NBA; Dinastía Warriors: Golden State prueba que es imparable en la conquista del título. Kevin Durant es MVP de las Finales de la NBA por segundo año al hilo. Y MUCHO +

9/06/18
12:12 PM

 

 

CLEVELAND — Antes de los Hamptons, los años luz, y de que los pensadores de basquetbol jurásico admitieran que un equipo pequeño podía ganar un campeonato de la NBA con saltos y tiros, habilidad y defensa, nadie hablaba de los Golden State Warriors como equipo con múltiples miembros del Salón de la Fama, y mucho menos uno.

Los Warriors están celebrando su tercer título, después de vencer el viernes por la noche a los Cavaliers por 108-85, con un tercer cuarto con el sello de la casa que sepultó a su oponente. Para la dinastía de los Warriors, y ahora es una dinastía, la barrida es otro logro. Pero es fácil olvidar que, hace cuatro años, eran un equipo que no pudo sobrevivir a una serie de primera ronda contra los Clippers de Los Ángeles.

Stephen Curry era un incipiente All-Star, un tirador novel que podía deleitar con un estallido de 54 puntos, pero nadie que te llevara muy lejos en los playoffs. Klay Thompson era un potencial canje por Kevin Love, quien era bueno también porque quién quiere pagarle a un guardia tirador que es indiferente a la defensiva y con un juego limitado para driblar en un contrato máximo.

En verano de 2014, el cerebro de operaciones de los Warriors confió en sentarse con el gerente general Bob Myers para realizar un boceto de cómo debería lucir la rotación del equipo para la próxima temporada. Al lado de cada jugador en el pizarrón blanco estaba escrito, con tinta fácil de borrar, un número de minutos designados. Al lado de Draymond Green, había un “12”.

El tiempo corrió de prisa en la NBA, e incluso antes de la llegada de Kevin Durant, los Warriors se transformaron a sí mismos en una colección de piezas imperfectas en el Ballet Bolshoi del basquetbol, una exhibición de exclamaciones que ganó el campeonato en 2015, seguida por una temporada con marca de 73-9. Para la mejor parte de las dos semanas pasadas, LeBron James ha resaltado esos logros repetidamente para todo el mundo y después ha recordado que los Warriors, son un equipo que, dice, cuenta con cuatro Hall of Famers y que es el equivalente en el basquetbol a los New England Patriots en la NFL, añadiendo a un grande de todos los tiempos, con Durant.

Las sugerencias de LeBron son claras: Los Warriors son simplemente mejores que cualquier otro, quizá los mejores en la historia, y el jugador más trascendente vio esta disparidad manifestarse por sí misma, otra vez, en el Juego 4. Los Warriors dictaron los términos de cada posesión, un privilegio que James reclama para sí mismo normalmente. Cuando Curry no estaba desahogando tiros engañosos a distancia, Andre Iguodala hacía que los Cavaliers pagaran por su negligencia. Cuando Green no estaba enviando pases extra, Warriors estaban apretando la defensiva en el tercer cuarto.

La cruel ironía para James es que su golpe de autodeterminación en 2010 es gran responsable del segundo aire de Warriors, que han diezmado a Cavaliers por 8-1 en las Finales desde el improbable regreso de los Cleveland en 2016. La adquisición de Durant hace dos veranos se encontró con algo de la misma indignación que creó la formación de los Tres Grandes en Miami durante el verano de 2010, pero con una gran excepción, James aportó cobertura histórica, ¿fue injusto para los Warriors y Durant?, probablemente, ¿sin precedentes?, ciertamente, no.

Históricamente, los equipos de élite pueden tomar una o dos rutas hacia la grandeza. La primera es por el camino de la gracia, un sistema con buena ingeniería que maximiza las fortalezas y atenúa las debilidades de cada jugador. Los Spurs de San Antonio imprimieron su marca en 2013 y 2014, y lo que los Warriors designaron en 2015 y 2016 fue una pieza de belleza. Replicaron a los Spurs de Mike D’Antoni, a los Chicago Bulls de Steve Kerr que jugaron en los años 90, e incluso a Jerry Sloan. El movimiento del balón, el movimiento del jugador, el swing del balón, de fuerte a débil, y a la inversa otra vez. Para Golden State no fue sólo una receta para ganar, era una medida de gran orgullo, una ofensiva en la que todo el mundo participó y prosperó.

La segunda estrategia es conducir la fuerza bruta a los talentos particulares, los muchachos que pueden realizar un tiro cuando y como quieran. La ciencia de la creación de tiros al más alto nivel, algunas veces, convirtiéndo tiros difíciles y otras veces creando los fáciles. Éste es el ‘sistema’ en el que creció Durant y con el que ganó el trofeo MVP en 2014. Es un sistema que ofende las sensibilidades de Warriors, como sucedió cuando vieron el video de James Harden del Juego 1 contra Houston, agradecidos de aspirar a una marca de balón más orientada al equipo.

Aunque los Warriors ejecutaron su pieza de ballet en la temporada regular y en los playoffs — el Juego 2 fue un recital — ésa es la forma en la que los Warriors operan frecuentemente hoy día, en particular, en ausencia de Curry. Durant ha hecho a los Warrios indomables algunas veces, como se notó a un grado deslumbrante en el Juego 3, pero el matrimonio ha tenido su costo.

Estéticamente, los Warrios han perdido un punto. Su pureza se comprometió y hubo algunas ocasiones en que la confianza común que hizo a Warriors, los hizo flaquear, particularmente en esta temporada. Los Warriors, que se han recargado de alegría, se ven disfrutando un poco menos de lo que lo hicieron en 2017-18. Un equipo que decíamos era invencible, sólo ganó 58 juegos, terminando bien detrás de los Houston Rockets, que estuvieron a menos de 24 minutos de tomar el lugar de Golden State en las Finales.

Los Warriors aún deben apreciar que ese sistema puede fallar en momentos inoportunos, una realidad que se revela a sí misma en los históricos últimos minutos del Juego 7 de las Finales de 2016 de la NBA. Tuvieron un problema y Durant lo ha resuelto ahora.

Con Durant como un suplemento de la máquina ofensiva más devastadora de la NBA, los Warriors han fusionado perfectamente las dos escuelas, creando una rica afluencia de sistema y talento. Pueden ganar a lo grande o con discreción, rápido o lento, con movimiento o en aislamiento, con el disparo o con el pase, con el interruptor perimetral o con defensa interior.

Ése era el plan en 2016, el resultado en 2017, y la confirmación en 2018:

Simplemente, los Warriors tienen todas las respuestas.


Con 3 títulos en 4 años, Warriors ya es de la élite de la NBA

Golden State se impuso (108-85) en el cuarto partido de la Final a los Cleveland Cavaliers, para conseguir su tercer cetro en los últimos cuatro años.

En tan solo cuatro años, los Golden State Warriors se han convertido en un equipo élite de la NBA, de acuerdo con ESPN Stats & Info.

Los Warriors aseguraron su sexto título de la NBA en la historia de la franquicia, empatando a los Chicago Bulls en el tercer lugar de todos los tiempos. Las únicas franquicias con más son los Boston Celtics (17) y Los Ángeles Lakers (16).

Los Warriors se convirtieron en el séptimo equipo de la NBA (4ª franquicia diferente) en ganar al menos 3 títulos en un lapso de 4 temporadas, luego de ser campeones en 2015, 2017 y 2018. Los Lakers lo han hecho en 3 ocasiones distintas, Bulls tuvo dos en lapsos separados con Michael Jordan en la década de 1990, y los Celtics de Bill Russell ganaron 11 títulos en un lapso de 13 años en los años 50 y 60.

Ampliando la lista al beisbol de MLB y el futbol americano de la NFL solo otras cinco franquicias han logrado la hazaña: los New York Yankees, los Oakland Athletics y los Boston Red Sox en MLB y los New England Patriots y los Dallas Cowboys en la NFL.

Los Warriors es la segunda franquicia en la historia de la NBA en ganar tres Finales en un lapso de cuatro años ante un mismo oponente. Los Celtics vencieron a los Lakers en tres finales en un período de cuatro años varias veces en la década de 1960, cuando vencieron a los Lakers seis veces en ocho años entre 1962-69 (todos los años excepto 1964 y 1967).

Esta es la séptima ocasión en que un equipo derrota al mismo oponente en Finales consecutivas de la NBA. Los Bulls tuvieron ”back-to-back” sobre el Utah Jazz en 1997-98, en la única vez que sucedió desde los Celtics-Lakers en la década de 1960.

Stephen Curry es el octavo jugador con tres títulos y múltiples premios de Jugador Más Valioso en temporada regular al unirse a Kareem Abdul-Jabbar, Bill Russell, Michael Jordan, LeBron James, Magic Johnson, Larry Bird y Tim Duncan

Curry es el único jugador en la historia de la NBA con múltiples premios Jugador Más Valioso con cuatro viajes a las Finales y cero nombramientos de JMV en esta instancia.

Curry ha anotado al menos 30 puntos en partidos de Finales de NBA seis veces en su carrera. Desde que el premio de JMV de las Finales de la NBA se otorgó por primera vez en 1969, todos los demás jugadores que tengan al menos seis partidos de 30 puntos en las Finales han ganado un JVM en las Finales.

Kevin Durant se convirtió en el primer jugador en la historia de la NBA en ganar el Jugador Más Valioso en los primeros dos años con su equipo.

Durant es el sexto jugador en ganar premios consecutivos de JMV en las Finales, después de LeBron James, Kobe Bryant, Shaquille O’Neal, Michael Jordan y Hakeem Olajuwon.

Durant se une a LeBron James como los únicos jugadores en ganar múltiples premios de JMV en las Finales para un nuevo equipo, después de ser el JMV en temporada regular previamente con un equipo diferente.


 

Kevin Durant es MVP de las Finales de la NBA por segundo año al hilo

CLEVELAND — Kevin Durant fue nombrado MVP de las Finales 2018 de la NBA, el viernes, después de que Golden State Warriors completara a barrida sobre Cleveland Cavaliers, con una contundente victoria por 108-85.

El alero se agenció el galardón por segundo año consecutivo, mientras los Warriors ganaron su tercer título en cuatro años.

Durant promedió 28.7 puntos, 10.7 rebotes y 7.5 asistencias por juego durante la serie. Aseguró su primer juego de playoffs de triple-doble, con 20 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias, el viernes por la noche, en el Juego 4 de las Finales.

En el Juego 3, el duelo pivote de la serie, Durant explotó con 43 puntos, incluidas tres unidades en los últimos minutos del juego que sellaron la victoria de su equipo para liquidar a Cleveland.

Stephen Curry, quien se encontraba también en la contienda por el galardón, registró 37 puntos y completó siete disparos de tres puntos en el Juego 4. Totalizó 22 triples en la serie.

La NBA le dijo a Rachel Nichols, de ESPN, que Durant se impuso a Curry en la votación final para el MVP, por 7-4.

Durant, LeBron James (2016) y Andre Iguodala (2015) se han llevado este honor en los cuatro años anteriores.


Nuevo contrato de Durant, extensiones, banca y más movimientos de los Warriors

 

Los Golden State Warriors lograron su tercer título en la NBA en cuatro años.

Después del festejo por el título, Golden State todavía enfrenta importantes decisiones en la agencia libre, draft y decisiones de cambios en la temporada baja -incluyendo el nuevo contrato de Kevin Durant, la elegibilidad para Klay Thompson y Draymond Green, una selección clave de primera ronda y la profundidad de la banca-.


La estructura del contrato de Kevin Durant

No es ningún misterio que Durant rechace su contrato antes de la fecha límite del 29 de junio y firme un posible contrato máximo con los Warriors. Después de todo, no hay incentivos como el año pasado cuando Durant cedió $9 millones para que los Warrrios pudieran retener a Shaun Livingston y Andre Iguodala.

Además de las ramificaciones del impuesto de lujo, un contrato máximo de Durant no afecta en cómo los Warriors pueden reconstruir su roster este verano, incluso si él tomó un descuento poco probable.

La pregunta ahora se reduce a la duración de su contrato máximo, que comenzará con un tope salarial de $35.3 millones en la siguiente campaña.

Aquí están las tres opciones diferentes que Durant y los Warriors enfrentarán:

1. El máximo de cuatro años.

Debido a que Durant tiene derechos anticipados, está restringido a un contrato de cuarto año (no de cinco). El desglose del máximo de cuatro años sería:

2- El máximo a corto plazo

Similar al máximo de cuatro años, Durant también tiene la opción de firmar un contrato máximo a corto plazo. Por ejemplo, Durant puede aceptar un acuerdo de tres años con una opción de jugador después de la segunda temporada:

El contrato a corto plazo le permitiría a Durant volver a entrar a la agencia libre en 2020, cuando se prevé que el tope salarial aumente a $112 millones, un aumento de $11 millones de la temporada 2018-2019.

Durant sería elegible para entrar a la agencia libre a los 31 años y firmar por cinco años y un contrato de $228 millones para permanecer con los Warriors o cuatro años y $170 millones con un equipo diferente.

Durant también sería elegible para una cláusula de no cambio en 2020 porque él habría pasado cuatro temporadas con los Warriors y haber jugado en la NBA al menos ocho temporadas. Pero las negociaciones de los Warriors con Stephen Curry el verano pasado mostraron que los dueños del equipo son reacios a poner una cláusula de no intercambio en un contrato.

3. Un contrato de un año

El contrato de un año con una opción del jugador para el segundo año provocaría que Durant perdería $5 millones en salario para 2018-2019 pero le otorga derechos bird para firmar un contrato de cinco años en el verano de 2019.

El único beneficio de firmar este contrato es que se espera que el tope salarial aumente de $101 millones (2018-2019) a $108 millones (2019-2010). Durant podría optar por no participar luego de la temporada 2018-2019 y firmar por cinco años y un contrato de $219 millones. Sería el acuerdo más grande de la historia de la NBA si el delantero Kawhi Leonard, de los San Antonio Spurs, no firma un contrato máximo este verano.

El contrato de un año combinado con cinco temporadas adicionales que comenzaría en 2019-2020 le daría a Durant $249 millones garantizados.


La cuestión de la profundidad

El futuro éxito de Golden State no se definirá solo con Curry y Durant, sino por cómo los Warriors abordarán en la temporada baja la parte trasera de sus roster con recursos limitados.

Con siete agentes libres, incluido Durant, la gerencia de Golden State enfrentará decisiones para retenerlos o entrar en el receso de temporada con solo la excepción mínima y la excepción de nivel medio de impuestos de $5.3 millones disponibles. Golden State tiene su selección de primera ronda en junio a diferencia de la campaña anterior.

Aquí un vistazo a las decisiones que la gerencia enfrentará en la temporada baja:

Kevon Looney

La ex selección de primera ronda le da a los Warriors una idea de los beneficios del draft y el desarrollo. Promedia 20mpj, la marca más alta en su carrera en los playoffs, con la habilidad de jugar en varias posiciones. Desafortunadamente, Looney es un agente libre no restringido porque los Warriors declinaron su opción del cuarto año para 2018-2019 al comienzo de la campaña. El razonamiento fue una combinación de la falta de desarrollo de Looney durante sus primeras dos temporadas y la flexibilidad del roster, por no mencionar los ahorros en impuestos de lujo. Debido a que la opción fue rechazada, Golden State tiene restringido el pago al delantero a solo $2.2 millones, el salario de la opción disminuyó.

Looney, basado en su edad (22), su versatilidad y el éxito en los playoffs esta temporada, debería ver una cifra en el rango de los $3-4 millones, un salario que los Warriors no podrán pagar.

Los veteranos

La gerencia tiene que tomar una decisión con respecto a los veteranos remantes de su equipo en el campeonato 2016-2017: Zaza Pachulia, David West y JaVale McGee. Los Warriors pueden traer de vuelta al grupo con experiencia de campeonato que tiene una edad promedio de 34 años o recurrir a la agencia libre y buscar ser más joven.

Pero el enfoque del movimiento juvenil tiene restricciones. Los Warriors, debido a sus altos sueldos, solo tienen a su disposición el impuesto de nivel medio y la excepción mínima de $5.3 millones. Golden State tiene más flexibilidad cuando se trata de tres a sus propios agentes libres, pero a un costo.

Pachulia, West y Mcgee tienen derechos bird y pueden firmar un nuevo contrato de hasta $8.7 millones (105% del salario promedio del jugador). Sin embargo, los tres jugaron un rol limitado en la postemporada y Golden State podría ser mejor si va en una dirección diferente, incluso a costa de un veterano líder.

La excepción de nivel medio del contribuyente

El único recurso de los equipos que pagan impuestos como los Warriors no pueden perder es la excepción de nivel medio. Al igual que el Oklahoma City Thunder (Patrick Patterson) y los Washington Wizards (Jodie Meeks) recientemente, firmar a un jugador que resulta ineficaz debilitará la banca del equipo y supondrá una pesada carga para los titulares.

En el caso de Nick Young, la firma rentable de los Warriors en julio pasado se convirtió en una oportunidad perdida. A pesar de sus nueve puntos en el Juego 1 contra Houston Rockets, el escolta no ha sido factor en los playoffs y ha forzado a Steve Kerr a tambalear los minutos de su base titular con la reserva Shaun Livingston. Afortunadamente, Young solo firmó un contrato de un año y Golden State tiene una segunda oportunidad este verano cuando use la excepción. La pregunta dependerá de si el gerente general, Bob Myers, tiene luz verde de usar la cantidad total. Firmar a un jugador a la excepción completa le costaría a los Warriors $21 millones en costos adicionales en impuestos de lujo.

Donde Golden State tiene una ventaja en la agencia libre es el potencial de una crisis financiera este verano y la clase de agentes libres dominado por los jugadores de rol (125 de los posibles 150 agentes libres son jugadores rotativos).

Con un espacio en el tope salarial, 20 equipos tendrán el impuesto (como Golden State) o el nivel medio completo para firmar a los agentes libres. Al igual que en la negociación de David West en 2016, Golden State volverá a tener una ventaja, esta vez a expensas de los equipos que gastaron excesivamente los últimos dos veranos.

Patrick McCaw

La ex segunda selección tiene un tipo menor de la excepción de Larry Bird basados en la firma de un contrato de dos años en 2016. Los Warriors, en el momento de la firma, tenían permitido ofrecer solo un contrato de dos porque habían usado espacio en el tope para firmar a Durant. Debido a que McCaw tiene derechos Early Bird, Golden State puede ofrecerle un contrato de hasta $8.7 millones (105% del salario promedio de un jugador).

Después de una fuerte liga de verano y entrar en la rotación la temporada pasada, McCaw tuvo una temporada inconsistente que terminó con una lesión en la espalda a finales de marzo en Sacramento. El jugador de 22 años es ampliamente considerado como el mejor objetivo para los equipos en julio en función de su edad y versatilidad, incluso con la etiqueta de restringido. Espere que los Warriors le ofrezcan a McCaw una oferta calificada de $1.7 millones antes del 30 de junio y jueguen a esperar para ver si obtendrá una oferta.


El draft

Decir que el draft de junio es importante sería una subestimación. A pesar de tener una selección de primera ronda tardía (número 28) y ninguna selección de segunda ronda, los equipos construidos con $100 millones ligados a cuatro jugadores deben tener éxito con su nivel medio de impuestos (ver arriba) y selecciones de draft para tener estabilidad con reservas. La alterativa es depender de jugadores mínimos de un año como los Warriors han hecho las últimas dos temporadas.

Los Warriors han tenido éxito en la compra de selecciones de draft en la segunda ronda y tienen $5.1 millones de dinero disponible si necesitan. En temporada seguidas, Golden State seleccionó en McCaw (número 38 en 2016) y Jordan Bell (número 38 en 2017). Ambas selecciones fueron compradas por $5.9 millones combinados.


La finanzas para mantener el roster intacto

¿Podría un equipo que proyectó tener, como mínimo, $50 millones en costos de impuestos de lujo en 2018-2019 en realidad tener un indulto? Los $90 millones en impuestos de lujo proyectados en 2017-2018 y 2018-2019 son solo la punta del iceberg sobre hacía dónde se dirigen las finanzas de los Warriors.

En virtud de estar en el impuesto las últimas tres temporadas (2015-2016, 2017-2018 y 2018-2019), Golden State ahora se considerará un equipo tributario repetidor para las temporadas 2019-2020 y 2020-2021. Incluso con Golden State listo para estar a un nuevo edificio, el momento no podría ser peor para los Warriors.

Tres de sus cuatro jugadores principales -Kevin Durant (2018), Klay Thompson (2019) y Draymond Green (2020)- serán agentes libres. Durant tendrá un salario de $35 millones este verano, Thompson $32 millones en 2019 y Green $25 millones el año siguiente.

Los Warriors tendrán impuesto de lujo y enfrentarán las mismas restricciones que el roster del 2017 en este julio, incluso si los tres jugadores tienen un descuento.

A continuación se muestra una proyección conservadora de las finanzas de los Warriors en las próximas tres temporadas, incluidas las últimas dos temporadas desde la llegada de Durant:

1. Kevin Durant firmó un contrato de $35 millones y el roster se llenó con su propia selección de primera ronda y excepciones mínimas. No tiene en cuenta el nivel medio de impuestos de $5.3 millones.

2. Klay Thompson firmó un contrato de $32.3 millones y el roster se llenó con su propia primera selección de primera ronda y excepciones mínimas. No tiene en cuenta el nivel medio de impuestos de $5.3 millones.

3. Draymond Green firmó un contrato de $25 millones y el roster se llenó con su propia selección de primera ronda y excepciones mínimas. No tiene en cuenta el nivel medio de impuestos de $5.3 millones. Tanto Andre Iguodala como Shaun Livingston son agentes libres.


Desglose salarial del verano


Restricciones

La restricción de no cambio para el base Stephen Curry se levantará el primer día de la moratoria (6 de julio). Debido a que fue firmado usando un contrato veterano designado (supermax), Curry tuvo una restricción comercial de un año.


Candidatos elegibles para una extensión

No espere que los jugadores estrellas Klay Thompson y Draymond Green tomen un recorte salarial en el futuro. A pesar de ser elegibles para la extensión, Thompson podría tener una extensión por solo $102 millones con un salario inicial de $22.8 millones en el primer año (2019-2020).

La extensión sería de $85 millones menos que el máximo que Thompson podría firmar con los Warriors como agente libre, y $37 millones menos si firma con un equipo diferente como agente libre.

Green podría tener una extensión de $71.7 millones por tres años que iniciaría en 2020-2021.


Las proyecciones del draft

Después de no tener una selección de primera ronda en 2014 y 2017 por la contratación de Andre Iguodala en 2013, los Warriors tienen todas sus futuras selecciones de primera ronda, incluida la selección número 28 en junio.

Así es como Jonathan Givony y Mike Schmitz, de ESPN, tienen la elección de Golden State en el draft del 2018: Número 28 (propio): Grayson Allen | SG | Duke

 

 

Tomado de: ESPN

2 comentarios

    • Ruben Dario en 10 junio, 2018 a las 1:20 am
    • Responder

    Si la temporada que viene no se juntan 3 o mas estrellas en un mismo equipo de la NBA podemos dar la temporada por finalizada desde octubre y darle el titulo a los de Golden State. Los Warriors seguirán mandando hasta que no aparezca otro super equipo que le haga sombra.

  1. sabida esta victoria, habra que esperar a la próxima temporada a ver si Thompson se va porque ya el VIP Durant firmo por mas tiempo tengo entendido, o que como se comenta los Lakers hagan un buen equipo y LeBron y otros vayan a parar ahi

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.