MLB; Combo de noticias: Problemas de Josh Donaldson serían por un “brazo muerto” y no a una lesión. Y MUCHO +

30/03/18
5:44 PM

Zack Greinke programado para abrir por D-backs el sábado

MLB.com

PHOENIX – El diestro de los D-backs, Zack Greinke, hará su debut del 2018 el sábado ante los Rockies en el último juego de la serie entre Arizona y Colorado en el Chase Field.

Greinke probablemente hubiese sido el abridor de Arizona para el Día Inaugural, de no haber sufrido una lesión en la ingle a mediados de marzo.

El capataz Torey Lovullo anunció también que Taijuan Walker abrirá el lunes ante los Dodgers, seguido por Zack Godley el martes.

 —————————–

J-Lo visitó a A-Rod en la cabina de transmisión durante el juego Gigantes-Dodgers

Cut

En el Día Inaugural, Alex Rodríguez participó en su primera transmisión con ESPN, junto con Jessica Mendoza y Matt Vasgersian de Sunday Night Baseball.

¿La ocasión? Un emocionante encuentro entre los Dodgers y los Gigantes en el Dodger Stadium en el que San Francisco prevaleció por 1-0. ¿Quién mejor para visitarlo y desearle suerte que su novia, la cantante y actriz Jennifer López?

J-Lo vists the ESPN booth, gives A-Rod a kiss

¡Que viva el amor!

 ———————————

Yankees inhabilitan al jardinero Aaron Hicks y suben a Billy McKinney

McKinney's fifth homer of spring

MLB.com

TORONTO – Los Yankees colocaron al jardinero Aaron Hicks en la lista de lesionados de 10 días el viernes, debido a un tirón en un músculo intercostal. Nueva York convocó desde Triple-A Scranton/Wilkes-Barre al guardabosque Billy McKinney.

Hicks, de 28 años de edad, se fue de 4-2 en la victoria de los Yankees por 6-1 sobre los Azulejos en el Día Inaugural. El bateador ambidextro empezó la campaña como el jardinero central del club.

McKinney, de 23 años de edad, estará haciendo su debut de Grandes Ligas. En 124 juegos por Doble-A Trenton y Triple-A Scranton/Wilkes-Barre la temporada pasada, bateó .277 con 16 jonrones y 64 remolcadas en 124 compromisos.

En 22 juegos de pretemporada, McKinney empalmó cinco cuadrangulares y produjo 13 carreras, a la vez que registró promedio de .167.

 ————————————

Problemas de Josh Donaldson serían por un “brazo muerto” y no a una lesión

 
MLB.com

TORONTO — El problema con el hombro derecho del tercera base Josh Donaldson parece ser más serio de lo que los Azulejos reconocieron durante los entrenamientos.

Donaldson lució incapaz de hacer tiros fuertes a la primera base durante la derrota de Toronto por 6-1 ante los Yankees en el Día Inaugural.

El manager John Gibbons intentó restarle importancia al tema, diciendo que Donaldson está lidiando con un “brazo muerto”, algo que suele pasarles a los lanzadores.

“Su brazo se siente muerto, no lesionado”, dijo Gibbons. “Definitivamente, falló un poco, así que quizás tengamos que usarlo como bateador designado por un tiempo más hasta que se recupere. No creemos que sea algo muy grave”.

La frase “brazo muerto” se usa de manera común en el béisbol, pero no se refiere a una lesión. Se utiliza cuando no hay daños estructurales en el brazo ni hombro, sino una sensación de fatiga. Los lanzadores normalmente padecen del mal durante los entrenamientos y a principios de la temporada, pero es poco común entre los jugadores de posición.

Se espera que el venezolano Yangervis Solarte está en la tercera base cuando Donaldson no esté jugando defensa. Si Donaldson requiere de más tiempo como bateador designado, le costaría al cubano Kendrys Morales su puesto en la alineación, ya que Justin Smoak sigue siendo el titular en la primera.

 ——————————–

Clayton Kershaw lleva marca de 0-1 como lanzador y promedio de 1.000 como bateador

MLB.com

LOS ANGELES – Después de un partido del 2018, Clayton Kershaw tiene porcentaje de ganados y perdidos de .000 como lanzador y promedio de 1.000 como bateador.

Pese a perder ante los Gigantes por 1-0 el jueves en el Día Inaugural, Kershaw se fue de 2-2 al bate por los Dodgers frente al abridor Ty Blach. Ahora Kershaw ha bateado de hit en tres Días Inaugurales seguidos y en seis de sus ocho aperturas del primer encuentro de la temporada, incluyendo un cuadrangular contra los mismos Gigantes en el 2013.

“Probablemente he debido poner a Kershaw como primer bate”, bromeó el manager de los Dodgers, Dave Roberts.

Kershaw dio sencillo tanto en el tercer episodio y como el quinto el jueves. Pese a cargar con la derrota, Kershaw permitió una sola carrera en 6.0 entradas vs. San Francisco, siendo un jonrón de Joe Panik el único daño que se le hizo al zurdo estelar.

 —————————————

Alex Cora ya es manager de Grandes Ligas. ¿Lo será su hermano Joey algún día?

MLB.com

ST. PETERSBURG – El día en el que Alex Cora cumplió su sueño de dirigir un juego de Grandes Ligas fue el jueves, cuando el boricua debutó como manager de las Mayores en la derrota de sus Medias Rojas ante los Rays.

Casi todas las personas más importantes en la vida de Cora estuvieron presentes, incluyendo a sus bebés mellizos, su hija adolescente, sus dos hermanas y varios familiares y amigos cercanos de Puerto Rico. Su madre odia volar, así que esperará el primer juego en el Fenway Park de Boston el próximo jueves.

Pero mientras Cora estaba hace pocos días armando el listado del grupo de invitados que lo estaría aupando en San Petersburg, se dio cuenta de que quizás la persona más importante para él no podrá estar. Fue una sensación rara.

Resulta que Joey Cora, el hermano mayor de Alex, tiene sus propios asuntos importantes que atender como coach de la tercera base en los Piratas, que abren su temporada el viernes en Detroit.

“Estaba pensando, ‘OK, ¿cuál es el plan? ¿Quién viene, quién no?’ Boletos de avión, todas esas cosas, y eso me dije, ‘Vaya, él no estará ahí. Pero estará viéndome. Estará prestando atención”, expresó Alex. “Más allá su lazo con los Piratas, él es fanático de los Medias Rojas. Estará gritando por nosotros y apoyándonos. Yo sé que está orgulloso de mí. Eso es lo más importante”.

Alex, de 42 años, no sólo está viviendo su propio sueño, sino un sueño compartido con un hermano al que suele referirse como “mi inspiración”. Alex tenía sólo 13 años cuando murió su padre, José Manuel, y desde ese momento Joey empezó a convertirse en su todo. “En cuanto al béisbol, yo trataba de emular todo lo que él hacía”, dijo Alex. “Ahora es diferente. Hemos estado siempre en el mismo camino, pero ahora pasó esto. Honestamente, él es mi fanático más grande, el que más me apoya y mi mayor crítico. La gente piensa que esto es duro, los fanáticos y la presión de ser el manager. Él es todo eso en uno, de una buena manera. Me deja saber todo lo que tengo que hacer, si estoy haciendo algo bien o mal”.

Esta vez, Alex está abriendo el camino
En sus vidas dentro del béisbol, Joey, quien es 10 años mayor que Alex, siempre ha sido el pionero. Desde su paso por la universidad, hasta su carrera en Grandes Ligas y el anillo de Serie Mundial. Cada uno de esas metas las alcanzó primero Joey.

Entonces, naturalmente Joey trató de abrir el sendero de los Cora como manager en las Mayores. En su estimado, se entrevistó siete u ocho veces para el cargo de piloto, pero siempre se quedó corto.

Esta vez es Alex el que abrió la puerta. Pero Alex es el primero en decirte que nunca habría estado en esta posición de no ser por la influencia y la guía de Joey.

“Sin sus consejos, no tengo idea de qué le diría a [Jon Daniels] con los Rangers o a A.J. [Preller] con los Padres (en entrevistas previas)”, dijo Alex sobre las entrevistas para manager. “No tenía idea. Pero él me preparó a su manera”.

Y cuando los Medias Rojas decidieron que Alex Cora sería el 47mo dirigente en la histor

ia del club en octubre pasado, el menor de los Cora corrió a buscar su teléfono. “No eran emociones mixtas, nada de eso”, afirmó Joey. “Yo estaba eufórico. Estaba esperando la llamada y que me dijera, ‘Lo logramos’. Y eso fue lo que pasó. Él no dijo, ‘Lo conseguí’. Dijo, ‘Lo logramos’. Y eso me hizo sentir muy, muy bien”.

Labrando su propio futuro
Dado que son tan cercanos como podrían serlo dos hermanos, nadie se hubiese sorprendido si Joey hubiese sido contratado para ser parte del cuerpo de coaches de Alex.

Pero antes de que eso pasase, Joey sacó ese escenario del juego.

“Yo adoro el sitio en el que estoy ahora”, afirmó Joey. “Quiero mucho a los Piratas. Han sido muy buenos conmigo. Quiero terminar mi labor aquí. Quiero ganar con estos muchachos. Él tiene su trabajo. Es alguien de Boston. Al final del día, sería raro para mí estar allí con él.

“Él está dándome mi espacio”, dijo al respecto Alex. “Incluso antes de que le preguntara si quería ser parte de mi cuerpo de coaches, me dijo claramente, ‘Oye, tú necesitas crecer, necesitas tu espacio y yo estoy bien donde estoy”.

¿Es suficiente un solo Cora dirigiendo?
Hubo una época en la que Joey fue un candidato para manager tan popular como lo fue Alex la pasada temporada muerta. Pero ese tiempo pasó, al menos por ahora, y Joey pareciese estar en paz con esa realidad.

“Creo que para la familia Cora un manager es suficiente”, dijo Joey. “Está bien. Estoy muy feliz de que él haya conseguido el trabajo. Estoy muy emocionado”.

Para variar, esta vez Alex no está de acuerdo con su hermano. En su mente, un solo Cora dirigiendo no es suficiente.

“Creo que no hay nadie más capacitado que él. Si yo soy el gerente de un equipo de Grandes Ligas, lo contrato”, dijo Alex acerca de Joey. “Pienso que está preparado para eso. Él conoce el trabajo. Está mejorando en eso de comunicarse con los peloteros. Creo que estar alrededor de Clint Hurdle lo ha ayudado mucho. Ahora es más viejo, pero no tan viejo. Yo siento está capacitado. Es sólo cuestión de que te den la oportunidad”.

Alex está consciente de que él podría ser capaz de ayudar a su hermano a recibir esa oportunidad si tiene éxito en Boston.

“Si nos va bien, quizás digan, ‘Bueno, el hermanito pudo, ¿por qué no él?'”, expresó Alex. “Yo no estoy aquí para abrirle las puertas, pero con suerte eso es lo que pasará, porque siento que es un hombre de béisbol muy capaz”.

En un momento en el que Puerto Rico todavía se está recuperando del devastador paso del Huracán María, Alex le ha dado a la isla algo por el cual sonreír al conseguir el trabajo en Boston. Y a otros candidatos a dirigentes puertorriqueños como Sandy Alomar Jr. y su hermano Joey una razón para alegrarse.

“Para nuestra comunidad, sería fantástico si tiene éxito y le abre la puerta a otros”, dijo Joey. “Es una gran responsabilidad, no sólo con la gente de Boston y los fanáticos de los Medias Rojas, sino para todos nosotros que él tenga éxito. Está llevando la antorcha y ojalá y le vaya bien y la gente pueda decir, ‘Oye, ellos son lo suficientemente buenos para ser la cara de una franquicia y ayudar a un equipo a ganar”.

 

Tomado de: LasMayores.com

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.