BARCELONA — Lionel Messi, en unas declaraciones a Mundo Deportivo, se mantuvo, en la medida de lo posible, al margen del fichaje de Antoine Griezmann por el Barcelona pero reconoció que el futbolista del Atlético de Madrid “es un jugadorazo”.

El astro azulgrana dio por hecho que la anunciada, aún sin confirmar, llegada del jugador francés al Camp Nou sería una excelente noticia para el Barça. “Siempre lo dije: con los buenos jugadores es fácil entenderte y Griezmann es uno de los grandes, que está pasando por un momento excepcional”, destacó.

Esta operación motivaría que la plantilla del Barcelona tuviera un excedente de estrellas en su juego ofensivo, algo que, contrariamente a lo que avisan desde algunos foros cercanos al Camp Nou, no preocupa, sino todo lo contrario, a Messi, quien es favorable a la coincidencia de estrellas en la plantilla para que Valverde deba después elegir. “Todo eso ya dependerá del técnico, pero, obviamente, cuanta más calidad tengamos mejor”, solventó el argentino.

“Queremos ser el mejor equipo del mundo y para eso queremos tener a los mejores… Luego ya es un problema del míster, ya verá él como lo acomoda todo”, sintetizó el capitán del Barça, resumiendo, otra vez, que Griezmann “es un jugadorazo y nos entenderíamos bien”.

RESPETO A ZIDANE
Messi se refirió a la dimisión de Zidane como entrenador del Real Madrid, reconociendo que le tomó por sorpresa. “Me sorprendió mucho porque nadie lo esperaba”, convino el ‘10’, destacando, eso sí, que el entrenador galo “tendrá sus razones” para haber tomado esa decisión y dejando claro que “nadie le puede decir nada”.

“No sé qué habrá pasado, pero es bueno irse de la manera en que se fue, después del tiempo que estuvo ahí (en el Real Madrid) se marchó ganándolo prácticamente todo”, resumió Leo, quien no pudo evitar responder sobre Cristiano Ronaldo y su polémica actual… Manteniéndose en un respetuoso plano.

“No sé qué le habrá pasado por la cabeza para comentarlo en este momento (su posible salida del club merengue); seguramente tendrá sus motivos”, señaló el argentino insistiendo que Cristiano “debe tener sus motivos. Son decisiones personales de las que no puedo opinar porque no sé qué piensa”.