Serie Especial de Béisbol: Del dicho al hecho

9/04/18
1:37 pm

Play Off Matanzas vs Granma ,estadiun Victoria de Girón.
Foto José Raúl Rodriguez Robleda

 

Siempre hemos dicho que lo importante en el béisbol es jugar y jugar.Desde las categorías pequeñas, juveniles, sub-23 y mayores. Y lo real es que vivimos, a nivel nacional, un ajetreo intenso con Serie Especial hacia Barranquilla, la quinta edición para menores de 23 años y la final sub-15, pero hay que ver más allá del calendario e interpretar números y desempeños, así como evaluar ideas bien concebidas desde el punto de vista técnico, pero no de espectáculo.

Los primeros diez juegos de los 40 previstos entre Occidentales, Centrales y Orientales comienzan a mostrar caras previsibles y otras inesperadas. No hay imán para la afición y es lógico, pues de antemano se dijo que el objetivo era solo la preparación hacia los Juegos Centroamericanos y del Caribe, lo cual limita el deseo de victoria y sentido de pertenencia de los parciales hacia un equipo.

El promedio de 2 mil 400 personas por partido —tomado de los partes oficiales, aunque en un encuentro en el estadio José Ramón Cepero solo entraron 250— es raquítico para un deporte que, como ningún otro en Cuba, puede simultanear preparación y espectáculo, pero esto último se desdeñó desde el principio por parte de las autoridades al utilizar este sistema de competencia sin una pizca de emoción, pues no se lucha por nada colectivo, sino solo por un puesto individual. Y a nuestro pueblo le duele, pues hay estadios semivacíos, pero el torneo cuesta económicamente.

Sin embargo, todo lo anterior pudiera quedar atrás si en realidad el objetivo supremo se cumpliera y los 24 peloteros que llevemos a la cita colombiana de julio venidero salieran de esos 75 nombres. Por cierto, llama la atención que de los seis reemplazos y dos no incorporados todavía cuatro son industrialistas: Alexander Mallet, Alexander Rodríguez, Juan Carlos Torriente y Yorbert Sánchez. ¿Es que no le interesa a los capitalinos el evento como para tener solo enrolados a los jardineros Yoasán Guillén y Jorge Tartabull o hay algo detrás que desconocemos?

Al analizar sin vendas en los ojos una posible selección nacional, entre 18 y 19 hombres —sumando algunos contratados en ligas profesionales— parecen seguros, sobre todo porque a nadie se le ocurriría cambiar la columna central de un conjunto, tras una pirámide que comenzó en el Clásico Mundial del 2017, las Series del Caribes del 2017 y 2018 y los topes preparatorios con Estados Unidos, Nicaragua y México.

En una rápida radiografía pudiéramos mencionar y coincidir en que hay nombres casi asegurados para vestir el uniforme de Cuba en Barranquilla, salvo que un inconveniente o lesión de última hora lo impida. Ellos pudieran ser Frank Camilo Morejón, Yosvani Alarcón, Guillermo Avilés, Carlos Benítez, Yordan Manduley Alexander Ayala, Yurisbel Gracial, Raúl González, Frederich Cepeda, Roel Santos, Yoelkis Céspedes, Lázaro Blanco, Yoanni Yera, Alaín Sánchez, Vladimir Baños, Raidel Martínez, Freddy Asiel Álvarez y José Ángel García.

¿Quiere decir entonces que la Serie Especial sirve apenas para buscar cinco o seis nombres que completen esa nómina o será lo suficientemente determinante como para armar una formación renovadora a partir de quienes más rindan o cumplan la integralidad que pide Carlos Martí?

Del dicho al hecho va un buen trecho. ¿Qué opina usted?

(Tomado de Trabajadores)

Tomado de: Cubadebate

 

 

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Squeeze Play en 9 abril, 2018 a las 4:23 pm
    • Responder

    Tantas personas no podemos estar equivocadas al expresarnos sobre el innecesario gasto económico y la poca objetividad de esta ¨Serie Especial¨. De lograrse, sería una victoria pírrica la de los centroamericanos, no es exceso de negatividad, los hechos nos dan la razón. Por otra parte, está la desmotivación de los peloteros, el desgaste físico y mental por mucho que los entendidos en la materia juren y perjuren lo contrario. Es cierto que estarían aspirando solo a 5 ó 6 puestos porque la base del equipo ya se prevé.

    Algunos en otros medios tachan al periodista autor del artículo de hipercrítico, yo no lo veo así, ese es el papel del periodista: generar polémica, emitir criterios propios, señalar lo mal hecho porque si no se repetirán siempre los mismos errores.

    Hay quienes esgrimen el refrán ¨palos porque bogas y palos porque no bogas¨ para defender lo atinado de la ¨Serie Especial¨ y yo me pregunto ¿cuántas bien pensadas y fundamentadas propuestas se han emitido en todo tipo de prensa del país y en las redes sociales? Aquí mismo en la MD se publicó hace poco la del amigo Tino Iturralde, de las mejores que he leído y analizado ¿La habrán leído y analizado los entendidos, los de arriba, los decisores? Ya ellos respondieron al manifestar la decisión de mantener la estructura como está.

    A los que defienden esta Serie Especial les pregunto ¿qué es esto una competencia, un entrenamiento, un torneo? Porque si los peloteros están luchando por un puesto en el Cuba, debe ser una competencia y toda competencia debe formar parte de un espectáculo y un espectáculo que se respete debe atraer público porque el público genera actitud, motivación y deseos de hacer mejor las cosas. Esto podrá ser todo menos la selectiva o torneo por la que abogamos.

    • Valenzuela en 9 abril, 2018 a las 4:26 pm
    • Responder

    Primero que todo es que esos 2400 aficionados como promedio por partido está algo inflado por nuestros medios, este invento ´´maniguero´´ nos está saliendo demasiado caro, y más cuando ya se le han impuestos una cantidad grandísima de limitaciones en nombre del ahorro, hace poco Pavel Otero comentaba en el noticiero que las bases por bolas y errores por partido como promedio superaban a los de la serie de sub-23, algo que demuestra a las claras que no hay motivación competitiva, se supone que en esos conjuntos este casi el 90% de la elite de la pelota cubana, pero la realidad nos está haciendo dudar, la ´´Serie Especial rumbo a Barranquilla 2018´´ pasara a la historia como una mancha negra y oscura de los directivos del beisbol cubano , se esgrime una y otra vez que es para mantener a los atletas en forma para cuando llegue ese ´´supertorneo´´ regional, ojala que la tortilla no se vire y ganemos esa ´´Olimpiada Sudamericana´´, yo por mi parte seguiré creyendo que ese invento más que mantener a los atletas en forma se ideo para ´´mantener´´ a unos cuantos en sus oficinas climatizadas por un tiempo más, solo que el tiro ha salido por la culata, es verdad que lo del beisbol es jugar, jugar y jugar, pero no a este costo y desmotivación de atletas y aficionados ¿ No habrá quien pare este ´´beisbolicidio´´?

    1. Oye brother y tener que aguantar la mentirona esa que asisten como promedio 2400 aficionados es demasiado, imagínate como promedio es cifra, quiere decir que en algunos juegos asistieron al menos 10 mil, si porque los pocos instante que he visto esa serie jamás he visto más de 50 aficionados en las gradas y aquí se habla de 2400 como promedio?? Eso es tremenda burla, no sé como los periodistas oficiales que cobran por su profesión se prestan para una mentirona así, eso es fácil de demostrar, pero bueno, para que seguir hablando de este engendro de serie…Saludos.

    • El Loko en 9 abril, 2018 a las 8:22 pm
    • Responder

    La Serie Especial es “Especial”, por el poco gancho que ha generado en la afición, creo que lo más provechoso debio ser hacerla a puertas “cerradas”, así podrían justificar la ausencia de público en los estadios, porque con lo dura que está la vida en Cuba, bueno para algunos y lo pésimas que que están las carreteras, para estarse moviendo de Oriente a Occidente y viceversa, para estar gastando tanto money en esa “Serie Especial”, a ver si al final, no cogen ni medalla de lata en Barranquilla

      • Estrada en 10 abril, 2018 a las 8:22 am
      • Responder

      Analizando su criterio, también pudiéramos añadir que otro motivo debe ser que los dirigentes del beisbol en Cuba tienen problemas matrimoniales y prefieren estar viviendo en hoteles, además con buena comida y todos los gastos pagados.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.