Una buena señal para la Selección de Brasil: Dani Alves sufre un esguince de rodilla con distensión de ligamentos y, en principio, tendrá para tres semanas de recuperación y podría jugar el Mundial.

No obstante, el alerta para la Verdeamarela no pasó, primero porque el lateral llegaría muy justo a la cita en Rusia y, segundo, porque pasadas esas tres semanas, Paris Saint Germain volverá a evaluarlo y hasta podría ser intervenido quirúrgicamente.

Dani Alves se lesionó el martes por la noche en la final de la Copa de Francia, donde PSG se consagró campeón. El brasileño debió ser reemplazado tras lastimarse en una acción solitaria.

Tite, entrenador de la selección de Brasil dará a conocer su convocatoria para la Copa del Mundo el próximo lunes.

La concentración rumbo al Mundial iniciará el 21 de mayo en Teresópolis, para posteriormente trasladarse a Europa, donde disputarán dos partidos de preparación contra Croacia y Austria.