MLB; Ichiro Suzuki pasa a rol administrativo con los Marineros

3/05/18
8:03 pm

 

AP Photo/Elaine Thompson

 

El jardinero de los Marineros de Seattle Ichiro Suzuki está transicionando fuera del rol de jugador activo y fungirá como asistente especial del presidente del equipo, efectivo de inmediato, según anunció el equipo.

“Queremos estar seguros de que vamos a capturar todo el valor que Ichiro trae a este equipo fuera del terreno”, dijo el gerente Jerry Dipoto en comunicado escrito. “Este nuevo rol es una forma de lograr eso. Si bien va a evolucionar con el tiempo, la clave es que la presencia de Ichiro en nuestro camerino y con nuestros jugadores y cuerpo técnico mejora nuestras oportunidades de ganar juegos. Esa es nuestra prioridad No. 1 y la prioridad No. 1 de Ichiro”.

Los Marineros dijeron que Ichiro aportará sus conocimientos en las jugadas en los jardines, el corrido de bases y el bateo mientras fungirá como mentor para jugadores y demás personal.

La movida impedirá que Ichiro pueda volver al roster activo en el 2018. Pero el agente de Ichiro, John Boggs, dijo que su cliente no se está retirando del deporte.

“Está asumiendo un rol diferente para el 2018, y para el 2019 la cosa puede cambiar”, le dijo Boggs a The Athletic. “… El futuro no está escrito todavía”.

Dipoto añadió que el equipo espera alcanzar un acuerdo a largo plazo que mantenga a Ichiro con los Marineros.

“Con el historial de éxito de Ichiro, su personalidad, su perspectiva única y su ética de trabajo, está singularmente posicionado para impactar tanto a nuestros jugadores más jovenes como a los veteranos en el camerino”, dijo Dipoto. “Realmente no queremos que cambie nada de lo que está haciendo ahora mismo, con la excepción de que no va a participar en los partidos”.

Ichiro ha aparecido en 15 juegos esta temporada luego de firmar un acuerdo de un año con los Marineros en marzo. Se reunió con Seattle — para quien jugó en los primeros 11 años de su carrera en Grandes Ligas — luego de salir de la organización en un cambio que lo envió a los Yankees de Nueva York y luego jugó para los Marlins de Miami.

Batea .205 en 2018, con nueve sencillos en 44 oportunidades al bate.

Si Ichiro no vuelve a jugar, terminaría su carrera profesional con 4,367 hits esparcidos entre MLB y Japón, donde jugó por nueve temporadas.

Para llenar el hueco en el roster dejado por Ichiro, los Marineros añadieron al lanzador derecho Erik Goeddel a su plantilla de 25 peloteros, procedente del Triple-A Tacoma.


¡Sayonara, Ichiro-san!

AP Photo/Elaine Thompson

 

Pongámonos todos de pie para despedir con una ovación a Ichiro Suzuki, el bateador más fino que haya pasado por las Grandes Ligas en lo que va del siglo XXI.

Los Marineros de Seattle sacaron de su róster al japonés y lo asignaron a tareas administrativas dentro del club, como consejero especial del gerente general.

Aunque su agente John Boggs asegura que esto no significa el retiro de su cliente y que es posible un regreso al terreno en el 2019, no hay que ser muy avezado para darse cuenta que estamos a las puertas del fin de una carrera brillante, que tendrá como colofón la exaltación, dentro de cinco años, al Salón de la Fama de Cooperstown.

La manera en que los Marineros están manejando el asunto no es nuevo.

Lo mismo hicieron en el 2010 con Ken Griffey Jr, otro de los íconos de la franquicia, en la que pasó sus primeras 11 campañas en las Mayores.

Luego de un periplo por los Rojos de Cincinnati y los Medias Blancas de Chicago, regresó a Seattle en el 2009 y después de 33 juegos en la temporada del 2010, fue movido a las oficinas, en un gesto de agradecimiento y deseo de mantenerlo ligado de por vida a la organización.

Ha sido una salida elegante. Aunque había expresado una y otra vez sus intenciones de jugar hasta los 50 años, lo cierto es que era lastimoso verlo cada vez menos capaz de reaccionar, a los 44, ante pelotas de 98, 100 millas por horas, que en otros tiempos ponía sin mucho trabajo en tierra de nadie.

Ichiro llegó de Japón en el 2001 y tuvo un impacto inmediato, al convertirse en apenas el segundo hombre en ganar simultáneamente los premios de Jugador Más Valioso y Novato del Año.

En sus primeras diez campañas sobrepasó los 200 hits, algo inédito, mientras que en el 2004 disparó 262 imparables, para quebrar el récord de 257 que impuso George Sisler en 1920.

Para aquilatar en toda su dimensión esa hazaña del japonés, vale señalar que desde 1920, hasta el 2004, pasaron por las Grandes Ligas muchos, muchísimos de los mejores bateadores de la historia, desde Babe Ruth y Ted Williams, hasta Pete Rose y Tony Gwynn, y ninguno logró superar la cifra de Sisler.

En el 2012 fue traspasado a los New York Yankees y en el 2015 firmó con los Miami Marlins, equipo con el cual alcanzó su hit 3,000 en el 2016.

Este año regresó a casa, para retirarse con el uniforme que más glorias le dio y para batear los últimos nueve de sus 3,089 imparables, que lo ubican en el lugar 22 de todos los tiempos.

El asiático, que nunca estuvo en la lista de lesionados y ha sido un ejemplo de consistencia, es el líder histórico de Seattle en hits (2,542) y average (.322), con todo y que el puertorriqueño Edgar Martínez hizo toda su carrera con los Marineros. También lidera la franquicia en bases robadas, con 438.

Meticuloso como nadie, tenía en su casillero una serie de extraños y únicos instrumentos para hacer ejercicios de estiramiento que aseguraba eran la clave de su longevidad deportiva.

Cada día, al llegar al clubhouse, lo primero que hacía era pasar por la alfombra frente a su taquilla un rodillo de esos con papel pegajoso que usamos para quitar las pelusas de la ropa.

Una vez limpió su espacio personal, estaba listo para empezar a trabajar.

Con un estilo único, hizo un arte del acto de batear y no son pocos los que creen que de no haber pasado nueve temporadas en la liga profesional de Japón, habría superado los 4,256 imparables de Pete Rose, líder absoluto en ese departamento en las Mayores.

En su país ligó 1,278 inatrapables, que sumados a los 3,089 que conectó en las Mayores, dan un gran total de 4,367 a lo largo de una carrera de 27 años.

Pero eso ya entra en el campo de la especulación. Demos gracias por haber podido disfrutar de uno de los peloteros que con más clase se entregó al béisbol en toda la historia.


Ichiro pasa de jugador a asistente especial en Marineros

Associated Press

SEATTLE – Ichiro Suzuki fue dejado en libertad el jueves por los Marineros de Seattle para tomar un puesto en la gerencia del equipo, aunque el astro japonés no descarta volver al terreno.

Los Marineros anunciaron el jueves que Suzuki asumirá la función de asistente especial del director ejecutivo del club de carácter inmediato.

Seattle indicó que Suzuki tendrá una tarea activa con el equipo y colaborará en la instrucción de los jardineros, recorrido de bases y bateo.

Pero en ninguna parte del anuncio se consigna que el pelotero de 44 años se retira.

Suzuki cumplía su 18va temporada en Grandes Ligas, con 15 juegos disputados este año con los Marineros. Fue titular la noche del miércoles y se fue 3-0 con un boleto y una carrera anotada. Bateaba para .205 en 44 turnos y nueve de sus hits esta campaña fueron sencillos.

“Queremos captar todo lo valioso que Ichiro aporta a este equipo fuera del terreno”, dijo el gerente general de los Marineros Jerry Dipoto, citado en un comunicado. “Esta nueva función permite hacerlo posible. Aunque es algo que evolucionará con el tiempo, la clave es la presencia de Ichiro en nuestro camerino y, con nuestros jugadores y cuerpo técnico, apuntalar nuestras oportunidades de ganar juegos. Esa es nuestra prioridad número uno y la prioridad número uno de Ichiro”.

Suzuki ha estado 13 campañas con los Marineros. También formó parte de los Marlins de Miami y los Yanquis de Nueva York.

Aunque Suzuki no podrá volver al roster de Seattle esta temporada, no hay nada definido más allá de 2018. Y aunque tampoco hay garantía que Suzuki vuelva, Seattle y Oakland tienen previsto abrir la temporada de 2019 con una serie de dos juegos en Tokio.

Tras seis años fuera de Seattle, Suzuki regresó para tapar huecos debido a una serie de lesiones en los jardines del equipo en el que jugó entre 2001 y 2012. Suzuki firmó luego que Seattle supo que Ben Gamel se perdería las primeras semanas de la campaña y el reencuentro representó un momento gratificante: el regreso al club donde inició su carrera en las mayores.

Si bien su producción ofensiva fue mala, Suzuki deslumbró con un par de joyas defensivas, incluyendo robarle un jonrón a José Ramírez de Cleveland en el primer fin de semana de la campaña.

Suzuki ganó los premios de Novato del Año y Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2001, además de un par de títulos de bateo.

Fue traspasado a los Yanquis a mediados de la campaña de 2012, estuvo en Nueva York durante tramos de tres campañas y luego otras tres temporadas con Miami.

Con 10 selecciones al Juego de Estrellas, Suzuki batea de por vida para .311 con 3.089 hits, sin incluir los 1.278 hits que amasó en nueve temporadas en Japón.

 

Tomado de: LasMayores.com

Tomado de: ESPN

 

 

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Renides en 4 mayo, 2018 a las 8:19 am
    • Responder

    Un grande sin dudas, un ejemplo de los mejores, me cuadraba un mundo su forma de bateo y los corridos de bases, no fue ese jonronero pero hizo maravillas de fildeo y hit.
    Ahora los años que le queda posiblemente en un futuro deba pasar hasta coach.

  1. será miembro del salon de la fama cuando decida retirarse y pasen los 5 años para q pueda ser elegible. ichiro, si quieres jugar hasta los 50, la MLB no es la mejor opcion por lo dificil q es ese beisbol, echa paca para la SN q aqui llegas hasta los 60 jugando, tu nivel aun está por encima de unos cuantos en la isla.

    saludos

    • Rojo de Metro en 4 mayo, 2018 a las 12:21 pm
    • Responder

    Bajaron al cubano del equipo ?para esto¿. Es pa matarlos. No entiendo nada.

    • Chikungunya en 4 mayo, 2018 a las 12:42 pm
    • Responder

    Un ícono del béisbol moderno, Ichiro Suzuki.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.