MADRID — Isco Alarcón se graduó como uno de los jugadores clave en la selección española de Julen Lopetegui.

El jugador del Real Madrid marcó su primer triplete como internacional en la victoria por 6-1 sobre Argentina, en el amistoso disputado este martes en el Wanda Metropolitano de Madrid, para llegar a diez anotaciones en 27 partidos como internacional.

El malagueño fue decisivo en un partido histórico, el primero que la Roja disputa en el nuevo feudo rojiblanco, donde también firmó una asistencia, respondiendo con creces a su condición de pieza base en la Roja; una situación muy distinta a la que vive como jugador del Real Madrid, donde no ha terminado ganarse la titularidad con Zinedine Zidane al mando.

La gran diferencia entre su situación con España y la que atraviesa en el Real Madrid no ha pasado por alto para el jugador, que no dudó en señalar que tener un papel de importancia con España “le da la vida”.

“Cuando no tienes protagonismo con tu equipo, los partidos de la selección me dan la vida. Aquí tengo la confianza del míster, en el Madrid quizás no me la he ganado, pero sigo teniendo mucha ilusión por seguir trabajando, ser titular en mi equipo”, dijo Isco en declaraciones a la televisión española tras el encuentro.

Isco ha disputado 2,439 minutos repartidos en 40 partidos con el Real Madrid en lo que va de la temporada; pero se ha quedado sin ver acción en partidos importantes – como el clásico de ida frente al Barcelona – cuando no ha terminado teniendo una participación meramente presencial, como ocurriera en la vuelta de octavos de final de Champions League frente al PSG, en que únicamente disputó los últimos ocho minutos.

La situación resulta molesta para el jugador, que atribuye su falta de “protagonismo” en el Real Madrid a la falta de confianza de Zinedine Zidane.

“(Lopetegui) me demuestra la confianza con minutos, con partidos. En el Madrid no tengo la continuidad que un futbolista necesita y desea, pero hay grandes jugadores. Quizás el problema soy yo, que no me la he sabido ganar; tengo ganas de seguir trabajando para demostrar”, señaló Isco.

Lopetegui, por su parte, apuntó que “la confianza no la da el entrenador; se la da el jugador al entrenador”, en su comparecencia ante los medios tras el encuentro, donde confirmó su presencia en Rusia 2018 como uno de los ‘fijos’ en su equipo, pase lo que pase con el Real Madrid hasta final de temporada.

“No voy a decir nada nuevo ni descubrir nada del gusto que me produce tener Isco, además del rendimiento que siempre da con nosotros. Le deseamos que estos dos meses sea feliz con su club y que afronte el Mundial con mucha ilusión”, señaló Lopetegui en rueda de prensa tras el encuentro.

De acuerdo con la prensa inglesa, el técnico del Manchester City Josep Guardiola habría pedido la incorporación de Isco el próximo verano y podría ofrecer cerca de 90 millones de dólares por su fichaje.