El futuro incierto de Asley González

28/04/18
9:15 pm

 

Asley González durante los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Foto: Getty Images South America.

Asley González, el mejor judoca cubano de los últimos años, no vive un buen momento. El muchacho nacido en Placetas lleva más de diez años en la cúspide de ese deporte pero sus resultados tras una lesión no han sido los mismos.

Con apenas 18 años, y por casualidades de la vida, tuvo que estrenarse al máximo nivel de un deportista. Era el año 2008, y el santiaguero Jorge Benavides, la principal figura de los 90 kgs en Cuba, se lesionó a punto de asistir a Beijing.

Asley tuvo que ascender de los 81 kgs a la división inmediata superior para asistir a la cita estival. Se convirtió en el segundo judoca villaclareño en participar en unos Juegos Olímpicos; Gabriel Arteaga lo había hecho en las dos ediciones precedentes. No era su ciclo olímpico, y cayó derrotado en la primera pelea.

El gran salto

Asley era el alumno más aventajado de Justo Noda y los grandes resultados aparecieron en 2011 con un bronce en el Mundial de Francia. Allí solo perdió contra el japonés Daiki Nishiyama, a la postre subcampeón mundial.

En mayo de ese año formó parte del equipo que ganó la Copa del Mundo en Brasil. También fue plata en el Grand Slam de Río de Janeiro al perder en la final con el japonés Takashi Ono.

Después, coronaría un gran 2011 con la medalla de plata en el Grand Slam de Tokio. En la cuna del judo venció en semifinales a su gran ídolo, el griego Ilias Iliadis, y nuevamente cayó en la final ante Nishiyama.

El desquite olímpico llegaría en Londres 2012 pero no fue el único resultado importante ese año. Ganó oro en la Copa del Mundo de Chile y bronces en el World Masters de Tyumen en Rusia, y en el Grand Slam de París.

La hora de los grandes resultados

Los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 y el Campeonato Mundial de 2013, marcaron la supremacía de Asley en el orbe. En la capital británica alcanzó una histórica final y estuvo cerca del metal dorado.

Primero venció por Ippon al argentino Héctor Campos en solo 48 segundos. Después al serbio Dimitri Gerasimenko, al australiano Mark Anthony y dispuso del ruso Kirill Denisov en semifinales. Solo cayó en la final ante el sudcoreano Dae-Nam Song.

En 2013, llegó el título mundial en Río de Janeiro. Asley tuvo una competencia perfecta y otra vez venció al griego Iliadis en las semifinales por yuko. La final fue ante el georgiano Valim Liparteliani y por dos shidos se coronó como el mejor judoca del mundo en los 90 kgs.

Durante dos años el cubano se paseó entre los mejores del mundo, pero una lesión de hombro cambió la historia.

El regreso

Asley se perdió 2014 por una lesión hasta que fue intervenido quirúrgicamente el 2 de octubre en Brasil. En 2015 volvió pero no pudo ganar ninguna competencia importante.

Ese año, por segunda vez, cayó en la final de unos Juegos Panamericanos ante el brasileño Thiago Camilo. En Asley se da el raro caso de que es campeón mundial, y no ha podido ser campeón panamericano en juegos múltiples.

Después, en el Grand Prix de Qindao cayó en la final ante Kenta Nagasawa en regla de oro y en diciembre fue plata en el Grand Prix de Tokio, al perder en la discusión del oro final por shido ante Mashu Baker.

Al volver de su lesión, el único título importante que ha conseguido fue el Grand Prix de La Habana en 2016, cuando venció en la instancia final al húngaro Krisztian Toth. Pero en mayo, no participó en el panamericano de la disciplina realizado también en la capital cubana.

Su nueva oportunidad olímpica fueron los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y el comienzo fue prometedor, con par de victorias ante el boliviano Martin Michel y el ucraniano Quedjau Nhabali. Pero esta vez no se acercó a las medallas, porque en octavos de final fue descalificado en su duelo con el mongol Otganbactar Lkhagvasuren.

Al menos en Cuba, parecía que volvería a ser el rey, cuando en diciembre de 2017 venció en el Match de Retadores a Iván Silva.

Pero 2018 no ha sido bueno y suma varios fracasos internacionales. Primero, sucumbió ante el desconocido peruano Yuta Galarreta, en el Abierto de Lima en Regla de oro. Tampoco se hizo justicia en el Grand Prix de Tbilisi, Georgia. Allí, en la primera pelea, doblegó por ippon al holandés Bas Van Empelem, pero perdió en la segunda por wazari frente al israelí Li Kochman, que se llevó una de las medallas de bronce en los 90 kilogramos. En el Grand Prix de Antalya, en Turquía, ganó un combate y perdió en su segunda pelea ante el serbio Nemanja Majdov.

Parece que ya el reinado tampoco es efectivo en la Isla, porque en par de ocasiones, se le atragantó su compatriota Iván Silva. El matancero derrotó a Asley en el campeonato nacional y en la final del panamericano celebrado en Costa Rica.

Estas derrotas consecutivas lo ponen en desventaja rumbo a Barranquilla y para el resto del ciclo olímpico. Además, ponen sobre la mesa algunas preguntas con respuestas inciertas. ¿Volverá a reinar Asley González en Cuba o Iván Silva lo obligará a ponerle fin a su gran carrera?
Ahora mismo, el futuro es bastante incierto para el mejor judoca cubano del último lustro.

 

Tomado de: Oncubamagazine

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.