GLORIAS CENTROCARIBEÑAS; De los gimnastas y sus aportes…

7/06/18
5:30 pm

 

La modalidad artística ha aportado a Cuba 133 títulos en Juegos Centroamericanos y del Caribe.


Por: Eyleen Ríos López (eyleenrios@inder.cu)


Foto: JIT Colaborador

 

 

 

 

 

 

 

La Habana.- AHORA que la gimnasia artística cubana vuelve a los principales escenarios del mundo y es uno de los deportes llamados a aportar a la causa en Barranquilla, vale la pena repasar algo de la historia de la Isla en Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Manrique Larduet, Randy Lerú, Yesenia Ferrera y Marcia Videaux son los líderes de la nueva generación, y aunque ya tuvieron un primer acercamiento con estas citas en Veracruz hace cuatro años, “pesa” sobre ellos el reto de emular con una larga lista de anteriores triunfos.

Mucho antes de que el deporte en la Isla estuviera organizado, tras el triunfo revolucionario de 1959, los cubanos ya conseguían brillar a este nivel, con hombres como Ángel Aguiar, Fernando Lecuona y Francisco Cascante, entre otros.

Pero es luego de Panamá 1970 que los éxitos tomaron mayor dimensión, al punto de que son cubanos los ocupantes de los cuatro primeros puestos en la tabla de medallas de las citas centrocaribeñas, sin excepciones en uno y otro sexo.

Entre hombres Aguiar (20) Erick López (17), Casimiro Suárez (16) y Roberto León Richards (14) se encargaron de traer a la mayor de las Antillas un total de 67 metales, mientras que Orisel Martínez (13), Elsa Lidia Chivás (13), Annia Portuondo (12) y Miriam Villacián (11) ponían altas cifras a la cuota femenina.

Por regla general, la mayoría de ellos cumplió tres ciclos en justas de la región, y contrario a lo que pudiera pensarse, no son ni Aguiar ni Erick los máximos ganadores de oro.

Esa distinción corresponde entre los varones a Casimiro, quien estuvo en cuatro citas y sumó 10 cetros, incluidos par de reinados como máximo acumulador individual y tres en la lid por equipos.

Casimiro fue el más completo en La Habana 1982 y Santiago de los Caballeros 1986, momentos en que compartió cetro en el colectivo, además del de México 1990.

A su cosecha se unieron oros individuales en manos libres (2), barra fija (1) y caballo de salto (2).

Por las muchachas el honor de más coronas conquistadas se lo agencia la Portuondo, con 11 y apenas un bronce. En México 1990 y Ponce 1993 ella fue ganadora del all around individual y por equipos, pero también “arrasó” con los cetros de viga, manos libres y caballo de salto.

Solo las barras asimétricas, en la cita de 1990, escaparon a su increíble palmarés dorado, pues entonces se colgó el metal bronceado.

Mención especial merece Erick, el máximo ganador en Juegos Panamericanos, y que perdió una oportunidad a nivel regional cuando por problemas de seguridad la delegación cubana no asistió a la justa de San Salvador 2002.

Él era el claro favorito entonces, tanto que un año después reinó de modo indiscutible en los Panamericanos de Santo Domingo. Pero incluso, sin la cita del 2002, el estelar habanero acumuló nueve oros, cuatro platas e igual cantidad de bronces.

Fue suyo el reinado individual de Maracaibo 1998 y estuvo en los del por equipos en México 1990, Ponce 1993 y la propia ciudad venezolana.

En total, la gimnasia artística cubana ha aportado 133 títulos en Juegos Centroamericanos y del Caribe, muy distante de México, que es el segundo de esa estadística con apenas 37 en su cuenta.

Toca ahora a la nueva generación elevar esa cifra en un contexto que se vislumbra complicado, pero existe el talento y el nivel para logarlo.

 

Tomado de: JIT

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.