Lionel Messi sale de la banca para salvar el empate y La Liga se le rinde

31/03/18
6:44 pm

 

Con un zurdazo magistral, Messi consiguió el 2-2 y el Barça salvó el invicto. EFE

 

BARCELONA — Messi es esto. Se vio en Madrid, por ausencia, y se confirmó en el Sánchez Pizjuán por duplicado: por ausencia y por presencia. Por prestancia y por magnificencia. Sin Messi al Barça le atropelló el Sevilla; con Leo, el Barça fue otro. No mejor porque la última media hora de partido fue un correcalles… Pero sí enorme por cuanto convirtió una derrota segura en un empate milagroso. Apenas después de que marcase el 2-1 Luis Suárez, apareció Messi. Y con un zurdazo magistral consiguió el 2-2. Se salvó el invicto y se dio otro paso hacia el título.

Perder, a efectos del campeonato, no habría sido terrible. Pero habría significado dejarse a dos partidos un record histórico. Lo de más sería eso… Y lo más es, era y será, comprobar que el Barça vive entregado, como Argentina, a la figura de su líder. El equipo no pudo asestar ese golpe definitivo a la Liga pero salvó los papeles. Por encima de todo, sin embargo, demostró hasta qué punto es trascendental su número 10.

El descanso que convinieron entre Messi y Valverde resultó fatal para el líder, que sin pretenderlo mostró tales carencias que llegaron a asustar pensando en que si la Albiceleste es un equipo del montón sin el ‘10’, el Barça es, igualmente, un ejército sin líder e incapaz de mostrar sus credenciales colectivas.

Deambuló sin alma y alejado de lo que se le debe suponer el conjunto azulgrana durante 57 minutos en los que pasó de dominar sin aspavientos el juego a verse sometido por la ferocidad creciente de un Sevilla que fue abandonando el respeto para entregarse a la algarabía ofensiva, convirtiendo un choque igualado en una carga cada vez más acentuada sobre la meta de Ter Stegen, quien se entregó impotente al remate del Mudo Vázquez a los 37 minutos para provocar con el 1-0 las primeras señales de alarma.

Perdido en el centro del campo e incapaz de perfilarse en ataque, con Iniesta demasiado solo por la posición más retrasada de Rakitic, la delantera del Barça se mantuvo entre invisible y mediocre mientras en defensa sufría un calvario, que condujo al derrumbe apenas comenzar el segundo tiempo, cuando Muriel se aprovechó de un terrible despiste en los rechaces para lograr el 2-0.

CAMBIO

Duró 57 minutos el desastre, hasta que Messi entró en acción. El argentino fue llamado para conquistar un imposible a la vista de lo que sucedía en el terreno de juego, donde se contemplaba más cerca el 3-0 que el descuento en el marcador… Pero su aparición significó un cambio de escenario evidente.

En cuatro minutos escasos apareció tres veces en acción el crack argentino y como por arte de magia se revolucionó Luis Suárez, despertó Coutinho y respiró Iniesta. El Barça, contra las cuerdas, se fue con todo a salvar los muebles y convirtió su zona defensiva en un desierto por el que aparecían como velocistas los jugadores locales, sumándose ocasiones tanto en una como en la otra portería. Y sospechándose que ese 2-0 no duraría hasta el final.

El partido acabó por convertirse en un correcalles y en él la fortuna sonrió al equipo que tiene en sus filas al inconfundible líder del fútbol mundial. Descontó en el marcador Luis Suárez cuando ya parecía demasiado tarde para salvar el resultado. El 2-1 se entendía, incluso, un mal menor. Imposible, sin embargo, pensar en que nada pudiera aún pasar.

Messi estaba ahí y no debió estar dispuesto a que se escapase un record histórico así como así… De forma que apenas un minuto después del gol de Luis Suárez recogió un balón en la frontal y lo convirtió en un obús insalvable.

Gol. 2-2, salvado el invicto y a pensar en la Roma. La frustración evidente del Sevilla fue el alivio incontrolable del Barcelona. Y más allá de alcanzar los 37 partidos de Liga sin conocer la derrota demostró al mundo del fútbol la grandeza de quien le lleva en volandas.

La Liga se rindió a Messi. El mundo del fútbol se descubrió ante otra noche para recordar.


 

Messi salvó el invicto de Barcelona en Sevilla

Foto: Captura de pantalla.

 

 

(EFE) — Un gol del uruguayo Luis Suárez en el 88 y otro del argentino Leo Messi, en el mismo minuto, equilibraron el 2-0 con el que el Sevilla ganaba, con lo que el Barcelona sigue invicto en la liga, aunque estuvo cerca de cortar su racha.

Un gol del centrocampista argentino Franco Mudo Vázquez a los 36 minutos de juego puso al Sevilla por delante en el marcador (1-0) en el descanso del partido que disputó ante el Barcelona en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

El partido estuvo muy igualado en la primera parte, con el Barcelona en la busca de ser protagonista pero con un Sevilla peleón que nunca puso las cosas fáciles, hasta el punto de que cerró el primer tiempo en ventaja.

En la segunda, muy pronto Muriel puso el segundo del Sevilla, a los cuatro minutos de la reanudación, y entonces Ernesto Valverde hizo ingresar a Leo Messi para intentar solucionar el entuerto y un gol de Luis Suárez y otro del argentino, ambos en el minuto 88, impidieron la derrota azulgrana.

Ernesto Valverde prefirió no forzar a Messi, quien arrastra unas dolencias musculares, y lo dejó en el banquillo a la espera de la evolución del partido, y también contó con otra ausencia de peso como la del lesionado Sergio Busquets.

La proximidad de la ida de los cuartos de la Champions, con las visitas del Bayern Múnich al Sánchez Pizjuán y la del Roma al Camp Nou, pareció tenerlo más en cuenta el Barcelona, porque el italiano Vincenzo Montella puso al Sevilla titular, con la vuelta además de Jesús Navas tras algo más de un mes lesionado.

El equipo azulgrana quiso desde el inicio mostrar que no solo es Messi y pretendió ser protagonista con el balón ante un rival que corrió mucho para presionar.

Luis Suárez avisó antes de que se cumplieran los primeros diez minutos, pero su remate por bajo se fue demasiado cruzado, aunque tras ese susto para los locales llegó otro para los visitantes en un lance en el que Joaquín Tucu Correa estuvo lento para armar el disparo.

No obstante, ese lance hizo redoblar los esfuerzos sevillistas para complicarle la vida al Barça y Luis Muriel cabeceó mal con la oposición del meta Marc-André Ter Stegen, preludio de otro remate de cabeza fallido por Correa.

El Sevilla tomó entonces el mando con jugadas a la contra que pusieron peligro pero que en la definición final le costaban caro ante un rival que también siempre que se acercaba a Sergio Rico buscaba con ganas abrir el marcador.

En este intercambio del golpes el primero que acertó fue Franco Mudo Vázquez, quien tras un buen pase de Correa dentro del área chica sorprendió a Ter Stegen con un remate muy suave.

El tanto llegó en el minuto 36 y de ahí en el descanso el Sevilla supo aguantar bien para irse al descanso en ventaja pero con todo un mundo aún por disputarse.

Dio la impresión de que el Sevilla salió en la segunda parte como si fuera perdiendo pues se fue hacia arriba y el colombiano Luis Muriel logró a los a los cuatro minutos de la reanudación poner el segundo tanto de su equipo.

Montella dejó en el descanso fuera al lateral izquierdo argentino Gabriel Mercado, con una tarjeta amarilla, y sacó en el puesto al mexicano Miguel Layún, mientras que Valverde, ya con el 2-0, aunque bien pudo ser con un 3-0 en un remate de Mudo Vázquez que se fue fuera, hizo ingresar a Messi.

Sólo con la presencia del astro argentino le entraron los miedos al Sevilla cuando faltan algo más de media hora de juego y con un Barcelona con todo hacia la remontada.

Además, los locales también perdonaron a la contra, como en varias de Muriel u otra clara de Éver Banega, y eso dio pie a que el Barça aún siguiera vivo, aunque el tiempo pasó en contra de sus intereses ante la meta de un rival ya muy gastado físicamente.

Luis Suárez logró acortar distancias con el 2-1 en el 88 y en ese mismo minuto Messi empató a dos y aún con tiempo para que pasara algo más, aunque de ahí no se pasó.

Posiciones Primera División de España

POS Team PJ Dif. PTS
1 Barcelona 30 +61 76
2 Atlético Madrid 29 +35 64
3 Real Madrid 30 +43 63
4 Valencia 29 +26 59
5 Villarreal 29 +7 47
6 Sevilla FC 30 -7 46
7 Gerona 30 +1 44
8 Real Betis 29 -4 43
9 Celta Vigo 30 +3 40
10 Getafe 29 +8 39
11 Eibar 29 -7 39
12 Athletic Bilbao 30 -4 36
13 Leganés 29 -10 36
14 Espanyol 29 -11 35
15 Real Sociedad 29 -1 33
16 Alavés 29 -19 31
17 Levante 30 -18 28
18 Las Palmas 30 -40 21
19 Deportivo La Coruña 29 -34 20
20 Málaga 29 -29 14

 

Tomado de: ESPN

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Barbarito en 31 marzo, 2018 a las 10:00 pm
    • Responder

    Messi es sencillamente excepcional, es una lástima que no sea brasileño.
    Saludos

    • RASTAMAN en 1 abril, 2018 a las 9:22 am
    • Responder

    MESSI DEMUESTRA UNA VEZ MAS QUE PARA EL ES MAS IMPORTANTE JUGAR PARA EL BARCELONA QUE PARA SU SELECCIÓN DE ARGENTINA QUE PERDIO 2 AMISTOSOS ANTE ITALIA Y ESPAÑA (ESTE ULTIMO 6-1) Y EL NO PUDO SALIR A JUGAR POR SU PAIS, NO PUDO DAR ESE EXTRA COMO LO HACE POR EL BARCELONA. NADA, PARA MI ESO SE LLAMA COBARDÍA, APATÍA, EL DEPORTISTA QUE SE RESPETE DEBE DEFENDER PRIMERO QUE TODO A SU PAIS, SU BANDERA, SU PUEBLO, COMO LO HIZO MARADONA EN SUS MOMENTOS DE GLORIA.

      • Estrada en 2 abril, 2018 a las 9:27 am
      • Responder

      Disculpe que discrepe de usted.
      Me parece que su criterio es oportunista y totalmente falto de seriedad.
      Ante todo, el partido de Argentina y España era solo un amistoso y al contrario de lo que muchos piensan, le permitió a Sampaoli analizar cómo se comporta el equipo sin Messi. El partido contra el Sevilla era de Liga y es importante cada punto que se obtiene.
      En el minuto 57, contra España, ya Argentina perdía por tres goles, no creo que Messi hubiera resuelto algo sobre el terreno, para un equipo que al verse perdido, solo se dedicó a dar patadas y agresiones. Busque las declaraciones de Diego Costa al finalizar el partido, son totalmente contrarias a las de usted.
      Recuerde que Argentina clasificó gracias a Messi, pues los partidos en que estuvo suspendido los perdieron o cuando más, empataron.
      Si Messi no es campeón mundial o de América, es gracias a la ineficacia de sus compañeros que son incapaces de aprovechar las asistencias que da.
      Muchos argumentan que falló el penalti a la hora buena, pero si Higuaín no hubiera fallado las dos oportunidades de gol que tuvo solo ante el portero, no hubieran tenido que llegar a los penaltis.
      No obstante, si emitir criterios negativos sobre Messi lo llena de satisfacción, le deseo buen provecho.

        • Silvio en 2 abril, 2018 a las 1:13 pm
        • Responder

        Estrada , concuerdo con ud en su comentario , solo me gustaria detallar una cosa y es sobre el fatidigo penal fallado por Messi en la Copa America del Centenario 2016 ante Chile
        no pocos detractores de Messi han ponderado ese penal fallado como una catastrofe universal pero analisemos un poquito esa loteria de penales
        La tanda de penales la comenzo Chile y Arturo Vidal sale a disparar el primero el Rey Arturo falla y llega el turno de Argentina , Messi como siempre hace un lider sale de primero y falla , quizas sabiendo que tenia a Claudio Bravo por delante, portero del Barca en aquellos momentos trato de tirarlo bien dificil para el chileno pero salio por encima del travesaño , entoces viene ahi la gran pregunta perdio Argentina cuando Messi fallo?
        no , estaba 0 a 0 el partido ,vuelve Chile a su turno y dispara Nicolas Castillo acierta Chile 1 Argentina 0 , llega por Argentina Macherano marca gol 1 a 1 empate , aun Argentina no a perdido, vuelve Chile con Charles Aránguiz marca y Chile 2 a1 , toca el turno a la Argentina Sergio Agüero,disparo certado y 2 a 2 , Argentina aun no pierde,toca el turno de Chile, Jean Beausejour anota , Chile 3 a Argentina 2 , vuleve la albiceste Lucas Biglia falla su disparo , Argentina contra la pared , viene Chile Francisco Silva anota , Chile 4 ,Argentina 2, si Messi no hubiera fallado el penal igual hubieran perdios 4 a 3 , por Chile fallo Vidal el lider pero sus compañeros no, en la Copa del 2015 en la loteria de penales frente a Chile Messi fue el unico que no fallo su penal , siempre hay que buscar una justificacion para culpar a Messi de los fracos de Argentina y del Barcelona

    • Silvio en 2 abril, 2018 a las 7:05 am
    • Responder

    Cuando criticar a Messi se convierte una adicción

    Messi no es el problema
    No habia que tener una bola de cristal o ser un abesado analista para saber que si Messi salia ante el Sevilla y anotaba un gol o daba una asistencia , saldrian las absurdas criticas sobre con ¨Barcelona si y con Argentina no¨ y es que cuando criticar a Messi se vuelve una adicción cualquier argumento sirve , no importa el contexto , las circunstancias , lo importate es decir cualquier cosa aunque no tenga coherencia o logica , como esto se venia venir , alguien se adelanto y publico este articulo

    MESSI NO ES EL PROBLEMA
    Messi no es el problema
    La Selección tiene la casa llena de problemas que exceden a Messi. En lo suyo, Lionel es el mejor jugador del planeta, claro, pero de un deporte colectivo. No lo busquen en el ranking de la ATP.
    Messi viajó a Sevilla y tal vez juegue para el Barsa un tiempo o un rato. Y si jugara, imaginemos el runrún de las redes sociales y el panelismo en llamas. ¿Se sacó solito del partido contra España porque quería proteger su físico y de paso evitar los daños colaterales de una derrota holgada? ¿Volvió a priorizar su catalanismo? Pufff. Ver jugar a Messi es siempre promesa de un plato delicioso, pero la verdad es que dan ganas de que esta vez no, de que no juegue, para ahorrarnos la machacona letanía de los adoradores de las explicaciones únicas, de las verdades de cartón.
    A ver si lo entendemos de una vez: Messi no es el problema de la Selección. Por lo contrario, Messi es una indispensable usina de soluciones, que llegado el caso pueden hacerla crecer hasta límites significativos sin que eso implique que ni Jorge Sampaoli ni el resto del plantel puedan ahorrarse lo que les compete. En lo suyo Messi es el mejor jugador del planeta, claro, pero de un deporte colectivo. No lo busquen en el ranking de la ATP.
    La Selección tiene la casa llena de problemas que exceden a Messi. Para empezar, un desgaste generacional y una carencia de recambio que no sufren Alemania, Brasil, España, Francia, incluso Bélgica. En forma paralela, una especie de atrofia estructural que se expresa en un gran poderío atacante (en los papeles, claro, recordemos si no lo que costaba hacer un gol en las Eliminatorias) que convive con un medio campo blando, sin jerarquía, y una defensa que en su mejor día es terrenal y en su peor día puede comerse cuatro con Nigeria y seis con España.
    Si sumamos que Sampaoli no termina de definir su idea madre (el equipo todavía no ha salido del proceso del mero borrador), no demos vuelta la página de la Selección sin tomar nota de que a Rusia no llegará en la pole position. Ni cerca.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.