A propósito del Torneo Nacional de Atletismo

19/03/18
7:22  am

 

 

Por el amigo de la peña:
Eddy Luis Nápoles Cardoso

 

He estado siguiendo la competencia atlética que se desarrolla en Camagüey, la cual no ha tenido resultados descollantes, esto es en parte, un buen síntoma a tener en cuenta de cara a la competencia fundamental del año, los Juegos Centroamericanos y del Caribe, a finales de julio en Barranquilla, Colombia,  pues esos rendimientos podrían producirse en ese escenario, pero leyendo las escuetas informaciones, que emanan de esa cita atlética en tierras agramontinas, veo ciertas incongruencias y cito: “….UNA CARRERA de 100 metros que dejó buenos tiempos, incluidas dos marcas personales, y la esperada disputa entre las discóbolas Yaimé Pérez y Denia Caballero fueron los momentos más destacables en el inicio del torneo con que el atletismo cubano cierra aquí su primer ciclo de preparación del año”.

Esto es la confirmación de que este evento es el cierre de la primera estructura de preparación del año, lo cual deja ver que se están planificando dos macrociclos en el año, algo normal y lógico, teniendo presente la variedad competitiva del atletismo, así como lo anticuado que resulta, realizar un solo macro de preparación.

Por otra parte, hay resultados logrados previos a este evento, que parecen de una fase competitiva en un segundo macro, como son esos 67.82 de Yaimé Pérez y los 66.09 de Denia Caballero, en el lanzamiento del disco o los 17.32 del triplista Jordan Díaz, entonces, cabe la interrogante, ¿Cuál será el propósito competitivo para el segundo macro de preparación?. Etapa donde están marcados los principales retos competitivos del atletismo cubano, en el caso del disco (F), sin tener en cuenta la cita de Barranquilla, pues deben lograr el 1-2, sin muchas complicaciones.

 

 

En el polo opuesto y el más lógico, están los resultados de la saltadora de longitud, Irisdaymi Herrera, con saltos previos a la cita camagüeyana, de 6.41 y 6.48, quien logró en el final de su primer macro, brinco de 6.51 metros o del saltador de pértiga Lázaro Borges, quien ha ido paso a paso, con 5.10, 5.15 y 5.20 ahora, por solo, mencionar dos ejemplos.

Siguiendo con estos resultados previos al término del primer macro, a Yaimé Pérez, se le había pedido 67 metros para ese período, al parecer no importaba la fecha y lugar, donde lo lograra y los realizó el 10 de febrero, en el Memorial Aurelio Janet, en Las Tunas, con un mes de antelación al término del macro, cuando lo lógico sería que los hubiera lanzado ahora en Camagüey.

Sé que los técnicos de lanzamiento diseñan sus planes de entrenamientos, con “Etapas de Fuerza” y demás, y pregunto esas etapas deben estar ubicadas al final de cada macro, coincidiendo con la etapa competitiva, pero también inquiero, para que se diseñan los modelajes competitivos, los cuales tienen como objetivo simular lo que puede acontecer en la Competencia Fundamental y en otras, estas competencias previas, le permiten el entrenador ir evaluando el desarrollo del proceso de preparación, así como la efectividad de los medios y métodos utilizados.

Sabemos que el atletismo actual es mucho más dinámico y requiere del logro de varios picos de la denominada “Forma Deportiva”, para la obtención de los objetivos propuestos, pero en el caso que nos ocupa, el atletismo cubano, se ha caracterizado últimamente por un bajo por ciento en el logro de las mejores marcas del año en las competencias principales.

El proceso de preparación con todos sus componentes, debe estar organizado, orientado y dirigido de manera tal, que los atletas vayan expresando su rendimiento en espiral (salvo lesiones y otros inconvenientes) y cuando eso no suceda así, es porque algo no se está aplicando debidamente y es el entrenador, en primer lugar, el encargado de analizar minuciosamente su planificación para encontrar las causas que provocan esos resultados “extra-temporada” y corregirlos a tiempo.

Estos detalles y otros, son los que van propiciando la degradación que ha ido experimentando el atletismo cubano, que nos ha llevado a escuchar en ocasiones, frases como estas; “….ese solo salta en Cuba” o a los comentaristas deportivos expresar, “…marca realizada en el Estadio Panamericano”.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.