JUEGO DE INFARTO…

23/06/18
4:36 pm

 

Por el miembro del Club: “Leones de la MD”
Duniesky R. Vargas.

 

 

Son tiempos de goles y asistencias, de penaltis y paradas espectaculares, de una Argentina y un Messi que no se entienden, que no se asimilan, de un Cristiano que con su juego espontáneo ha convertido a Portugal en su dominio, en su balón… Son tiempos de plácemes para los aficionados a ese deporte y para los que no lo son tanto, pues el mundo actualmente,  es un balón de fútbol, son tiempos en los que la final del sub-23 del beisbol pasa inadvertida, en que afortunadamente se acabó la Serie ¿Especial? de entrenamiento para Barranquilla,  pero dentro de toda esa efervescencia futbolística, tengo que decir que debidamente justificada, así como;  de decepción con el beisbol de primera categoría, gratifica enormemente ver que contra todo pronóstico la semilla del Beisbol germina y navega en las conciencias de niños de 6, 7 u 8 años…

Es tan hermoso ver al beisbol en su estado más puro, en su máximo sentido de inocencia, de pertenencia, de entrega y pasión, que agradezco haber podido ser testigo de eso mismo el Viernes 22 de Junio del presente año, para mí hoy, para ustedes, la ubicación del día dependerá del momento en que quede publicada esta reseña o en el que sean capaces de leer su contenido…

Miren… Con el perdón de los entendidos, es posible que quizás no sea el momento más idóneo para escribir sobre beisbol, sobre buen beisbol, pero les puedo garantizar que el juego que vi, merece que corra el riesgo de sonar a una aislada golondrina, en medio no ya de una primavera, sino más bien de un verano futbolístico…

Trajes vistosos costeados en su totalidad por el sudor de los padres de cada uno de esos niños, trajes infinitamente superiores en su diseño y calidad a los que se emplean en nuestras Series Nacionales de mayores. Unión y entrega en el terreno de cada uno de los integrantes de ambos equipos… ¡Ahhh! … Verdad es que no se los dije, el juego en cuestión correspondía a la serie provincial de beisbol de la provincia La Habana en la categoría 7-8 años, que se celebró en el terreno de  ¨El Picadero¨ de Alamar y en ese juego se enfrentaban los equipos de Habana del Este y el Cerro ¿Favorito para ese juego? El equipo del Cerro, aunque la realidad tenía sorpresas bajo la manga, por eso la pelota es redonda y viene en caja cuadrada… Pero bueno, les sigo contando que el duelo estaba planteado desde antes de comenzar el juego, pues la rivalidad entre ambos contendientes se manifestaba en las conversaciones entre niños de 6, 7 u 8 años de ambos equipos ¿Qué pudieron haber tenido de interesantes las discusiones sanas y aparentemente irracionales de niños de esa edad? Aunque algunos no lo crean, todos tenemos mucho que aprender de esos niños, se nos ha olvidado la verdadera esencia de todo, esa misma esencia que aún habita en esos infantes, en su inocencia, cargada de la mediatez mediática y valga la redundancia de los tiempos actuales que corren… Pues esa esencia de la que les hablo se materializó en el juego de beisbol, en un juego de beisbol de una categoría sui géneris, de una categoría única en su tipo, con reglamentaciones especiales, que precisamente son típicas de esa categoría, pero eso ni de lejos resulta lo más importante, lo más llamativo es que ese juego de beisbol en tiempos de fútbol, durante el tiempo que duró, ahogó los vítores de precisamente el mundial de fútbol ¿Qué no sé lo que estoy diciendo? Amigos lectores, al principio del juego los espectadores hablaban de Messi y Argentina, de Cristiano y Portugal, de Croacia y como humilló precisamente a Argentina, pero después de avanzar el juego, la efervescencia futbolística desapareció como por arte de magia.  Antes de hacer esa pregunta, más bien habría que hacer esta otra ¿Qué había de especial en ese juego, que me haga atreverme a decir, lo que pudiera ser analizado por algunos, como tamaña afrenta? Habían tantas cosas, habían tantos elementos a tener en cuenta, que cualquier esfuerzo para trasmitir lo que vi, con total justeza de causa sería infructuoso, baste decir que la tensión fue de principio a fin, la decisión no llegó hasta el final, hasta el último momento, y durante todo ese tiempo cada fildeo, cada batazo, cada decisión de juego de cada uno de esos niños, que recién empiezan, resultaba todo un privilegio de ver, algunas jugadas muy buenas, otras no tan buenas, pero que dejaban el sabor de estar observando algo puro, algo natural… Les confieso que he sido testigo de muchos juegos de beisbol, de muchas emociones durante mis 42 años de vida, he sufrido, he gozado con el deporte de las bolas y los strike, pero las batallas campales que presencié en cada uno de los innings del citado juego, sobre todo en sus momentos finales, han sido las únicas que me han puesto al borde del infarto, de un infarto dulce por cierto, pero infarto al fin ¡Así de fuerte era el espíritu del beisbol que vi! ¡Sí! Así de fuerte y reconfortante hasta el punto que me hizo preguntarme ¿Qué sucedería si nuestros atletas de primera categoría, o del sub-23, o de los juveniles recibieran de parte de las autoridades deportivas todo el aliento, la dedicación, el sacrificio que cada uno de los padres y entrenadores le brindan a esos muchachos de 6,7 u 8 años? Sin comentarios…  Aunque vale agregar uno,  pues cada uno de esos funcionarios, deberían de una u otra forma, acercarse a cada uno de esos terrenos, que necesitan a gritos de la atención estatal, o más importante aún,  cada uno de esos funcionarios deberían tratar de ser testigos presenciales, de cada uno esos juegos de esos infantes, para aprender de nuevo, para tomar experiencias, para que el ¨bichito¨ del beisbol renazca de nuevo en ellos, para que les permita vivir por y no del beisbol.

¿El resultado del juego? Ganó Habana del Este, decidido el juego en el último momento, por un niño cuya progenitora acababa de ser hospitalizada horas antes del encuentro, lo que provocó que su padre tampoco pudiera estar presente, por un niño de 7 años sometido a una presión increíble, un niño cuya defensiva no había sido la más efectiva durante el juego, un niño que consumió su definitoria vez al bate con lágrimas en los ojos, consumido por una molestia ocasional en una de sus piernas que le impedía brillar a plenitud ¿Cuántas estrellas y superestrellas ya sea del beisbol, del futbol o de cualquier otro deporte son capaces de sobreponerse a tantas adversidades reunidas en un solo día? ¿Cuántos de nosotros con horas, días y años de experiencia en el equipaje, somos capaces de superar esa etapa? Sin comentarios… O no,  voy a agregar la frase de uno de los entrenadores del equipo de Habana del Este, a quien se le conoce como Walter  y cuyos resultados en estas categorías son notables, además de loables ¨Si este juego lo hubieran puesto por la televisión… ¨. Saque usted amigo lector, sus propias conclusiones…

Las palmas para los integrantes de ambos equipos, las palmas para los entrenadores de ambos equipos, las palmas para los padres de cada uno de los integrantes de ambos equipos, a los que se les hace muy difícil mantener a flote esa categoría, la palmas para todos los que bajo el cruel e inclemente sol que azotaba ¨El Picadero¨ durante ese juego fuimos testigos de algo inolvidable, de algo de lo que vale la pena hablar, de lo que vale la pena escribir, ante eso: ¿Qué importa una insolación más? Las palmas para el clima, que aunque amenazante, se mantuvo expectante de tan increíble juego, negándose a arruinar tan loable momento para el beisbol aunque sea de forma local.

La fuerza, unión y entrega de esos niños hizo dudar a las inclemencias del tiempo, se burló del sol y lo desafió abiertamente, pues jugaban beisbol porque querían, porque lo aman, lo sienten en carne propia, independientemente a que el mundo sea hoy en día un balón de fútbol… ¡¡¡¡¡Cómo extrañaba ser testigo de un beisbol así!!!!! Y lo que más me gratifica, es que curiosamente, lo encontramos y disfrutamos sobre manera los testigos presenciales, en tiempos de fútbol…

 

 

 

14 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Gracias hermano por buscar siempre la vía para participar en la pagina con tus artículos a pesar de todas tus limitaciones, por eso es muy gratificante el poder publicarte. Oiga brother, aquí siempre es el momento idóneo para hablar de beisbol, si en esta web que su plato fuerte no fuera idóneo hacerlo en cualquier momento no se en cual seria entonces hacerlo, así que cada vez que usted o cualquier amigo lector desee hablar de beisbol, las puertas de la MD siempre estarán abiertas.
    Sobre ese juego que viviste y describiste también al extremo que me pareció que yo también estuve presenciando el partido pues GENIAL, excelente y fabuloso que en pleno mundial de futbol hayan niños alejados de la tv sin ver el futbol por estar jugando pelota, eso es idiosincrasia para esas generaciones que se identifican más con nuestro deporte nacional y en hora buena!!
    Ojala hayan muchos más que sientan desde esas edades su amor por la pelota, el futbol es genial, el mejor deporte para ver si de espectáculo se trata en un terreno se trata, a todos nos gusta verlo, pero lo nuestro y que mejor hacemos es jugar beisbol, por eso aplaudo a todos esos niños, que jueguen beisbol por el día y que vean futbol por la tv en sus tiempos liebres a falta de partidos de la MLB jeje. Un abrazo hermano.

  2. Sobre el beisbol siempre es bueno escribir y sobre todo para los cubanos que llevamos años con él en la sangre, el futbol es y será el más universal de todos eso es inevitable desde sus inicios, es un juego vistoso y de multitudes. Pero aquellos que llevamos en el ADN la pelota siempre es bienvenida este tipo de reflexión.

      • inedito on 26 junio, 2018 at 4:58 pm
      • Responder

      Reynel mis saludos yo hasta a veces me disgusto y contesto fuerte a aquellas que denigran el beisbol cubano e idolatran el futbol internacional. Yo les he dicho que no pierdan el tiempo poniendo a sus hijos en áreas deportivas a practicar futbol porque están matando a un potencial pelotero. Eso que digo crea ronchas pero es la verdad. Usted ahora mismo pone a 100 niños de 10 años a jugar futbol en la ciudad deportiva y pone otro grupo a jugar beisbol en el portón. De aquí a 10 años yo les voy a hacer un cuento. Por tanto, bájense de esa nube que la pelota por muy mala que esté en Cuba es motivo de debate, no así el futbol nacional. Así que no se engañen. Por favor Dayli Sánchez, si has tenido la posibilidad de leer lo que se comenta en este sitio y si realmente sientes amor por el beisbol como todos lo cubanos que lo llevan en la sangre escuche este llamado y ponga más beisbol internacional y ponga a lo cuabanos. Según razón usted es la directora de tele rebelde. Espero que todos los presentes sientan lo mismo que yo.

        • Amaya on 27 junio, 2018 at 2:00 pm
        • Responder

        Coincido amigo Inedito, el futbol es el mas universal, pero con el respeto de los cubanos que lo idolatrán en Cuba TENGO LA CONVICCIÓN QUE JAMAS tendremos buen futbol, nunca hemos tenido esa tradición y no damos buenos futbolistas, caso contrario somos inmensamente talentosos para el beisbol y ahora mismo mas de 150 cubanos en organizaciones de la MLB lo dice todo, es además parte de nuestra cultura e idioscincracia, saludos y arriba el beisbol

    • Ruben Dario on 24 junio, 2018 at 1:22 am
    • Responder

    Que bueno que todavia hayan niños que suden la camiseta, que no hayan sido tragados por la fiebre del balon, que sientan amor por el pasatiempo nacional. Juegos como esos merecen la pena ver. El beisbol no ha muerto, porque como diejra alguien por ahi ´´el beisbol cubano es inmortal´´
    Saludos a todos y un abrazo grande al bombardero de los leones de la MD

    • Rojo de Metro on 24 junio, 2018 at 1:09 pm
    • Responder

    Hermano Leon. Yo tambien he sentido esa SUBLIME VIVRA en juegos de esa categoria, en el Changa. Muchas veces me retiraba estando los Metros jugando, hacia el Juan Ealo, porque lo que se ve en esos juegos !!!!! DE CHIQUITOS !!!!!!, pocas veces se aprecia en otras categorias. Por eso se muy bien lo que sentiste alli.
    En el Changa, con el INDER a 100 metros, tampoco pasan por allá nuestros siempre muy ocupados AMIGOS, aunque de menor rango si se dan sus escapadas.
    Hermano, solo te pido, por favor, que para el otro partido que vayas, tira aunque sea dos fotos. Para conocer a estos heroes del sol cubano. Para ver sus caras.
    ?Sobre tu cronica del juego¿ JUEGO PERFECTO.

    • rafaelmilanes75 on 24 junio, 2018 at 3:55 pm
    • Responder

    Tengo la dicha que mi bebé juega en esta categoría y veo la pasión de los niños. Lo mismo lloran cuando cometen errores que cuando con un batazo definen un encuentro. En muchas ocasiones se culpa a las categorías inferiores de la situación del beisbol en el país y todos los días veo el empeño que ponen los entrenadores sin condiciones apenas y bajos salarios, pero ahí están. El propio beisbolito Manuel Alarcón es ejemplo de resultados. En mi perfil de facebook aparece una reseña que hice de la final municipal de la categoría en Bayamo donde el equipo del beisbolito vence espectacularmente al equipo de Jabaquito en un juego que termina 19 a 18 con un último out espectacular en Home.

      • Rojo de Metro on 24 junio, 2018 at 4:15 pm
      • Responder

      Saludos estimado rafael. Los que no tenemos facebook le estariamos agradecidamente si nos hiciera visible sus reseñas, fotos y demas, por este nuestro facebook, google y Mozilla cubanos.

        • rafaelmilanes75 on 25 junio, 2018 at 3:39 pm
        • Responder

        Amigo Rojo, realmente la final fue a finales de abril y no sé si reune los requerimientos de la página. Hasta ahora he sido mas bien egoista disfrutando de las publicaciones que ustedes hacen. Lo disfruto de tal manera que me desvelo a las 5 de la mañana para con “medio vaso” de buen café (ustedes en la capital no saben lo que eso,jajajaj) revisar las actualizaciones. Un abrazo.

    • Amaya on 25 junio, 2018 at 1:08 pm
    • Responder

    Estremecedora anécdota, puede haber mucho futbol, pero como dice Daimir, lo nuestro y lo que mejor hacemos Y haremos siempre SERA EL BEISBOL, y que bueno que como también él agrega que una vez por la noche puedan también ver televisados un juego de buen beisbol, para que complementen sus enseñanzas, o no creen ustedes que anoche después de las 9 o 9.30 se pudo haber puesto un juego de beisbol

    1. si lo pusieron lo q duró 1 hora, jaja. es una burla lo q hacen los editores de TR. dieron un choque del dia 10/6 entre Mets y Yankees q ganaron los primeros 2-0. empezó a las 9:30 PM y en cuanto se vió el HR q definió el juego pasaron directo a los inning finales y ya a las 10:30 TR estaba cerrando sus transmisiones. tronco de falta de respeto y te recontrarepiten los juegos del mundial íntegros.

      saludos

        • Amaya on 25 junio, 2018 at 2:26 pm
        • Responder

        Asi mismo Potencia. pero sabes por que afirme que no habian puesto ninguno porque en la cartelera despues del noticiero al anunciar la programación de TR por la noche solo dijeron el juego de futbol que era repetición y nada mas, yo mismo quedé perplejo porque me dije para dentro, bueno TR a las 9 y 30 que era la hora que mas menos acababa el futbol ya termina la programación, cosa barbara, pero seguiremos luchando por nuestra pasión nacional que nadie nos la podrá arrebatar y siempre sera el BEISBOL, saludos.

    • rafaelmilanes75 on 25 junio, 2018 at 3:14 pm
    • Responder

    Sin dudas, es una falta de respeto y con la disculpa de quien no esté de acuerdo.¿No sería un acto legítimo de democracia cumplir con el anelo de todos los aficionados a los deportes del país darle seguimiento al mejor beisbol del mundo? Y no solo hablo de trasmitir tres juegos de beisbol a la semana sin ningún sofrito para digerirlo mejor. Pienso que es correcto que se trasmitan todos los juegos del futbol del mundial pues las políticas de desarrollo del deporte nos ha hecho aficionado a todos los deportes pero la pelota sigue siendo parte principal de nuestra cultura. Es increíble (y lo agradecemos muchísimo) que esta peña sea el único OASIS donde se pueda sasear la sed de información.

    • Valenzuela on 25 junio, 2018 at 4:05 pm
    • Responder

    Por juegos como ese es que el beisbol no morirá, siempre al existirá una luz al final del túnel, lastima de verdad que no fue trasmitido por la tv y lastima también que algunos ´´personajes´´ no estuvieron como espectadores, el beisbol en los tiempos del futbol, seguro que si, tal como lo fue el amor en los tiempos del cólera de García Marquez.Saludos

Deja un comentario

Your email address will not be published.