1. TODOS QUIEREN a Manny Machado, o casi todos. Tiene más pretendientes que un galán de telenovela. Y no exagero. Yankees de Nueva York, Cachorros de Chicago y ahora, por si fuera poco, los Bravos de Atlanta. Sí, esos chicos que llegaron a la temporada sin planes de ningún tipo y que de la noche a la mañana se han vuelto competitivos. Un artículo de opinión, del diario The Atlanta Journal Constitution, asegura que “el cambio beneficiaría tanto a Bravos como a Orioles”. Actualmente, Atlanta tiene la mejor granja de todas las Grandes Ligas por lo cual, a través de un cambio, los Orioles podrían obtener varios jóvenes talentosos para comenzar a mirar hacia el futuro. A simple vista, todo a pedir de boca. Los dólares del pelotero de 25 años están asegurados, pero… ¿y su posición? Manny exigiría jugar en el campo corto, su ansiado sitio, sin embargo, lo tiene algo difícil. Dansby Swanson es ‘dueño’ de todo lo que pase por allí. En fin, opciones de sobra tiene el ‘Ministro de la Defensa’. Esperemos sepa elegir y que este sea un buen año en cualquier sitio, claro, sin pensar en Baltimore.

2. ODIO LAS COMPARACIONES, pero evitarlas cuando se habla de béisbol, es cosa de locos. ¿Sabía usted que existe un jardinero en Grandes Ligas con mejores números que Mike Trout desde 2016 y apenas ha sido reconocido? En un pequeño análisis estadístico, Mile High Sports revela que Charlie Blackmon es líder en varios departamentos ofensivos, entre los patrulleros centrales de las Mayores. Blackmon encabeza el promedio de bateo con 325, carreras anotadas (275), jonrones (77), carreras producidas (206) y bases totales con 774. Desde esa fecha, Trout batea para 319, con 237 carreras anotadas, 71 jonrones, 190 carreras producidas y 622 bases totales. En todos los apartados, segundo detrás del zurdo. ¿Existe alguna razón para obviar sus números ? ¡No! El ya gastado tema justificativo de que el Coors Field es un paraíso para batear, resulta indignante. ¿Acaso la mayoría de de sus compañeros tienen números similares a los de Blackmon, por el solo hecho de jugar allí? La respuesta sobra. Si tratáramos de compensar el asunto con algún que otro premio, un MVP estaría en la mesa como tarea pendiente; no para el jardinero, acostumbrado a hacer bien su trabajo, sino para aquellos que deciden en una boleta. Todos los caminos conducen a Anaheim, lástima que no a Colorado.

3. HACE APENAS UNA SEMANA comentábamos, en esta columna, sobre la posibilidad de que el béisbol de Grandes Ligas llegara al estado de Oregón. Parece que el ‘Portland Diamond Project’ se ha tomado muy en serio el asunto y ya gestiona posibles terrenos dónde se construiría el estadio de la franquicia. OregonLive.com asegura que “la firma arquitectónica TVA Architects, tiene listas las maquetas y los diseños del parque de pelota”. Lo que no se esclarece todavía es el costo de construcción y capacidad de la instalación deportiva. Hay muchas ganas de bolas, strikes y jonrones en Portland, eso es indudable. Ojalá que el sueño se haga una realidad, muy pronto ¡Enhorabuena!

 

4. NO SIEMPRE lo más costoso es lo mejor. En ocasiones te puede sorprender un producto que compras a un precio moderado y te rinde de maravillas. Eso ha sucedido -u algo por el estilo- con varios peloteros de posición, no lanzadores, firmados por un año, que han estado a tope para su franquicia. Repasemos tres de ellos. Adrián González, con los Mets. El equipo de Nueva York le está pagando el salario mínimo (545 mil dólares) y aunque su números de 247 con 5 jonrones y 20 impulsadas, no son de otro planeta, si pueden considerarse aceptables para el veterano. Caso aparte es el tercera base de los Reales, Mike Moustakas, quien buscaba un gran contrato pero no lo encontró. Con Kansas City y 6.5 millones por una sola temporada, el jugador de 29 años promedia 292, con 10 jonrones y 28 impulsadas. Se puede considerar una gran firma. MLB Trade Rumors menciona en su espacio digital a Jonathan Lucroy, quien batea 289, por encima de todos los receptores en la Gran Carpa. La lista de seis la completan Nick Hundley (Gigantes), René Rivera (Angelinos) y Curtis Granderson (Azulejos). Por ahora ellos se ganan su puesto en el lineup. ¿Una nueva oportunidad en 2019? Ya eso es harina de otro costal.

 

5. ESCASEAN LOS ZURDOS EN FILADELFIA o al menos, no hacen falta en la franquicia. Eso es lo que entiendo-para no buscar otras explicaciones- luego del último movimiento que ha dejado al equipo con trece lanzadores derechos. Los Phillies enviaron a la filial de Triple AAA, Lehigh Valley, a su único serpentinero de esa mano, el relevista Zac Curtis. Para sustituirlo, convocaron al derecho Jake Thompson. Curioso dato estadístico de Al Bat, revela que “la franquicia no ha contado con un pitcher abridor zurdo, desde que Adam Morgan trabajara el pasado 28 de septiembre de 2016. Morgan, por el momento un relevista, se encuentra en la lista de lesionados de 10 días, debido a molestias en la espalda”. Este viernes y hasta el domingo, los Mets jugarán en el Citizens Bank Park. ¿Conocerán del tema? Quizá leen estas líneas y se animan con una alineación que involcure a varios de los siguientes nombres: Brandon Nimmo, Michael Conforto, Asdrúbal Cabrera, Jay Bruce, Adrián González y compañía… Por supuesto, todo esto basándose en el más que controvertido tema de la ventaja ofensiva de bateadores zurdos, sobre lanzadores derechos.

 

6. ES SOLO UNA REALIDAD ACEPTADA: Pedro Martínez, mientras era empleado de los Medias Rojas, tuvo una gran influencia en convertir a Luis Severino en lo que es hoy: el as de los Yankees. Genial Pedro, dirían muchos, pero en Boston, no lo celebran de igual forma. Un trabajo publicado en weei.com ha revelado que ‘Martínez estaba cobrando los cheques de los Medias Rojas como asistente especial de Dave Dombrowski, cuando se dedicó a profundizar en la mecánica del pitcheo de Severino, antes de la apertura de 2017’. El abridor de los Yankees venía de una mala temporada de 2016, en la que terminó con tres victorias y ocho fracasos y una efectividad de 5.83. ¿El pasado año? Severino se convirtió en uno de los mejores lanzadores de la Liga Americana, una metamorfosis que atribuye, al menos parcialmente, a su trabajo con la ya retirada estrella de los Red Sox. Si para el miembro del Salón de la Fama constituye un ‘deber con la sociedad el aportar su conocimiento y experiencia’, para los bostonianos también queda claro, pero mientras ocurra lejos del Bronx. Al menos, a esta fecha, la historia de Severino contra ‘los patirrojos’ no es nada favorable. Dos victorias con cinco fracasos y un promedio de carreras limpias de 4.61, pudieran ser números que tranquilicen, por ahora, a los súper exigentes fanáticos de Fenway Park. Pero… solo por ahora.

 

7. CONOCE EL AYER: (4 al 10 de mayo) El 7 de mayo de 1970, el primera base de Dodgers de Los Ángeles, Wes Parker, se convirtió en el primer pelotero de Dodgers en completar el ciclo tras conectar un triple en la 10ma entrada, ideal para vencer a los Mets de Nueva York, 7x 4, en el Shea Stadium. Esa misma fecha, pero de 1999, Larry Walker, con un jonrón en la primera entrada de un partido, permitió que los Colorado Rockies alcanzaran las 14 entradas consecutivas anotando al menos una carrera, hazaña que les permitió igualar el récord de la Liga Nacional. La marca fue establecida por los Piratas de Pittsburgh de 1894 y emulada por los New York Giants de 1949. El récord vigente de Grandes Ligas es de 17 episodios, firmado por los Medias Rojas, en 1903. Décadas más tarde, el 10 de mayo de 1970, Hoyt Wilhelm, de los Bravos, se convirtió en el primer lanzador de Grandes Ligas con actuación en 1000 partidos oficiales. Atlanta cedería aquel día 6-5 ante los Cardenales de San Luis. Por último, un 11 de mayo, pero de 2003, Rafael Palmeiro, con los Rangers de Texas, se unió al club de los 500 jonrones. Palmeiro fue el pelotero número 19 en la historia de MLB en completar ese hito.

8. UNA PROPUESTA para cambiar el modelo de votación del Juego de las Estrellas fue rechazada por la MLB Players Association, según ha difundido el New York Post. Hoy los fanáticos votan por los jugadores de posición titulares, tanto en la Liga Americana como en la Nacional, a través de un simple proceso en línea. La novedosa idea, que terminó en eso, en idea, “era dividirla en dos rondas usando las redes sociales: primero sumando todos los totales de votos hasta una fecha de corte acordada (tal vez a mediados y cierre de junio), momento en el que todos- menos los tres primeros- los candidatos en cada posición se eliminarían de la boleta electoral, lo que permitiría una elección de segunda vuelta”. Finalmente, el sindicato de jugadores desestimó la oferta de MLB de $ 1.1 millones en incentivos, para repartir entre los jugadores que terminarían en los tres primeros lugares, más los participantes del Home Run Derby y los miembros de la liga ganadora en el clásico de mediados de verano. Así que este año tendremos el mismo formato para reconocer a los All Star. De algo, todos podemos estar convencidos, esto es y será una fiesta, en la que siempre faltará o sobrará un invitado .

9. HAY QUE MENCIONAR EL NOMBRE de Shohei Ohtani, es necesario, la joven promesa nipona lo merece. Este jueves conectó su 5to jonrón de la temporada, para colaborar en la séptima victoria, en sus últimos nueve desafíos, del equipo de Los Angeles. El chico de 23 años batea para astronómico 354, con 16 carreras impulsadas, 400 en el porcentaje de embasado y 677 de slugging. Es casi seguro que pase por una mala racha, sucede, pero su proyección para 162 partidos muestra números sencillamente impresionantes. Imaginen un año de debutante con 189 imparables, 36 cuadrangulares y 126 carreras remolcadas. Desde la lomita tampoco ha hecho quedar mal. Cuatro de sus cinco aperturas han tenido decisión, tres de ellas victorias. En 26.1 entradas ha permitido 12 carreras limpias, para un 4.10 de promedio. Finalmente ha propinado 32 ponches y concedido 11 bases por bolas. El novato se ha ganado el cariño del público y es motivación para una franquicia que hoy es líder de su división, junto a los vigentes campeones de la Serie Mundial, los Astros de Houston. Y ya es todo por hoy, nos vemos la próxima semana.

El japonés conectó su cuarto cuadrangular de la temporada en el segundo episodio en el encuentro en el que los Yankees visitaron a los Angelinos.