Una petición en línea, urgiendo a la UEFA y la FIFA para imponer un castigo a Sergio Ramos, jugador del Real Madrid, por la lesión sufrida por Mohamed Salah, del Liverpool, alcanzó 400,000 firmas.

El incidente durante la primera mitad de la final de la Champions League, el sábado, no fue sancionado por el oficial del juego, pero causó que Salah dejara el partido. El Madrid ganó el juego por 3-1, en Kiev, con lo que ganó su título número 13 en la Champions League.

La petición en change.org, iniciada por el usuario Mohamed Abdel-Hakeem, acusa a Ramos de “lastimar intencionalmente a Salah” y alcanzó las 400,000 firmas apenas dos días después de ser lanzada.

“Sergio Ramos mantuvo intencionalmente el brazo de Mohamed Salah bajo su axila, causando la dislocación del hombro”, lee la petición. “No sólo se perdió el resto del juego, también la Copa del Mundo 2018”.

“Además, se mantuvo actuando que los jugadores del Liverpool le cometían faltas falsas, lo que provocó que el árbitro le mostrara a Sadio Mane una tarjeta amarilla que no merecía.

“Sergio Ramos representa un ejemplo horrible para las futuras generaciones de jugadores de futbol. En lugar de ganar juegos de forma justa, él usa trucos para desafiar el espíritu del futbol y el juego limpio.

“La UEFA y la FIFA debería tomar medidas contra Ramos y jugadores similares, usando las grabaciones en video de los juegos para mantener el espíritu del juego”.

Aunque la petición no es vinculante para los órganos rectores del futbol, es un símbolo del enojo de los fanáticos por el incidente, particularmente en Egipto, cuya selección nacional fue liderada por Salah a su primera Copa del Mundo desde 1990. Salah escribió el domingo que espera estar en forma para el torneo, tratando de disipar miedos en su país.

Un prominente abogado egipcio dice que ha ido más lejos presentando una demanda contra la FIFA que “podría exceder el billón de euros, por el daño físico y psicológico que Ramos le causó a Salah y a la gente de Egipto”, reportó Goal.

“Ramos lesionó intencionalmente a Mo Salah y debería ser castigado por sus acciones”, dijo Bassem Wahba en la estación de televisión Sada El-Balad, de acuerdo con Goal.

Cualquier acción de la FIFA que afecte la disponibilidad de Ramos para jugar con España en el próximo verano después sería un incidente sin precedentes, aunque la UEFA podría examinar si la jugada merece un castigo, más adelante, para los próximos juegos de la competencia europea.

El defensa del Manchester United, Eric Bailly, fue suspendido para la Súper Copa de la UEFA el verano pasado después de que la UEFA en julio le diera una sanción europea de tres partidos tras sus acciones en el partido de vuelta de la semifinal de la Europa League en mayo.

En 2014, Xabi Alonso, del Real Madrid, fue suspendido de la Súper Copa de la UEFA por unirse a las celebraciones después del final de la Champions League, por lo que fue suspendido.