Los dos goles que, más la espectacular chilena que dio la vuelta al mundo no le alcanzaron a Cristiano Ronaldo, del Real Madrid, para ser considerado el Jugador de la Semana en la Champions League ya que el reconocimiento se lo llevó Mohamed Salah, jugador del Liverpool.

Al egipcio le valió un gol y solo estar presente en 52 minutos del encuentro frente al Manchester City, por la ida de los cuartos de final, para ser considerado por los votantes come el elemento más importante.

Por otro lado, Cristiano, miembro del Real Madrid, se quedó sin el reconocimiento pese a que su labor ante la Juventus, en el Allianz Stadium, fue determinante para inclinar la serie en favor del cuadro español, mismo que tiene un pie en las semifinales después de un contundente 0-3. El portugués marcó en dos ocasiones, su segundo tanto fue una chilena, misma que fue reconocida en todo el planeta.