Opinión; Despaigne: 100 jonrones en Japón, ¿llegará a 500?

 

 

 

 

 

 

 

El pelotero cubano con mayor ascendencia hoy en el béisbol profesional de Japón, Alfredo Despaigne (AD54, como gustan sintetizar algunos), despachó su onceno cuadrangular de la temporada este 25 de mayo y con ello arribó a 100 desde que llegara en el 2014 a esta fortísima liga, considerada por los especialistas como la segunda de más calidad y valor metálico del mundo.

Con poder supremo en las muñecas, el granmense impresiona a sus seguidores nipones y festeja sus vuelacercas con una reverencia que se ha hecho habitual y esperada: se quita el casco y lo hace chocar con el borde del spike de su pierna derecha estirada. Pero hasta ahí todo sería descripción, felicidad y euforia.

El debate y la expectativa, a partir de lo que viene y continuará haciendo AD54, se abren hacia dos temas fundamentales: ¿Podrá llegar a 500 jonrones en su carrera deportiva y ser el primer cubano en acariciar esa barrera? ¿Es justo al sumarle lo hecho por él en nuestras Series Nacionales para definirlo como el mayor jonronero del béisbol cubano en todos los tiempos, en caso de dejar atrás en el futuro los 487 de Orestes Kindelán, líder indiscutibles en nuestras campañas?

Vayamos por paso. En estos momentos, al compilar 14 temporadas cubanas tiene 240 esféricas despachadas fuera de los parques, incluido el récord para una Serie con 36 en el 2012. En dos pequeñas incursiones por la Liga Mexicana, específicamente con los Piratas de Campeche, el antillano dio la vuelta completa con sus batazos 13 veces; mientras que desde su arribo a tierra nipona en 2014 la secuencia de jonrones fue creciendo hasta la centena el pasado viernes, con el liderato en la Liga del Pacífico el pasado año al pegar 35 bambinazos.

Al total actual de 353 jonrones de AD54, hay que destacar la frecuencia de un cuatroesquinazo cada 4,01 partidos y cada 14,60 veces al bate. Su contrato con los Halcones de Softbank debe concluir en el 2019 y es muy probable que para entonces haya pegado, como mínimo, 50 conexiones más de grandes dimensiones, lo que fácilmente le haría sobrepasar la barrera de los 400.

Para batir la mítica cifra de 500 necesitaría jugar unas tres temporadas más (sea en Cuba o Japón, o en ambas como ha venido haciendo) y mantener los indicadores expuestos, algo bien difícil, pero no imposible para el jardinero de 97 kilogramos de peso, quien aún no ha decidido su futuro después de los Juegos Olímpicos de Tokío 2020. Quizás la motivación de romper esta marca influya en que lo sigamos viendo en un terreno de pelota hasta los 35 años, pero de cualquier manera es un empeño altísimo y nadie se atreve a darlo por seguro.

La segunda interrogante es más polémica, pues si bien Kindelán disparó sus 487 jonrones frente a nuestros lanzadores, al igual que Lázaro Junco (405) y Omar Linares (404), únicos que lograron pasar esa barrera, AD54 está llegando a esa cifra a partir de jugar en tres países y ligas diferentes: Cuba, México y Japón, en las que lejos de disminuir la calidad, aumenta el rigor del pitcheo, sobre todo el asiático.

Para ser más realistas, en lo adelante deberíamos comenzar a hablar del ranking de jonroneros cubanos, al tiempo que conservamos como dato histórico y puro lo hecho por ellos en la Serie Nacional. Ese ranking incluiría todo lo hecho por los peloteros cubanos, siempre y cuando hayan participado en nuestro pasatiempo como base inicial por 10 años.

Si acertamos lo anterior, a Linares, por ejemplo, correspondería aumentarle los 11 cuadrangulares dados con el uniforme de los Dragones de Chunichi en su paso por la Liga Profesional Japonesa (2002-2004), y así con todos los jugadores que en los últimos años han pasado o están en la Major League Baseball (MLB) o ligas profesionales del Caribe.

De cualquier manera, al asumir esta metodología, el Tambor Mayor santiaguero sería todavía el rey, en tanto AD54 pudiera ser muy pronto el segundo nombre en esa lista, con pretensiones de ser el puntero para el 2021 o 2022 a más tardar si la tendencia continúa al ritmo del último lustro.

Aunque este análisis lo hemos dedicado al apartado de los vuelacercas, pronto pudiéramos extenderlo a las carreras impulsadas, en el que AD54 también va pegándose a los dueños históricos de nuestras Series Nacionales y pudiéramos analizarlos con otro ranking idéntico.

Si bien los japoneses disfrutan más que nosotros del desempeño actual de Despaigne, su liderazgo en los bicampeones nacionales de Granma en las dos últimas temporadas resalta por encima de cualquier premio monetario que se gana a partir de su talento y esa fuerza descomunal para marcar “los goles” del béisbol.

AD54 sigue siendo noticia y los cubanos nos sentimos orgullosos de que todavía responda por Facebook ante la idea de este trabajo: “no saco cuentas, se las dejo a ustedes, los periodistas. Pero después me mandas el link del trabajo para ver si puedo alcanzar a Kindelán, el mejor de todos los tiempos, eso sí pónlo…”.

Tomado de: Cubadebate

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. A ver y los HR en los eventos internacionales no cuentan,pq debe tener unos cuantos como se pudiera saber la cifra en total q tiene
    Sludos

    1. el autor de este articulo no tuvo en cuenta los HRs en eventos internacionales. si fuese asi pues kindelan tuviera cerca de 600 porq pegó 101 en eventos foraneos y Linares tambien pegó un monton, casi 100, por lo q pasaria facil de 500 tambien. el despa tiene mas de 30 en su haber internacionalmente.

      en cuanto a la lista de jonroneros yoel garcia solo menciona a 6 y como le puse en cubadebate, debió tener en cuenta a Cespedes (177 SN+162 MLB=339), Abreu (184 SN+133 MLB= 317) y Yulieski (282 SN+11 NPB+22 MLB=315). tanto yoenis como pito, si la salud los acompaña pueden arribar a los 400 de por vida y para cerrar el top ten de jonroneros cubano yo sumaría al gran Tany Pérez, unico jugador (no ligas negras) en el salon de la fama de cooperstown y q pego 379 vuelacercas en su carrera de GL. quedan fuera por culpa del dopaje, pero con marcas extraordinarias Rafael Palmeiro (569) y José Canseco (462).

    • Carlos Mario on 28 mayo, 2018 at 11:39 am
    • Responder

    Indiscutible la calidad de Despaigne, sin dudas uno de nuestros mejores sluger de todos los tiempos. PERO….. Sí, siempre hay un pero, como decimos algunos hay comparaciones que no valen. Kindelán bateó con aluminio al igual que el Niño y Junco pero con pelotas de trapo. estos tres entre muchísimode nuestros peloteros se enfrentaron a lanzadores de INDISCUTIBLE CALIDAD que por suerte o desgracia no pudieron jugar en otras ligas, al menos no en sus mejores momentos. Rogelio, Tati Valdés, Ajete, Arocha, El Duque, Valle, Arrojo, Julio Romero, etc, etc y HASTA ETCETERAS FUERON Y EN “MI OPINION” LANZADORES DE GRANDES LIGAS. El Tambor Mayor dio 30 bambinazos en una selectiva, o sea que estaba aún más concentrada la calidad del pitcheo. SE IMAGINAN A CUALQUIERA DE LOS 3 JUGADORES QUE MENCIONO O A CHEITO, MUÑOZ, CASANOVA Y HASTA ETCETERAS JUGANDO FRENTE AL PITCHEO CUBANO DEL 2010 EN ADELANTE EN SUS BUENOS TIEMPOS. Ha habido hasta suerte de que muchos de estos jugadores se hayan marchado o que estando aquí no se encontraran lo suficientemente motivados para jugar a full porque de otra manera ya el record de jonrones en SN andaría por 50. hay comparaciones que no quedan para nada bien. Porque incluso si a Cheíto no lo hubiesen sancionado estoy seguro de que los 400 jr le quedaban corticos. Y para que nadie hable más del aluminio el record para un novato fue de 15 de Cheíto con madera y lo rompió Kendris con madera.

    • alex on 28 mayo, 2018 at 11:44 am
    • Responder

    soy granmensey esta buenisimo este articulo.pero seria bueno y justo creo yo sumar tambien los de yoan carlos pedroso el primera base tunero

  2. No se a LInares no lo vi jugar y no se el dato pero Despaigne debe tener + de 30 facil,por arribita creo q 11 el universitario de 2010,7 en Clasicos,en serie del caribe 4 o 5 no recuerdo bien,en los JCCaribe unos cuantos me parece q debe llegar a 50,lastima q el dato oficial no lo tenemos saludos

    • Chikungunya on 28 mayo, 2018 at 3:46 pm
    • Responder

    Hoy en día es tan difícil hacer comparaciones en nuestra pelota, los cambios de estructura primero, después la perdida de calidad de nuestra serie. Despaigne tiene calidad para llegar, luego juzgaremos. Kindelán y los grandes que lo acompañaron también hubiesen hecho lo mismo de haber tenido estas oportunidades pues talento y calidad le sobraban. Considero en lo particular a “Cheíto” como el máximo jonronero de nuestro béisbol, la frecuencia que traía antes de ser sancionado y después de 11 series era mejor que la de Muñoz y Romelio, KIndelán y Linares, fácil hubiese dado 500 cuadrangulares. Kindelán no llegó por que no quiso, se desmotivó por completo y por ello se retiró. Que hubiese pasado con Romelio que en apenas 15 series despachó 370 pelotas, casi las mismas que Muñoz en 24 series, ese era otro candidato a llegar a los 500, hoy en día su frecuencia de cuadrangular por vez al bate es la mejor de Cuba. Otro caso, L.G. Casanova, bajó mucho su nivel en sus ultimas temporadas, se desmotivó por completo, aún así llegó a los 312.

Deja un comentario

Your email address will not be published.