CRISTOBAL TORRIENTE: SU RENACIMIENTO

Por el peñista Juan Gualberto González Gómez

CRISTOBAL TORRIENTE: SU RENACIMIENTO

Este 11 de abril se cumplió el 80 aniversario de la muerte del extraordinario pelotero cubano CRISTOBAL TORRIENTE. Durante ese tiempo -errante por los reinos del olvido-, se mantuvo a la espera de que personas extraordinarias lo rescataran del abandono y la indiferencia para traerlo a su lugar de nacimiento y erigirle un lugar especial de eterno reposo y veneración. En la tarde de este día tan especial, acudió al Cementerio de Colón un grupo de soñadores (y luchadores quijotescos) para rendirle homenaje. Pero más que un homenaje, se trató de la conclusión de un monumental trabajo de investigación que concluyó con su identificación y ubicación definitiva en lo que será su eterno lugar de reposo, y –¿por qué no?- de peregrinación para los amantes del beisbol. Encabezados por los incansables Sené, Ayón y Porto (en su calidad de directivos del Consejo Nacional “Beisbol de Siempre”), por el integrante del Consejo Nacional Martiano, el Dr: Felix Julio Alfonso, y la participación incondicional de amantes de nuestro deporte nacional, se inició la procesión hasta el lugar donde reposarán los restos del insigne cienfueguero.

Hay que decir, que el origen del trabajo investigativo nació en la ciudad de Nueva York y concluyó en nuestra patria con la identificación de los restos de Torriente, gracias a la inestimable colaboración del Dr. Oscar Fernández (pieza fundamental en los trabajos para identificar a CT -y de otras figuras del beisbol que se encuentran sepultados en el CC), del forense, Dr. Doanis Machado, quien estableció varias de las evidencias que condujeron a determinar que se estaba en el camino correcto para encontrar los restos de CT, y del Dr. Andrés, especialista que ayudó a establecer definitivamente la pertenencia de los restos de CT.

Entre otros oradores –como el propio Porto, Sené y un invitado de lujo, Antonio Muñoz-, se destacó la intervención del Dr: Felix Julio. A continuación transcribimos sus palabras:
.
En una de las placas que honra la memoria de los inmortales del beisbol en Coopertown pueden leerse estos magníficos elogios:

“Un compacto y poderoso pelotero de cinco herramientas con un tremendo poder de bateo hacia todos los sectores del campo de juego. Se encuentra entre los primeros por departamentos en las Ligas Negras, en dobles, triples, slugging, total de bases recorridas y carreras impulsadas. Guió al Chicago American Giants (CAG) a la conquista de tres campeonatos consecutivos en el circuito de color. Tenía una excepcional velocidad y podía cubrir los jardines con pasmosa facilidad, Famoso por superar a Baby Ruth durante un juego de exhibición en La Habana en 1920.”

¿Quién fue este pelotero superdotado de quien se hacen tantas y tan grandes alabanzas? Su nombre en la placa dice: CRISTOBAL TORRIENTE, y debajo aparece un extraño seudónimo: CARLOS.

Cristóbal Torriente nació en Cienfuegos el 16 de noviembre de 1893 (otras fuentes dicen 1895, pero prefiero acogerme a esta) y su nombre lo debe al santo marinero de ese día, quien es también el santo patrón de la villa de San Cristóbal de La Habana. Su carrera deportiva en Cuba la realizó en la época en que Roberto Gonzalez Echevarría denomina “La edad de oro de la pelota insular”, signada por la hegemonía d tres grandes empresarios: Agustín “Tinti” Molina, Abel Linares y Alejandro Piompès. Eran los años en que los equipos de Grandes Ligas estadounidenses ganaban y perdían con sus pares criollos y rutilantes figuras de la Gran Carpa, como Ty Cobb, Sam Crowford y Baby Ruth, tenían que vérselas con Alejandro Omhs, José de la Caridad Méndez, Conrado Rodriguez, General Sagua, Bartolo Portuondo, Eustaquio “Bombín” Pedroso, Gervasio “Strike” González, Pablo “Champion” Mesa, Tomás Romañach, Rafael Almeida, Armando Marzán, Merito Acosta, Pelayo Chacón, Miguel Angel González y Adolfo Luque.

Es decir, Cristóbal Torriente pertenece a una de las generaciones más poderosas y brillantes edn la historia de la pelota cubana. Y entre tantos astros y estrellas, el zurdo cienfueguero de casi 6 pies y 190 libras de peso, brilló con luz propia, al extremo de ser electo en la primera votación que se realizó en el “Salón de la Fama” de la pelota criolla en 1939, un año después de su temprana muerte, sin haber cumplido los 50 años.

La memoria popular lo recuerda en sus mejores años como un mulato recio y musculoso, con cara de pocos amigos, un verdadero slugger capaz de emular los jonrones de un Baby Ruth o de Joshua Gibbson. Sin embargo, detrás de esa imagen de hombre hosco y difícil, se escondía una personalidad con notable modestia y humildad, como sabemos por el testimonio de Martín Dihigo, quien afirmó:

“Nosotros nunca le hemos dado a Torriente la importancia que tuvo. Todo lo hacía bien: fildeaba con naturalidad, tiraba de forma perfecta, cubría tanto terreno como el que más pudiera cubrir y -en lo tocante al bate- ya dejaba de ser bueno para convertirse en algo fuera de lo común. Yo no ví jamás a Torriente hacer alarde de lo inmenso que era como jugador de pelota”.

También está su respuesta al periodista que lo entrevistó después del famoso juego de los tres jonrores y un doble contra el mismo Baby Ruth en noviembre de 1920, donde pedía que no lo entrevistaran a él, sino al Bambino de Nueva York, quien era famoso por sus malas pulgas y sin embargo tuvo para sus rivales el siguiente elogio:

“Si yo pudiera llevarme al lanzador José de la Caridad Méndez y al jonronero Cristobal Torriente para mi equipo, ganaríamos el gallardete comenzando el mes de septiembre y después nos iríamos a fiestar.”

Aquel día invernal, Baby Ruth cobró los dos mil dólares que le pagaba Abel Linares por cada partido, y Torriente apenas pudo recoger en su bolsa algunas decenas de centenes y algunos tabacos, además del aplauso del público que llenaba el viejo estadio “Almendares Park”.

Según la enciclopedia de las Ligas Negras, Torriente fue el pelotero superestrella de los CAG de Ruth Foster, un buen bateador de bolas malas, que desplegaba gran velocidad, y ello lo convirtió en un notable productos de triples y robador de bases…Mas de una vez bateó sobre .400 en el exigente circuito de color, pero su apego a la vida bohemia y si inveterada rebeldía lo llevaron a ser cambiada a los Monarcas de Kansas City, y luego a las Estrellas de Detroy, donde volvió a mostrar su excepcional calidad como bateador, terminando como promedio de .333 en las Ligas Negras y .352 en sus años en Cuba, solo superado por los .360 de otro jugador imperecedero, el norteamericano Oscar Charleston.

Su muerte se produjo ya con el organismo minado por la tisis y el alcohol el 11 de abril de 1938….Cristobal Torriente –negro, humilde, pobre y rebelde- también se merece un monumento, quizás en su natal Cienfuegos, dándole un timbre de orgullo a alguna plaza o un parque, y que un estadio para niños lleve algún día su nombre. Porque Cristóbal Torriente pertenece a esa legión inmortal de héroes, como los distinguió el poeta:

“¿Me permitís que ponga
junto al metal del héroe
y la palma del mártir,
-me permitís que ponga-,
estos nombres…
sin pólvora y sin sangre?”

Fue una tarde de peregrinación y homenaje en un lugar de reposo definitivo, pero que a veces se convierte –también y contradictoriamente- en un lugar de nacimiento, como ocurrió en esta ocasión tan especial.

19 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Dodany en 12 abril, 2018 a las 8:55 am
    • Responder

    solo un comentario, me llamo Dodany machado jaja, nombre complicado, un saludo

    • duniesky en 12 abril, 2018 a las 10:23 am
    • Responder

    Buenos días, JGGG como ya sabe me he visto imposibilitado de participar tan seguido como solía hacerlo en los foros, por eso no he podido disponer del tiempo necesario para comentar con objetividad en sus excelentes artículos, por lo que le pido disculpas en ese sentido, no obstante me veo obligado a hacer un stop en mis obligaciones, y resaltar este bello gesto del CNBS y de la MD al realizar esta peregrinación en honor de un gran atleta como lo fue Cristobal Torriente cuya historia si le soy sincero, he aprendido a conocer a través de las páginas de este genial sitio y del excelente programa Beisbol de Siempre, algo que agradezco enormemente pues me ha permitido aprender un poco más sobre excelentes atletas a los que han intentado infructuosamente durante muchos años sumir en el olvido… Coincido con usted, un atleta de la extirpe de Cristóbal Torriente merece más respeto y consideración, merece todo el reconocimiento del mundo, que su historia se haga cotidiana, se exteriorice hacia nuestros niños… Muchas veces se imparten en nuestras escuelas diversas ramas de la historia y se hace hincapié solo en aquellos héroes o personajes históricos que han estado ligados de una u otra forma a la política o procesos históricos, y aunque no estoy en contra de eso, pues lo considero necesario, me pregunto: ¿Si no sería bueno, excelente y hasta beneficioso, que nuestro niños conocieran las historias de esos otros héroes y personajes históricos ligados al deporte y en el caso de nuestra tierra, sería especial que se diera a conocer todo sobre aquellos que estuvieron ligados al beisbol? ¿Por qué no se hace? Si se dice hasta la saciedad por los medios estatales, que se quiere desde el punto de vista estatal rescatar o salvar al beisbol, que es necesario no dejar morir al beisbol ¿Por qué no se trabaja seriamente por los encargados del deporte para que desde abajo hacia arriba se rescate la rica tradición histórica de nuestro pasatiempo nacional? ¿Por qué no se intenta por los que realmente tienen que hacerlo, rescatar a todos los que están ahí en el lindero de la historia, pidiendo a gritos que los recuerden, que los saquen del olvido? Sin comentarios… Donde quiera que esté, hoy Cristobal Torriente sonríe reconfortado, porque personas que valen su peso en oro, han sido capaces por su libre y espontánea voluntad, de reunir en sí mismos el decoro de muchos hombres, sobre todo el decoro, de aquellos que tienen la posibilidad de arreglar las cosas, pero que lamentablemente no muestran por ningún lado… De hecho creo que Cristobal Torriente y el resto de los dioses del beisbol, desde el lugar en que estén, agradecen que sean precisamente personas como ustedes los que lo hayan sacado del olvido, que sean precisamente ustedes los que nos saquen a muchos de nosotros de la ignorancia, los que provoquen de que a la larga, nazcan y se revitalicen en nuestras jóvenes promesas del beisbol, muchos Cristóbal Torriente… Creo fervientemente que ese es el mejor homenaje de todos, precisamente el hecho de que existan personas como ustedes capaces de luchar contra el olvido, contra la ignorancia, contra la injusticia… Hoy su gesto, pudiera parecer un hecho aislado y de poca repercusión, pero a larga no será así, ustedes amigo mío, créanlo o no, están haciendo historia, la están palpando, porque sencillamente la están rescatando desde el obscuro lugar en que la han sumido, están haciendo las cosas con el corazón en la mano, el cual han venido a ofrecer en el justo momento en que parecía que todo estaba perdido… En nombre de buena parte de los aficionados cubanos, muchísimas gracias por tan loable acto y aunque sé que algunos amigos no les gusta que lo haga, ante la nobleza humana, solo puedo hacer una cosa y no es más, que inclinar mi cabeza en señal de reconocimiento.

    1. ¡Que decir ante tantos halagos?…Ninguna palabra mejor q !GRACIAS!…no es un slogan huero al decir q nos debemos a nuestros amigos y foristas. Aquí siempre nos tendrán, a su disposición.
      Un abrazo, hermano.

    • Rojo de Metro en 12 abril, 2018 a las 10:24 am
    • Responder

    Solo un comentario. Muchas gracias por la informacion y por las fotos. No logro apreciar el caracteristico TECHO BLANCO que denota su presencia. Revisaré.

    1. Amigo Rojo: no soy muy dado a las fotografías (sí tomarlas), por lo q nunca me verás posando para las cámaras. Espera a q salga el trabajo de Porto en Beisbol de Siempre, q de seguroa me verás haciendo mi trabajo cmo “corresponsal” de la MD… Por cierto, tenía puueto un doble techo (gorra): !”igual blanca!…JJJJ

      Oye, esperé verte allí, pero una vez más se frustra la posibilidad de conocernos en persona. Un abrazo.

        • Rojo de Metro en 12 abril, 2018 a las 3:38 pm
        • Responder

        Yo le prometo una cosa. Hoy mismo tratare de hacer contacto con Ruben Dario desde el trabajo, para ver si de esa forma yo me puedo enterar de las cosas por otra via y no solo cada 2 o 3 dias. El es casi vecino mio por lo que puedo apreciar, vive en la misma cuadra donde yo naci, y esta en todas (¿emulo suyo?). No veo movimiento en LA DIVISION LEONES DE LA MD, se que esta necesita un organizador y seria buena practica para el muchacho antes de caer en LAS FERREAS GARRAS DEL BARCELONISTA ANTIAZUL. Otra cosa, la gorra blanca era del Real Madrid. Cuidado con la respuesta, que te pueden sancionar. jjjjjjjjjjjjj

      • Valenzuela en 12 abril, 2018 a las 2:01 pm
      • Responder

      Oye Rojo a mí me paso peor, mira la foto de la otra entrada y observa bien el que está sentado al centro al lado al de pullover anaranjado, de momento me dije !Ño , pá que esta gente invito a Becalli!!!!!!!!! Jejejejejeje.Saludos a ambos

        • Rojo de Metro en 12 abril, 2018 a las 4:05 pm
        • Responder

        JA JA JA JA JA. El pobre Veneno nada mas que tiene pasaporte interno. Ja Ja Ja Ja.

  1. Pues mis disculpas por renombrarte. Gracias por el inestimable trabajo que han realizado y por devolvernos, engrandecido en el tiempo y la distancia, a un héroe de nuestro beisbol. !Un martir, como bien dijera el poeta mencionado por el Dr: Felix Julio: aunq haya sido sin pólvora y sin sangre!…En la enorme montaña de la cubanidad erigida por los mejores hijos de Cuba, Torriente viene a ser un pilar en el sector del deporte y la cultura. !A rescatar nuestra historia en estos tiempos de desmemoria y mezquindades! !Q vivan por siempre los buenos cubanos y q nuestra tierra acoja con orgullo y beneplacito a todos y cada uno de nuestros compatriotas!
    Un abrazo.

    • Chikungunya en 12 abril, 2018 a las 3:34 pm
    • Responder

    Excelente trabajo el que se hace por un grupo de personas que pertenecen a una Organización No Gubernamental (ONG) en pos del rescate de nuestra historia, esa que no solo se ha escrito con pólvora y sangre como dijo el poeta, es historia también la que han hecho nuestros deportistas y han puesto el nombre de esta tierra bien en alto. Como dijo Neil Armstrong cuando pisó la luna “es un pequeño paso para un hombre pero un gran salto para la humanidad”. El INDER debería tomar nota, los ultraconservadores o extremistas deberían saber que las hazañas de nuestros héroes van más allá de tiros y escopetas.

      • yvillarb en 16 abril, 2018 a las 8:55 am
      • Responder

      Gracias por tus palabras. Un abrazo.

    • Lautaro en 12 abril, 2018 a las 4:01 pm
    • Responder

    Honor a quien honor merece, creo que todavia es poco lo que se hace en nuestro pais para rescatar la memoria de nuestras estrellas pasadas pero lo que sí es seguro que “Beisbol de Siempre” y la peña Martin Dihigo han sobrecumplido con tareas que deberia tocarles a otras instituciones.
    Muchas Gracias a todos los que estuvieron en ese momento y fueron participes de este reconocimiento.

  2. muy buen strike Juan, CRISTOBAL TORRIENTE fue de esos grandes que brillo por donde paso.
    y ya es hora de ponerlo en su merecido lugar. Abrazos.

    1. Gracias, hermano….Se te extrañaba.

    2. Un abrazo también para tí.

    • Rafa en 15 abril, 2018 a las 5:33 pm
    • Responder

    Juan, con tu escritura y las fotos casi sentí mi presencia en ese homenaje. Se que contigo, Yanet y Ruben Dario estábamos representados, conoces porque no estuve allá, aunque lo siento.
    Tu crónica y memoria fotográfica como siempre de excelencia, hacen a cualquiera vivirlo.
    Mantener siempre en la vanguardia.
    Un abrazo,
    Rafa

    1. Por dónde andas, Rafa?…Barcelona o La Habana…Un abrazo y mis saludos para Giselle.

    • kose antonio cruz en 23 junio, 2018 a las 2:56 pm
    • Responder

    El mejor pelotero cubano desde 1900 hasta 1950 que no jugaron grandes ligas se llama Cristobal Carlos Torriente y Torriente porque el apellido de su mama era Torriente tambien y de los cubanos fue el mejor y en esta pagina no sale su record y los puntos que valen para entrar al hall de la fama solamente son ligas negras que jugo 9 years porque las demas ligas no valen como Cuba,Venezuela Puerto Rico, Mejico,Panama ,en Cuba no fue pitcher le dire fue el mejor cubanos de aquellos tienpo inclusive Dihigo,Jose Mendez Baez, porque de la caridad es un apodo que le puso el cronista cubano munoz yo tengo todos los record de torriente ,Dihigo,Mendez,Eustaquio pedroso ademas en venezueladesde 1932,33,34 no habia beisbol profesional este empezo en1946 y puerto rico en 1942 por lo tanto dihigo jugo amateur en venezuela y puerto rico

    1. Cada cual puede tener su opinión, paran usted es Torriente un grandísimo, pero para muchos el mejor es Dihigo, el más completo de todos los cubanos en su historia y no lo dicen pocos, muchos entendidos lo reafirman.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.