BARCELONA — Ousmane Dembélé jugará en el Barcelona la próxima temporada. Lo solventó de manera evidente Ernesto Valverde en la sala de prensa del Camp Nou tras la goleada al Villarreal y lo confirmó a ESPN una fuente del propio club, rechazando todas las especulaciones que durante las últimas semanas invitaron a pensar en una cesión del joven delantero francés.

“Es que yo no sé de donde salió todo eso de Dembélé”, cortó el entrenador azulgrana refiriéndose a los rumores de su salida. “Se relaciona con el gol, da asistencias, tiene una gran técnica con las dos piernas, chispa, desborde y velocidad… Tiene mucho talento”, destacó Valverde, quien se confesó “maravillado” con su último gol. “Fue precioso. Ha jugado un gran partido y el gol ha sido fantástico”, explicó.

 

La rebelión, reivindicación, del joven futbolista francés, el fichaje más caro de la historia del Barça hasta la llegada de Coutinho en el mercado de invierno, provocó un alivio en todas las esferas. A pesar de ser este encuentro frente al Villarreal un partido sin presión, su excelente aportación apagó la rumorología existente a su alrededor.

“Hay muchas expectativas con él. Es joven y la primera temporada en un equipo como el Barça no suele ser fácil, pero se confía totalmente en él”, señaló una voz autorizada del club, rechazando absolutamente que pudiera estudiarse una cesión. “En ningún sitio crecerá como aquí” sentenció.

El curso de Dembélé en Barcelona no ha sido fácil. Perjudicado por la lesión que sufrió en Getafe, allá por el mes de septiembre y que le mantuvo inactivo durante cuatro meses, el exterior francés padeció en enero una recaída que le apartó otra vez del plano y que ha motivado que hasta el momento solamente haya tomado parte en 21 de los 55 partidos oficiales del equipo azulgrana, completando solamente dos de los 12 que fue titular y anotando tres goles, unas cifras muy alejadas de lo que cabría esperar de un jugador por quien se hizo una inversión histórica.

“Los que le conocemos sabemos lo que puede hacer Ousmane. Hoy ha hecho cosas muy interesantes con y sin la pelota. A estas alturas de la temporada, es importante que haya hecho un gran partido”, terció en el Camp Nou Guillermo Amor, responsable de Relaciones institucionales del Barça y que ni quiso valorar una posible salida.

La llegada, anunciada, de Griezmann, la más que posible futura de Arthur y la búsqueda de algún mediocampista para apoyar el eje fundamental del juego azulgrana provocarán la próxima temporada una sobrepoblación de futbolistas con perfil atacante y significarán un nuevo y difícil reto para Dembélé… Pero, hoy por hoy, en el Camp Nou la sentencia está clara: el joven crack francés seguirá en la plantilla del Barça.