El alemán Manuel Neuer pasó por un control sorpresa de antidopaje después de que las autoridades alemanas sospecharan que el portero se realizaba autotransfusiones de sangre para superar sus problemas físicos, según información publicada por el diario Bild.

La situación nació después de que diversos medios en el país teutón explicaran el tratamiento que seguía Neuer, lo cual provocó confusión.

Horas después se supo que dicho control dio negativo y el mismo Manuel, en entrevista con el canal oficial del Bayern Munich, dijo: “No es una terapia de autotransfusión, sino un tratamiento con células madre. Es un tipo de reconstrucción que da el hueso un empuje extra, porque cuando te lo has roto tres veces se vuelve lento y fatigado”.

También se dijo sorprendido por el control antidopaje: “Así es como funcionan las cosas en Alemania. Algo como es circula, llega una llamada a la central en Bonn y después vienen los controladores. Me sorprendió porque nunca había pasado control”.

Desde septiembre pasado el arquero causó baja por fisura en un pie y hasta el día de ayer pudo regresar a las prácticas.