EL OTRO FUTBOL

2/07/18
9:49 am

 

Yordan santa cruz Santiago de cuba vs Ciego de Ávila, 103 campeonato futbol. Foto. Jorge Luis Guibert

 

Por el amigo de la peña:
Daniel R. Vuelta Lorenzo

 

 

Finalizó el 103 Campeonato nacional de futbol o la mal llamada liga cubana, con una final en extremo dramática ya que santiagueros y avileños llegaron empatados con 19 puntos pero un empate favorecería a los avileños por el resultado particular pues en la primera vuelta de la liguilla habían derrotado 1 X 0 a los diablos rojos.

Se enfrentaban el mejor ataque de Cuba, Ciego con 19 goles anotados, contra la mejor defensa, Santiago, solo 4 incluyendo un autogol.

El partido fue muy tenso pues ambos elencos sabían lo que se jugaban, en las gradas varios aficionados comentaban lo mal organizado que estaba el torneo haciéndolo coincidir con el mundial de futbol y que comenzara a las 3 y 30 pm cuando aún no terminaba el Uruguay vs Portugal y eso se reflejó en la concurrencia ya que no llegaban a 100 los aficionados presentes al inicio del cotejo.

Sin embargo el partido aparentemente se fue despejando ya que al minuto 8 Yordan Santacruz fue derribado en el área cobrando magistralmente el penal el propio jugador cienfueguero, refuerzo de lujo de los indómitos.

Hubo acciones de peligro en ambas zagas pero el marcador no se movió más en el primer tiempo.

Comenzó el segundo tiempo y todo pareció ser color de rosa para los actuales monarcas pues al 53 el defensa avileño Aníbal Álvarez recibió roja directa al derribar a Jorge Villalón, el principal consideró que era último hombre y penalizó esta acción con esa cartulina.

 

Santiago de cuba vs Ciego de Ávila, 103 campeonato futbol. Foto: Jorge Luis Guibert

 

Sin embargo Ciego tomó las riendas del encuentro y Santiago no pudo mostrar superioridad hasta que en el 65 el artemiseño Allan Álvaro Pérez marcaba su décima diana del torneo e igualaba el encuentro, lo que desató la euforia de los aficionados avileños presentes en el Maceo, por cierto muy mal se comportó la fanaticada santiaguera al ofender en varias ocasiones a los aficionados visitantes.

Se diluían los ataques santiagueros y cuando todo apuntaba a un empate y el titulo para los avileños, al 82 en una bonita jugada colectiva el pequeño Rolando Abreu con potente disparo perforó la cabaña visitante lo que desató un júbilo ensordecedor en el graderío. Pero Ciego salió a buscar el empate y casi lo consigue en los compases finales del juego pero el arquero Nelson Jhonston lo impidió

Para rematar Pablo Ramón “Takechi” Labrada hundía las aspiraciones de los de la tierra de la piña, con gol en el 90+5 coincidiendo con el pitazo final.

Nuevamente los diablos rojos son campeones nacionales, decepcionante la no entrega de medallas y que ningún directivo de la Asociación Cubana de Futbol (AFC) estuviera presente, muy positivo la trasmisión televisiva de Tele Turquino para Santiago y Ciego.

Terminó la liga cubana de futbol y los diablos rojos de Santiago siguen mandando, que pena que no se pueda estimular su actuación con la inscripción en la liga de campeones de CONCACAF pero a la AFC no le importa esto ni la ubicación de Cuba en el ranking mundial, ni el futbol cubano en general, es penosa la concepción del campeonato cubano y las condiciones en que viven, juegan y entrenan los futbolistas cubanos, cada vez son más los que deciden jugar en la liga de Antigua y Barbuda de forma independiente. Que pena por el futbol cubano, un saludo

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Muchísimas gracias Daniel por este reportaje en exclusiva para nuestra web de lo acontecido como bien llamas “EL OTRO FUTBOL” con fotos y todo incluido. Contento además con el triunfo santiaguero y comparto contigo todas las criticas que le has hecho a los responsable de este deporte en la isla ante semejante falta de respeto en no entregar ni las medallas a los finalistas, además de coincidir como bien dices con un mundial. Todo atenta contra nuestro futbol, empezando por su poca divulgación, por eso me siento muy feliz por tenerte por acá comentándonos de nuestro deporte universal, eres uno de los que más le sabe a la materia, llevas muchos años siguiendo nuestro futbol de primera mano. Gracias hermano muy bueno te reitero tu artículo y contentísimo porque seguimos siendo los reyes del futbol cubano.

    • Chikungunya en 2 julio, 2018 a las 11:02 am
    • Responder

    Esto, como digo a veces, no es fútbol, es balompie. Que lástima por los jugadores y que lástima por los fanáticos cubanos, nosotros como siempre remando a contracorriente, con la guagua en reversa, como dice Juan Luis Geuerra. Es lo que digo y lo que sabemos todos, esto no le importa a nadie.

    • Rojo de Metro en 2 julio, 2018 a las 11:56 am
    • Responder

    Amigo Vuelta. Aqui lo mas importante para nosotros, es saber que siempre se puede contar con personas como usted, que tienen la valentia de TRABAJAR la informacion para el pueblo, donde quiera que esta este.
    Muchas gracias por su reportaje y la imagen incluida

    • Reynier en 2 julio, 2018 a las 4:13 pm
    • Responder

    De acuerdo con todo lo dicho, estoy seguro que si la final la estuviera discutiendo La Habana hubieran transmitivo el partido hasta por los HD.
    saludos y sigan trabajando asi

    • rafaelmilanes75 en 3 julio, 2018 a las 6:53 am
    • Responder

    Amigo Daniel, lamentablemente, tu crónica además de informarnos sirve de denuncia. Y no digo lamentablemente porque esté mal concebida, mas bien es muy necesaria. Lo digo por todo lo que explicas en ella. Hace mucho tiempo los principales dirigentes de algunos deportes realizan estos campeonatos mas para “cumplir la tarea” que para desarrollar el deporte o brindar algún tipo de espectaculo. Recuerdo una imagen del campeonato pasado con los jugadores corriendo por el medio del fango. Nada de eso tiene que ver con el bloqueo de Trump, es solo consecuencia del bloqueo mental de los que dirigen estas actividades. Por eso es que no se puede aspirar a mejorar en nada. Un saludo grande y el agradecimiento a los responsables de este Oasis informativo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.