Juegos Centroamericanos y del Caribe: Los que nunca estuvieron

11/04/18
10:05 pm

 

 

Por el amigo de la peña:
Eddy Luis Nápoles Cardoso

 

Los Juegos Centroamericanos y del Caribe, surgieron a finales de la década de 1920, más exactamente, en 1926, estos fueron gestados en el marco de la celebración en Paris, Francia de los octavos Juegos Olímpicos, en 1924. La primera edición se fijó para la capital mexicana, entre el 12 de octubre y el 2 de noviembre, acontecimiento que los ha llevado a ser considerados, como el evento regional múltiple más antiguo del mundo.

Durante estos, casi 92 años de historia, incontables son las luminarias del deporte que han dejado sus huellas en esta cita regional, unos iniciando el camino hacia la cúspide del olimpo, otros en pleno apogeo y algunos ya en el final de su carrera deportiva, pero los hay también, que nunca estuvieron presentes en esta competición regional.

 

 

Baste mencionar algunos nombres para confirmar lo planteado en la parte inicial del párrafo anterior; en el béisbol lo hicieron, los cubanos Roberto “Guajiro” Ortiz, Edmundo Amorós, René Arocha, Rolando Arrojo, Orlando “El Duke” Hernández, José Ariel Contreras, Alexei Ramírez y Yulieski Gurriel, los nicaragüenses David Green y Porfirio Altamirano, el panameño Ruthford Salmon, todos con desempeño en el béisbol, al más alto nivel.

En el fútbol, lo hicieron, entre otros, el mexicano Rafa Márquez, los colombianos David Ospina, Jackson Martínez y Pablo Armero, el tico Keylor Navas y el venezolano Nicolás Fedor; en el boxeo, los boricuas Wilfredo Gómez y Miguel Cotto y el cubano Guillermo Rigondeaux; en el baloncesto se desempeñaron, entre otros, el boricua Mario “Quijote” Morales y el venezolano Carl Herrera.

El ciclismo tuvo presente en su momento, a los cafeteros, Martín Emilio “Cochise” Rodríguez y María Luisa Calle, la venezolana Daniela la Real, la mexicana Belem Guerrero y las cubanas Yoanka González y Lizandra Guerra; en la natación lo hicieron, las hermanas costarricenses Silvia y Claudia Poll, el surinamés Anthony Nesty; en la esgrima han estado, desde el cubano Ramón Fonst, hasta el venezolano Rubén Limardo.

En la halterofilia tomaron parte, los cubanos Roberto Urrutia, Daniel Núñez y Pablo Lara y la colombiana María Isabel Urrutia, entre otros, mientras que la tenista boricua Mónica Pont, el tirador colombiano Bernardo Tovar y el taekwondoca mexicano Víctor Estrada, también deleitaron con su brillo en estas citas regionales.

Ahora en el apartado de los grandes ausentes, sobre todo en el atletismo, la lista es larga, siendo el primero, el saltador de longitud haitiano Silvio Cator, medallista de plata olímpico en Ámsterdam 1928, claro no podía haberlo hecho, pues aunque las citas regionales se iniciaron en 1926, su país debutó en 1954.

En este sentido, Jamaica va a la vanguardia, pues sus principales atletas, tradicionalmente le han dado la espalda a los Juegos Centroamericanos y del Caribe. La principal estrella y el hombre que dominó al mundo en 100 y 200 metros, de Beijing 2008 a Río de Janeiro 2016, Usain Bolt, nunca asistió;  tampoco lo hicieron otros íconos del atletismo jamaicano como, Donald Quarrie y Merlene Ottey.

Otros atletas jamaicanos, medallistas olímpicos y mundiales como, Lennox Miller, Asafa Powell, Nesta Carter, Michael Frater, Yohan Blake, Warren Weir, Níkel Ashmeade, Omar McLeod, entre los hombres y Grace Jackson, Veronica Campbell-Brown, Shelly-Ann Fraser-Price, Sherone Simpson, Kerron Stewart, Elaine Thompson, Lorraine Graham-Fenton, entre las mujeres, tampoco estuvieron presentes.

Por Bahamas, atletas como Troy Kemp, medallista de plata mundial en salto de altura, Ramon Miller, oro en 4×400, Tonique Williams-Darling y Shaunae Miller-Uibo, ambas titulares olímpicas en 400 metros y Sevatheda Fynes y Debbie Ferguson, integrantes del 4×100, ganador en Sydney 2000, no tomaron parte en las justas centrocaribeñas.

Los atletas trinitarios, también se han ausentado de los juegos, como son los casos, entre otros, de Ato Boldon, Richard Thompson, Kelly-Ann Baptiste, Michelle Lee-Ahye y el jabalinista Keshorn Walcott, este último, pudiera hacerse presente ahora en Barranquilla.

Otros ausentes han sido, la colombiana Ximena Restrepo, bronce olímpico en Barcelona 1992, en 400 metros; el marchista mexicano Noe Hernández, plata en Sydney, el velocista Kim Collins titular mundial en Paris 2003 y el granadino Kirani James, campeón mundial en Daegu 2011, en 400 metros.

Por Cuba, las ausencias han tenido otros matices, siendo la más notable la del multimedallista olímpico y mundial, Leonel Suárez, quien debido a la no asistencia de Cuba, se perdió la edición de Mayagüez (2010) y por lesión no pudo asistir a Veracruz 2014.

Esos acontecimientos han marcado la historia, desde la cita inicial en Ciudad de México, en 1926, hasta la última edición, celebrada en Veracruz, en 2014, por lo que se puede predecir desde ahora, que Barranquilla no será la excepción; es decir, es muy probable que en la cita colombiana, no veamos a estrellas como, el trinitario Jareem Richards, los bahameses Steven Gardiner y Shaunae Miller-Uibo; los jamaicanos Omar McLeod, Elaine Thompson y Novlene Williams-Mills y otros muchos más.

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Chikungunya en 12 abril, 2018 a las 9:34 am
    • Responder

    Es que a los juegos centroamericanos van solo figuras que buscan elevar su techo, hace 50 años al no haber tantas competencias quizás se justifique la presencia de grandes estrellas pero con la mercantilización que se vive hoy en el deporte las grandes figuras se reservan y solo participan en los Gran Prix. Cuba, por cuestión de política, siempre ha llevado a sus grandes deportistas, no solo para ganar (arrasar) los juegos, también para demostrar su poderío, que por cierto desde hace una década aproximadamente ha ido perdiendo poco a poco. Estos Juegos los gana México o Colombia, así de mal estamos.

      • El Loko en 12 abril, 2018 a las 9:34 pm
      • Responder

      Así mismo es amigo Chikungunya, lo que sucedes es que hay varios atletas jamaicanos, que desde los años 70, ya estaban “comercializados”, como es el caso de Donald Quarrie y también la Ottey, que siempre fueron atletas de élites…..Cuba ha ido perdiendo pegada en los Juegos, y los otros países, han ido subiendo su nivel, yo pienso que si algún país, puede disputarle el título a Cuba, es Colombia, le ha puesto de verdad money al deporte, tiene varios centros regionales de entrenamiento y sus entrenadoras han ido aumentando su nivel, incluyendo varios cubanos que laboran con los cafeteros…Cuba para ganar tiene que mantener una eficiencia entre el 95 y 97 % en los deportes y pruebas donde tiene posibilidades reales, cualquier descuido, los puede llevar a la debacle y Colombia va al asecho, México no creo que pueda vencer a Cuba, compitiendo en suelo neutral, no lo hicieron en Veracruz, en Barranquilla, le será muy difícil…

        • Valenzuela en 13 abril, 2018 a las 8:25 am
        • Responder

        Pero Loko han pasado cuatro años desde Veracruz, la Cuba deportiva de hoy ha perdido mucho en ese tiempo, en aquella ocasión Cuba aventajo a México en 8 medallas de Oro, pero en el total ese país nos superó en 78 medallas, esas 8 medallas de oro en la actualidad son una incógnita, con el bajón de Cuba no es descabellado pensar en un triunfo Mexicano, mi deseo es que gane Cuba, pero la lógica me hace inclinar por Colombia en primer lugar y México como segunda opción, Colombia no se ha detenido como Cuba, dispone de una cantidad grandísima de entrenadores extranjeros incluyendo cubanos. En cuanto al tema central del trabajo coincido plenamente, es muy difícil que veamos en Barranquilla a esas estrellas del Caribe y de parte de América del Sur, la comercialización en el deporte casi que lo impide, Cuba es uno de los pocos países, o el único, que asiste a esos juegos con sus figuras principales, algo que tenemos pegado en la mente desde los años 60s por aquello de demostrar nuestro ´´poderío´´ regional mezclándolo con algo que poco tiene de deportivo pero mucho de ideología.Saludos

          • El Loko en 13 abril, 2018 a las 9:02 pm
          • Responder

          Es verdad que en 4 años Cuba ha perdido, dijate que 2015, ya fueron desplazados al cuarto lugar, pero pienso que Colombia es más competitiva en su casa, que México en terreno neutral, eso decide……Si seguimos como en los años 60, siempre atrás en el deporte…todavía yo no me explico, como Cuba no asistió a El Salvador 2002 y Mayagüez 2010, cuando fueron capaz de ir en el Cerro Pelado y desembarcar en San Juan en chalupas y ahora en pleno siglo XXI, por temor a unos maleantes, le dieron la espalda a los Juegos…de eso quiero escribir más adelante……..

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.