Fotoperiodista mexicano cuenta la historia detrás de ‘La foto del Mundial’

 

19/06/18
9:06 pm

 

Uno de los momentos más emotivos del Mundial de Rusia 2018 ha sido una imagen compartida en redes sociales y en algunos diarios internacionales en la que varios aficionados, entre los que sobresalen algunos colombianos y un mexicano, levantan con sus brazos a un egipcio en silla de ruedas para que pudiera apreciar mejor un espectáculo masivo.

 

 

El responsable de capturar el mágico instante es Enrique Castro Sánchez, fotoperiodista mexicano independiente en Michoacán, quien consiguió la que ha sido llamada “la foto del Mundial” el pasado jueves 14 de junio durante el Fan Fest de Moscú.

Eran casi las 9 de la noche locales, y para su fortuna todavía no oscurecía. El ambiente era de fiesta tras la goleada de la selección anfitriona 5-0 sobre Arabia Saudita.

En la plaza se escuchaba el concierto del popular DJ alemán Paul Van Dyk en la zona de Vorobyovy Gory, donde está instalado el Fan Fest, muy cercano al estadio Luzhniki.

“Somos periodistas mexicanos que venimos a hacer cobertura. Ese día fuimos a cubrir la inauguración fuera del estadio, yo decidí irme al FIFA Fan Fest porque es donde se concentra el mayor número de aficionados que no entran a la cancha”, contó Castro.

“Al momento de la foto, simplemente ya había pasado el partido, estaba tocando el DJ Paul Van Dyk y escuché el llamado de mexicanos y colombianos gritando por apoyo, y entonces entre todos levantaron a esta persona que estaba en una silla de ruedas, para que viera el espectáculo un poco mejor”, dijo Castro.

En la foto se aprecia a dos hinchas cafeteros con una peluca al estilo de Carlos el “Pibe” Valderrama, un tercer colombiano levantado una de la ruedas de la silla con toda su fuerza; junto a ellos un fanático mexicano con el rostro pintado con la bandera tricolor sosteniendo el otro lado, dos hombres más ayudan, y atrás un egipcio con la expresión de misión cumplida.

“Lo que pasó en la foto fue una cuestión de unos minutos, no lo tuvieron mucho tiempo arriba, simplemente dentro de la euforia que estaba generando el concierto y el espectáculo, mexicanos y colombianos que estaban cerca del egipcio en silla de ruedas lo levantaron y le aplaudieron, y le gritaron los típicos gritos mexicanos de ánimo”, explica Castro.

Cuenta el fotógrafo que al bajarlo, la multitud a su alrededor se percató del acto humilde que tuvo ese grupo con el joven egipcio, y entonces el momento se cristalizó en los corazones de los presentes y en el lente oportuno de Castro, quien por poco daba por terminada su labor en los alrededores del estadio de Luzhniki.

 

“Cuando el egipcio toco el piso de nuevo, le aplaudieron; una imagen de hermandad completamente”, recuerda.

Castro, quien es fotoperiodista de tiempo completo en el estado de Michoacán en México, se gana la vida como independiente, donde cotidianamente muestra la realidad de una de la regiones más afectadas por el narcotráfico.

“Lo que veo como fotoperiodista es distinto. Trabajo en Michoacán como independiente, nos dedicamos a cubrir violencia y conflictos sociales dentro y fuera del estado, entonces venir a cubrir otra cosa te llena mucho, porque esta vez estás documentando la hermandad entre pueblos”.

“Es impresionante ver como la gente está unida a pesar de tener formas de vida, gobiernos, y creencias diferentes”, afirma Castro, quien concluye con una reflexión: “Aunque provengan de Continentes diferentes, sabes que el leguaje universal es el futbol”.

 

Tomado de: ESPN

 

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Bonito gesto de hermandad entre los pueblos y de la pasión.. La foto dice mucho y lo que se relata también

    • Marcial Segura Beltran on 20 junio, 2018 at 10:16 am
    • Responder

    Ese es el DEPORTE: el verdadero, el que hermana a todos, el que une, y pone por encima de intereses económicos y políticos, EL AMOR AL PROJIMO…

    • Ruben Dario on 21 junio, 2018 at 5:27 pm
    • Responder

    Estas son las cosas que logra hacer el deporte. La parte hermosa del deporte.
    Saludos a todos

    • DHAE on 22 junio, 2018 at 5:16 pm
    • Responder

    Se me antoja una comparación:
    La silla de rueda es el deporte cubano y el egipcio nuestros atletas. Como ven hay dificultades, pero no se han perdido ni la alegría ni la esperanza en recuperar nuestros grandes resultados de antaño.
    Los trabajadores cargan al deporte y a nuestros muchachones y muchachonas. El pueblo no abandona a sus hijos aunque algunos de éstos estén lejos.
    El DJ Paul Van Dyk es el horizonte, y todo el mundo mira hacia allí a la vez que se sueña con alcanzarlo.
    No se ven burócratas…, nadie habla de imposibles porque es la juventud genéticamente transformadora.
    ¡Fuerza Cuba, sí se puede!
    Un abrazo.

  2. el deporte enamora a muchos y hace grande a cada aficionado con este gesto de amor.

Deja un comentario

Your email address will not be published.