La esquina mundialista-Heroicidad teutona

24/06/48
01:20 am

Por el miembro del Club: “Leones de la MD”
Rubén Darío García Caballero.

 

Era el (casi) todo o nada para los campeones del Mundo. Después de la sorpresa inicial ante el tri tenían que ir a comerse al Mundo ante Suecia para tratar de tener vida en la lucha por los octavos de final. Pero tras 45 minutos iniciales parecía que la maldición del campeón volvería a aparecer y los teutones harían las maletas cuando aún faltaba un partido.

Pero tras regresar de los vestuarios otra Alemania fue la que salió al terreno. Seguía teniendo a Boateng moviendo la bola en el centro del campo, seguían sin tener claridad de ideas, seguían sin la magia del equipo que se coronó hace 4 años en Brasil, pero la actitud era distinta. Un gol de vestuario de Marco Reus igualó el compromiso y la Manchraft volvía a la vida. Fue entonces cuando los escandinavos decidieron cerrarse y comenzó el tiro al blanco. Tiros y tiros llovieron, pero el tanto de la ventaja no llegaba. Cuando expiraba el tiempo, a solo 10 del final, parecía que se le caía arriba el mundo. Boateng, el central convertido en mediocentro por 80 minutos, se iba a las duchas por doble amarilla. Parecía el fin, el apocalipsis, el punto de mate.

Pero a esa hora fue que los germanos se apegaron a la mística, a la historia, al peso de la camiseta, a las 4 estrellas encima del pecho. El disparo al palo de JulianBrandt era el preludio de lo que vendría. Minuto 94. Tiro libre en el borde del área. Toni Kroos al lado del esférico. Marco Reus le dice unas palabras. Parece que no vendrá el clásico centro. El árbitro pita. Toque en corto. Reus la prepara. Kroos la empalma. La bola vuela rumbo al palo derecho. Todos contienen la respiración. De pronto las redes se mueven. Era gol. Era un reconocimiento a la heroicidad, a la grandeza, al sacrifico, al amor a la camiseta. Alemania sigue viva y más cerca de la fase KO. Los gigantes son así, a pesar de una noche sin mucho brillo, a la hora buena sacan su casta de campeones y tocan el cielo con sus manos.

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Rojo de Metro en 24 junio, 2018 a las 12:12 pm
    • Responder

    Saludos benjamín. Espero que no te hayas dejado cantar strike en los exámenes.
    Acaba de terminar la primera GRAN MASACRE del mundial.
    ?Por cierto¿. ?Ese Tony Kross en que club juega¿. ? Es portugués o algo parecido ¿

    1. PD: Oye por cierto de donde es Coutinho y Yerri Mina??…El primero le ha dado los dos goles que tiene a Brasil bien vivo, el segundo ahora mismo anda salvando a Colombia, así que ya sabes..Ahhhh y Rakiti, na mejor ni te pregunto, yo se que lo sabes.

        • Rojo de Metro en 24 junio, 2018 a las 3:15 pm
        • Responder

        !! Claro que se !! Coutinho, Yerri Mina y Rakiti son del FC Barcelona. Los monstruos solo pueden jugar en un club de mostruos. Asi que como no juegan para la capital, son del otro club de super bestias que hay en el mundo.
        Bendita sean la tierra de Serrat y su arma mas virtuosa y letal…. su club de futbol.

        1. Ahhhh!!! demuestras ser un buen seguidor del futbol, esa es la cosa y como para demostrarte que yo también te digo que el talentosísimo de Kross juega para el rey de las Champions, estamos a mano…

            • Rojo de Metro en 24 junio, 2018 a las 4:11 pm
            • Responder

            A mano, brother

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.