en el camino sin jugar más con esa ínfima cantidad de enfrentamientos?
    Peor aún, en la mayoría de los juegos sólo actuaron 2 árbitros, y en uno de ellos desarrollado en Puerto Padre, el árbitro principal actuó detrás del lanzador porque no había careta para estar en su posición, hecho este solo visto en juegos de “manigua”, como se decía en mi niñez, como es lógico se dieron varias situaciones de difíciles porque no podían abarcar todo el desafío.
    El transporte, un verdadero desastre, juegos suspendidos, iniciados luego de la hora señalada o terminados antes de hora por esta causa.
    En el municipio cabecera, Las Tunas, se presentaron dificultades con la alimentación de los atletas, ya que no completaban lo presupuestado para ello, es decir, teniendo el presupuesto asignado no lo cumplían por negligencia de los responsables.
    Fuente de información: Programa Radial de Radio Victoria “Deportes y Algo Más”, que sale al aire de lunes a viernes de 12.00 m a 12.40 pm.

      • duniesky on 7 marzo, 2018 at 2:57 pm
      • Responder

      Buenas tardes, buen comentario Godual, al cual solo quiero agregarle que ese tipo de situaciones no solo sucede en las Tunas, es extensiva a casi todas las regiones del país, y digo casi todas para no ser absoluto, pero sinceramente, creo que es así más menos, en cada una de las series provinciales que se desarrollan por todo el país… Consecuencia directa de que la indolencia y la irresponsabilidad se esté extendiendo en las bases que sostiene la pirámide del deporte de las bolas y lo strikes en nuestra tierra… Mal andamos… Sin embargo el artículo de Joel García es objetivo en esta ocasión, porque ataca y señala lo que se hizo mal dentro del tope por parte de nuestras selecciones nacionales, sin ponerle atención a los resultados de los juegos, pues lo importante era aprender a hacer las cosas mejor jugando contra otro beisbol, objetivo que no se persiguió o ejecutó adecuadamente por esas selecciones. Saludos

    • lazaroabl on 5 marzo, 2018 at 12:05 pm
    • Responder

    hermano claro g los estadio estan vacio, usted no cree g era mejor llevar eso juego a otros terreno pues haci le damos la opotunidad a ese publica g tambien se lo merece como las tuna y granma , con relacion a los bateadores de fuerza jajajjjjjjjj, si nos damos el lujo de en la discusion del campeonato sentar al lider joronero jajajajjjjjjjj

    • inedito on 5 marzo, 2018 at 10:03 am
    • Responder

    Primero que todo, me causa mucha tristeza que los estadios estén vacíos. A todos nos encantan los estadios llenos. No es fácil para un deportista, independientemente que sea para prepararse o no, jugar con ausencia de público. No sé si obedece a alguna estrategia que los partidos se efectúen en el occidente del país pero realmente hoy donde se respira más beisbol, a juzgar por como cerró la serie pasada, es en Granma y en Las Tunas. Se supone, debido a como están administrado los recursos en el país, que los parques de la zona occidental por tener más desarrollo “sus terrenos están en mejores condiciones que los de otras regiones” pero yo ví tanto en el Victoria de Girón como en el Latinoamericano conexiones aparentemente inofensivas y de momento levantarse y coger hacia otra dirección. Me llama mucho la atención que no contemos con tres o cuatro bateadores en la alineación capaces de dar conexiones contra la pared y lo fácil que en la serie del caribe los peloteros de todos los equipos participantes conectaban cuadrangulares. Si no contamos con bateadores de calibre es necesario explotar más la velocidad en función de la ofensiva. Hay material en cuanto a los lanzadores pero se necesita trabajar mucho con ellos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.