La UEFA no abrió expediente para investigar las acciones de Sergio Ramos en el partido de vuelta en el Santiago Bernabéu entre el Real Madrid y Juventus en Champions League por haber bajado al terreno de juego.

De acuerdo con medios españoles, la confederación europea decidió no tomar acciones contra el zaguero español, pues a pesar de que se señaló que había bajado al terreno de juego, no llegó a estar a ese nivel.

Ramos recibió un partido de suspensión por acumulación de tarjetas en Champions y vio el duelo contra la Vecchia Signora en las tribunas. A punto de que concluyera el encuentro, el seleccionado ibérico bajó y se especuló sobre una posible sanción.

Este día se llevó a cabo el sorteo de las semifinales de Champions League y el Real Madrid jugará contra el Bayern München.