Lionel Messi reveló la razón por la que dejó de sentirse enfermo y de vomitar durante los juegos: un cambio simple en su dieta.

El delantero del Barcelona admitió en 2014 que esto le sucedía “todo el tiempo”, después de volver el estómago mientras jugaba un partido amistoso con Argentina.

“Comí mal por muchos años, chocolates, bebidas carbonatadas y todo eso”, dijo Messi en La Cornisa TV. “Eso era lo que me hacía vomitar durante los juegos. Ahora estoy mucho mejor. Como pescado, carne, ensaladas. Todo está organizado y tengo cuidado”.

Ha habido preocupaciones de que Messi, cinco veces ganador del Balón de Oro, pudiera tener alguna enfermedad o estuviera sufriendo estrés.

“He aprendido a vivir de la manera que lo hago para ser yo mismo porque, al fianl del día, es más fácil hacerlo de esa manera”, agregó el jugador de 30 años. “No pienso mucho en cómo debo actuar porque soy constantemente observado. Sé que siempre que hablo hay gente que escucha, que hay repercusiones. Siempre trato de pensar en lo que digo para no generar controversias”.

Messi tambián habló de sus hijos. Le dio la bienvenida a Ciro, el tercero, a principios de este mes, pero en esta ocasión no se puso emotivo.

“La última vez que lloré de alegría fue cuando nació mi hijo Mateo (2015)”, dijo Messi. “Ahora que llegó el tercero, ya estaba acostumbrado”.

Messi añadió que el nacimiento de su primer hijo, Thiago, en 2012, tuvo un gran impacto en él y en su perspectiva de las victorias y derrotas como jugador.

“La llegada de mi primer hijo (Thiago) me abrió la mente para dejar de enfocarme sólo en mi profesión, en el futbol”, dijo. “Por supuesto, no me gusta empatar o perder, pero lo tomo diferente. Hay muchas cosas más importantes que un resultado.

“Al final, es un juego y todo el mundo quiere ganar, ser un campeón y el mejor. Pero algunas veces no es posible. No siempre puedes ganar y no siempre ganan los mejores. Aprendí que cuando el juego se acaba, hay otras cosas… estar con mis hijos, mi esposa, mi familia, el resto es secundario”.